Contempopránea 2008: Sidonie


Texto: El Tesorero

Imágenes: Rayo111, El Gallo Verde

Dicen que la polémica es divertida, que al menos es la pizca de sal que hace de un plato soso un gran manjar. Yo en absoluto estoy de acuerdo con esto, sobre todo por la cara de gilipollas que se me quedó al finalizar el concierto de Sidonie, programado para las dos de la mañana del viernes y tras otra multitudinaria actuación como fue la de Lori Meyers. Si fuiste al Contempopránea sabrás de lo que estoy hablando, y si no fuiste posiblemente te hayas enterado por algún amigo o conocido o simplemente por leerlo en un blog como este.

Pero vayamos por partes. Ante todo voy a intentar no dejarme llevar por los sentimientos y publicar palabras que a posteriori puedan herir susceptibilidades, aunque por otro lado no pienso morderme la lengua y decir las cosas tal y como me parecieron. Mi exposición de los hechos será la de un seguidor más del grupo catalán que ansiaba la presentación del disco ante el público del festival y que quedó profundamente decepcionado ante lo ocurrido; no voy a intentar echar las culpas a nadie, ni comentar las múltiples versiones que se daban de puertas para adentro del backstage ni en los círculos cercanos a la organización del festival. Creo que salvo causas de fuerza mayor (en las que incluyo a la muerte, los desastres naturales y poco más) lo ocurrido no tiene ni excusa ni matización. Es por ello por lo que no hemos querido dirigirnos a nadie para pedir explicaciones (al fin y al cabo no nos las merecemos más que el resto de los 4.000 asistentes) ni tampoco hemos querido ser portavoces de una supuesta versión oficial por parte de los responsables. Así pues, vayamos narrando los hechos.

Sidonie ya de por si es un grupo que levanta opiniones enfrentadas en el Contempopránea; el trío catalán guarda una estrecha relación de amor-odio con el público indie, con el cual siempre han preferido mantener las distancias; la cosa es mutua, muchos son los que tachan de mainstream el sonido de los de Marc Ros, situándolos más cercanos al pop-rock de radiofórmula que a las bandas por las que dicen estar influenciadas. En cualquier caso, creo que es una discusión estéril, Sidonie han sido desde hace muchos años habituales en los carteles del festival, siempre que han acudido han ofrecido un gran espectáculo y sus actuaciones son de las que más público atraen hasta el escenario del castillo.

En esta ocasión acudían al festival con un disco redondo recién salido del horno, muy del agrado del aficionado medio y extremadamente adecuado para interpretarse en directo; esto, sumado a que son una banda que raramente han defraudado en sus actuaciones en vivo, presagiaba que el concierto de los catalanes iba a ser uno de los platos fuertes de la edición de este año del festival, con permiso de los grandes cabezas de cartel. Pero algo se nos había pasado por alto a la mayoría de los asistentes: Teenage Fanclub se habían excedido unos quince minutos en su tiempo de actuación, y el concierto de Lori Meyers acabó justo cuando debiera haberse comenzado el de Sidonie. Insisto en que el hecho no es más grave que esto, y casi nadie había reparado en ello ni se sentía molesto por el retraso. Esto se sumó al parecer con un excesivo y prolongado (no es nuestra opinión) tiempo de preparación de la actuación de la banda, con los montajes y pruebas habituales en estos casos. Yo personalmente no fui consciente de esta excesiva espera, aunque meditándolo a posteriori sí es cierto que me dio tiempo a entrar en el servicio del backstage, tomar algo de agua, enredar un poco por allí y volver, con tiempo además para echar unas fotos a los giralunas del escenario antes del comienzo de la actuación.

