El disco de la semana: “Paris – Berlin” – Stereo Total


– El Tesorero – 

Aproximación a su mundo

El mundo del indie es un caos; yo lo he dicho siempre, con tanta endogamia (artistas que cambian una y otra vez de formación, o que participan en varios grupos a la vez) y tanto citar influencias y rendir culto a grupos de parangón (grupos de sobrado reconocimiento pero que en el fondo nadie escucha), no hay quien se aclare. Pendiente queda elaborar un bestiario de la escena indie, con esos nombres a los que todo el mundo hace referencia, para que tengamos claro el imprescindible quién es quién y poder participar de cualquier conversación músico-cultureta sin miedo a decir alguna barbaridad y caer en la ignominia.

Pero si hay algo que he podido sacar en claro de todo esto, es que las formaciones del indie nacional e internacional parecen dividirse en dos facciones o maneras de hacer y entender la música: los que siguen la estela marcada desde hace una década por los escoceses Belle & Sebastian (brit-pop, folk, melódico…) y los que se han visto más reflejados en la obra de los alemanes Kraftwerk (electrónica, punk, industrial…). Pues resulta que en Stereo Total, el grupo que abordamos en esta ocasión, no se conforman con seguir un camino, y no se pronuncian ni por uno ni por otro, o mejor aún, se pronuncian a favor de ambos.

Quiénes son

Hubiese quedado de puta madre decir que los escuché por primera vez saliendo de farra por la Oranienburger de la Berlín Oriental durante uno de mis “viajes de estudios”, pero lo cierto es que di con ellos trasteando por internet: Había leído su crítica en la Rolling Stone y, confundiéndolos con Stereolab (de los que había escuchado algo y me habían gustado), me puse a buscar cosas de ellos por la red. Y lo cierto es que la primera impresión no fue buena, dije “¡Éstos no son Stereolab! ¡Menuda engañifa!”; además, sonaban como demasiado moderniquis, pasados de vueltas y un poco, todo hay que decirlo, amateurs para mi gusto.

No pretendo engañar a nadie; para un primer acercamiento a Stereo Total hay que ir con mucha, mucha tolerancia; y amplitud de miras; se abstengan los escépticos. En un mundo dominado por las radiofórmulas, esta gente no va a sonar a nada parecido de lo que te puedas encontrar en los 40 o en la MTV (buena, quizás sí en esos programas de madrugada…). Por lo que el rechazo instantáneo puede producirse si no decides darles una segunda (o tercera…) oportunidad. Eso sí, una vez que decides acercarte a ellos sin prejuicios y aprendes a apreciar los matices de su pegadiza música, te enganchan hasta perseguirte con su sonido por todos los rincones de tu pensamiento.

Lejos de extenderme en una profusa biografía (para ello sólo teneis que buscar en Google y encontrareis miles de referencias) diré tan sólo que Stereo Total está formado por Françoise Cactus, francesa afincada en Berlín (“Me siento más francesa desde que vivo en el extranjero”), letrista-vocalista-baterista, antigua cantante punk y más antigua aún periodista de izquierdas; y por Brezel Göring, moderniqui berlinés evolucionado a crooner, compositor-teclista-mecánico musical, que vivió en París pero conoció lo mejor de Francia de vuelta a su país. Diré también que su música está a medio camino entre la chansòn francesa y el pop melódico (sí, como Belle & Sebastian) y el electro-punk y el rock industrial (y sí, como Kraftwerk), y que tratan con alegría y desparpajo temas como la sexualidad o la política, todo desde un punto de vista liberal y nostálgico, aunque con planteamientos muy coherentes y comedidos. Y diré también que desde que se formaron a principios de los noventa han vendido millones de copias de sus muchos discos editados por todo el mundo, pero sobre todo en Centroeuropa, donde son unos auténticos dioses.

El disco

Me entero después que con éste que es ya su octavo disco, Paris-Berlin (Disco B, 2007), pretendían volver al sonido de sus orígenes, más punk y menos bailable, y de que el estilo amateur es intencionado, grabando con equipos muy sencillos y utilizando recursos ya en desuso (como esos adorables samples sacados del Amiga). El disco parece ser un tributo al microcosmos franco-alemán (algo que para nosotros es completamente desconocido pero que al parecer es como el rollo transfronterizo hispano-luso pero en clave chic), y como no podía ser de otra manera, está interpretado prácticamente en su totalidad en francés y alemán, entremezclándose como en un batido, lo que nos dificulta más aún cualquier intento por entender el sentido de los temas. Así pues, rebuscando lyrics en webs anglosajonas, y con el traductor multilingüe a mano, he podido enterarme un poco de qué coño hablan en las canciones.

“Miss Rebellion Des Hormones”: Una adolescente es poseída por Satanás (nótese el doble sentido de la frase); alusión a algo así como “el Octubre Rojo en el mundo de las hormonas”.

