Cómo elegir un tono de llamada molón y no morir en el intento


«Hola, ¿es la casa de los Smiths? ¿Se puede poner el sr. Morrisey?»

Móvil nuevo, vida nueva: A tres días de que me cumpla la permanencia del móvil, ando como loco ojeando catálogos y páginas webs para venderme al mejor postor; y también ando reescuchando discos para encontrar el tema perfecto como nuevo tono de llamada. Y es que desde que dejamos atrás nuestros queridos politonos, la tarea de elegir una buena sintonía se ha vuelto harto difícil. No vale cualquier canción , ésta debe cumplir varios requisitos que deben ser tomados muy en cuenta, a saber:

  1. Debe ser funcional: Por alguna extraña razón, los móviles antiguos con politonos sonaban mucho mejor que los de ahora con sus altavoces de última tecnología, así que debes escoger un tema que suene con fuerza desde el principio (sobre todo si lo llevas en el fondo del bolso); “Angel” de Massive Attack mola un montón (y a algunas os recordará a Ryan Reynolds), pero de nada te sirve ponerla si no te vas a enterar de que te llaman hasta el minuto y medio de canción.
  2. Debe ser estilosa: Ten en cuenta que, por mucho cuidado que pongas, tu móvil sonará en los momentos más inadecuados y embarazosos de tu vida (funerales, entrevistas de trabajo, instantes pre-coitales con la buenorra de turno…), así que, puestos a que te pongan la cara colorada, que sea por la metedura de pata y no por lo casposo de tu melodía.
  3. Debe ir acorde con tu personalidad: Llevar la sintonía de CSI y no conocer a los Who es pecado mortal. Y quedarás en fuera de juego si llevas a Iron Maiden siendo fan del Contempopránea; al menos barre para casa y mete Extremoduro.

«Espera espera, que ahora llega lo mejor del tema, cuando los Sidonie dicen eso de “whuuoooo la la la…”»

Cogiendo algunos temas al azar (vaaaaale, se trata de mi carpeta de varios favorita), podemos ver lo que se puede o no se puede tener de tono de llamada.

“No one sleeps when I’m awake”, de The Sounds: El tema de la banda de Maja Ivarsson es una de mis favoritos, y la melodía en los primeros 10 segundos es genial, pero las guitarras tenderán a distorsionarse si el altavoz no es de muy buena calidad.

“It’s getting boring by the sea”, de Blood Red Shoes: 5 segundos de solo de guitarra (Laura – Mary Carter) hasta que se incorpora la batería (Steven Ansell) hace de este tema a priori muy adecuado; sin embargo el riff parece una alarma distorsionada en esos primeros segundos, y la canción tarda hasta 20 segundos en explotar; demasiado.

“A – punk”, de Vampire Weekend: El temazo de los neoyorkinos te hace mover los pies desde el segundo cero, y en los primeros acordes recuerda a los politonos a los que tanto cariño les teníamos. Siempre es un serio candidato a quedarse como tono de llamada general.

“If looks could kill”, de Camera Obscura: Una de las canciones menos empalagosas de la banda de Tracyanne Campbell, por lo que podrás ponerla como melodía principal sin miedo a parecer un ñoño. Con su rollo road movie, se hace ideal para interraíles y festivales.

“Whatever happened to my rock and roll”, de Black Rebel Motorcycle Club: Los primeros riffs son lo suficientemente fuertes para que los oigas desde el principio pero no demasiado estridentes por si lo dejas encima de la mesa. Y si te demoras “sin querer” en coger la llamada unos 10 segundos, explota en punch de puro rock, por lo que quedarás como un tipo “realmente duro”…

“New favorite moment”, de Northern Portrait: unos preciosos punteos de guitarra te acompañarán mientras coges tu móvil si decides escoger la canción de esta muy smithsiana banda danesa; lástima que el muy morriseyano Stefan Larsen tarde hasta 30 segundos en cantar sus primeras estrofas.

“Blind”, de Hercules & Love Affair: Sus 8 primeros segundos a base de percusiones es ideal para el volumen en modo creciente, tras los cuales se lanza una bonita base electrónica dance que sacará tu lado más “loca”. Antony Hegarty no se arranca hasta el segundo 25, por lo que la gente no tendrá que preguntarse «¿por qué ese tío canta como un gato atropellado?»

“Miss Lucifer”, de Primal Scream: Comienza como un horrible estruendo, las guitarras se distorsionarán a través del altavoz, y más de uno se preguntará si no te has descargado mal la canción de internet. Pero este temazo es tan brutal que compensa las caras raras a tu alrededor.

