El disco de la semana: Tulsa – Sólo me has rozado


– El Tesorero –

Bueno, de los que aquí suscribimos los artículos de este blog podría decir cualquiera que nuestro estilo musical favorito es el indiepop, motivo por el cual hemos decidido dedicar toda una página a los grupos que realizan este tipo de música. Yo no voy a decir lo contrario, al menos de mí mismo, pero debo reconocer que en la carpeta de Mi Música de mi portátil hay de todo, y que aunque el indiepop tiene preferencia sobre la mayoría, éste que firma no se alimenta únicamente de fresones y planetas. Ni mucho menos. A veces me da por desviarme por la tangente y buscar y probar cosas a las que en condiciones normales no me hubiese ni acercado; todo depende del momento y del lugar, que influye en su estado de ánimo.

Por ejemplo, Polonia tenía su música; un país centroeuropeo, viajes a Berlín, Praga o Varsovia, fiestas erasmus a tutti, abundancia de discotecas chungas de iluminación cegadora y acústica ensordecedora… Por supuesto, la música para aquellos días era el euro-dance, el housete del bueno, y el r’n’b más sensual para arrimarte a las mozas del lugar… Éste es sólo un ejemplo de cómo estilos de música que nunca te interesaron pueden encontrar su lugar en el tiempo y en el espacio en el disco duro de tu pecé.

A colación de esto, un estilo que nunca me gustó y siempre rechacé fue el folk, entendiéndose folk no el rollo celta que se marcan El Sueño de Morfeo o Hevia, sino el folk americano, ése tan cercano al horrible country yanqui y que evoca imágenes tan americanas como las largas autopistas por medio del desierto, los cadillacs o los sombreros de cowboys. En mi cruzada particular por hacer frente a todo signo de influenciamiento yanqui, nunca, repito, NUNCA me habría acercado a ningún disco que despidiese ese tufillo folk. Hasta ahora; como he dicho, la música tiene su momento y su lugar. Absolutamente toda.

Y es que resulta que el momento y el lugar que tenemos ahora es una Badajoz medio inundada por las constantes lluvias, en un otoño que ha llegado más gris que nunca, en un principio de curso que se me está haciendo más difícil de lo que pensaba, y con la resaca de un año que me he pasado rascándome la barriga y que se me ha acabado de todas todas. Y claro, estos días, buscando sonidos que me desintoxiquen de la borrachera que supusieron el Contempopránea y la creación de este blog, he dado con el disco de Tulsa, Sólo me has rozado (Subterfuge, 2007), y me ha enganchado de tan identificado que me he sentido con el rollo de estos chicos. Pero vayamos por partes.

Lo primero que me llamó la atención cuando escuché los primeros segundos del elepé, es la personalísima voz de su cantante (en femenino), muy suave y dulce pero con una carrasperilla no de voz mal cuidada (de cuando te hartas a cubatas y porros), sino de voz que arrastra cierta pesadumbre y nostalgia en lo que cuenta en sus canciones; una voz muy agradable y muy embriagadora. Pues la chica resulta ser Miren Iza, una guipuzcoana que procede de un proyecto radicalmente opuesto, la formación de punk en inglés Electrobikinis (y que abandonó para acabar su carrera de… ¡medicina!).

Seguí escuchando los primeros cortes, intrigado, y se me vinieron a la cabeza varios nombres; seguro que esta gente reconoce multitud de influencias, y la prensa especializada les habrá atribuido otros tantos, pero a mí el rock-folk de Tulsa me recuerda a Bruce Springsteen en menor medida, a Bob Dylan, y sobre todo sobre todo a Christina Rosenvinge. Pero no necesariamente trazando una relación de causa-efecto, pues creo que Tulsa puede no haberse tenido que inspirar necesariamente en la hispano-danesa, sino que de hecho suenan mucho más genuinos y convencidos de sí mismos de lo que nunca sonaron Christina y Los Subterráneos, o sin ellos (yo sinceramente la prefiero en su época con Álex).

