Festival Europa Sur: Sábado 22


Un poco tarde, pero el cansancio acumulado durante sólo dos días en Cáceres, ha hecho que nos retrasemos un poco con la crónica del Sábado, pero aquí está.

Amanecía en Cáceres y nosotros teníamos que dejar el hotel, por lo que aprovechamos el tener que madrugar para un buen desayuno, vueltita por las tiendas y cañas para reponer fuerzas.

La cosa se alargó bastante y, muy a nuestro pesar, nos perdimos los conciertos de Hemmingway Noise y Francisco Nixon, pero llegamos con tiempo para saludar a los amigos y disfrutar de Christina Rosenvinge.

Con un formato muy acústico, sin batería pero con piano, guitarras y un violonchelo, comenzó con “La distancia adecuada” y continuó con un repertorio con algunos temas de su último disco, Tu labio superior, y de anteriores, cambiando de piano a acústica dependiendo de cada canción, haciendo que el ambiente se relajase y emocionase con cada nota.  Se notan las tablas sobre el escenario, dando un concierto que no dejo a nadie indiferente.

Los siguientes en subirse al escenario fueron los portugueses D3Ö, que hicieron un gran concierto pero que, según los entendidos, al no tener bajo pierden un poco de fuerza. Por allí también nos chivaron que su técnico de sonido es el mismo con el que Arizona Baby han grabado su último disco en Portalegre, lo que confirma que nuestros vecinos no lo hacen nada mal.

Murdering Tripping Blues fueron una de las grandes sorpresas de la noche, confirmando que nos estamos perdiendo mucho de los grupos de la escena portuguesa, que dejaron el cuerpo listo para el siguiente concierto, otros de los esperados (por la mayoría), Sidonie.

Sidonie  repasaron no sólo su último disco, El Fluido García, sino que también nos dieron la oportunidad de cantar esos temas de siempre a aquellos que no nos hemos aprendido las nuevas. Al final del concierto, cuando la organización ya no les dejaba hacer un bis, se bajaron del escenario y ofrecieron una bonita versión acústica totalmente de “Dreams”, de los Everly Brothers. No podía ser menos, ellos siempre dan grandes espectáculos.

Para finalizar la noche, y el festival en la Plaza de San Jorge (luego seguiría la fiesta por otros sitios de Cáceres), The Poppers se subieron al escenario, la liaron parda y, finalmente, mucha gente acabo subiendo al escenario para el fin de fiesta. Toda una locura.

La noche continuó y nos lo pasamos muy bien por Cáceres, esa ciudad extremeña a la que fuimos a un festival que nos dio la oportunidad de descubrir grandes grupos de la vecina Portugal, que tan cerca tenemos, y también de descubrir otras cosas más… Está claro que, el próximo año… ¡volveremos!

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s