Sonorama Ribera 2011: Domingo ya…


TEXTO Y FOTOS: EL GALLO VERDE

Las semanas previas a irnos a Aranda nos planteamos seriamente si quedarnos el domingo o irnos a casa ese día, pero la curiosidad de ver a Hidden Cameras o Amaral y las ganas de volver a ver a Ellos o Teenage Fanclub nos pudo, y decidimos quedarnos; además, algunos aún teníamos pendiente probar la famosa morcilla de Burgos, y con las cosas del comer nunca se juega.

Como el desayuno a base de pincho de tortilla nos había sentado bien el resto de días y los cuerpos estaban ya un poco destrozado (algunos más que otros), no faltamos por la mañana en el Rincón de José a reponer fuerzas. Tras esto, nos pusimos en marcha de paseo al escenario Las Bodegas para ver a Alex Ferreira y Mucho, porque ya Medelia no nos daba tiempo. De camino vimos a las Ultrazorras en el escenario Red Bull, grande el momento cover“Me gusta ser una zorra” mientras las señoras beatas caminaban de camino a la iglesia para ir a misa.

Alex Ferreira

– Isa P. –

Cuando llegamos, Alex Ferreira y los suyos se estaban colocando en el escenario (Alex con Ray-Ban incluidas, que eso se lleva mucho en el Sonorama). Fue un concierto potente y enérgico, con Manuel Cabezalí (componente de Havalina, imprescindible como músico en cualquier grupo) en la guitarra.

Mucho

– Isa P. –

Mucho eran otra incógnita para nosotros, más que nada porque la mayor parte de su formación pertenecían a The Sunday Drivers y de ahí no puede salir nada malo. Con un directo más que aceptable, animaron al público (Lori Meyers entre ellos), pero nosotros estábamos machacados y lo disfrutamos sentaditos con una cerveza.


Comimos en el Casanova, nuestro must para el tapeo que sin embargo ese día nos falló (nos dijeron que no había hasta en cuatro platos de la carta); y de postre un ratito en el Lagar, donde nos encontramos con amigos pacenses: Víctor, Tokio (ese famoso dj extremeño) y Esther (la “Marquesa de Villaverde”), con los que nos tomamos unos vinitos.

Allí conocimos a unas chicas del pueblo que nos invitaron a ver sus bodegas, después de nuestra maravillosa entrevista con Cristina Pedroche para Otra Movida (entrevista que no ha sido emitida posiblemente por el alto nivel cultural no acorde con la temática del programa).


Una vez de vuelta al camping (no sin antes liarla en el autobús), nos pegamos una duchita y nos metimos en el recinto para disfrutar de los últimos conciertos del festival; un cartel variadito para todos los gustos con varios alicientes de peso.

Ellos

– Isa P. –

Llegamos tarde pero a tiempo de ver el estado de Guille, que preguntó al público cerveza en mano “¿No estáis de resaca?”, él creo que aún no había llegado a ese estado porque se notaba que no había estado bebiendo agua precisamente.

A pesar del estado en el que parecía haberse subido al escenario, dieron un concierto entretenido, en el que nos hicieron bailar sin parar pese al cansancio acumulado. Además lo pasamos al lado de nuestros paisanos, que eso siempre es un plus de diversión, con sus confetis y sus gafas de colores.

Idealipsticks

– El_Tesorero –

La banda de Jave y Eva Ryjlen es carne de festival, con ese rock garajero y visceral de riffs pesados y pegadizos teclados que, acompañado de una actitud que resulta auténtica y honesta, llenan todo el escenario de energía y sensualidad y lo irradian hacia el exterior; lástima que el horario diurno y un público que se mostró cansado y aún poco metido en ambiente deslucieran el espectáculo.

