“A Full” en el Día de Todos los Santos

Si estás cansado de fiestas de Halloween y esas americanadas, te ofrecemos una alternativa para celebrar el Día de Todos los Santos. Ir a la Sala Mercantil para disfrutar de buena música y buen rollo con la banda sevillana Full.

moler

Estos chicos de Sevilla, capitaneados por Javi Valencia, están en plena gira de su Primer Lp “Mi primer atraco” pero su andadura comenzó mucho antes. Allá por 2011 vio la luz su primer Ep “Siete meses en la caseta del perro” con el que lograron su apararición en su primer festival, el Arenal Sound. Ya con su segundo Ep, “Bienvenido a Japón” recorrieron muchas salas y pisaron los escenarios de grandes festivales como el Low Cost, Alhambra Sound o El Territorios Sevilla.

Como veis , poco a poco, a base de trabajo, ilusión y mucho esfuerzo han ido labrándose un nombre dentro del panorama musical. Nosotros hemos tenido la oportunidad de verlos este año es dos ocasiones, una en el COC de Badajoz y hace muy poco en el Alhambra Sound donde disfrutamos de unas grandes actuaciones.

Full es una banda que abarca diferentes estilos, tiene temas pop, otros más rockeros e inclusos toques psicodélicos que hacen que sus temas sean pegadizos y bailables y su directo muy potente y enérgico. Ello unido a la imponente voz de Javi hace que sean, desde mu pinto de vista, una banda que promete una trayectoria duradera.

Si aún no has tenido la oportunidad de verlos en directo te recomendamos que aproveches la ocasión de verlos el día 31 de Octubre en Cáceres en la Sala Barroco o el día 1 de Noviembre en Badajoz en Sala Mercantil. No te arrepentirás.

Jero Romero (Sala Aftasí, 25/10/2014)

Jero Romero ha manufacturado con “La grieta” uno de los trabajos de pop en castellano más imaginativos y sinceros de 2014. Así, con este nuevo disco y una banda que es más una reunión de virtuosos (Charlie Bautista, Alfonso Ferrer, Nacho García y Amable Rodríguez) que un conjunto de músicos, el toledano volvió a la Sala Aftasí de Badajoz para dar un bonito concierto en el que se mezclaron canciones de este nuevo disco y de su primera aventura en solitario, “Cabeza de león”.

El concierto comenzó bien pasadas las once de la noche con un aforo en torno al setenta por ciento. Y comenzó con la última canción de “La grieta”, También, como si el cantante nos quisiera decir “sé que os gustaron las anteriores pero también sé hacer esto y estoy aquí para presentároslo. Así soy yo, como os cuento aquí en Narciso.” Seguidamente, y dando por finalizada la presentación, Los Jero Romero, porque a esta banda de unipersonal solo le queda el nombre, interpretaron El mejor.

El cuerpo del concierto volvió a destilar la sencillez y franqueza de una mañana sin relojes  a la que nos tienen ya acostumbrados sus composiciones que olvidan la necesidad de estribillos recurrentes y  aplicándose en cada tema de manera que este se convirtiera en varias canciones que suenan a la vez. Juego de texturas en letras, voces, sonidos….con un gusto exquisito y una riqueza musical desconcertante por momentos.

El ventanal y Los Columpios dejaron lucirse a la banda, Charlie Bautista a la cabeza, hasta la llegada de las canciones más directas y precisas de “Cabeza de León”: Cabeza de león, Haciendo eses, Ya te lo decía yo, Las leves, Nadie te ha tocado, Devolverte y Correcto. Para cerrar el grueso de la actuación con Caer de pie, Fue hoy y El brazo, posiblemente las tres mejores composiciones del nuevo disco, si es que se puede poner una por encima de otra. Antes, a modo de caramelo, Jero había intercalado Hombre mayor, según sus palabras la mejor canción de cuantas ha escrito nunca.

La parte final del recital, esta vez sin huida a camerinos de por medio, corrió a cargo de Túmbate, Desinhibida y El As haciéndose patente que el público es mucho más receptivo a las composiciones luminosas y cercanas del primer disco que a las imaginativas invenciones de “La grieta”.

Quizás sea por esto por lo que el concierto estuvo siempre rodeado por un runrún que complicó a más de uno sumergirse de lleno en las interpretaciones del grupo que iba desde lo más sutil a lo más potente en una sucesión de canciones encadenadas que sólo hicieron pausa para volver una vez más a dar las gracias a una de las mejores salas de España y a un equipo de personas a su altura. Porque con estos artistas y esta sala parece que la grieta se cierra por momentos.