Holywater: “Si una canción no la puedes tocar cantándola con una acústica, no es un buen tema”.


Recientemente han visitado Badajoz los Holywater, una banda a la que los Gallos Verdes no pudimos ver en directo, pero gracias el excelso Dr. Barmacéutiko podemos disfrutar un poco de su “compañía” virtual. Nuestro doctor de cabecera ha conversado con la banda desvelando aspectos muy interesantes de lo que son y lo que hacen Holywater. Esperamos que disfrutéis con este encuentro virtual.

TEXTO: DR. BARMACÉUTIKO

A pesar de mis discrepancias con los que discrepan, pienso que hay veces que lo fácil es postular discrepando por discrepar aún sin conocimiento de discrepación, aunque el derecho a discrepar es siempre lo primero, discrepar por discrepar no debería ser el deporte nacional que nos haga creer que somos distintos a los demás. Dijo un matarife antes de cortarle la yugular a un gallo mutante recién salido de una granja de Chernobil.

Aún recuerdo cuando escuche por primera vez a Holywater. Me hice de un pack de estos de diez cds de Astro. Fue algo especial, ya que desde un principio este disco ya estaba llamando la atención, la caja que lo contenía venía estallada y eso me daba rabia ya que otras cosas no, pero los discos me gusta cuidarlos y mimarlos, además venía con 10 portadas y contraportadas (si señor de Astro, el cd tuneado lo tengo yo), así que procedí a escucharlo. Que menos.

Enganchado desde el principio hasta el final del disco, sus medios tiempos y esas guitarras rabiosas y a punto de estallar que a veces, casi siempre, llegan a explotar, y es precisamente su preciosismo contenido junto a una voz que a priori nada tiene que ver con la global idea de un grupo de rock difícil de etiquetar, ajeno a modas y tendencias pero que una vez casados todos sus elementos componen una lírica perfecta. La poesía no es solo bucólica y para enamorados o desenamorados, la poesía es aquello que consigue que aunque sea con una cerveza en la mano erizarte el vello a base de decibelios y cuerdas distorsionadas y rascadas, las de las guitarras y las de la voz de Ricardo.

Hace tres años que estuve en la Sala Mercantil de Badajoz, concretamente el 28 de noviembre de 2008, disfrutando de lo que fue un gran concierto y una posterior charla con los señores de Holywater . Además de hacerle algunas fotillos pensando en esta entrevista que algún día tendría lugar, y que nunca se llevo a cabo hasta ahora, y aprovechando que el pasado 28 de octubre han venido a presentarnos su último trabajo, The Path to Follow y para que no se me acumule el trabajo y esperar otros tres años más, creo que ha llegado el momento. Charlemos con Ricardo.

Este verano estuve en el festival Contempopránea que se celebra aquí por estas tierras y mi “quepeña” (aprovecho para mandarle un beso grande) me regaló vuestro último trabajo a sabiendas de que se trataba de una de mis bandas nacionales de referencia… ¿Vuestra etiqueta y vuestras formas de hacer música han podido descartaros de antemano en este tipo de festivales? ¿Quizás vuestro dos últimos trabajos si han abierto esas puertas?

RICARDO: Siempre hemos sufrido esta controversia. Estamos en terreno de nadie, no hacemos pop exactamente, pero hay mucho de pop en la base de nuestras canciones. Antes nos era muy difícil hacernos un hueco en los festivales de verano, pero desde hace un par de años ya tocamos más en ellos. Y lo hemos hecho en festivales potentes como Primavera Sound, Sonorama o Monkey Week, aunque claro, siempre en escenarios pequeños y normalmente a las 6 o 7 de la tarde. También me da la impresión de que el panorama musical indie español ya es un poco más abierto de miras que hace unos años, cuando la palabra grunge era casi un insulto. Hemos tocado también en festivales de puta madre más pequeños como el San Feliu Fest, Arteficial, La Granja Festival, Perro Perdiguero Sound Fest, etc. por toda España y siempre salimos encantados, sobre todo con el trato de los organizadores.

