Eurovisión review: Crónica de una muerte anunciada.


– El Tesorero –

Pues sí, el pasado sábado noche nos reunimos los gallos verdes (y más gente, claro) en casa de Parker para ver la gala de Eurovisión; tácitamente habíamos decidido tomárnoslo como un simple entretenimiento con el cual echarnos unas risas, a pesar de que íbamos claramente con La Casa Azul y de que el hecho de que al final nos represente el Rodolfo Chikilicuatre ante toda Europa no nos haga tanta gracia como parece hacerle al resto de España. Nos plantamos en el sofa, bien aprovisionados de palomitas y alcohol de quemar, y fuimos viendo cómo se iba desarrollando el circo en el que, al final, se ha convertido todo este rollo.

Siendo francos, no me parece mal que vaya Rodolfo, es decir, no me parece una catástrofe como a otros, haremos un poco el ridículo pero no seremos los únicos y además es la tendencia hacia la que está evolucionando el festival. Al menos todo esto ha servido para revitalizar un evento que en España hacía ya tiempo que iba de capa caída (en gran parte por la mala gestión que ha hecho TVE estos últimos años). Hay que valorar las cosas en su justa medida, aquí los ganadores han sido MySpace, que se han dado a conocer en España y han reventado todas las previsiones de participación, y LaSexta, que ha ganado (y va a ganar) en audiencia con un evento que ni organiza ni retransmite. Y por supuesto Buenafuente. Y digo Buenafuente y no Rodolfo porque yo creo que éste está más acojonado que una perra de ver la que se le viene encima con la puta bromita.


No os engañéis, mucha gente ha intentado disfrazar esto como una gran victoria del público que con su participación libre y democrática ha elegido al gran paladín del pueblo llano por delante de los artistas que han intentado imponer la malvada y tiránica TVE. Pero lo cierto es que los televidententes hemos sido llevados de la mano, una vez más, hacia un lugar prefijado de antemano por un grupo mediático, en este caso LaSexta, Buenafuente y Mediapro. Hubiese sido bonito que el apoyo popular masivo hacia Rodolfo hubiese sido espontáneo; pero no ha sido así. Quizás su puesta en escena y candidatura para Eurovisión fuese fruto de la espontáneidad, pero a buen seguro que los audaces productores de Mediapro, y el mismo Buenafuente, pronto se dieron cuenta del diamante en bruto que tenían entre manos. Así pues, estamos ante un producto de márketing a todos los efectos, como en su momento lo fueron Rosa de España o el Neng, sólo que sábiamente inculcado y desarrollado. Bravo por LaSexta que encima son capaces de hacernos pensar que todo ha sido por obra y gracia de la voluntad popular. Pero lo cierto es, que con el apoyo que ha tenido Rodolfo, cualquiera de los centenares de candidatos que se han presentado podría haber ganado.

Aparte de Rodolfo, que representa a la caterva de candidatos que se presentaron sólo por hacer la gracia (hay auténticas joyitas del humor entre estos miembros), están los que lo hicieron por el muy respetable y honrado motivo de darse a conocer (los hiphoperos que cantaron aquello de “Caramelo” reconocieron no querer ir a Eurovisión, sólo chupar pantalla); y algunos de ellos resultan ser muy válidos para ir a Eurovisión incluso para grabar un disco (a mí alguno que otro me ha gustado bastante); el problema es que éstos son como una aguja en un pajar de auténticas mediocridades dignas de la mofa y el escarnio, que encima TVE consiguió fomentar invitando de manera extraordinaria a algunos de ellos a la gala (de manera muy injusta para el resto de candidatos, contradiciendo su propio sistema electoral elegido y todo con la estúpida excusa de decir que lo que pretendían era fomentar la variedad y la diversidad); lo que consiguieron fue que se identificase a estos posibles valores artísticos (no diré nombres, que cada uno escoja a sus favoritos) con estos otros pufos musicales (e incluso con aquellos “candidatos de broma”).

