Ecopop 2011 @ Arenas de San Pedro


TEXTO: CAMPINI | FOTOS: VV.AA.

Los chicos de El Gallo Verde me encargan con un criterio más que dudoso que haga la crónica del festival Ecopop. Al espetarles que mi forma de escribir es de lo más gualtrapa me contestan que total, para lo que voy a cobrar… ante esto, sólo me queda poner la mejor cara Nacho Vegas que me sale y decidir darle caña al lápiz.

20 de Agosto. El desembarco de Norma en Día.

El viernes nos presentamos una avanzadilla palentino-extremeña en Arenas de San Pedro. Tras hacer un camino de doscientos y pico kilómetros en seis horas (es lo que tiene parar en una de cada tres gasolineras para repostar… cerveza) llegamos sobre las doce dispuestos a pasar frío, pertrechados de nuestras rebequitas. Craso error, hacía más calor que en Calcuta.

Cuando llegamos a la plaza nos dimos cuenta de que había poco ambiente indie, los chicos de Pinocho Detective y compañía eran de los pocos que estaban allí como asistentes al festival, aguantando el tirón de las bandas que precedían a un Suso DJ que pinchó temas que poco tenían que ver con la temática del Ecopop. A nosotros nos daba lo mismo, parecía que nos habían dado el día libre en Mordor. Pedrito, el palenciano que llevábamos apadrinado, hizo una perfecta imitación de Vomitón (de la serie Búscate la vida) justo delante del escenario, con efectos especiales y todo. Tras eso, fuimos al Soho, un animado bar que os recomendamos si decidís ir a futuras ediciones del festival. No puedo dar más detalles de la noche, sería una pena que les cerrasen el blog a los gallos verdes.

21 de Agosto. Con codillo dan dyc.

El sábado llegó el resto de la manada, y algunos pasaron el día comiendo y bebiendo como si no hubiera un mañana. A media tarde se nubló el cielo de repente, empezó a llover y temimos que peligrara el festival.

Cara de Lucía el sábado a las ocho de la tarde (foto: Blanca)

A pesar de que la lluvia produjo un cambio en los horarios de algunas pruebas de sonido, el cielo se despejó y sobre las diez y algo comenzó a tocar la primera banda. No se superarían más de mil almas en toda la noche, así que creemos que la organización no debe estar muy satisfecha con la asistencia de público.

Como este es un blog serio, me llevé un boli y un papel para tomar notas, que transcribiré a continuación:

Jiega con istesible, foso imoiliremo finel … al ver con horror que mis notas las podría haber escrito Harry Potter para enfrentarse a sus enemigos, decido tirar mejor de mi maltrecha memoria para comentar qué tal estuvieron las bandas que tocaron en el castillo del Condestable Dávalos, un emplazamiento espectacular.

Ni mi primo el farmacéutico, oyes

 Alborotador Gomasio: por desgracia sólo pudimos llegar a los dos últimos temas de los ganadores del concurso de maquetas del Ecopop, pero es justo reseñar que si la canción con la que terminaron la hubieran tocado a las cinco de la mañana, el castillo se habría venido abajo. Intensos, rockeros y con buena puesta en escena. Bien por ellos.

Nacho Vegas: aunque no sea santo de mi devoción, he de reconocer que fue el mejor concierto del festival. Es una delicia como suena la banda, y como los músicos juegan con las intensidades de las canciones con el multiinstrumentista Abraham Boba impartiendo una clase magistral de lo que tiene que ser un músico de acompañamiento, y un Nacho Vegas muy fino con la voz. Emocionó a sus fans y nos dejó muy buen sabor de boca a los que pensábamos echarnos una siestecita durante su actuación. Al final del concierto, y en un alarde de actitud, tiró la guitarra al suelo y pegó un salto digno de un gamo, señal de que el asturiano se lo pasó bien. Al terminar, lo volvieron a meter en su caja.

