Vega: “Mi carrera es mi vida, y no dejo que nadie haga prácticas con ella”


Este viernes, El Gallo Verde va  a ver a Vega. No nos importa lo que digáis. Y para que veaís que merece la pena ir a su concierto os dejamos con esta entrevista. Una de las artistas que mejores respuestas nos ha dado, si no la mejor. Os recomendamos no perdéroslo. Concierto Sábado 26, Sala Doré.

Foto: Miriam Soriano Largo

Con 5 LP, eres una cantante con una carrera consolidada. ¿Crees que tu aparición en Operación Triunfo ha sido causante de algún porcentaje de ese éxito? ¿En qué grado?
En primer lugar gracias por tener en tan buena estima mi carrera 😉 Tendrá la importancia proporcional al esfuerzo y dedicación empleada. En cuanto al grado déjame explicarlo así: sí diez años de trabajo (120 meses) es el 100% que tiene como consecuencia una carrera de éxito, los tres primeros meses de esa carrera le corresponde un porcentaje de 2,5%. Un 2,5% de un 100% tiene la importancia que tiene, no es 0% pero tampoco es un 90%.

Mujer, compositora, guitarra bajo el brazo… ¿Te sientes en algo identificada con la hornada de cantautoras que en su momento revolucionaron el panorama indie nacional?
Nunca me he sentido parte de ninguna hornada la verdad, de ninguna. Llevo tocando a mi bola desde los 15 años, tengo 33, nunca me incluyeron en dicha hornada y no por ello he dejado de hacer música. Creo que lo que me une al resto de chicas que escriben sus canciones son las ganas de hacer música y vivir de nuestro oficio en un mundo que por desgracia y por una cuestión cultural a priori tiene menos minas para los hombres.

Eres licenciada en Publicidad. Entonces podrás responder responder con criterio. El músico, para vivir de su trabajo, ¿debe ser más un producto que un artista? ¿Es la música más un negocio que un arte?
No creo que haya que ser un producto. Hay que tener un arte que se sostenga por sí sólo, una propuesta artística y cultural que te defina, te ensalce y te diferencie del resto por las cualidades y atributos imputables a tu arte. El artista como producto tiene las mismas características que un producto vacío, es caduco, con marketing y dinero puedes colocarlo momentáneamente en el ranking de los más demandados, pero es imposible estar constantemente en el 1º puesto de todo (necesitas tiempo para elaborar un disco, diseñar la campaña de publicidad etc.). Si no tienes argumentos reales para que se sostenga por sí sólo, acaba cayendo más tarde o más temprano. Por lo que lo importante es tener un arte, ser arte. Lo demás es una parte común a todos los artes, el marchante de obras hace su trabajo. Por que vendas un Picasso y le pongas precio no deja de ser una obra única con valor propio en si misma. Se vende porque hay un negocio detrás del arte, sustentado por quienes quieren disfrutarlo, pero lo que es arte no deja de serlo sino explota esta faceta, aunque nunca lo vendieras no perdería ni matiz de la expresión artística y la propuesta cultural que representa a modo individual o colectivo. Yo hago canciones, las compongo y disfruto haciéndolo. Las vendo, las toco en directo y las comparto convirtiendo mi arte en mi medio de vida. Lo que determina si un artista es un producto o no es la forma en que lo vendes. El momento en que el precio del arte sea una premisa a toda costa para que exista, es cuando el artista pasa a ser un producto. Yo soy artista encima de un escenario, contestando entrevistas, atendiendo a mi público o posando para un a foto, pero lo sigo siendo en mi casa cuando me siento al piano y escribo mis canciones, incluso las que nunca verán la luz.

Has estado en sellos como Vale, Universal o Sony, pero cuentas con una editorial propia (Vega’s Home Music). ¿Hasta qué punto es bueno tener el respaldo de una gran compañía y hasta qué punto es deseable contar con la independencia que te da hacer las cosas por tu cuenta?
Después de diez años viendo el devenir natural de la industria discográfica y en base a mi experiencia personal profesional, te diré que hoy en día el respaldo de una multinacional es algo más de tarjeta de visita que una ayuda real. Dependiendo del artista que seas y quieras ser, se puede prescindir de ellas. Hay buena gente trabajando en los sellos, pero es innegable que por el lastre de años trabajando en un modus operandi obsoleto, sólo saben trabajar artistas que ya son un éxito, que cosechaban éxito por sí solos, y que necesitan de una gestora internacional… Para artistas con un recorrido distinto, de la carrera a largo plazo que se sigue gestando poco a poco cada día, tienen poco sentido. No porque no quieran hacerlo bien, sino porque no saben, y porque los costes de mantener los edificios, las plantillas y demás son tan grandes que no les compensa el arduo esfuerzo de hacer y consolidar una carrera que en sus primeros 10 años da pérdidas. Hoy en día las discográficas están sustentadas por becarios mal pagados rodeados de tres o cuatro profesionales con experiencia. No tengo nada en contra de ellos (de los becarios), pobres, pero para dejar mi carrera en manos de una cría de veintidós años que jamás trabajó en esto y lógicamente se le escapan mil millones de cosas, prefiero dejarla en las mías propias que con diez de experiencia aunque se me sigan escapando cosas ya soy perro viejo. Prefiero equivocarme y cabrearme conmigo misma por despistarme con algo básico, que tener que morderme la lengua porque me da pena en el fondo echarle “la peta” a una pobre criatura que esta empezando porque lógicamente no sabe hacer las cosas porque no tiene experiencia. Mi carrera es mi vida, y no dejo que nadie haga prácticas con ella porque no me lo puedo permitir.