Y entre los que se presentan por la coña y los que lo hacen por darse a conocer, estaba La Casa Azul, que lo hizo por la simple y sencilla (y muy respetable) razón de que le hacía ilusión ir (o como dijo en la gala, conocer a Rafaella Carrá). El fallo de Guille Milkyway ha sido ver el festival de Eurovisión como aquel evento con prestigio y categoría de acto institucional que en los 60 y 70 reunía a toda la familia en torno al televisor. Porque actualmente, cualquier artista serio y consolidado (como lo es él) no se presentaría a un circo como en el que se ha convertido hoy día Eurovisión, por mucho que los euro-fans (esos nostálgicos amantes de lo retro) intenten darle al festival cierta pátina de glamour. Ése ha sido, para mí, el fallo de Guille y el resto de los escasísimos artistas que se han presentado más por cariño al festival que por buscar la fama. Por lo demás, como gafapasta de espíritu que me considero, he apoyado su decisión de luchar por la nominación, mandé un sms para apoyarle (que Vodafone me rechazó “por problemas técnicos” hasta tres veces) e incluso me hubiese hecho ilusión que hubiera ganado.

Pero en contra de lo que pueda parecer, no me ha molestado que haya ganado Rodolfo, lo cierto es que para llevar a alguien que dé vergüenza sin pretenderlo (como lo ha sido los últimos años), mejor llevar a alguien que lo haga pretendiéndolo. Además, me alegro por la ostia en el cielo de la boca que se le ha dado a TVE tras intentar imponer a un determinado artista tras comprobar que su “revolucionario sistema” de votación se le había vuelto contra ella. Lo que no me ha gustado nada ha sido ver como la caterva de ignorantes musicales que somos en este país de charana y pachangueo ha rebajado a Guille Milkyway a la categoría de friki patético o mediocridad amateur que sí son el resto de candidatos de la gala (salvo alguna honrosa excepción); y con lo de ignorantes musicales me refiero no sólo a los espectadores (que para eso son libres de expresar su opinión), sino también a la prensa generalista (que una vez más habla sin tener ni puta idea) y a la propia organización, que no tiene ni la decencia ni la profesionalidad de informarse de quiénes son los que participan en su concurso. Porque mientras que para el resto de candidatos esta gala era un todo o nada, para Guille esto quedará como una simple anécdota en su exitosa y consolidada carrera y seguirá forrándose a base de vender buenos discos y llenar conciertos. Y es que te podrá gustar más o te podrá gustar menos, pero lo que es cierto y está sobradamente comprobado, es que Milkyway es acostado (o nervioso como estaba) mejor artista que el resto.

Los que me conocen saben que no soy muy fan de La Casa Azul, pero pienso que el sábado se demostró que no está hecha la miel para la boca del asno y que España tiene lo que se merece. Por lo demás, me alegro en gran parte de que Guille no haya ganado, así no tendrá que anular conciertos como que el que tuvo que aplazar esa noche, para el que no lo sepa, en la Joy Eslava de Madrid con todo el aforo vendido.

Nada más se puede decir del tema, sólo reseñar el meritorio 12º puesto de L-Kan. Ellos sí llevaban, quizás, una canción más idónea para Eurovisión que La Casa Azul. En cualquier caso, sólo espero que el año que viene el circo nos vuelva a entretener como lo ha hecho (y lo está haciendo) este año.

12 comentarios en “Eurovisión review: Crónica de una muerte anunciada.

