Disco de la Semana: Supercrepus – Joe Crepúsculo


El sábado por la noche cuando Batidora dj pinchó “La canción de tu vida” me recordó que tenía este post a medio hacer y que a lo mejor venía bien recordar este disco que en su momento supuso un boom en lo que se refiere a creatividad y reconocimientos. Idolatrado por unos y denostado por otros (a mi me cae como una patada en los cojones, como todo ese grupillo de Ana Fernández, David Rodríguez y cía),  no dejo de reconocer que se lo ha montado bien y que ha “inventado” un género bastante personal al que sabe sacarle todo el jugo. Al Cesar lo que es del Cesar.  Ahora que presenta su tercer disco Child Out (Discoteca Océano) nosotros hablamos del segundo, somos así.

Siempre que escucho el Supercrepus  (Producciones Doradas, 2008), al igual que  Escuela de Zebras (Producciones Doradas, 2008),  tengo  la misma impresión: este tío es alguien tan diferente y tiene tal capacidad para fabricar pop que ha decidido modificarlo a su gusto llevándoselo a su universo lleno de navajas. Y es que Joe es de ese tipo de artistas que pone el “modo Calamaro”  se publica doce discos al año y se queda tan a gusto. Estamos ante uno de los personajes más peculiares del pop actual en España. Para algunos es un fraude, para otros de lo más brillante que podemos encontrar.

A finales de 2008 Joël Iriarte, Joe Crepúsculo, firmaba su segundo trabajo en menos de un año. Supercrepus, disco palíndromo (palabra, número o frase que se lee igual hacia adelante que hacia atrás), pretende discutir de mil modos distintos sobre el amor. Y para eso no se corta en  nombrar a su opuesto San Agustín en “ama y haz lo que quieras” o en afirmar que es difícil “amar en tiempos de democracia”. Y lo mejor de todo es que afirmaciones así, que en boca de otros parecerían simples salidas de tono, en las de Crepúsculo tienen un sabor especial. Según el mismo Joe el amor puede presentarse bajo tres aspectos: el viento, el agua o la navaja. Con estos elementos se va conformando un disco con varios hits adictivos.

Supercrepus, grabado en la casa de El Raval que tiene Joël  en Barcelona,  es bastante difícil de definir. Es sobre todo amor, aunque también hay miedo y locura. Para aceptarlo se necesitan varias escuchas y una mente bastante abierta.  La revista Rockdelux eligió Supercrepus como el mejor disco nacional de 2008. Y su música la clasifica como un fantástico viaje hacia principios de los ochenta, cuando el tecno y el pop se fundían.

Aunque se llevan solo unos meses Supercrepus es menos directo que Escuela de Zebras. Sin embargo, tiene temas más redondos, un punto de vista más atrevido y mantiene la sensación de que con Joe nace un músico con una aptitud desbordante, capaz de hacer de lo raro una buena canción pop que corear. Supercrepus es un disco que trata básicamente del amor visto desde diferentes perspectivas y con el que fuera miembro de “Tarántula” consolidaba el estilo inventado en Escuela de Zebras donde ya dejó una gran canción como es “Gabriela”. Letras surrealistas cantadas/habladas en un bostezo y acompañadas de teclados  tecno pop.

Este disco es la suma de veinte canciones devastadoras con un estilo naïve muy espontáneo que te hace recordar en ocasiones a los Astrud más optimistas. En este disco lleno de colaboraciones, y con el surrealismo agazapado detrás de cada tema, Joe da forma a canciones instrumentales como la Espada de Damocles a románticas despedidas o a una insólita versión del No me acostumbro de El Último de la Fila (con David Beef y La Bien Querida). Canciones que suenan brillantes como  “La canción de tu vida” y “El día de las medusas”, mis favoritas, te hacen cantar, este descuidado pop antiguo, pero nuevo e innovador a la vez. Duración de sesenta minutos y descarga gratuita en la web del Crepus.

Está dividido en dos partes (Super y Crepus) que van desde “Baraja de Cuchillos” a “Los Faunos” (fin de la primera parte) y después hasta “El Día de la sardina” todo en el disco es un reguero de canciones sorprendentes y únicas. A día de hoy, sólo Joe Crepúsculo puede aspirar a hacer tecno pop de estalache con elementos de segunda mano, con chispa, vitalidad y unas letras tan extrañas como efectivas.

La canción de tu vida” y “El día de las medusas” son los dos vídeos del disco y dos auténticos himnos. También los teclados cumplen una función primordial en “Los lagartos” o la ya mencionada “El día de la sardina”, mientras que las guitarras toman posesión de “Camino de vida”.

De la sinceridad de “por eso te digo que te amo con esta canción” y “el verano no vendrá hasta que tú no me des la mano”, a delirios como “la cara del perro es muy bella por dentro”, pasando por la cotidianeidad de “vamos a bailar este techno” o “te preparas un bocata de chorizo para ir a trabajar”, las letras de Joe Crepúsculo son un discurso al que no puedes dejar de prestar atención. Arrebatos como “Espada de Damocles” terminan de dividir al público entre quienes le ríen las gracias y los que le aborrecen a más no poder; lo único que parece claro es que veinte canciones así de golpe y después de un primer disco aún cercano no se le consienten a nadie. Las doce mejores habrían hecho un disco mucho mejor.

Como el rayo que atraviesa las heridas”: así es Supercrepus. Signifique lo que signifique eso.

-by John Nash-

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s