De todas formas, la mayoría de festivales grandes quieren programar a grupos que lleven el máximo número de público para que el festival salga rentable económicamente. Para que tu grupo tenga mucho público necesitas un gran apoyo de los medios, y para tener un buen apoyo por parte de los medios estatales tienes que ser un grupo de tendencias, estar a la última, tocar la música que se lleva. Nosotros vamos totalmente al revés de todo eso. Hacemos la música que nos gusta y que nos da la gana y por ello muchos de los medios más importantes (o tendenciosos) nos ven como una banda desfasada, un grupo “de los 90”, y cuando dicen eso, algunos quieren dejar entender algo parecido a que hacemos “música antigua”. Tócate los cojones.

Con Tranquility habéis suavizado ¿poperizado? vuestra propuesta ¿quizás fue una vía de agua en Sides con su “Buffoons” que no quedó bien tapada? Y “Ruined” o “Never Be Broken”de vuestro último compacto intenta que no olvidemos que Holywater viene de donde viene, y que la cabra tira al monte “indo para a cabra da montaña”.

Puede que Buffoons haya sido nuestro primer tema claramente pop, nunca lo había pensado así, ya que “Sides” fue un disco de muchos estilos y matices, bastante difícil de definir, por lo menos para nosotros. En esa época estábamos experimentando mucho, grabamos pianos de cola, Rhodes, Hammonds, flautas, bases electrónicas o por ejemplo, partes ruidísticas difíciles de digerir para el oyente medio…

Tranquility fue un disco más pop porque estábamos madurando de alguna manera, empezamos a prestarle más atención que antes a las bandas clásicas y habíamos hecho un parón en el grupo después de una intensa gira que acabó con 10 conciertos por Holanda. Así que salió un álbum más clásico, menos grunge y rabioso, más… tranquilo. Aunque por otro lado este disco es el más crudo de Holywater hasta la fecha y eso es algo que no se destaca demasiado cuando se habla de él. Se suele decir que es más pop pero no se menciona que no hay más que dos guitarras, bajo, batería y voz principal. No hay un sólo coro ni arreglo en todo el disco. Las tomas de batería son sin cortes, ni pinchazos, Luis tocó tomas enteras, con ello queríamos resaltar el realismo y la crudeza del disco. Grabamos los temas tal cual sonaban en el local de ensayo antes de entrar a grabar. Y yo personalmente creo que un disco así de crudo y sin coros es algo destacable, por lo menos no suele ser lo normal. Y más viniendo del “Sides”

Y lo que me dices de “Ruined” o “Never Be Broken” no es algo premeditado. Siempre me salen temas así. Los tempos lentos tienen algo mágico, especial… Un tema lento cuando tiene intensidad y distorsión crea una atmósfera y una sensación muy increíble. Siempre habrá un tema a medio tempo en los futuros discos de Holywater . ¡O eso creo!

Pues me parece genial que existan esos medios tiempos, es lo que más me gusta de vosotros. Tengo un sueño y es el de ver en un mismo escenario a Holywater , Polar, Universal Circus, y si pudiese convencerlos, a Manta Ray. Por cierto, me gustaría que me reseñarais vuestras bandas favoritas a nivel nacional y hasta que punto consideráis que os han influenciado. Y de fuera.

Si algo tenemos Holywater es un amplio abanico de gustos, y a veces muy dispares. Yo puedo hablar por mí, y mis bandas favoritas a nivel estatal son Havalina, Madee (aunque ya no existan tengo que mencionarlos), Disco Las Palmeras, His Majesty The King… Si te digo que no sé quienes son Polar ni Universal Circus seguro que quedo fatal, pero seguro que algún otro miembro de Holywater los conoce. Yo no estoy al tanto del panorama actual. Desde hace ya bastantes años estoy muy centrado en lo que se hizo en los 60’s y 70’s… Crosby, Stills, Nash, Young & Mitchell y muchos otros apellidos solemnes. Por supuesto soy muy fan de Motown. Y de Stevie Wonder en concreto. Tengo todos los LP’s de Stevie Wonder en vinilo.

