Siete preguntas a Mucho: “Lo divertido de la música es que, con cada disco, se exploren nuevos caminos, si no ¡vaya coñazo!”


Viernes 13 es una fecha fatal para los supersticiosos yankis, pero en Badajoz ese día tenemos una cita con Mucho, que actúa en directo en la sala Doré. Un grupo nuevo pero con mucho bagage a sus espaldas.

Hemos leído en vuestro blog que estáis ya un poco cansados de que, a pesar de un grupo nuevo, os recuerdan constantemente vuestro pasado como The Sunday Drivers, ¿os han comparado tanto con el otro predecesor, Underwater tea party?
Estamos muy orgullosos de nuestro pasado pero estamos un poco hartos de que en todos los sitios pongan que somos ex-Sunday Drivers. Es como si a un tío soltero que intenta ligar le dicen todo el rato, “hombre tu eres el ex de la Mari ¿no?” pues uno acaba harto, es así de sencillo. Con Underwater Tea Party nadie nos ha comparado porque seguramente nadie nos conocía, aunque en realidad veo más cosas de los Underwater que de los Sunday en nuestras canciones.

Nosotros pudimos veros el año pasado en Sonorama, ¿qué diferencias podemos encontrar entre los Mucho sobre el escenario de un festival y los Mucho tocando en una sala?
La única diferencia es que en una sala tocaremos más canciones. En los festivales sacas los temas potentes y es como un sprint de 100 metros, un concierto en una sala es como una carrera de 400 metros, da más tiempo a que te explayes. Ahora tocamos mejor que cuando tocamos en el Sonorama, así que espero que el concierto sea mejor. Tenemos más conciertos a nuestras espaldas y eso se nota.

Estáis preparando ya el segundo disco, ¿incluye muchas canciones nuevas? ¿Van a entrar de las que se quedaron fuera del primer disco?
Estamos muy emocionados con las canciones nuevas, hemos explorado un camino bastante nuevo para nosotros y es muy excitante. Lo que estamos haciendo es bastante diferente a lo que hicimos en el primer disco. Todas las canciones que estamos trabajando son completamente nuevas no hay ningún descarte del disco anterior. En el primer disco hicimos las canciones de una manera muy fresca y directa, con progresiones de acordes sencillas, teníamos ganas de hacer algo enérgico y fresco. Con el segundo disco tenemos muchas ganas de hacer algo que sea nuevo para nosotros, probar cosas que nunca antes hemos probado y nos vamos a tirar a la piscina, si nos apetece meter teclados épicos y guitarras con mucho fuzz eso es lo que haremos. Todavia nos falta trabajo por delante pero la pinta que está teniendo el nuevo disco es muy buena. Tenemos ganas de entrar a grabar ya.

La última vez que pasasteis por un escenario extremeño fue aun con vuestras anteriores formaciones, ¿cómo esperáis que sea la acogida de Mucho?
Siempre que he ido a tocar a Extremadura el recibimiento ha sido muy bueno, vivís la música de manera especial en vuestra tierra. ¡Espero que con los Mucho el recibimiento sea el mismo! Por nuestra parte tenemos muchas ganas de hacer un buen conciertaco, así que lo mejor será que vengáis a verlo.

Los comienzos son complicados y vuestro primer disco, “Mucho”, lleva como un año en el mercado, ¿ha alcanzado vuestras expectativas?
La situación actual hace que para el músico las cosas estén todavía más difíciles que antes, pero estamos muy contentos con como han ido las cosas. Tengo la sensación de que cada día la gente nos va conociendo un poco más y vamos notando que la cosa está yendo para arriba, pero esto de la música es una carrera de fondo. Para que empiece a ir bien los grupos necesitan varios discos buenos y eso es lo que tenemos pensado hacer. Hay que tener paciencia en esto de la música, nosotros llevamos un ritmo pero la gente lleva otro, y aunque nosotros hayamos sacado el disco hace un año hay mucha gente que lo está escuchando ahora por primera vez. Recuerdo los inicios de Underwater y de los Layabouts y con Mucho tengo la sensación de que nos está yendo mejor, el tiempo lo dirá, pero estamos muy ilusionados con nuestro grupo. Nos sentimos como si esto fuera nuestro primer grupo, estamos totalmente imbuidos por ese romanticismo del músico, el de tocar como si no hubiera mañana cada vez que te subes a un escenario.

Contadnos cuáles son para vosotros las principales diferencias entre vuestro primer disco y el que estáis preparando ahora.

El primer disco lo compusimos de una manera muy directa y fresca. Teníamos ganas de hacer algo muy sencillo, con progresiones de acordes muy básicas,queríamos hacer un disco enérgico de guitarras y directo. Estamos encantados de como quedó, no cambiaría ni una nota, pero ahora tenemos ganas de hacer otra cosa. Lo divertido de un grupo de música es que, con cada disco, se intenten explorar nuevos caminos, si no ¡vaya coñazo! Eso es lo que estamos haciendo con el nuevo disco, las canciones están más trabajadas y son más complejas. Las diferencias no te las sé decir, para mí siguen siendo canciones de Mucho, pero con otro enfoque. Quizás hay más teclados y menos guitarras, en las letras también hay bastantes diferentes, no sé si todavía serán más crípticas que en el primero pero si noto que estoy empezando a pillarle el tranquillo a esto de cantar en castellano y las nuevas letras me gustan más que las anteriores. En fin, es muy difícil describirte las diferencias que tendrá el nuevo disco con el anterior. Yo personalmente tengo la sensación de que será mucho mejor y tengo la sensación de que las nuevas canciones son lo mejor que hemos hecho hasta ahora. Espero vuestra opinión cuando esté el disco nuevo y nos contáis.

¿Qué opináis del cierre de servicios como Megaupload y similares?
¡No me voy a meter con el FBI que luego vienen a por nosotros! Creo que los consumidores de música vamos mucho más rápido que la industria musical. El modelo de consumo musical y cultural ha cambiado radicalmente y tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos, pero tengo la sensación de que la industria musical sigue yendo muy lenta con respecto a los consumidores de música. Por una parte creo que la música tiene un valor y que hay que pagar por ella, más que nada para poder seguir haciéndola, aunque también creo que el precio que tiene es desde hace años excesivo. Como compositor y músico, me gustaría poder vivir de mi trabajo,  me jode saber el dinero que ganan servicios como Spotify entre publicidad y derechos de artistas y lo poco que nos paga a los músicos por las reproducciones. Aquí lo que pasa es que hay empresas que están ganando el dinero que sería nuestro. Me parece que los servicios como Spotify podrían ser una alternativa muy buena hacia un nuevo estadio de consumo musical en el que se pague una cantidad justa por escuchar lo que uno quiere, ya solo falta que no se lo queden todo para ellos y que repartan a la gente que se encarga de componer esas canciones. Estoy a favor del acceso a la cultura de todo el mundo, pero me parece muy injusto que un neozelandés sea multimillonario y que yo no pueda pagar mi alquiler. Me parece que debería instaurarse un modelo más justo, tanto para el consumidor como para el músico, que son los dos grandes perjudicados en todo este asunto. En realidad nadie piensa ni en el consumidor de música ni en el músico, lo único que piensan es como enriquecerse jodiendo a todos los demás. A lo mejor podríamos montarnos nosotros todo el tinglado ¡y que les den a todos esos empresarios hijos del mal acapara riquezas!

Anuncios

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s