Foto: by David Sánchez/ Pi González

The Bright: no pudieron hacer prueba de sonido debido a las inclemencias del tiempo, y les tocó chequear justo antes de empezar a tocar, situación que puede desmotivar al más pintado. Los leoneses arrastraron problemas de sonido durante todo el concierto, y se les notó a disgusto. La banda de Myriam Gutiérrez no consiguió enganchar, pero espero verlos en otra situación menos complicada para formarme una opinión y así optamos por el beneficio de la duda.

Standstill: también sufrieron algún problema técnico, creo que les falló el envío de algún sintetizador, pero a pesar de esto dieron un concierto impecable. Los temas de su “Adelante Bonaparte” sonaron perfectos, y los coros a tres y cuatro voces me dejaron picueto. Una gran banda, muy compacta y con una elegante puesta en escena. Entre los que íbamos hubo división de opiniones, a algunos les dejó fríos (mi amigo Diego me pidió que los definiese en cuatro palabras: “ni fú ni fá”, pero teniendo en cuenta que minutos antes me corneó como un Miura, haremos como con The Bright y le regalaremos el beneficio de la duda), otros los calificaron como una versión mejorada de Vetusta Morla . A mí me encantaron, creo que son necesarias más bandas con la calidad de Standstill en el panorama indie español. Buenos músicos y mejor sonido.

Foto by David Sánchez/ Pi González

El Columpio Asesino: esperaba a la formación de Pamplona, una de las sensaciones de este año, con muchas expectativas, especialmente tras las noticias que me han ido llegando de conocidos por sus últimos conciertos en Sonorama y en Contempopránea, y sobre todo porque su último trabajo , “Diamantes”, me encanta. Me dejaron un regusto agridulce. Por un lado, bailé como un mandril empapado en crack, y que una banda consiga mover de esa manera al público es motivo de aplauso. También es verdad que a las cinco de la mañana la mayoría de los presentes probablemente habrían bailado los grandes éxitos de Maria Jesús y su acordeón, si hubiese subido a esa hora, pero no restaremos mérito al potente directo de El Columpio Asesino. El sabor agrio me lo dejó comprobar que el batería se iba en algunos temas, haciendo que algunas partes del repertorio sonaran destartaladas, o escuchar algunos problemas de afinación en la voz o incluso en alguna guitarra. Probablemente también sufrieron problemas técnicos. Me lo pasé bien, nos hicieron sudar…pero el concierto sonó regular.

Posteriormente pinchó Virginia Díaz, presentadora del programa 180º de Radio 3, yéndose a lo seguro y sin mostrarnos nada nuevo. A ella le siguieron Vecinos DJs , a los que no pude ver pero me comentaron que fue un divertido punto y final para el festival.

Parte de la horda de cafres que nos juntamos allí terminaron en el Soho de pinga con los chicos de El Columpio Asesino, con Nacho Vegas…

22 de Agosto. Este muerto está muy vivo.

Gracias a las recomendaciones de Vicente del Aftasí Club, el día de la despedida comimos en el restaurante Macayo. Os recomiendo que no dejéis de ir a comer allí si pasáis por Arenas de San Pedro. Muy bien de precio, raciones copiosas y riquísimas y la sensación de que te atienden amigos de toda la vida. Además, son los introductores de algo tan extremeño como la cachuela en Castilla. Un gran final para un fin de semana tremendamente divertido. Esperemos que la escasez de público no desanime a los organizadores y podamos disfrutar de este festival en años venideros.

A la vuelta, tuvimos que tocarle con un palo para comprobar que seguía con vida (foto:Blanca

Anuncios

3 Respuestas a “Ecopop 2011 @ Arenas de San Pedro

  1. Dios mío jajajajaajajajaja

  2. Siendo justos, el fin de semana fue un chorrada storming, la crónica venía ya escrita. Créditos a Blanca, Marci, Vicente, Fátima, Maribelita, Diego, Lucía, María Moñeca, Lourdes, Carlos Tokyo, Pedrito y el resto de cracks que nos encontramos allí.

  3. Pingback: Ecopop « el bajista bajito

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s