Seguí escuchando y quise saber más de esta gente; visita obligada el youtube, ves unos videos y lo primero que llama la atención es la formación que utilizan… bueno, realmente lo primero que me llamó la atención es lo buena que está Miren, que sin ser una belleza despampanante de las de toma pan y moja, resulta atractivísima, más por su pose o por su aire atormentado que por un físico espectacular (que yo no digo que…). Pero volviendo a lo de la formación, a Miren la acompañan cuatro chicos y… ¡por Dios! ¿Cuántos guitarristas tiene este grupo? Parecen un grupo de heavy metal… No, realmente aparte del batería, los demás (ella incluída) van cogiendo guitarras o bajos según las necesidades del tema. Miren parece decantarse por la acústica, que proporciona una agradable base acústica a las canciones. Los demás parecen cambiar de la guitarra al bajo, sin orden a mi parecer, aunque seguro que sus preferencias tendrán.

Después de varias escuchas, que en absoluto se vuelven pesadas, me hago mis preferencias dentro del repertorio (que aunque me ha resultado bastante homogéneo, luego cada tema tiene características con los que se diferencian los unos de los otros). Me gusta mucho “La Carretera”, que cuenta en clave road-movie la clásica historia de cuando metemos la pata hasta atrás y queremos desaparecer del mapa. “Estúpida” es la elegida como primer single del disco y para hacerle un video; es más movidita y alegre que la mayoría (aunque con varios tempos dentro la misma canción), pero a mí personalmente no me hace mucha gracia. Me gusta más “Oviedo”, pues se me parece como al reverso tenebroso de “Un buen día” de Los Planetas, aunque no en el transfondo de la temática, sí en el uso de referencias cotidianas similares; además, sí que conozco la ciudad de Oviedo y es cierto que resulta un tanto gris y fría, sobre todo comparada con Gijón (madre mía como nos lea algún ovetense…).

“Seguramente me lo merezco” también mola, habla de esas relaciones autodestructivas con gente con la que siempre te acabas planteando cómo has podido acabar con ellas (hablo de oídas, yo de estas cosas no entiendo…). Genial la frase de: “Yo no soy – una de esas ilustres – amigas tuyas – que la comen tan bien”. De “La Guolue ” me gusta más la letra que la melodía, algo lentorra y cansina; trata del momento zorrón que se marcan las mujeres (con perdón) cuando sufren el rechazo de un hombre; también para el recuerdo la frase “Y me voy a arrimar – a todo el que – me lo pida con educación”. No en vano, La Goulue resulta que fue una de las estrellas más “conocidas” del Moulin Rouge. El tema “Tengo hambre” también me gusta, con un sonido más rock y más convencional, con un estribillo más pegadizo con ese “teeeeeeeengo hambre…”, y que también habla (o eso creo) de un momento fiera de ésos que le transforman a uno y le llevan a comerse el mundo (o a intentarlo al menos).

Pero mi tema favorito es “Sólo me has rozado”, que da nombre al disco, y que es casi todo instrumental, salvo un par de estrofas de Miren hacia el final; un sonido muy americano, con preponderancia de las guitarras, y que recuerda (quizás por la cercanía) a algunos temas de la ya mencionada formación Clint.

En resumen, Tulsa es un grupo de rock folk pero en clave hispana, que si bien no encaja en el estricto estereotipo de formación indie, sí es de recibo hacerse eco de ellos y de su excelente trabajo como artistas que tratan de hacer su música de manera genuina y sin imposiciones venidas del mercado. Una banda joven pero de miembros veteranos que han decidido reciclarse y reinventarse en este magnífico álbum que, aunque a priori pueda generar dudas por su estilo, engancha y gana enteros con cada escucha. Un grupo para conocer y para seguirle la pista.

MySpace de Tulsa

Página de Tulsa en Subterfuge

6 Respuestas a “El disco de la semana: Tulsa – Sólo me has rozado

  1. Grata sopresa conocer este GrupaZO….vaya vaya,…son muy muy Chapo…

  2. Me alegro de que te gusten, yo mismo se los recomendé a El Tesorero para abrirle a nuevos gustos musicales y que dejase a esos rancios de Heroes del Silencio…

  3. Eso es falso (ambas cosas)

  4. Afirmo que el comentario mio anterior pretendia solo picar al tesorero

  5. me encanta la canción estúpida.

    ha sido muy bueno conocerlos!

    saludos!

    me pasaré más por akí!

  6. Pingback: Miren Iza, de Tulsa, se toma un kit kat | elgalloverde.es

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s