Concierto de los alicantinos Mute en la Sala Aftasí de Badajoz.


– El Tesorero –

Cada vez estamos más enganchados al creciente circuito indie extremeño y anoche sábado día 29 de marzo acudimos a una cita en la Sala Aftasí con Mute, una banda quizás con poco nombre dentro del panorama pero ya con cierto prestigio dentro del ambiente maquetero nacional. El cuarteto de Aspe, Alicante, está formado por Jorge, Lillo, Víctor y Carlos, y de ellos ya conocíamos su tema “No hay excusas para un gol tan tonto”, que presentaron al Concurso de Grupo Revelación del Contempopránea, y que aunque nos agradó no pasó nuestro implacable rasero cuando confeccionamos nuestra lista de maquetas favoritas. Sin embargo, Mute sí que venía con buenas expectativas sobre por las buenas referencias de parte de sus íntimos los Wish, a la par promotores de esta cita. Así que allí nos plantamos a pesar del regusto amargo del partido del Barça y de lo cómodos que estábamos en el flamante chaise-longue de casa de Parker.

Decir que el concierto empezó jodidamente tarde, estaba anunciado para las 22:30, nosotros (que nos olíamos algo) llegamos con una hora de retraso, y aún así nos dio tiempo a tomarnos un par de copas, salir a darle las llaves de casa a la novia de Parker, recoger a Nash que venía de ver a su respectiva, sacar dinero del cajero de las 3 campanas, apagar y encender el router, tomarnos otra copa, saludar a la gente y ya después de todo eso, por fin empezaron a tocar los alicantinos que resultó habían estado poniéndose pufos en la plaza de la Soledad de cañas y secreto ibérico, los muy cabrones. Claro, que pudiera ser que todo respondiera a la ya clásica estratagema por parte de los locales de anunciar las actuaciones con horas de adelanto para que la gente consuma más (una sucia, vil y rastrera técnica de márketing que personalmente me tiene hasta la polla).

En cualquier caso, yo no sé si era que tenían aún el ibérico en el gaznate o estaban más despistados que la leche con la decoración moderniqui de la Sala Aftasí, pero el caso es que empezó la primera canción y aquello sonaba un poco regulero, tanto que nosotros nos miramos como diciendo “el concierto, ¿va a ser siempre así?”. Pero claro, eso es lo que pasa cuando no se estudia debidamente y acudes al concierto de una gente de la que no has escuchado (casi) nada, que piensas “a lo mejor lo hacen a propósito” y a lo mejor es que el técnico de sonido no tiene ni puta idea (como ocurrió en el Previous PoParty de Arroyo de San Serván). Así que, aunque no es necesariamente el proceso correcto, a mí sí me gusta hacerlo y voy a hacer como que me he escuchado antes del concierto la maqueta que ellos allí me facilitaron amablemente.

Y yo os digo: Haceros de la maqueta pero ya, estáis tardando. Primeramente porque es gratis (al menos para nosotros) y segundo por la maqueta está muy bien. Historias mínimas, que es como se llama, viene con diez temas de nombres muy graciosos (alguno sacado de cierto programa de humor, ¿verdad, chicos?) y composiciones de tan de broma; no es que yo entienda mucho de esto, ya que al parecer soy un adorable popero de dulces oídos, pero el disco contiene temas muy buenos que recogen lo mejor de sus influencias y grupos reverenciados (y que no citaré aquí que ya sabéis que yo eso de las referencias…). Yo destacaría los temas como la original “Pornstar“, de pegadizo estribillo, la ochentera “Momentos olvidados” o la muy mediterránea (y americana) “Agosto en bolas“. En general, un repertorio de buen pop-rock alternativo, donde las guitarras tienen gran protagonismo con riffs y distorsiones, la batería va marcando un ritmo lánguido y poderoso y las voces (la de cualquiera de ellos, ya que se van turnando en la interpretación de los distintos temas) se acoplan a la perfección al conjunto como un arreglo más, todo ello asentado sobre la base de unas programaciones oscuras y llenas de energía.

Entonces, ¿qué pasó en el concierto? Pues pasó que estuvieron donde toda la actuación corrigiendo al técnico de sonido porque al parece éste no daba ni una (que no lo sé porque yo soy de letras), pero lo que sí es cierto es que las voces quedaban a menudo apagadas por la melodía con un molesto rever debido a la acústica del local. En cualquier caso, los problemas se fueron subsanando y la calidad del sonido fue mejorando hasta alcanzar un buen nivel, si bien no del todo fiel a la grabación de estudio, sí más contundente, poderoso y lleno de fuerza. Creo que puedo afirmar entonces que al final acabamos disfrutando todos del convincente y conseguido directo, que les llevó a ganarse el sincero y merecido aplauso del público asistente. Esperamos poder verles de nuevo y les auguramos, desde nuestra más humilde y desinteresada opinión, un buen futuro.

