Contempopránea 2008 presenta: L-Kan


Texto: Peter Parker

Fotos a las 6 de la mañana: El Gallo Verde

L-Kan es un grupo que no deja indeferente a nadie, y su actuación en el Contempopránea tampoco. Creo que tengo que avisar que yo soy fan suyo y que por lo tanto esta review de su actuación no va a ser del todo objetiva. Teniendo eso en cuenta empecemos. Al cuarteto L-Kan les tocó la difícil papeleta de cerrar la jornada del viernes. Casi parece que es costumbre del festival dejar a los grupos más en los márgenes del indie pop para las últimas horas de cada jornada. El año pasado le tocó a la música electrónica de Dorian y este año a los inclasificables L-Kan. Y digo inclasificalbes porque me niego a meterles dentro de la facilona etiqueta del tonti-pop, ya que de tonti tiene bien poco. A pesar de las apariencias, las letras y la actitud de L-Kan desbordan irónia y sarcasmo y muy poca ñoñería. Acepto que su actuación tuvo más de espectáculo de cabaret que de concierto de rock pero yo no esperaba menos de ellos. El repertorio de este grupo es difícil de defender en directo pero supieron sacarle el máximo partido a pesar de salir al escenario cuando ya clareaba el cielo con la luz de la mañana.

Eran las seis de la mañana y L-Kan sabía que debía despetar a los asistentes así que salieron al escenario llamando la atención desde el primer momento y para eso nada mejor que unos sombreros de pez y pulpo para acompañar su tema “Me hago buzo“, que abre su nuevo disco “Somos otra cosa“. La actuación fue precisamente una combinación de nuevas canciones con sus grandes éxitos, que fueron los que realmente engancharon al público. Cuando sonaban canciones como “La mancha de mora” o “humor idiota” fue cuando el público dio más de sí. Hay que destacar que L-kan necesita de la participación del público para que su actuación llegue a buen puerto y por eso, al contrario que muchos de los que pasaron por el festival, buscan siempre despertar su complicidad, ya sea buscando información sobre Alburquerque en la Wikipedia, o invitándoles a tocar los violines-guitarra con nariz de payaso en “Aburrida de estar salida“. Creo que el Contempopránea destaca precisamente por la conexión y cercanía de los artistas y el público pero no todos supieron aprovecharlo como lo hicieron L-kan, o Facto Delafé y las Flores Azules.

Cada nueva canción que interpretaban suponía un festival de saltos por parte de Belén que constraban con la sobriedad, y efectividad, de los gestos de Olav, conviertiendo el concierto en una fiesta. Personalmente me quedo con el cierre de la actuación con el temazo “Yo ya no” con adaptación local y mención al río Gévora, además se convirtió en otra más de las coletillas de El Gallo Verde para el resto del fin de semana.

Resumiendo, puede que haya quien piense que se debería haber quitado tiempo de actuación a grupos como L-kan para alargar el concierto de Sidonie, pero yo creo que L-kan demostró que puede emocionar al público aunque amanezca y dieron una lección de profesionalidad que no se vio en otros conciertos cabezas de cartel.

John Nash: -Superenserio-

Estoy empezando a cansarme un poquito ya de esa gente que recuerda los discos en inglés de Deluxe, que odia el último de Sidonie o de Lori Meyers, que arremete contra la “comercialidad” (válgame dios!!) de Sr. Chinarro o que salga lo que salga al mercado Pop de Los Planetas será por siempre jamás su disco de cabecera, porque es sencillamente insuperable. Señores/as, déjense de chapitas y gafapasta y  recuerden la esencia, el hecho de acercarse a un disco con la mente totalmente abierta, sin prejuicios, sabiendo que de todo se puede sacar algo y que muchas veces es en ese hecho diferenciador donde nos encontramos a nosotros mismos. Acérquense a L-Kan y escuchen, que a lo peor rascando un poco debajo de un traje de buzo aparecen sensaciones poco agradables aunque fácilmente reconocibles por todos.

L-Kan nos cuentan historias de la vida a través de cuentos divertidos, pero son cuentos, historias, con un mensaje que como en la vida no siempre son lo que esperamos. en cierto modo hacen el mismo recorrido que Sr. Chinarro pero partiendo desde la otra orilla: Letras que en si no dicen mucho pero que esconden auténticas lecciones para el que sepa escuchar. Los actores de comedia llevan toda su vida la cruz de ver como su trabajo no es reconocido como el de los actores dramáticos, cuando de siempre se ha dicho que es más difícil hacer reir que llorar. Aquí pasa un poco lo mismo. Además al que quiere hacer reir y lo llaman payaso se siente feliz. En cambio al que quiere emocionar con su música pero se queda en el intento ¿Cómo lo llamamos?

3 comentarios en “Contempopránea 2008 presenta: L-Kan

  1. Bueno, yo creo que L-Kan sí hacen tonti-pop si miramos más allá del sentido despectivo y nos centramos en su estilo; además, ellos mismos han reconocido hacer tonti-pop.

    A mí LKan no es que me haga mucha cosa, simplemente no me disgusta (en dosis moderadas), pero lo que sí es cierto es que me divertí bastante con esa mezcla de música infantil y animación de campamento (o de teambuilding para ejecutivos, mi último nuevo anglicismo favorito).

    Eso sí, me molestan los purismos y las ortodoxias de la gente que se cree con criterio como para decir si un grupo vale o no para tocar en el Contempopránea, dándoselas de entendidos y de intelectuales. Ni puta idea, chavales.

  2. El comentario de El tesorero resume a la perfección mi opinión. Lo del tonti-pop ellos lo defienden, con buen humor.

    Y es un espectáculo su directo, muy divertido, pero mas cercano al humor que a la música desde mi punto de vista. Siento si mis opiniones (eso me ha parecido) causaron malestar entre los fans de este grupo, todos mis respetos hacia ellos y hacia los propios componentes de L-Kan, hay que tener unos huevos muy buen puestos para hacer lo que a uno le gusta cuando no es lo más “usual”.

  3. Estoy muy de acuerdo con este post, especialmente con la segunda parte del mismo. Creo que L-Kan es un grupo con un humor que muchos (la mayoría) no lo entienden, y ello hace que me acuerde de grupos “aberrantes” de décadas pasadas que eran geniales pero incomprendidos. Me viene especialmente a la cabeza una entrevista de Paloma Chamorro a Derribos Arias en el programa de TVE La edad de oro:
    Paloma Chamorro: -¿Es verdad eso de que sois un grupo cutre?
    Derribos Arias: -Yo creo que sí somos cutres y además nos gusta hacer apunteos con carraca, que es divertido y además vale 20 duros.

    ¿Absurdos? No, geniales. Viva el surrealismo.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s