Sin embargo, los de Guadalajara guardaban varios ases en la manga en forma de hits como “I can’t deny it” o “Losers & Lovers” que consiguieron caldear el ánimo no sólo de sus incondicionales sino también de muchos curiosos que se atrevieron a acercarse (incluido Javier “Arizona Baby” Vielba), y que en todo caso se llevaron sin duda una grata sorpresa. En definitiva, una actuación notable llena de energía y actitud que, aunque no consiguió hacer despegar a los más exigentes, sí supo dejar al menos un buen sabor de boca para lo que vendría a continuación.

Hidden Cameras

– El_Tesorero –

La banda del carismático Joel Gibb parece resultar invisible para los medios especializados, quizás por su controvertido historial, pero el canadiense atesora quilates del mejor pop barroco que convencerían al más exigente de los fans de Belle and Sebastian. Algo así ocurrió con el público del Sonorama, que se acercó al escenario con ciertas reticencias pero acabó entregado al chou de la banda.

Las bases electrónicas, los arreglos de cuerda y la impresionante voz de Gibb fueron las señas de identidad de una actuación en la que interpretaron temas de sus trabajos anteriores pero sobre todo del último LP Origin: Orphan (Arts & Crafts, 2009). También se supieron ganar al público con gestos como la canción que tocaron con los ojos vendados o la que interpretaron rodeados de niños; menos afortunados estuvieron con los comentarios que Gibb lanzó contra el Papa y contra Rajoy (¿?), que personalmente no nos hicieron mucho gracia aunque esté de moda ir de ateo y de progre, así que con semejante meaditas fuera del tiesto nos enfilamos a nuestra zona de avituallamiento antes de que terminase su actuación.

Teenage Fanclub

– El_Tesorero –

 Tras escuchar tan sólo los últimos temas de La Bien Querida (la sacrificada de la noche por motivos de intendencia), nos dispusimos a disfrutar de la actuación de los escoceses desde la prudencial distancia de la zona VIP; los de Glasgow han vuelto a primera línea de la escena internacional con Shadows (Merge/Pema, 2010), un buen álbum con el que han sabido generar la suficiente expectación como para reunir a un numeroso grupo de seguidores frente a los escenarios a los que han acudido, incluso, en este caso, a los propio Amaral, que disfrutaron del concierto desde un lateral.

Superados los problemas de sonido iniciales, los escoceses dieron buena cuenta de su último trabajo con temas como “When I still have thee” o “Baby Lee”, sin olvidarse de sus fans de largo recorrido con clásicos como “Sparky’s Dream” o “The Concept”. En definitiva, una actuación más que correcta que supo satisfacer a propios y extraños y con la que demostraron que, a pesar de las apariencias (y del cada vez más patente parecido de Norman Blake con Bill Gates), los Fannies se encuentran en un estado de forma envidiable.

Cycle

– El_Tesorero –

Multitudinario concierto de la banda de David Kano y la China Patino, aprovechando quizás el tirón de Amaral pero que en todo caso tuvieron al público saltando y bailando en un radio de un kilómetro a la redonda. Algunos los acusan de haber perdido punch con los años, otros de que los últimos temas no son tan buenos como los primeros, y otros de que Matthias Freund no es Luke Donovan; pero lo cierto es que la banda madrileña no parece haber perdido ni un ápice de rabia ni oscuridad.

Como era de esperar, los momentos álgidos de su actuación vinieron con “Confusión”, “Apple Tree” y “You talk too much”, con los que la extensísima marea humana que se agolpaba frente al escenario se convirtió en una descontrolada rave digna de película chunga de vampiros. Fue en todo caso un muy digno cierre del festival (lo de Amaral era otra cosa, distinto público y distinto formato).


Tras el concierto de Cycle y mientras nos acercábamos al escenario principal, pusieron un video en las pantallas del escenario Heineken en el que Nacho Vegas y Javier Ajenjo (director del festival) brindaron por el fallecido Pedro San Martín con vino de la tierra (“como él hubiera querido”), sonando de fondo el “Qué nos va a pasar” de La Buena Vida; pero no sabemos muy bien por qué motivo, si porque la gente no se dio cuenta o porque en realidad no tenían ni idea de quién era (mucha gente nueva para el concierto de Amaral), el homenaje no nos pareció tan emocionante como en Contempopránea, cuando la gente se giró hacia el escenario para corearla.

