Layabouts @Sala Aftasí (12/06/10)


Texto: El Tesorero

Imágenes: El Gallo Verde

Olvídense de (casi) todo lo que hayan leído hasta ahora en este blog; la propuesta actual de Layabouts tiene poco o nada que ver con nuestros grupos favoritos, nuestros análisis de discos o las canciones tan chungas que nos dan por postear. Los madrileños son una banda de rock, sin más adjetivos ni etiquetas, una propuesta que puede parecer simplona pero que está desarrollada como hacía mucho tiempo que no veía en España. En estos tiempos en los que para molar hay que hacerse el moderno, cagarse en la madre del público o poner cara de haba sobre el escenario, se agradece que gente como Layabouts se tomen este negocio con honradez, teniendo las ideas claras y echándole huevos al asunto.

Este flechazo que he tenido con ellos no ha sido a través de sus discos, que ya los había escuchado con más o menos detenimiento, sino gracias a su directo; y es que sus canciones suenan sobre el escenario mucho más contundentes y definidos que en sus trabajos de estudios (¿quizás por la salida de Martí Perarnau?). Y no es un detalle superfluo, pues mientras que para el 90% de las bandas sus actuaciones son un mero escaparate con el que darse a conocer, fichar por una discográfica y grabar discos como churros para vivir de las rentas, los Layabouts conciben el sistema a la inversa, es decir, utilizan sus discos como herramientas de promoción para que la gente acuda a sus conciertos, verdadero objetivo de la banda; no en vano tienen costumbre de colgar en internet sus discos y sus singles, una estrategia que parece más propia de bandas noveles pero que en ellos tiene su razón de ser: el disco como tarjeta de presentación.

Con todo esto, que su actuación en la Sala Aftasí fuese un bombazo estaba prácticamente asegurado. Y eso que no las tenían todas consigo; coincidiendo con la presencia en Badajoz de Joaquín Sabina, nos encontramos con la sala más vacía de lo normal, motivo por el cual la salida de los Layabouts se retrasase hasta la una para aguardar a los últimos rezagados; a pesar de todo, el público congregado al final dio bastante de sí (alrededor de la mitad del aforo) y estuvo bastante enchufado desde el principio; estaba claro que los que no habíamos ido a ver a Sabina era porque buscábamos que nos dieran caña. Y vaya si nos la dieron.

Porque, y volviendo a reiterarlo, Layabouts es una banda de rock, pura y dura, con todo lo que ello conlleva: convicción en lo que hacen, habiendo encontrado ya su camino tras un disco de debut más cercano a la electrónica y al baile; entrega total sobre el escenario, entendiéndolo como el medio natural en el que la banda quiere desarrollar su música; y una actitud provocadora y genuina, que no agresiva ni violenta, pues lo fácil hubiese sido (como muchas bandas de hoy en día) salir insultando al público y mantener una falsa actitud de pasotismo para hacerse los más duros del barrio. Ellos no, aunque mantuvieron en todo momento su pose bravucona y se acordaron con fina ironía de Sabina y otros artistas “de la cuerda”, se mostraron cercanos y cordiales con los asistentes, agradeciéndoles su presencia (y haberlos elegido a ellos) y elogiando una y otra vez las excelentes condiciones que la Sala Aftasí les brindaron.

El repertorio interpretado sobre el escenario fue amplio y variado, con temas tanto de su álbum de debut como del editado el pasado otoño; en concreto los temas del primer LP, Layabouts (Wild Things Records, 2007) suenan ahora con más ímpetu y nervio, y sólo en “Fine for me”, ya en los bises, se dejaron ver algunas reminiscencias de la electrónica de antaño; también del debut se interpretaron “Perfect Day”, “Cut my strings” y “Electro rocker move”. Del segundo trabajo de la banda, …And They Ran Into The Woods (Homeless Records, 2009) destacaron entre otras los singles “Corrupted scene behind the stage” y “Desertika”, y por supuesto mi favorita del álbum, la oscura y visceral “Epidemic”.

Y es que a pesar del definido carácter que han abrazado, la banda se muestra versátil en la composición e interpretación de su repertorio, pasando por el rock más sesentero, el punk de principios de los 80, o el alternative rock de la década pasada. Y esa amplitud de miras quedó reflejada en las dos versiones que se marcaron, la ya más conocida de “Inside looking out” de The Animals (y ya incluída en el vinilo de Corrupted Scene Behind The Stage) y el clásico “Johnny B. Goode” de Chuck Berry (la de Regreso al Futuro, me recordó John Nash), que ya han interpretado en algún otro concierto.

En definitiva, una actuación redonda y completa en todos los aspectos (ya ni me acordaba de los puntuales problemas técnicos, que los hubo) que supo a poco a pesar de las quince o dieciséis interpretaciones en poco menos de hora y media, y en el que los madrileños dieron una lección de garra y de nervio, abriendo sin duda una brecha emocional en los que, como yo, no habían catado hasta ahora su poderoso y visceral directo.

Anuncios

Una respuesta a “Layabouts @Sala Aftasí (12/06/10)

  1. qué guay fue!

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s