Ahora es el momento de hablarnos de vuestros próximos proyectos, en qué estáis inmersos ahora… ¿para cuándo algo nuevo de la banda?

¡Ya estamos pensando en grabar nuestro quinto disco! Todavía no tenemos canciones, pero es de lo que estamos hablando últimamente. No sabemos cuándo ni dónde lo vamos a grabar. Pero como la mayoría de estudios tienen una cola de muchos meses para darte fecha para grabar, hay que ir pensando en ello. Mientras desaparezcamos para encerrarnos a componer y ensayar, seguiremos dando algún concierto puntual. Y puede que saquemos alguna cosilla más… Lo dejaremos en secreto por ahora para que sea una buena sorpresa si sale adelante.

A una banda como esta deberían esconderle las acústicas incluso para escribir, ya que se corre el peligro de que ese titubeo con esta guitarra acabe con lo que más me gusta de vosotros, esa energía y distorsión. Pero, aunque “Black Shining Light” consigue cortar la respiración por lo directa que puede llegar a ser, pasa por vuestras mentes algo más desenchufado, o… mejor lo olvidamos.

Las acústicas son el corazón de Holywater . Todo sale de una guitarra acústica. Muchos temas son como “Black Shining Light” en un principio y luego acaban rockeando con batería y distorsión. “Never be Broken” nunca habría existido de no haberle cambiado las cuerdas a mi guitarra acústica unas semanas antes de entrar a grabar The Path to Follow… Si una canción no la puedes tocar cantándola con una acústica, no es un buen tema.

Pero reitero, no desnudéis las canciones, vestirlas con vuestros ropajes eléctricos… Hablando del textil, la tragedia vivida en las costas gallegas en la que solo se vieron unos hilillos dando para tejer mucho más que jerséis, “Vomit Sea”, pensáis que en estos tiempos de crisis en que los poderes cambian de manos, retornan o se los reparten pueden afectar de algún modo al modo de ver la cultura por parte de los que mandan, el posicionamiento de los que crean frente al nuevo status político, o el precio que han de pagar los que se han posicionado de antemano.

Creo que en tiempos de crisis la cultura no interesa a los gobiernos. Es en tiempos de crisis cuando la cultura resurge por sí misma, para romper, impactar o desconcertar. Pero nunca apoyada por gobiernos o instituciones, siempre desde el pueblo, desde el artista que, encerrado en su casa no puede parar de crear y protestar. Estamos en un momento muy frío… en la música parece que ya no importan los sentimientos, sólo interesa que se pueda bailar, y esto se ha contagiado al R’n’R. Incluso en los 80’s, que también está considerada por muchos rockeros como una época muy fría, triunfaban las baladas… Eso ya es imposible ahora. Además la cultura, como todo, se está globalizando. Siempre habrá gente triunfando como Shakira o Coldplay pero cada vez serán menos los grupos nuevos que podrán acceder a alcanzar ese estatus.

¿Qué se cuece en Galicia? De allí son Siniestro Total, Aerolíneas Federales, Os Resentidos, Los Cafres, Golpes Bajos, Los Limones, Los Piratas, Deluxe, Triángulo de Amor Bizarro… Hasta las narices de que os hablen del Galicia Calidade, de la Movida Galega, del Caso Nécora… pero, algún punto de encuentro o partida para definir y ubicaros.

Me hablas de todos los grupos importantes de la historia de Galicia. Si me hablases de los de los ochenta solo, o de los actuales solo, te podría decir algún punto de partida, pero creo que simplemente se resume en que, en Galicia, siempre se ha hecho música desde hace cientos de años. Mucho puede tener que ver con que en Galicia, debido a nuestro clima, buena parte del invierno no hay otra cosa que hacer que tocar… fuera siempre está lloviendo. Así que cuando eres un adolescente que empiezas a tocar un instrumento lo único que haces en tu vida aparte de ir a clase es estar metido en casa tocando, o con los colegas tocando en el local de ensayo. Una especie de Liverpool o Seattle donde siempre llueve y no hay nadie en las calles.

