Disco de la semana: El Shock de Leia – Lagartija Nick


Lagartija Nick es otra de los grandes nombres del indie nacional que acudirán este año al escenario del Contempopránea. La consagrada banda granadina constituye un gran reclamo, por lo que a buen seguro la ladera del castillo estará a rebosar de fans que canten al unísono las canciones interpretadas por sus ídolos. Para quien no quiera perderse esta actuación pero tema sentirse fuera de lugar por no conocer lo suficiente la vida y obra de los andaluces, vamos a pasar a resumir su trayectoria brevemente para a continuación abordar el tema de su último disco. Ojo, una advertencia: Lo lógico sería pensar que el repertorio interpretado por el grupo se centre en este último trabajo, pero yo no estaría tan seguro, por tres razones: Una, la carrera de Lagartija Nick es lo suficientemente extensa e intensa como para que la banda quiera regalar a sus fans más acérrimos la interpretación de sus temas más clásicos; dos, porque este El Shock de Leia (Recordings from the other side, 2007) hará en julio más de un año a la venta, por lo que está más que promocionado y no necesariamente constituirá el grueso de su repertorio; y tres, porque sí es más reciente la salida a la luz de la reedición del álbum Inercia, que es probablemente el mejor disco de su carrera. Por lo que, si no conoces mucho la discografía de Lagartija Nick y estás pensando en que con estudiarte El Shock de Leia abarcarás gran parte del repertorio, te recomiendo que escuches también, como poco, ese segundo álbum Inercia (CBS/Sony, 1992), y si luego no lo tocan mucho, pues al menos habrás descubierto un excelente trabajo.

Hablar de Lagartija Nick es hablar de Antonio Arias, pues aunque sea una banda a todos los efectos, es más correcto concebirlo como su proyecto personal, pues él es el único que ha permanecido desde el principio en la banda; los demás han ido rotando o incorporándose después, como Eric Jiménez (sí, el de Los Planetas) que co-fundó la banda y la abandonó justo después de la grabación de Omega. Ahora se ha reincorporado junto con Lorena Enjunto (Mojamunto), pareja de Antonio, y Victor Lapido, compañero de éste en su anterior banda 091.

Como detalle que te puede dar puntos en cualquier conversación gafapasta, decir que el nombre del grupo procede de una canción del mítico grupo británico Bauhaus, y que se podrían entender sus tres primeros discos, Hipnosis (Romilar D Records, 1991), Inercia (Sony/CBS, 1992) y Su (Sony/CBS, 1995), como una trilogía en su discografía. A partir de ahí, Lagartija Nick empiezan a hacer cosas un poco raras: Graban junto a Enrique Morente Omega (El Europeo Música, 1996), un álbum de fusión de flamenco y rock inspirado en Poeta en Nueva York de Lorca; dos años más tarde grabarían Val de Omar (Sony Music/Columbia, 1998), un disco tributo al cineasta granadino, y que a pesar de ser recibido con excelentes críticas, constituye la gota que colma el vaso para los miembros originarios de la banda y con su discográfica de entonces, Sony/CBS.

Este momento constituye un punto de inflexión en la banda, que se reestructura íntegramente (con la única excepción de Antonio Arias, claro está) y que ficha por la independiente Zero Records, sello más orientado al rock y al metal. Coherentes con el nuevo cambio de rumbo, la banda saca a la luz una serie de trabajos más oscuros y crudos, más cercanos al punk y al metal: Space 1999 (Zero Records, 1999), Lagartija Nick (Zero Records, 2000) y Ulterior (Zero Records, 2001). Y es precisamente tras ellos cuando una nueva reestructuración en la formación trae de vuelta a Eric Jiménez y Víctor Lapido para sacar al mercado Lo imprevisto (Lagartija Records, 2004) y El Shock de Leia (Lagartija Records, 2007), que orientan y confirman al grupo a sus orígenes de rock con ligeros toques de pop, aunque conservando cierta oscuridad y surrelismo en sus letras (dignas de ser escuchadas con detenimiento). En definitiva, como como si la camaleónica evolución del sonido de Lagartija Nick no hubiese hecho más que girar en torno a una órbita que les ha traído de vuelta al estilo que les vio nacer.

Como hemos dicho anteriormente, El Shock de Leia no hace sino confirmar a Lagartija Nick en el sonido pop-rock de sus inicios, sin los aspavientos de épocas más experimentales. Es un disco gestado al amparo de situaciones personales muy intensas para Arias, el nacimiento de su hija con Lorena, su enésimo traslado de discográfica, o la consolidación de sus proyectos paralelos (el homenaje a Los Ángeles, el proyecto de electrónica Burgo de Arias…). Son 14 cortes, de los cuales el último es el la versión original del “Going to Mars” de Honest John Plain, que se versionea a su vez en “20 versiones” (valga la redundancia); en el repertorio se encuentran también los temas publicaron con anterioridad en el EP Carmen Celeste, entre ellos la canción homónima que no habla de otra cosa que de la hija que Antonio y Lorena tienen en común.

El Shock de Leia (álbum y canción) hace referencia no a la princesa de Star Wars sino a la perrita que vive con el grupo y que al parecer sufrió un ataque durante la grabación del disco; una canción que destaca además por contar con la colaboración de Noni y Alejandro de Lori Meyers haciendo los coros. Por lo demás, el tema no tiene mucho más y es, en mi opinión, de las más flojitas del disco. Más interesante de escuchar (y de leer) es “Un marciano envía una postal a casa“, más lenta de lo normal comparado con el resto del álbum, pero con una letra que es genial de lo absurda (y estúpida) que es. Más coherente y ácida es “El signo de los tiempos“, canción protesta que nos dibuja un futuro bastante jodido aunque contado con cierto humor. Pero mis favoritas son “Resplandor“, tema bastante alegre cuya melodía me recuerda mucho a las sintonías de cabecera de algunas series de Hanna Barbera, y “Pasajeros en tránsito“, con una letra sencilla y directa de la que se pueden extraer algunas frases geniales (“cada cierto tiempo-me invento como será todo”, “Revolcarse en el fango nunca ha sido-una forma de limpiarse“…).

En resumen el disco es muy recomendable, un elepé de pop-rock directo, con fuerza y pegadizo, que servirá para que los que no son muy cafeteros puedan acercarse al mundo de Lagartija Nick sin sentir, cuanto menos, algo de excepticismo. De cualquier manera, no estaría de más escucharse algunas canciones de sus anteriores discos en el youtube, para que no nos pillen completamente en bragas si en el concierto deciden regalar a sus fans algunos de sus éxitos “de toda la vida”. En todo caso, éste último álbum parece marcar los actuales gustos musicales de Antonio Arias, y lo que parece que es el tipo de música que más le llena en estos momentos; es por eso por lo que podemos esperar un especial hincapié en el disco. Una suerte por otro lado porque estamos hablando de un repertorio idóneo para un directo, máxime teniendo en cuenta que estamos frente a una formación que se crece en el vivo. A buen seguro podremos esperar un excelente concierto.

MySpace de Lagartija Nick

Anuncios

Una respuesta a “Disco de la semana: El Shock de Leia – Lagartija Nick

  1. Buenas. Sólo una puntualización: Víctor García Lapido no llegó a coincidir nunca en 091 con Antonio Arias, que dejó el grupo (ambas veces) antes de que él entrara.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s