El caso es que la actuación comenzó y desarrolló por los derroteros habituales en las apariciones de los Sidonie: la banda muy activa en todo momento y el público completamente entregado. Se corearon canciones del nuevo disco, como “Costa Azul” o “Nuestro baile del viernes” con ese “baileeeeemos” tan endiabladamente pegadizo; y también se tocó algún tema antiguo, en concreto el “Sidonie goes to Varanasi” con el que Jesús Senra se armó con el sitar ya tradicional en la banda y Axel Pi bajó del estrado de la batería para sentarse en… bueno, en esa otra batería. Y fue tras este tema cuando se anunció la canción que muchos estábamos esperando, quizás la mejor del disco: “Los Olvidados“. Y de pronto se fue la luz. No es que se fuese literalmente, es que la apagaron. Hubo un poco de desconcierto, la gente dice que oyó de todo, a mí personalmente me pareció entender algo como “apagad la luz, que necesitamos intimidad”, pero no estoy nada seguro. Lo que sí fue cierto es la hecatombe que vino después; la luz volvió al escenario, y creo recordar que Marc Ros se dirigió al público. Tras esto pasaron a interpretar no “Los Olvidados” sino “Beautiful Strangers“, de nuevo con su fuerza habitual. Y por último, tras algo menos de media hora de concierto, finalizaron con “Fascinado”. Se despidieron dirigiéndose nuevamente al público: “Nos lo estamos pasando muy bien, pero tenemos que dejarlo“, y mientras los allí presentes suplicábamos al menos un bis, repitieron “Lo sentimos, pero no nos dejan“. Y allí nos quedamos todos, atónitos, con cara de tonto y sin saber muy bien lo que había pasado.

A partir de aquí se sucedieron los rumores y las hipótesis entre el público; mientras, en el backstage miembros de la organización y gente de la prensa daban explicaciones en uno y otro sentido que distaban mucho entre sí. Aunque una cosa parecía estar clara, al menos a ojos vista de lo que ocurrió sobre el escenario: El concierto empieza al parecer con algo de retraso; los preparativos del concierto se alargan quizás demasiado; la banda empieza a tocar y se recrean en sus interpretaciones como es habitual en ellos; y cuando acaban con “Sidonie goes to Varanasi” alguien de la organización le dice algo a alguien de la banda, y cuando a éstos les llega el aviso se molestan, supuestamente se plantean terminar el concierto y sólo acceden a salir de nuevo al escenario por respeto al público.

En cualquier caso, todo son meras especulaciones y sólo son muy pocos los que conocen la verdad; mi teoría es que la situación se desarrolla más o menos así pero que el mensaje se va distorsionando de una boca a otra, y que ni la organización fue especialmente grosera con la banda, ni ésta tampoco actuó de una manera exagerada. Mi teoría es que, ante todo, hubo un malentendido.

La cosa no es especialmente grave en tanto que sí hubo actuación y que estaba encuadrada en el marco de un festival entero, aunque sí es cierto que había gente que habían acudido al festival casi para verlos a ellos en exclusividad. Tampoco es acertado decir aquello de “si el público quiere continuar, y la banda quiere continuar, qué pinta entonces la organización”, porque hay más bandas que hay que respetar y porque en un evento como éste seguir bien el timing es esencial, máxime cuando los horarios se encuentran tan apretados como en esta edición.

De cualquier modo, es una pena porque podríamos estar hablando de una de las mejores actuaciones del festival, con una banda que se entrega al máximo presentando el que es uno de los discos del año dentro del panorama nacional. Esperemos que este incidente no suponga que a partir de ahora Sidonie se lo piense dos veces antes de aceptar actuar en el Contempopránea. Recemos porque este asunto haya quedado resuelto y en uno o dos años podamos ver de nuevo al trío catalán en el escenario del Castillo de Luna. Que así sea.

Web del Contempopránea

Web de Sidonie

Álbum de Rayo111 del Contempopránea

29 comentarios en “Contempopránea 2008: Sidonie

  1. Pues yo estuve allí, y lo del tiempo no es muy creible, máxime cuando a las 6 de la mañana el “pseudo-grupo” (no quiero herir sensibilidades de posibles fans, pero a mi no me parece música decente) tuvo más de una hora de concierto, incluidos bises. (Ese mismo día).

