GRUPO DE LA SEMANA: Roxette


Las pintas de los 90

Texto: Peter Parker
Fotos: Hacer click para ver la fuente

Corría el año 1994 cuando llegó el primer reproductor de Compac Disc a mi casa, en forma de un enorme radiocassete portátil con unos altavoces como mi cabeza de grandes. No sé cual fue el primer disco que sonó en el citado aparato (creo recordar que el Boom 10) pero os garantizo que, durante esos primeros meses, el disco que más sonó fue el Crash! Boom! Bang! de Roxette que por entonces lo estaba petando con el single “Sleeping in my car”.

Cautivado por la pegadiza sintonía de ese tema, que además era la banda sonora de un anuncio de colonia Don Algodón (qué detalles más tontos retiene la memoria de uno), y recordando también lo que me gustaba otra canción del dúo ese llamada “How do you do” me fui a Itaca Discos a comprar el mencionado CD.

Me lo escuché como tropecientasmil veces: era joven, todavía era capaz de leer mientras escuchaba música sin distraerme, y no tenía muchos más discos, así que os podéis imaginar el tute que le di a los dieciséis temas que incluía. Por ese motivo, canciones poco conocidas de Roxette como “Go to sleep” o “Lies” están grabadas en mi memoria sentimental a fuego.

En torno a las navidades de 1995 salió a la luz en nuestro país el recopilatorio Don’t Bore Us – Get to the Chorus! Roxette’s Greatest Hits el cual incluía catorce temas “clásicos del grupo” y cuatro composiciones nuevas. Este disco fue ya el que me volvió loco del todo y lo que me incitó a pedir a mis padres que me regalasen la discografía entera por reyes.

Parece un descarte del casting del Club de los Cinco

Después de escucharlos todos, me impuse una férrea disciplina consistente en escuchar cada uno ellos por separado hasta que pudiese reconocer todas las pistas de cada disco sin fallar a la hora de conocer el título y su orden en el tracklist. Ya ves, tenía quince años y no tenía novia. Así pasé de los sonidos ochenteros y un poco disco de Look Sharp!, al pop colorido de Joyride y de ahí al brillo de las guitarras acústicas de Tourism (Más adelante cayó en mis manos la reedición de su primerísimo disco Pearls of Passion, pero estaba ya un poco mejor de lo mío y no le di demasiada tralla)

Un poco de historia

Para los que le interesen estas cosas, Roxette está compuesto por un lado por Per Gessle, compositor de la inmesa mayoría de melodías y letras del grupo, y Mari Frediksson, que aporta su característica voz. Se trata de dos de los músicos más importantes de Suecia en 1986. La versión wikipédica es que se juntaron por voluntad propia, la versión extraoficial es que su discográfica vio oportunidad de negocio y les juntó, con gran criterio.

Su primer disco fue un éxito local que no logró traspasar fronteras, pero su segundo disco Look Sharp, 1988, tuvo la suerte de viajar a Estados Unidos en la mochila de un estudiante de intercambio que, a su vez, lo envió a una radio local. Los yankis lo fliparon con temazos como “The Look”, que copó los números uno de medio mundo a partir de entonces.

Antes de sacar un nuevo trabajo, en 1990 consiguieron entrar en la historia del cine y de la música, con el tema central de la archiemitida Pretty Woman, “It must have been love”, que pone banda sonora al momento más dramático de la peli, cuando la pareja se separa, lo cual ya les abrió definitivamente las puertas de la fama internacional.

Joyride, 1991, con un corte mucho más pop y lúdico que el eléctrico Look Sharp!, que además de servir para realizar un gira mundial con más de cien conciertos, sirvió como estudio de grabación improvisado para Tourism, Songs From Studios, Stages, Hotelrooms & Other Strange Places, 1992. Este disco es, para mí, sin lugar a dudas, el mejor del grupo, el de melodías más elaboradas, directas y sinceras. Es un disco un tanto peculiar, ya que aúna versiones de temas antiguos tocadas en directo y nuevas composiciones, en su mayoría acústicas, algunas de ellas grabadas a salto de mata entre una habitación de hotel y otra.

A partir de entonces se puede decir que comenzó el declive de Roxette, aunque todavía hay muy buenas composiciones en Crash! Boom! Bang!, el disco carece de la solidez temática de los anteriores. Luego llegaron el recopilatorio mencionado anteriormente, su horripilante disco de Baladas en Español en el que se cargaban por completo el significado de las composiciones originales, hasta la salida al mercado en 1999 del discreto Have a Nice Day (aunque “Stars” es una canción superbailable pendiente de descubrir), al que le seguiría en 2001 el aún más discreto Room Service.

Parecía que la época dorada de Roxette estaba acabada, en parte por la el tumor cerebral que le detectaron a Marie en 2002 (y que la rumorología llegó a decir que estaba muerta) y en parte por los álbumes en solitario que Per había ido sacando desde 1996, (el primero de ellos, The World according to Gessle, también lo tengo y está bastante bien).

Sin embargo, como un ave fénix que resurge de sus cenizas, publican este mismo 2011 Charm Scholl, un nuevo disco que todavía no me he atrevido a escuchar para no estropear los recuerdos que guardo. Por eso me he decidido a escribir este artículo, a modo de homenaje, antes de que una posible decepción nuble mi juicio.

Conclusión

Para muchos Roxette es un grupo ñoño de baladas, ya que son las composiciones que más se han radiado en todo el mundo, pero, para los que conocemos en profundidad su trabajo, sabemos que han compuesto algunas de las mejores canciones puramente pop de los años 80 y 90.

Ahora ya han superado su obsesión por la laca

He preparado una lista de Spotify para que aquellos que sintáis curiosidad podáis descubrir sus canciones menos conocidas pero con un grandísimo valor: la intimidad de “Cinnamon Street” o “Fingertips”, la sensualidad de “Paint”, la desenfadada “Knockin’ on every door”, o la explosión de alegría de “June Afternoon”.

Yo por mi parte voy a escuchar alguno de sus viejos temas y después me atreveré a oir Charm School, si no acaba con mis recuerdos de juventud empezaré a mirar hotel para ver a Roxette en la visita que harán en noviembre a España.

About these ads

3 Respuestas a “GRUPO DE LA SEMANA: Roxette

  1. Lo digo… yo tambien era fan de roxette…. es más…me he comprado el nuevo por aquello de tenerlo “todo” ejem… nos vemos en el concierto!

  2. Yo tb reconozco mi epoca Roxette, en casa de mi madre aún está mi vinilo jojoojo, creo q era el de los greatest hits y dos cedes, el de baladas en español y otro… ^^

  3. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s