MySpace de Mute

Página de la Sala Aftasí

13 comentarios en “Concierto de los alicantinos Mute en la Sala Aftasí de Badajoz.

  1. A mi me gustó mucho el directo. Las guitarras sonaron de muerte, y la banda fue muy compacta. Aunque si es verdad que hubo muchos problemillas para sonorizar a Mute ayer, no se pudo hacer nada mejor con las voces. Lo mejor de todo, la sensación que se llevaron de Badajoz.

    Les encantó su estancia aquí y el ambientillo indie que tenemos, la gente que conocieron…

  2. Es que Badajoz engaña 😀 y eso que no los llevásteis a la sala de fiesta (¿o si?).

    Pues nada, la próxima vez que vengan a carnavales y ya lo flipen.

  3. Los conciertos empiezan jodidamente tarde porque el público que se huele cosas llega una hora tarde, y así podemos mordernos la cola eternamente. Además esto no es Mercantil, aquí hay vecinos, de ahí lo de que sean (o debieran ser) tan temprano, pero bueno, de esto el público no sabe nada (solo habla).

    No fueron cañas, fue cena en la giralda, y rápida porque llegábamos tarde porque en la prueba costó mucho sacar las voces para al final no dar ni una, no? pero con la “reverb” del local es fácil después echar la culpa al técnico.

    Lo siento, la próxima vez intentaremos no pasárnoslo tan bien chupándome con ellos 4 horas de viaje desde Madrid, una prueba de 3 horas y una cena de 20 minutos.

  4. Joder, Eu, no te lo tomes tan a pecho, no lo he dicho con mala idea ni nada.

    Vaaaale, reconozco que la frase sonaba mejor en mi cabeza, últimamente escribimos más de seguidilla. Son cosas del directo.

    Pero el concierto gustó, ¿no? Que es lo importante.

    Un saludo y no te mosquees.

  5. no hombre, no pasa na, es que lo del sonido siempre me toca las fibras, porque se pone mucho empeño y casi nunca se reconoce.

    En este caso el problema era que al haber tres voces era muy difícil resaltarlas en la mezcla, a parte de que de por sí la sala presenta dificultades, un día tenéis que veniros a una prueba de sonido, son desesperantes!!!

    Me gustó mucho el concierto, con las guitarras estuve babeando, por las guitarras en sí y por la manera de tocar. Además son unos tíos majísimos, es genial establecer lazos así con gente que vive donde amanece 20 minutos antes!!!

    Gracias por lo que hacéis, y que sepáis que desde ahora voy a pasar lista, a ver si estáis, eh?!

  6. Nada, ante todo queremos que nos corrijáis, porque nosotros de música y de sonido no tenemos ni idea; y sobre todo que os sintáis aquí como si esto fuese vuestro.

    Por lo demás, si necesitáis otra cosa (una declaración de la renta, un plan de márketing…) sólo pedidlo XD

    La próxima vez a ver si nos tomamos con vosotros un chupito de ésos de los vuestros.

  7. Un capítulo extremecedor, os imagino como cuales luchadores de sumo, con los calzoncillos de supermán metidos por el culo en una pista circular de barro y y al final en vez de ostias, os empezais a daros un montón de besos. Y yo con Campini intentando desayunar unos churros que tenían más aceite que los calzoncillos de jesús vázquez y boris, el caso es que estaban buenos. Y doy por supuesto que entendeis que no me refiero a los del sumo ni a jesús ni boris, sino a los churros.

    El sonido del directo no estuvo mal del todo, pero si es cierto que muchas veces la culpa no es de los técnicos, sino de la poca pericia vocal de mute (por ellos reconocida). En cambio yo flipé como un campeón, las giutarras me encantaron, y la batería lo que más, sono estupendamente, incluso cuando no sonaban, sus silencios y pausas fueron perfectos, eso sí, escuchando el directo y después el cd, ves dos grupos totalmente distintos, por ejemplo en el cd el tema “15 s” suena a 091 y en directo el repertorio sonó mucho más compacto y guitarrero. Chapó por el sonido, aprobao raspaillo por los cantantes, pero creo que no es lo esencial.

  8. huy, lo de los churros sonaba mejor en mi cabeza. 😉

    ánimo gallo verde!!! si te gusta la música vívela y no te quedes bebiendo cerveza, en los directos tb hay cerveza.

  9. Joer, vosotros de churritos y yo levantándome para estudiar (¡mentira, tú no has estudiao en tu vida!).

    Es cierto lo de las pausas, lo hacen muchos y les queda muy bien. La verdad es que aunque la acústica no acompañase, el concierto les quedó genial.

    Doctor, pásese por lo de las canciones que le he dedicado la mía de esta semana.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s