Recientemente escribías en tu blog oficial sobre la necesidad de recuperar los valores, especialmente los valores profesionales. En el campo de la industria musical ¿qué valores crees que se han descuidado o perdido?
El valor de las cosas bien hechas, el de respetar al público y entender que no sólo están para aflojar la pasta, entender que tienen criterio, y pensar que todo vale. La música enlatada de cualquier forma, la música producto… Créeme que sé de lo que hablo, porque fui victima de algo parecido, pero por suerte reaccioné desde el minuto uno. Gracias a Dios se hace buena música, y sigue habiendo muchos artistas conocidos y no tan conocidos dedicados en cuerpo y alma a su trabajo por pasión y convicción, no por un cheque de talonario.

¿Qué opinas del cierre de servicios como Megaupload y similares?
Adoro internet y todas sus posibilidades. Te esta contestando esta entrevista un artista que se ha hecho y ha crecido durante diez años gracias a internet cuando otros no sabían ni lo que era, y lo hice por necesidad y carencia de respaldo de los medios convencionales. Pero lo cortés no quita lo valiente. La propiedad intelectual musical, como cualquier otra, tiene que estar protegida. Sí quiero o no regalar mi música es una decisión que deberían dejármela tomar a mí que soy la única dueña. Ya comparto muchos contenidos y parte de mi tiempo altruistamente en la red a diario. Internet es una plataforma donde se puede consumir música gratuitamente pero en plataformas que respetan y tienen acuerdos para que esa propiedad intelectual, las canciones, estén retribuidas económicamente o no, pero con el consentimiento del artista, sello discográfico o demás… La cultura del todo gratis no sólo perjudica a los artistas, es un mal generalizado que acabará atrapando a mas profesiones, empezamos por esto… luego querremos todo gratis. Imagínate mi cara y la del resto de artistas a nivel mundial, cuando nos cuesta la misma vida llevar nuestro directo sobre un escenario, los puestos de trabajo que se han perdido por la desconsideración general, el dinero que invertimos a veces a fondo perdido o incluso dando pérdidas… y vemos a este señor rechoncho en la tv subiéndose en yates, despilfarrando en fiestas millonarias a costa de nuestro trabajo y de venderles por 60€ al año la descarga de nuestro oficio a millones de personas, por venderles algo que no es suyo. Si alguien tiene que lucrarse es el dueño de esa propiedad intelectual. Hoy en día en plataformas como Youtube, Spotify y muchas más puedes consumir música gratuitamente y legalmente. No sólo considero innecesario infringir la ley teniendo estas herramientas que te menciono en la red, sino que estoy a favor de perseguir a quienes la quebrantan causando daños irreparables. Y sí alguien cree que pagar 99 céntimos de euro por una canción es caro que reúna todos sus argumentos y se siente delante mía a debatir, que estoy deseándolo. El argumento que en el fondo se sostiene en la ilegalidad no me sirve. No hay excusas. Es necesaria una reconciliación entre público e industria ambos comportándonos y actuando con responsabilidad y respeto.

Por último un poco de frivolidad, ¿Tienes algún “look” preferido para los conciertos, alguna prenda que te dé suerte?
Unas botas gastadas de tantos años ya arrastrándose por los linóleos de los escenarios. Me dan seguridad, me permiten moverme y pulsar mis pedales con determinación. 😉 Por lo demás cada día es una antojo, hoy me rapo y lo mismo mañana me pongo una melena rubia platino (bueno tengo que esperar a que crezca un poco jajajaja)… no le doy mucha importancia a la estética más allá de sentirme a gusto conmigo misma, es lo que me permite reflejar seguridad.

Más info: http://www.vegaoficial.com

Una respuesta a “Vega: “Mi carrera es mi vida, y no dejo que nadie haga prácticas con ella”

  1. Pingback: Entrevista: “Mi carrera es mi vida, y no dejo que nadie haga prácticas con ella” | VEGA CIRCULANDO

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s