    En fin, que nos la colaron, y mucho, pero por lo demás, un gran festival y una experiencia (a repetir, si puede ser).

    Un saludo

  2. Apoyo al festival. Si las “estrellas”, no prueban como todos los demás, y tienen que hacerlo entre la actuación y la suya, y se demoran tanto (como hicieron), es lógico que no toquen más…creo que es una falta de respeto al público, a la organización y sobretodo al resto de grupos.

    A mi personalmente me da igual, porque aproveché este concierto para hacer compras y reencontrarme con viejos conocidos del Contempop.

    Y en referencia a lo que dice anjemalo86: no es que me guste L-kan (vamos que lo mismo que Sidonie), pero si Sidonie tiene su tiempo y L-kan el suyo, lo que tienen que hacer es respetarlo, y el que no quiera ver el directo, pues que vaya a hacer otras cosas, que la ladera del Castillo dá pa mucho.

    Finalmente en mi humilde opinión, creo que no se puede contentar a todo el mundo, y lo que para vosotros fue un “…ya terminan?”, para mí fue un “…por fin acaba!! a por los Mutantes!!!”. Quizá contempopranea no sea lo suficientemente guay para las grandes estrellas…aunque en el Fib sean grupos de segunda.

    PD-A pesar de que en esta os habeís dejado llevar por “vuestros sentimientos”, estáis colgando unas reseñas muy chulas, seguir así, ya tenéis un nuevo lector.

  3. Sobre lo que dice Pulgarcito, a ver, a mi no me apasiona Sidonie, apenas he oido el último disco, y poco más, pero me parece que no es justo que pagase el retraso de los conciertos precedentes, y que al final al último grupo le sobrase hasta tiempo para hacer el bis.

    PD: A mi también me habeis enganchado, prometo volver.

    PD2: Os vi (aunque no os conocia) con vuestra camisetita, casi a la entrada del recinto, y me hizo gracia.

    Un saludín!

  4. Gracias a ambos por leernos.

    Lo cierto es que nunca sabremos muy bien qué pasó, quizás Agustín Fuentes se atreva algún día a explicar qué sucedió. En cualquier caso, creo que el motivo más fuerte para respetar un horario es precisamente el artista que va a continuación. En el caso de L-Kan creo que pudieron extenderse un poco precisamente porque eran los último, aunque tenían al mismísimo DJ Rojiblanco (aka Julio Ruiz) esperando para empezar su sesión.

    En fin, que supongo que todo es cuestión de entender el festival muy ampliamente… XD

    Un saludo.

  5. Pues eso…que lo importante es lo bien que se está en la ladera del Castillo, bebiendo unas cervecitas (comiendo jamoncito si tenías acceso al backstage (pillines que vosotros tb comísteis!!!) ) y compartiendo con amigos las noches de buena música que este pedazo de festival nos ofrece.

    Esperemos todos que el señor Fuentes no se venda (como ya sabéis que se rumorea por ahí) y que todo siga igual…aunque lo de teenage y camera obscura empieza a sonar macrofestival de aquí a algunos años……espero equivocarme.

    El año que viene más!!!

  6. Jejeje, lo del jamón es cierto pero no lo probamos en solidaridad por nuestros compañeros no acreditados XD

    En cuanto a lo del macrofestival…. bueno, cada uno tiene su opinión, mi apuesta es que podría ser interesante pero creo que al final no sucederá y que el festival quedará tal y como lo conocemos; Agustín ya ha reiterado varias veces que su intención es no moverlo de Alburquerque, él es de allí y siente que el festival está íntimamente ligado al pueblo. Por otro, los rumores de un macrofestival en Badajoz no apuntan precisamente hacia el indie….

