Gatomidi @Sala Chat Noir (28/10/11)


TEXTO Y FOTOS: EL_TESORERO

De entre todos los buenos conciertos que tuvieron lugar el pasado fin de semana en Badajoz (Reincidentes, Holywater, Maryland), nosotros nos dejamos engatusar por los amigos de la Guadaña Cósmica y nos decantamos por el de los valencianos Gatomidi, la propuesta menos conocida de la noche aunque ya nos habíamos escuchado su LP de debut Facing Destiny (Musice, 2011), y trabajo lleno de fuerza compuesto por diez temas concebidos según los cánones del punk tradicional, hits frenéticos de duración media que mantienen el ritmo de forma constante a lo largo de todo el disco.

Aunque al final de la noche no paraba de encontrarme a gente diciéndome lo genial que había estado el concierto de los Holywater (no lo dudo), a los Gatomidi no les faltó público en la sala Chat Noir, sobre todo teniendo en cuenta las muchas alternativas de música en directo que se ofrecía esa noche en las salas de Badajoz. Aún así, daba la impresión de que la gente congregada había llegado allí por casualidad y que no estaban del todo familiarizados con el trabajo de los valencianos, por lo que costó que entraran en calor y se dejaran arrastrar por la marea sonora que interpretaba la banda sobre el escenario.

Gatomidi no se andan con chiquitas e imponen un ritmo avasallador desde el minuto uno, con el temple de los mejores profesionales pero no con la frialdad propia de un carnicero que va despachando a sus clientes, sino con el completo convencimiento en su interpretación y en su música. Aunque Nolasco y Jimena se dirigían al público frecuentemente entre canción y canción, cuando sonaban los primeros acordes de cada tema parecían abstraerse en el mundo de oscuridad que impera en los temas de Facing Destiny.

La actuación de Gatomidi me supo a rock de garaje, a post punk de sala pequeña, interpretado de manera genuina y sin artificios, sin caer en la autocomplacencia ni buscar el beneplácito del público con gestos o ademanes vacíos; sin conocerles apenas, diría que nunca se plegarían ante los deseos de un productor o un agente, simplemente harían lo que les apeteciese en ese momento.

Abriendo con la desgarradora “Guess my name” y cerrando con la épica “Facing destiny”, hicieron un repaso del ya mencionado álbum de debut incluyendo algún tema nuevo que incluirán en futuros trabajos. Sin bises y sin tiempo para tomarnos un respiro, dieron por terminado una actuación que apenas duró cuarenta minutos (desconocemos si es habitual en ellos o si fue motivado por el excesivo retraso del concierto); hasta en la brevedad me recordaron a las esforzadas bandas del underground ochentero.

En definitiva, un concierto como un polvo entre desconocidos en los baños de un garito: intenso, breve, frenético y sin contemplaciones.

MySpace de Gatomidi

Fan page de Gatomidi

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s