Amaral

– Isa P. –

(Foto: Juan Pérez-Fajardo para Rolling Stone)

Toooodo el fin de semana habíamos estado escuchando quejas y burlas sobre el concierto de Amaral, pero pese a todo, fue el concierto más multitudinario del Sonorama sin duda. Y es que Juan y Eva saben dar un concierto delante de miles de personas, tienen “el culo pelao” de hacerlo y tienen unas tablas sobre el escenario y una voz que hace que, aunque te creas híper – moderno, acabes sucumbiendo a sus encantos y coreando sus míticos temas.

Con un concierto equilibrado, con temas de siempre y de su reciente disco, Eva demostró que es una de las mejores voces del panorama musical español, pese a quien pese.

Nash y yo, junto con nuestro amigo Eneko, coreamos todas las canciones de discos anteriores y lo pasamos pipa, mientras que El_Tesorero e Iker luchaban contra sí mismos para no cantar (N. del T: en realidad me dolía la espalda, yo ya iba a conciertos de Amaral cuando teloneaban a Jarabe de Palo). Acabó el concierto, no sin antes un bis, y empezó a sonar “Moon River” para ya, sí que sí, poner punto y final a cuatro días intensos de Sonorama.

Epílogo

Todos los buenos momentos vividos durante esos días en Aranda de Duero pudieron emborronarse en el último momento; la manifa – rave organizada en la zona de acampada (con Richi y su megáfono a la cabeza) junto con otros sucesos de menor calado (nuestros queridos vecinos de Albacete), nos hicieron comprender que Sonorama, en cuanto a ambiente y tipo de público, está más cerca del de festivales como Primavera Sound o Superbock que al de citas más acogedoras como Ecopop, South Pop o Contempopránea; para lo bueno y para lo malo, pero que en cualquier caso pone en duda, y mucho, eso de que “el Sonorama es el mejor festival de España”.

A la mañana siguiente recogimos todo y nos fuimos al bar de José, otra vez, a desayunar y nos encontramos con el resto de pacenses que aún quedaban por allí; desayuno completo con José, Mamen y Tokio (sobre todo los bocatas híper grandes de bacon y queso). Nos montamos en el coche y, muchas horas después, llegamos a nuestras casas con la sensación de que ese cansancio acumulado, al fin y al cabo, había merecido la pena.

Anuncios

2 Respuestas a “Sonorama Ribera 2011: Domingo ya…

  1. Pingback: Sonorama Ribera 2011: Sábado | elgalloverde.es

  2. Me gustaron “Ellos” y tb bailé.. pero era un concierto para la noche..
    “Hidden Cameras” me sorprendieron para bien.
    Cuando tocaron teenage funclub.. iker y yo estabamos viendo a “Montevideo”, sevillanos que se merecen el escenario principal! vaya conciertazo que dieron pese al mal sonido de la carpa..temazo tras temazo de su vértigo y euforia.

    Y vaya experiencia la de Amaral jejeje tienen un directo explosivo… Me lo pasé muy bien con vosotros 😉

    Y la vuelta al camping .. la gente tenía ganas d marcha jajaa tendrian q haber puesto Djs tras amaral para q muchos se desfogaran jajaa pero si nosotros q estabamos tranquilos estuvimos toda la noche hablando y riendonos (excepto iker) con unos amigos y unos d palencia xD y de fondo estaban los locos esos jajaa me acordé de vosotros xq iban a esa zona :/ pensé que les echarian. Son cosas de los camping xD

    Como festi es bueno pero tendrían q mejorar varias cosas duchas etc.. pero no sé si es imposible.. y fueron muchos conciertos ufff acabé agotaó jejeje pero el ambiente del pueblo+bodegas me gustó mucho.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s