  1. Poco me queda decir a mí despues de leer el post…

    Nunca había visto una cosa tan bizarra en televisión (y mucho menos en la clásica TVE), con una Rafaella que no daba pie con bola, con lo que parecía una tremenda falta de organización, previsión y ensayos, con unos invitados que no se mojaban a la hora de hablar de los concursantes excepto cuando se trataba de chikilicuatre…aquello acabó convirtiendose en un gallinero cuando se anunció el ganardor y uribarri aparecía levantado entre los sofás (con intención quizás de huir de allí completamente indignado?)…

    Yo, como fan de la casa azul voté a guille pero prefiero que no haya ganado, egoistamente quiero que guille siga siendo guille y que no se convierta en un producto eurovisivo, cantó, lo pasó bien y ya está. Eso sí, tengo que criticar su actuación…la chica que le hacía los coros con una voz terrible que cubría por completo la suya, ese baile tan extraño que hacía guille…y bueno, la voz destrozada que nos mostró cuando acabó su actuación y habló con Rafaella.
    Lo de los besitos que le lanzó a Boris…sin comentarios…

    A pesar de todo Guille, sigue siendo para mí Dios! jajajaja!!!

    Está claro que el tema era que no se hablaba de eurovisión y que lo que necesitaba era propaganda…pues aquí lo tenemos, en estos días nadie se ha callado…

    Eso sí, yo me lo he pasado pipa leyendo los artículos de los periodistas y gentes del mundillo despotricando contra unos y otros…

  2. Todo el mundo parece coincidir en que Guille Milkyway, artista tímido que siempre ha huído del protagonismo (de ahí el formato que ha utilizado La Casa Azul), salió totalmente acojonado al verse ante la multitud. Si eso le unes que ciertamente le hacía mucha ilusión participar en Eurovisión, y si es cierto lo que decía sentir por Rafaella Carrá, pues todo se le juntaría.

    Lo de la chica de los coros, es cierto, ya comentamos que le tapó completamente la voz.

    Por lo demás, respeto lo que dice el Miki éste de eurovisión-spain, pero no tiene razón en muchas cosas; desgraciadamente, no es España choni ni casposa la que ha votado a Rodolfo, sino la España en general. El resto sencillamente teníamos otros motivos previos para ir con otros candidatos.

  3. Acabo de ver esto http://www.20minutos.es/noticia/360502/0/nueva/letra/chikichiki/

    Y no me parece de recibo

    Para adaptarse a las normas del concurso o yo que sé por qué se han hecho varias modificaciones en la canción ganadora dando como resultado un bodrio. La han alargado y puesto estrofas en inglés, y le han cambiado el ritmo y queda fatal. No es que antes fuese una maravilla, pero tenía frescura y espontaneidad, ahora es una mierda.

    Yo entiendo que si fue la mas votada como estaba no es justo para los que la votaron que se hagan esos cambios. Si no se ajustaba a las normas que hubiese sido descalificada en su momento, pero que la gente se gaste dinero votando una canción y luego la conviertan en una mierda me parece una estafa. Es que con los cambios que han hecho no es la misma canción.

    Vamos, en general todo el proceso de selección me ha parecido chapucero, votos que no se validan, anulación de candidaturas, sms que valen más puntos después de la gala que antes,… pero los cambios del Chiki Chiki son de la gota que colma el vaso.

  4. Pues qué queréis que os diga, una vez pasada la gala, a mi como broma me ha hecho mucha gracia. Eurovisión es un grandísima mierda trasnochada, y como tal nos la hemos tomado. Francia ha llevado un tema de puta madre (el momentazo helio es brutal) , la canción de bosnia no estaba maleja y el inglés, llevando una canción muy plana, pero ni de coña la peor del festival, ha quedado el último. Y estos tres, proponiendo algo musicalmente, se han comido un mojón épico.

    ¿Que el chiki chiki es una frikada y como canción apesta? claro!! Esa era la idea. Por una vez no nos hemos tomado tan en serio, y ha habido gente de otros paises que lo han entendido.

    Puesto 16, por encima de resultados de otros años como las ketchup, ramón o dnash. Estos si que daban vergüenza ajena.