“No one’s gonna love you”, de Band of Horses: Sus 9 primeros segundos de punteo de guitarra son perfectos para un tono de llamada, pero tras ello entran de golpe el resto de los instrumentos y tienden a saturar el sonido. Aunque llevar a la banda de Ben Bridwell te hará parecer interesante y cool, mejor escucharlos en solitario y con unos buenos cascos.

“Toro”, de El Columpio Asesino: Uno de los hits indies de los últimos años que sin duda te traerá buenos recuerdos y hará las delicias de cualquiera de tus amigos indies (excepto Isa Poupette). Sin embargo, 14 segundos de guitarras castigadas sin piedad no la hacen muy adecuado para el propósito que buscamos.

“Standing next to me”, The Last Shadow Puppets: Uno de los mejores temas de la otra banda de Alex Turner que te envolverá de cierta elegancia vintage; por desgracia, Miles Kane empieza a cantar demasiado pronto, y las piezas vocales no molan como tono de llamada (¿no os recuerdan a esos horribles politonos en plan «cógelo papi que te están llamando»?

Don’t look back in anger”, de Oasis: Todos los gafapastas sabemos que Blur molaban más que aquellos hooligans sin estilo de Oasis, pero los 5 primeros segundos de teclado y los bellos acordes de guitarra posteriores, hacen de esta canción muy adecuada para aquellos que se quedaron en los 90 y aseguran que «todo lo que suena ahora apesta».

“11th dimension”, de Julian Casablancas: El discotequero debut en solitario del cantante de The Strokes no es ni demasiado hipster para los mainstream ni demasiado easylistening para los indies. Este tema además te da unos segundos de low base para que puedas cogerlo antes del estallido nuevaolero.

“Friday I’m in Love” de The Cure: La canción menos cure de los Cure contiene en sus primeros 15 segundos el mejor pop de toda su discografía. Ideal para ponerla de tono cuando te llama tu novia: tú disfrutarás de unos acordes geniales y ella pensará que lo has puesto en su honor. Jugada redonda.

“Lejos de casa”, Amarillo: El maravilloso punteo de los primeros 12 segundos de esta canción son perfectos para un tono de llamada: acordes claros y nítidos que se dejan escuchar con facilidad y sin distorsiones. Además, como a Amarillo no los conocen ni en su barrio, difícilmente encontrarás a alguien con la misma sintonía.

“Hate to say I told you so”, de The Hives: Otro gran riff de guitarra que te concede 7 segundos antes de desencadenarse la tormenta instrumental que supone este tema de la banda sueca. Y como ha sido utilizado recientemente en el spot de una marca de automóviles, irás más que nunca a la moda pudiendo decir eso de «yo ya los conocía de antes».

“We are the Sleepheads”, de Belle & Sebastian: Los agradables acordes de esta canción (15 segundos de batería y guitarra marcando el ritmo) son lo suficientemente agudos como para escucharse con facilidad desde tu bolsillo sin distorsionarse a través del diminuto altavoz. Además, con los escoceses en tu podrás pasar por un purista del indie sin necesidad de llevar canciones infumables.

“The story of the ink”, de David Holmes: Incluyo esta canción del genial compositor irlandés no para ser utilizada como tono de llamada, sino como alarma; el suave ritmo in crescendo de esta pieza instrumental es ideal para ir despertándote poco a poco, sin sobresaltos. No apta como alarma el día del último examen de la carrera.

Y vosotros, ¿qué canción lleváis en el móvil?

9 Respuestas a “Cómo elegir un tono de llamada molón y no morir en el intento

  1. Para la gente del curro, Smokers outside the hospital doors de Editors. Para el resto del mundo, Ready to Start de Arcade Fire. Pero en realidad yo venía a dejar de hablarte por lo de Oasis.

  2. de arcade fire tuve un tiempo No cars go y Young Adult Fiction de The Pains….

  3. No Surprises de Radiohead para que no te de un vuelvo el corazón y Autoban 66 de Primal Scream para el resto.

  4. Recomendaciones: “Death of a tune” de the hidden cameras, “hipnohimno” de los murcianos Schwarz, “The man who paints the rainbows” de los TV Personalities, “You! Me! Dancing” de Los Campesinos (en el min 1.42) y “Magic” de Chucho.

  5. Yo tengo “Breaking the Law” de Judas Priest. =D

  6. Pingback: ¿Amantes smartphones o esposas móviles? | La Vita e Mobile!

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s