“Ich Bin Der Stricherjunge”: A Françoise le regalan por navidad una trompeta, y ésta suena como si la tocase “un joven chapero con su pulmón de fumador”.

“Plastic”: El deseo puro por una materialista y superficial vida. “Déjanos arreglar nuestra asquerosa vida con un poco de belleza plástica”.

“Komplex mit dem sex”: En un mundo donde todo gira alrededor del sexo, la chica no sabe cuál es su lugar; ¿es ella la mujer?¿Es ella el hombre?¿Es un animal? Hace un poco de crítica de lo frívolamente que se trata actualmente el tema del sexo.

“Lolita Fantome”: Literalmente una “Lolita fantasma”; una bella joven recorre las calles por la noche, atrayendo a los hombres, pero cuando éstos van a tocarla, ella desaparece en una nube de humo. El tema de Lolita siempre ha fascinado a Françoise, que tocó en un grupo de punk llamado “Las Lolitas”; también la obra de Nabokov ha inspirado en múltiples ocasiones sus composiciones.

“Kusse Aus der holle der musik”: Esta canción habla de estrellas del rock muertas, por las drogar, por el alcohol, por conducir demasiado rápido…

“Plus minus null”: Habla de tener una relación, y de hacer una de esas famosas listas de poner pros y contras; se suman las puntuaciones y el resultado es: más-menos cero.

“Mehr Licht”: Literalmente “Más luz”; describe una serie de oscuras escenas de peligrosos viajes nocturnos en coche. Mi favorita.

“Ta voix su telephone”: Un chico llama a su novia, a 2000 kms de distancia, pero no hay buena comunicación; él está profundamente consternado; ella se siente muy lejos de él. “Hay demasiados pájaros colgando de los cables”.

“Patty Hearst”: Pues cuenta la historia real de Patricia Hearst, a medio camino entre Kill Bill y la hija de Albano: Romántica Terrorista.

“Baby revolution”: Las aparentemente inconexas frases de este tema están sacadas al parecer de la película porno gay The Raspberry Reich; homenaje a Bruce LeBruce, su director.

“Relax baby be cool”: Habla de una mujer paranoica que se encuentra perdida entre la multitud de la gente e intenta calmarse; al parecer, es una versión de una canción de Serge Gainsbourg que hablaba del Ku-Klux-Klan.

“Chewinggum”: Françoise está en Singapur, donde está prohibido mascar chicle; a ella le encanta el chicle, y sólo para hasta que un policía la descubre. Luego recuerda estar en “kindergarten” (algo así como prescolar), y habla de encontrar viejos cicles pegados bajo los pupitres, y volverlos a masticar.

“Moderne musik”: Patear culos mola, esto es música moderna. Es lo único que he podido sacar en claro.

Como curiosidad diré que los temas “Patty Hearst” y “Baby revolution” están sacados del musical “Patty Hearst: Tarde o temprano todos llegamos a ser terroristas”, producido por los propios Stereo Total, y que con la biografía como telón de fondo habla de la censura y la represión ideólogica.

Conclusión

En resumen Paris – Berlin es un disco extraño, sólo apto para muy cafeteros o, en todo caso, personas de mente abierta. Aunque al principio resulta extravagante y molesto, con las escuchas resulta encantador y hasta divertido, y si sobrevives intelectual y socialmente al shock que supone reconocer tu admiración por ellos, es hasta recomendable conocer otros discos; dicen que de ellos que tienen álbumes más asequibles y bailables. Al menos, para los que deseen darles una oportunidad, debería ser visita obligatoria el youtube: Sus videos son pequeñas joyas que bien darían para un capítulo aparte.

Página de Stereo Total

MySpace de Stereo Total

6 comentarios en “El disco de la semana: “Paris – Berlin” – Stereo Total

  1. Buenisssimo. No puedo dejar de escuchar “Plastic” y “Patty Hearst”. Este debería ser el pop que tendría que sonar en las radioformulas y no las mierdas que nos meten por las orejas.

  2. Mehr Licht es mi preferida también!.

    Cosa extraña: A mí me gustaba Stereo Total, desde antes de saber que se llamaban Stereo Total. Me encontré un disco grabado en casa cuando tomé el bus hace 10 años ya , sin título ni leyendas en la carátula. Sólo recuerdo que no podía dejar de escucharlo. También recuerdo ver en MTV Latinoamérica un promo, que no sé si lo hayan pasado en MTV España:

    Imagínate lo que sentí verlos en vivo por primera vez hace menos de un mes aquí en México. Me encanta que no han perdido ese auténtico toque indie!

    Saludos

  3. Pingback: La Casa Azul saca un rarezas para muy cafeteros « El Gallo Verde

  4. Pingback: EL GRUPO DE LA SEMANA: La Casa Azul « El Gallo Verde

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s