  5. A mi también me gustaba la canción de Bosnia, de hecho fue la que más me gustó.

    Respecto al Chikichiki, lo que opinamos el grupo que lo vimos todos juntos es que da igual quien hubiese representado a España porque hubiésemos recibidos los mismos votos por razones sociales y geográficas.

    De todas formas, Eurovisión es un festival que en España ya no tiene apenas repercusión, pero en la Europa (y lo que no es Europa) del Este tiene mucho tirón porque para muchos es la novedad, así que serán ellos los que definan el futuro de Eurovisión y España estará allí de paso, a quedar de la mitad de la tabla para abajo.

  6. La importancia que tienen para ellos el festival es que se sienten integrados en Europa y porque además es en lo único en lo que nos pueden mojar la oreja a los occidentales.

    Por lo demás, es normal que entre vecinos se voten, nosotros también lo hacemos, lo que pasa es que ellos son más y se apoyan más entre ellos. Me sorprendió la baja puntuación de Polonia, que no deja de ser un país del bloque ex-comunista que acoge a muchos inmigrantes de países más pobres incluso que ellos, y que ganara Rusia, cuyo tema es realmente malo, y que además sigue persistiendo en la memoria de aquellos países como un país opresor (aunque por supuesto también existen pro-rusos).

    Me gustó mucho Bosnia, Turquía y sobre todo Francia. Luego había propuestas decentes, como la de Grecia que estaba como un pie.

  7. La de Grecia estaba como un pie… jajajaja. La verdad es que había mucha maciza, la de Ucrania estaba como el tesorero y peterparker juntos, pero vamos, entre eso y ver el desfile de lencería de “noche de fiesta” o un anuncio de fa hay poca diferencia.

    En cuanto a las votaciones estaba cantado, lleva años siendo así . De todas formas en este tipo de concursos el resultado es lo de menos, lo chulo es reirse de la caspa que rezuma y disfrutar de los paises que se arriesgan con propuestas diferentes (no digo buenas, digo diferentes) como la de Francia, Bosnia, Croacia o el chikichiki.

    Lo único que podemos sacar en claro es que este año no nos hemos perdido eurovisión ninguno.

    Pd: ¿Por qué siempre hay un ciego en Eurovisión? Serafín Zubiri, la de este año que parecía que la había vestido su hermana gemela mala, Massiel…

  8. La verdad es que lo mejor del festival lo encontré en la actuación de los franceses, llevo diciéndolo desde el sábado y no he encontrado nadie que me apoye aún, gracias campini, te quiero, has hecho de mí una persona mejor, siempre supe que podia fiarme de tí y contar contigo en los momentos complicados. Fue, sin duda, lo mejor, era como una mezcla entre Pulp y el El Gran Lebowsky, genial, y el momentazo del helio para fliparlo (yo lo intenté y lo único que conseguí es pillarme un dolor de cabeza). Estaba todo muy cantado en cuanto a votos:

    La política marca demasiado el resultado, y Andorra nos dió 12 points por todos los deportistas que huyen de hacienda que les empadronamos, es cierto que es un festival hortera, y la frikada de L’Espagne estuvo por fin a la altura, genial ese solo en la intro de la canción “en la vieja factoría….” que en Eurovisión salen tías buenas, nosotros llevamos tías buenas, nosotros las llevamos, que salen flipaos, nosotros también….y el tema de Inglaterra, estuvo guapo, pero hasta que no nos devuelvan Gibraltar,,,, pffff, 0 points. La canción rusa era una puta mierda pero tenía muchos amigos de sus ex-repúblicas, y España será testigo de todo esto durante muchos años porque encima somos de los que seguiremos poniendo pelas pa ke se siga celebrando, pues cojonudo CHIKILIKUATRE!!! perrea perrea 4 el robocó

    La griega estaba pa enseñarle idiomas, la ukraniana se escapó de chernovil, pero de mi casa os juro que no se escapaba, la portuguesa…. esa se la dejo a campini (mu weno lo de massiel…)

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s