  7. Hola a todos. Yo creo que el Festival y Sidonie siempre se han llevado bien y que esto no debería utilizarse para enfrentarlos. Hasta donde yo sé, lo que pasó es que Sidonie no pudo probar sonido por la mañana en la hora que tenía marcada desde hacía tiempo por asuntos propios suyos y que aprovechó el tiempo que se emplea para cambiar los instrumentos entre grupo y grupo para probar, hacer ajustes, etc… Vamos, lo que tenía que haber hecho por la mañana. En definitiva, que aunque te parezca poco, calculo que se retrasaron unos 15-20 minutos a mayores de los que tenían previstos para el cambio entre grupos. Ese tiempo, por lógica, es de su concierto. Y si la organización les avisó de que se acababa su tiempo será porque tenía que ser así. Supongo que por respeto al resto de grupos, da igual que nos parezcan mejores o peores. Creo que en todos los festivales se perdonan unos 5 minutos o así, pero lo que no se puede es retrasar un concierto (y en consecuencia un festival entero) porque suceda algo así.

    Sidonie son un gran grupo, muy grande, pero no por eso se les puede permitir todo. Ellos creyeron que les iban a dejar tocar sin más y el festival decidió que había que respetar el horario. Creo yo. Y en cuanto al resto de grupos, no me parece que hubiese grandes retrasos salvo los 5 minutos que te comento. No creo que el festival vaya contra nadie.

    Saludos y gracias las entradas del blog que son muy chulas.

  8. Pingback: Contempopránea 2008 presenta: Niños Mutantes. « El Gallo Verde

  9. Hola a todos!

    Yo también estuve allí, soy bastante fan de Sidonie y me quedé con un palmo de narices, nunca sabremos lo que de verdad pasó.

    No sé cuánto retraso acumularon Teenage fanclub + Lori Meyers, pero sí os digo que Sidonie salieron a tocar 50 minutos más tarde de lo que estaba anunciado (yo sí estuve atento al reloj). Luego su concierto no duró ni la media hora.

    Por supuesto que hay que respetar a los demás grupos del festival y a sus públicos, pero mi pregunta es: si ya subieron al escenario con tanto retraso, ¿por qué se cabrearon/sorprendieron tanto cuando les dijeron que pararan? Solo se me ocurre que la organización no les advirtió de antemano del tiempo real del que disponían. Si no, seguro que hubiesen adecuado su concierto, y no que salieron a explayarse (sitar, etc).

    Luego Niños Mutantes, Jet Lag y L-Kan tuvieron su tiempo íntegro, muy bien, pero si el retraso era un problema… ¿por qué tuvo que ser Sidonie la única banda que pagara el pato? Bueno, mi intención no es crear polémica, solo reflexionar un poco.

    Enhorabuena por El Gallo Verde, a lo mejor os apetece leer otra versión del ContemPOPránea 2008 en mi blog:

    http://www.estatuasverdes.blogspot.com

    Un saludo

  10. Son unos artistazos, este sábado los vamos a tener en el vértigo estival ’08 en Martos (Jaén): 12€ ANTICIPADA http://WWW.ATRAPALO.COM Y 15€ EN TAQUILLA

    EL CARTEL ES UNDERWATER TEA PARTY, PAUL COLLINS BEAT, SIDONIE Y PARA EL FIN DE FIESTA DJ CATÓDICA (CRISTINA DE CLOVIS)

    MÁS INFORMACIÓN ACVERTIGO.BLOGSPOT.COM

    ESTÁIS TODOS INVITADOS, NOS VEMOS POR ALLÍ

  11. Que alegría de debate.

    Sobre la calidad o no de L-Kan ya hablaré cuando haga la revisión de su concierto, si me permiten mis compañeros.

    Yo tampoco sé que pasó, aunque creo que la versión más acertada es decir que al tiempo de retraso después de cada concierto se sumó el tiempo de retraso de la prueba de sonido que Sidonie no pudo realizar en su momento adecuado.

    Para mí no hubo problema, a mí Sidonie me agota después del quinto tema y al verse agobiados por el tiempo Sidonie fueron concretos y directos a sus temazos fuertes para despedirse sin haber dejado de cantar ningún imprescindible.

