Entrevistas Fanzineras: Souvenir


Este año el Festival Contempopránea dedica su homenaje a Julio Ruiz, ¿qué nos podéis decir sobre Disco Grande y la trayectoria de Julio Ruiz?

Jaime: Ha sido y es uno de los programas esenciales de la radio musical en España, y de la escena independiente, ha ayudado a infinidad de grupos a darnos a conocer. Sólo por eso el homenaje ya es merecidísimo. Recuerdo enviarle las maquetas de mis primeros grupos, allá por el año 92, con toda la ilusión de que las pusiera. Cuando finalmente empezó a programar a Souvenir años después, fue una satisfacción increíble.

La temática de “Travelogues” son los viajes. ¿Habéis viajado mucho para componerlo?

Patricia: Lo maravilloso de crear algo tuyo es que te transportas completamente mientras estás en el proceso, imaginando como quedará cada canción y el decorado que quieres para tu nueva aventura. En este disco hemos viajado mucho a los años cincuenta, y también de vuelta a nuestros adolescentes años ochenta, una época llena de ensoñaciones y sueños por cumplir. Y como siempre lo hemos mezclado todo para enseñarle al mundo las cosas que nos gustan de él.

¿Qué está pasando en Pamplona para que en el cartel de Contempopránea haya cuatro bandas de allí: Reina Republicana, los Ginkas, El Columpio Asesino y vosotros mismos?

Jaime: Supongo que es señal de que tanto las jóvenes generaciones (Reina Republicana, Los Ginkas) como las no tan jóvenes (El Columpio, nosotros) gozan de buena salud musical en nuestra ciudad, en la que quizá sí que falta más público que grupos. El hecho de que los cuatro vayamos a tocar es señal también de lo variado de nuestras propuestas, porque no creo que hubiese pasado si hiciéramos estilos de música similares.

En la era del mp3, Spotify, iTunes, ¿Qué significado tiene hacer una edición en vinilo de vuestro disco?

J: tiene todo el significado, porque supone reivindicar la música como artefacto artesanal, real, físico, algo que envejecerá y cobrará valor. A la música digital le pasa que le falta peso específico, un poco como los efectos especiales hechos por ordenador en cine, que tienen un aspecto volátil e irreal al que le falta algo que los antiguos efectos sí aportaban. Por supuesto nos encanta que exista lo digital, ya que es terriblemente cómodo, y todo eso, pero… también es más cómodo conducir un coche coreano que un Cadillac Deville.

Las canciones en inglés son mayoría en vuestro último disco ¿A qué se debe?

P: no hay una intención consciente, simplemente eran canciones que nos gustaban más en inglés que en francés. No nos gusta ser esclavos de nada, y mucho menos en la música, que es algo que hacemos porque nos llena y nos encanta. Si deseamos cambiar algo, lo hacemos y ya está, sin pensar en las consecuencias. Nos gusta sentirnos libres creativamente y también hay algo de rebeldía en el hecho de no ceñirnos a normas, ya sean propias o ajenas.

Desde vuestro propio punto de vista, dejando de lado lo evidente del cambio de estilo de los últimos discos, ¿en que más ha cambiado Souvenir a lo largo de los más de 10 años que lleváis juntos?

P: Yo creo que Souvenir ha evolucionado de la timidez a la exuberancia. Souvenir ha pasado de ser una cosa que hacíamos a ser una cosa que somos. Está lleno de nosotros por todos lados.

J: Sí, al cabo de diez años te das cuenta de que el grupo forma parte de tu identidad, a diferencia del principio.

Si pudieseis incluir uno de vuestros temas en el juego Sing Star/ Guitar Hero, ¿cuál elegiríais?¿por qué?

J: seguramente ‘Taboo’ o ‘Les Surfeurs’, porque son los que tienen riffs más claros y puedo aseguraros que se disfruta mucho tocándolos.

¿Cuál es el peor sitio donde os habéis alojado o comido en vuestras “giras de furgoneta”?

P: Hemos tenido bastante suerte, hubo una época en la que elegimos no tocar a penas, intentábamos elegir mucho los conciertos pero es precisamente en esa época en la que recuerdo el peor alojamiento de todos. Era un hotel de carretera, con un olor inmundo y marcas de colillas apagadas en las paredes del baño y del resto de la habitación. Decidimos no quedarnos, condujimos toda la noche de vuelta y aunque exhaustos acabamos durmiendo en nuestras camas. Pero en ese caso no eran demasiadas horas, hace poco nos pasó que ya habiendo amanecido tuvimos que conducir de vuelta durante más de seis horas ya que con las indicaciones que nos habían dado los de la organización fue imposible encontrar el hotel y nadie nos contestaba a los móviles.

Nosotros debutamos este año como Dj´s en la Fiesta de Bienvenida del Festival, ¿nos podéis dar algún consejo?

J: ¡Que pongáis la música que os guste y no la que os pidan! En el momento que empiezas a acceder a las peticiones el desastre suele ser inminente.

Como están tan de moda las redes sociales, contadnos en 140 caracteres quienes sois y vuestra historia.

Apasionados por la música y la estética que la rodea, que aman hacer discos en los que mezclan sus gustos de forma ordenadamente desordenada

¿Habéis usado alguna vez vuestra fama para ligar o impresionar a alguien?

J: De hecho las pocas veces que he triunfado ligando ha sido por tener un grupo, y eso antes de Souvenir… me imagino que ahora sería todavía más fácil, pero la ‘fama’ me llegó tarde.

P: No, es más, durante mucho tiempo intentaba mantenerlo oculto lo más posible en el trabajo, etc. Me daba mucha vergüenza. De todos modos no creo que sea una buena estrategia siendo tía, creo que es algo que puede ahuyentar a los tíos, veo que les crea mucha inseguridad cuando se sienten por debajo, así generalizando diría que están más cómodos siendo ellos los que ‘manejan el cotarro’

¿Qué opina vuestra familia de la música que hacéis?

J: En mi caso me siguen, pero sinceramente creo que no me entienden muy bien.

P: Mi madre es nuestra mayor fan y la que mantiene las ventas a flote, siempre tiene un disco a mano que regalar a alguien. Le gusta mucho la música que hacemos y en parte le debo a ella este amor por la música, en mi casa siempre había música y en el coche también, nada sofisticado, la radio y algún disco. Pero enseguida me di cuenta de que la vida es mejor con música de fondo.

¿Recordáis algún momento vergonzoso sobre el escenario?

J: Sí, una ocasión en la que un ex-teclista salió a tocar borracho y arruinó la actuación por completo. Como ‘el show debe continuar’, hubo que hacer el set entero tratando de abstraerse, pero lo pasé realmente fatal.

P: Sí, seguramente ese fue uno de los más bochornosos. Pero yo recuerdo muchos más, durante muchos años no me he sentido cómoda encima de un escenario y he odiado a muerte los silencios entre canciones. Recuerdo un crítica de un concierto en el FIB en el que el periodista reprodujo mis palabras exactas ante un parón por un problema técnico ‘¿y ahora yo que hago?’. He necesitado casi diez años para aprender a manejarme en directo y disfrutar de cada momento.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s