Sr. Chinarro (Indiependent Club, 14/11/2014)

El pasado viernes nos desplazamos hasta la ciudad de Mérida para conocer un nuevo (espacio, bar, sala) club donde a partir de ya podremos disfrutar de noches especiales bailando el mejor indie de hoy y de siempre, con un ambiente bastante sanote y una decoración muy cuidada que te hará sentir como en  el garito más cool de Manchester o Liverpool. Pero no, estamos en Mérida y hay “hotismo” para rato. Y jager, jager también hay. Y que mejor cicerón para este nuevo templo del indie extremeño que Antonio Luque, patricio malagueño y desde ahora emperador máximo de la Mérida indie.

page

La fiesta comenzó pasadas las once y media con la formación titular de Sr Chinarro (Antonio Luque, Javier Vega, Pablo Cabra y  Jordi Gil)  entonando los compases de Estrenos T.V (El porqué de mis peinados -1997), para pasar a alternar  las nuevas canciones de Perspectiva Caballera (2014) con su repertorio habitual de temas conocidos y solicitados por su público. Todo esto salpicado siempre por comentarios sobre viajes y senadores.

La presentación de su último disco comenzó con Viaje Astral seguida de Famélicos famosos, para recalar frente a Dos besugos (El fuego amigo -2005) con Mudas y Escamas. Un Antonio Luque desprendido del peso de fantasmas lejanos, más alto aún si cabe, y una banda que es la mejor banda que Sr Chinarro podría tener, se lanzaron entonces cuesta abajo y sin frenos sobre un setlist sin final donde Mi Sapo, Ácido Fórmico, Amor de turno (en Canarias) o su favorita, Nod (qué raro…) serpenteaban alrededor de clásicos coreados por todos como Quiromántico o Merche* (La primera ópera envasada al vacío -2001) para cerrar la parte central del concierto despidiendo Perspectiva Caballera con Droguerías y farmacias.

2014-11-15 01.00.09

 Antonio: “¿Qué queréis de cenar? En el bar de arriba había ancas de ranas.

Primera fila. “Esas son de charca”

Antonio: “Hombre, yo ranas de mar no conozco muchas”

La segunda parte, más calmada pero igual de intensa, se centró en temas penetrantes como Babieca (otra vez los viajes) (Presiente -2011), El lejano Oeste (más viajes) (El mundo según -2006) o San Borondón (última escala) sin dejar de lado otras composiciones más o menos festivas como Una llamada a la acción, El rayo verde (¿el gallo qué?) o Esplendor en la hierba. La actuación se cerró con Alfabeto Morse (Ronroneando -2008) y Del montón.

Después de un concierto brillante como éste, parece que las disputas entre el primer Sr Chinarro que a todos nos encandiló con su verso ocurrente y un Antonio Luque que decidió tomar las riendas de su carrera antes de que el personaje se comiera al artista han firmado la paz encontrándose en un lugar común donde la luminosidad no deslumbra, donde la oscuridad es amable, donde encontramos a Antonio Chinarro, o lo que es lo mismo, a Sr Luque.

2014-11-15 00.33.10

Antonio: “Vamos a tocar la última”

Primera fila: “Noooo”

Antonio: “La última del disco digo, luego nos quedan como 150 en la discografía”

Primera fila: “Quedan las buenas!!”

Antonio: “Si, ahora cantamos una de Vetusta Morla”

Fuel Fandango (Sala Aftasí, 08/11/2014)

Fuel Fandango hizo un “veni, vidi, vici“ el pasado fin de semana en Badajoz colgando el cartel de sold out durante dos días consecutivos en la Sala Aftasí con sendos conciertos enmarcados en los que está siendo el fin de la gira Trece Lunas del grupo cordobés.

El sábado, con la platea a reventar, abrieron el show con Fragile, probablemente la canción más bonita de su segundo disco y un  tema perfecto para ir entrando en ambiente, si es que hacía falta calentar algo. Porque Fuel Fandango es uno de los pocos grupos que tienen al público pacense on fire desde el primer acorde hasta el último bis. Después comenzaría la diversión con  City, Tell me y Trece Lunas, tema que da nombre a un segundo trabajo sobre el que Alex Costa dice: “tiene estructuras más pop, el primero era más de baile, más buscando un groove. Este tiene más canciones”.

Ya en la parte central del concierto, con un sonido perfecto y un dúo en plena forma que ha pasado a ser banda, Ale,  Nita y cía fueron tejiendo su particular entramado de flamenco, soul, jazz, música electrónica y funk a través de trallazos como Monkey, Talking  y Always Sarching de Fuel Fandango (2011) además de New Life, Maze y Read my lips de Trece Lunas (2013).

Para la parte final y como despedida apoteósica se decidieron por Shiny Soul” y Nature haciendo gala de una elegancia especial que nos recordó en algunos momentos a Florence and The Machine. Suponemos que compartir el mismo productor habrá tenido algo que ver.

Y es que a estas alturas parece claro que  Nita y Ale no persiguen ser revolucionarios, pero sí hacer algo novedoso e innovador. Por eso cuando empezaron en 2009, ella que venía del mundo del flamenco y la copla y él de la música de baile de raíz negra con Mojo Project, quisieron combinar el pulso electrónico bailable con el sentimiento flamenco, sumando a todo ello la energía rockera. Con Trece lunas, su segundo álbum, Fuel Fandango han metido otro elemento en juego, el pop, pero considerado más como una actitud que como un género musical.

Para finalizar decir también que el fin de semana aftásico estuvo aderezado por diferentes pre y post conciertos de la mano de Tokio Dj, Lena Hermart & Cypher y el mismísimo Ale Acosta (Fuel Fandango DJ SET) para poner el broche de oro al fin de semana más concurrido que se recuerda en nuestra sala favorita.