    El “Ta ta tata tatata” de su penúltimo tema marcó el inicio de unos momentos intensísimos porque tanto el público como el grupo sabían que eso se acababa y no tenían la seguridad de que pudiesen cantar otro tema más.

    Los que se quejan de que L-Kan tuvo más tiempo, considerando que empezaron una hora más tarde de lo que debían, que eran las tantas de la mañana empezaba a amanecer y hacía frio y teniendo en cuenta que fue un grupo que se esforzó por dar espectáculo y por informarse de a dónde iban, pues a mi me parece bien que les dejasen un poco más de tiempo, qué quieres que te diga.

  12. En vez de usar el equipo de sonido que el Festival pone a disposición de todos los grupos, Sidonie llevó el suyo propio, lo que provocó el retraso excesivo del inicio de su concierto, y lo que es una falta de consideración hacia los demás grupos cuando ya había más de media hora de retraso.

    Me parece algo ridículo y de rabieta que la gente se queje de que otros grupos tuvieran más tiempo. Máxime cuando L-Kan y Facto Delafé y Las Flores Azules son lo único que puede considerarse POP del ContemPOPránea.

  13. El concierto de L-Kan fue un espectáculo, eso no lo niego, con el sueño que tenía, me despertaron y todo, pero también he de decir que me parece que se ganarían mejor la vida de animadores en fiestas infantiles que de músicos… Vamos, parecía que estaba oyendo las canciones de parchis.

  14. Sobre lo que dice Mocho, me gustó mucho Facto pero eso es Pop? xD

    Es rap con toques de pop, pero mucho más rap que otra cosa. Y L-Kan es tontipop, a lo sumo (siendo generosos)

  15. Joder, menudo chorrazo de comentarios…

    Dejando de lado la discusión de qué es pop y qué no lo es (el concepto es taaaaaaan ambiguo…) lo que pienso es que no se pueden hacer distinciones entre uno y otro, y si efectivamente lo del tiempo fue por culpa del grupo, no tendrían porqué enfadarse. Es política personal de Agustín Fuentes darle la misma categoría a todos los artistas, de hecho si os fijáis son el único festival en el que todos los artistas se anuncian con el mismo tamaño de fuente.

    En cualquier caso, y para soltar una patada que no viene a cuento, creo que se bajaron el año pasado los pantalones con Los Planetas, que sí tuvieron una consideración especial.

  16. Hay más de una versión sobre el “affaire” Sidonie, pero ninguno sabemos qué fue exactamente lo que pasó. Yo recuerdo que me quedé perplejo cuando les echaron del escenario (no sé si con o sin razón). Tampoco estuve atento al reloj y a la duración de los conciertos de cada grupo, ya que me encontraba totalmente embuído en sus respectivas actuaciones, pero sí recuerdo que el concierto de Teenage Fan Club me pareció que duraba más que los de los demás. Dicho esto, si Sidonie se excedió con su prueba de sonido, la “expulsión” está justificada, pero si influyó que otro/s grupo/s antes que ellos alargaran su actuación, la “expulsión” sería injusta. Sólo espero que esto no influya en Sidonie de cara a futuras actuaciones en el Contempopránea.

    Sobre L-Kan y Facto Delafé y Las Flores Azules, ambos son grupos que a mí me gustan. En el Contempopránea hubo grupos que me gustan más que otros, e incluso un par de ellos que me aburrieron en sus conciertos, pero creo que todos, independientemente de que nos gusten poco o nada, se merecen un respeto, no sólo por ellos, sino por la gente a la que sí les gusta. Y que conste que en el concierto de L-Kan me pareció que la gente disfrutaba… a pesar de que ya estaba amaneciendo. Por cierto, yo soy un amante de lo que despectivamente se denomina “tonti-pop” y para nada me parece infantil (servidor ya está más cerca de los treinta que de los veinte años).

