Disco de la semana: “Sí a todo” – Rusos Blancos


Acertado debut de la banda madrileña, que con un acabado técnico sorprendente presenta una buena colección de joyitas de irónicas y mordaces letras.

A finales del año pasado, Ernie Records tuvo el acierto de publicar Sí a todo (Ernie Records, 2011), el álbum de debut de una de las bandas más prometedoras de panorama maquetero nacional, abanderados de la nueva oleada de nombres que nos llegaban de la escena madrileña, y uno de los siempre favoritos en los certámenes de nuevos talentos de festivales y publicaciones del país. Y sí, reconocemos que en esta redacción tenemos debilidad por ellos.

Rusos Blancos, que tras varias entradas y salidas está compuesto actualmente por miembros de bandas como Templeton, Cosmen Adelaida o La Costa Brava, firmaron así uno de los discos más sorprendentes y refrescantes del año, con un tracklist de 13 canciones con alma de single que nos presentan, a menudo con fina ironía y siempre con una excelente capacidad de descripción, una serie de personajes extraordinarios (el superhéroe de “Si quieres me quedo” o la emo/gótica/loquesea de “Novia depresiva”) en situaciones completamente cotidianas; todo ello con el amor como tema central: el amor que no conviene, el amor no correspondido, el amor que llega tarde…

Técnicamente el álbum raya a una buena altura; la voz de Manu Rodríguez se ajusta como un guante a las melodías a pesar de la variedad de estilos y de la gran cantidad de instrumentos utilizados. Por otro lado, la mano de Paco Loco a la producción y la de Joaquín Pascual a la masterización se dejan notar en este trabajo de buenos arreglos instrumentales y una más que correcta factura técnica que consiguen el objetivo buscado desde un principio: un trabajo sin estridencias ni alardes sin caer en los aspavientos amateur y analógicos tan de moda últimamente en el circuito independiente. De hecho el álbum suena trabajado y madurado, con un sonido de una profesionalidad poco habitual en los álbumes de debut de este tipo de bandas.

Del repertorio, aparte de las ya mencionadas, podemos destacar temas como “Supermodelo”, poderoso himno que se hiciera famoso por su aparición en Física o Química (Julio de la Rosa mediante), o la también televisiva “Gorka o Cabano”, con la que la banda reconoce sin pudor algunas de sus influencias. Predilección especial tengo por “Tus padres, tu novio, tú y yo”, en donde la magistral letra queda enmarcada por unos excelentes arreglos de cuerda; o el medio tiempo adolescente “Primera vez”, donde los acordes del ukelele van recorriendo toda la canción de manera deliciosa hasta los viento-metales del final.

En definitiva, un acertadísimo álbum de debut que se hace casi imprescindible en tu cedeteca por la gran cantidad de joyitas que atesora; y ante todo, un buen comienzo para la prometedora carrera que se les parece adivinar a Rusos Blancos.

Anuncios

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s