El problema es que creo que nunca se les dieron buenas oportunidades de verdad a los grupos gallegos a nivel estatal. El “mantecón” estaba centralizado y se cocía en Madrid y Barna. Los grupos gallegos que se han hecho conocidos fuera de Galicia, ha sido porque se lo han tenido que currar mucho para que les hicieran caso “en España”. Pero desde Golpes Bajos a Disco Las Palmeras siempre ha habido música interesante en Galicia. Parece que ahora ya no es tan importante estar en Madrid o Barna para darse a conocer y que te hagan caso. Eso es bueno.

 

Pues espero que nunca pare de llover en Galicia, y que esa “sequía” que atravesáis no signifique el mundo al revés en lo relativo a lo musical y que haya chubascos de discos…se me fue la pinza. Sin duda se os ve que disfrutáis en el escenario, que sudáis la camiseta y empapáis el micrófono, pero… que es lo más cansino de tocar en directo, qué es lo que más os aburre y cual es esa canción que nunca puede faltar en vuestro directo.

Lo peor de ir a tocar por ahí es el rato que tienes que esperar desde que acabas la prueba de sonido hasta el momento de tocar. Es aburridísimo. Estás en una ciudad que no conoces, donde no conoces a nadie y tienes que hacer tiempo, a veces muchas horas. Bostezas, te estiras… te da el sueño. Entonces es cuando alguien se acerca y te dice “¡¿Pero vais a tocar con este ánimo?!”. Estés lo cansado que estés, cuando te cuelgas la guitarra y empiezas a tocar, la sensación es como un chute de lo más puro!

Es un recurso muy fácil y usado que despista a los asistentes para que se lleven una idea equivocada de la banda pero que agrada a los que están tomándose una copa mientras os escuchan de fondo. Sorprende ver que no versionáis a nadie en los conciertos, ¿difícil de encajar en vuestro repertorio?

Nunca nos ha gustado demasiado hacer versiones. Las hacíamos en la época del Handle With Care, pero ahora, con 50 temas propios no es muy necesario tocar una versión, ya que la usábamos un poco para rellenar el concierto. Entre las canciones que hacíamos antes estaban “I Want You (She’s So Heavy)” de The Beatles o, por ejemplo “Grace” de Jeff Buckley.

No necesitamos tocar una versión para que el público conecte con nosotros cuando no conoce las canciones… tenemos otros recursos con los que llamamos la atención del que está tomándose una copa pasando del bolo. Normalmente con una buena melodía o despeinándole el flequillo. ¡Molaba poder hacer estallar todas las copas del garito con un guitarrazo!

Voy a dar por finiquitada esta charlilla virtual mientras en mis viejos altavoces de los 70 escucho en mi estudio el “Step Forward” disfrutando de ese sonido que, si el rock es disfrutar, lo sinfónico es gozo y lo transgresivo roza la potencia. La potencia sin control no sirve de nada. Y no madre, “no me drogo, pero escucho gente que lo hace mucho”

Volvimos a recuperar “Step Forward” para nuestros conciertos actuales. No la tocábamos desde hacía muchos años. Es un tema del que estamos muy orgullosos, que nos gusta mucho tocar, y que a la gente le encanta. Lo que pasa es que como nuestros dos últimos discos son más directos y de temas más compactos, este tema tan ambiental y largo se queda un poco fuera, estilísticamente hablando. Así que solamente lo tocamos en casos especiales. Como “Allow”.

Me hace gracia tu frase entrecomillada por una cuestión: Al principio Holywater era muy épico, sinfónico, transgresivo y experimental, como bien dices tú. Y con el “Sides” pasó algo muy parecido a lo que dices entre comillas. Llegamos a casa de vuelta del Puerto de Sta. María con nuestro nuevo disco “experimental” debajo del brazo grabado en un CD-R. Se lo puse a mi madre en el equipo de sonido del salón. Ella se sentó en el sofá y escuchó. Cuando acabó yo esperaba una crítica, y lo primero que me dijo fue: “¿Os drogais?”. Le dije que no, claro. Pero… ¡por supuesto que lo hacíamos!

Anuncios

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s