    Por último, quisiera hacer referencia a la posible mudanza del Contempopránea. Este año ha sido la primera vez que acudí al festival. Siempre he tenido ganas de ir y al final lo he hecho. Me encantó sobremanera por lo especial del mismo. El pueblo; la ubicacíón del escenario en la ladera del Castillo de Luna; el número de asistentes, que son muchos pero sin sobrepasarse, no como en los macrofestivales… Para mí todo eso forma parte del encanto del Contempopránea, y como tal ha quedado grabado en mi memoria; por eso, creo que trasladar el festival fuera de Alburquerque, sea a Badajoz o donde fuere, le haría perder parte de ese encanto al que hice referencia antes, y convertirlo en un macrofestival acabaría con toda esa magia de camaradería y familiaridad que caracteriza al Contempopránea.

    Sólo es mi opinión. Pido disculpas por haberme extendido tanto.

  17. la verdad es que fue una faena,despues del subidón de Lori habría sido un conciertazo…Sólo queda verlos en otra ocasión y que vuelvan al contempopránea

  18. Gracias Porerror

    Por lo menos parece que tanto el festival como el grupo han quedado en que seguirán contando los unos con los otros.

    Merece la pena leer las explicaciones de ambos. Ya nos contaréis si os creéis todo lo que dicen ambas partes. Un saludo a todos

  19. Vaya, gracias Porerror, han tardado un poco, he estado pendiente de ambas páginas por si decían algo.

    Yo sí que me creo ambas versiones, aunque creo que con matices; creo que Lori Meyers acabaron antes de las 2 y 10, aunque tampoco mucho antes. Si acabaron o no a las 2 en punto da igual, a esa hora es cuando debían empezar Sidonie, o sea que retraso acumulado llevaban. Tampoco sé si creerme mucho de que Agustín Fuentes fuese completamente ajeno al tema, aunque conociéndole…

    En cualquier caso los comunicados me tranquilizan, temía por las futuras actuaciones de Sidonie en el Contempopránea. ¡Agustín, confírmalos ya para el 2009!

  20. Bueno,bueno como esta el Festival…ya hay hasta polemica con los supuestos “cabezas de cartel”…,eso es lo que le faltaba ya al Festival para que se convierta en mas grande todavia…un poquito de pimienta…
    Yo evidentemente no me puedo significar sobre quien tiene razon ya que no estuve, pero bueno…, yo creo que Sidonie siempre se ha portado fenomenal con el Festival…, es mi sincera y humilde opinion…

  21. Me gusta L-kan, respeto a todos los grupos aunque unos me gusten más y otros menos, pero si lo que insinúas es que porque un grupo salga en el telediario ya es importante o ya hay que ponerlo un peldaño más arriba…ufff…no sé yo que decirte….

    Un saludo y gracias por visitar el blog

  22. Por cierto, este post era de Sidonie, y no quiero dejar pasar la ocasión de decir que un comunicado como el suyo educado pero explícito al detalle es lo que diferencia a una banda de una BANDA. Me quito el sombreo. El comunicado de la organización me parece escueto y queriendo quedar bien con todo el mundo…y a veces eso no se puede.

  23. Otro malentendido más. Amigo Johnnash, yo era el que criticaba a L-Kan (no me gustan nada), y dije que hacía tonti-pop, lo que molestó por ahí, porque lo veían despectivo. El motivo de poner ese enlace es precisamente hacer ver que son ellos mismos los que se denominan “abanderados del tonti-pop”, que no es cosa mía. xD

    De acuerdo en lo del comunicado, es un buen detalle.

    Hala, más saludos para todos.

  24. Haced ya la review de L-Kan, ostias, que la gente se explaye… Porque como lo haga yo, no van a quedar ni las espinas.

    Lo del tonti-pop nació como una denominación despectiva que algunos grupos de ese estilo (sunshine, pop chicle, llámalo X) empezaron a utilizar también para hacer ver que las críticas les resbalaban. Algo parecido a cuando en Usa los chicos de color empezaron a utilizar también el término despectivo nigger.

  25. Pingback: Grupo de la semana: Sidonie | elgalloverde.es

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s