Las 5 canciones que hicieron posible que existiese el Gallo Verde (con matices)


Todos hemos visto Regreso al Futuro y sabemos que un mínimo cambio en el pasado puede acarrear todo tipo de consecuencias imprevistas. Por eso me he parado a pensar qué hubiese pasado si no se hubiesen cruzado en mi vida estas canciones.

camisetas

El título de este post está exagerado ya que estas canciones son las que han significado algo importante para el que esto escribe y somos, hasta la fecha, cinco integrantes los que escribimos este blog. Sin embargo creo que muchos de mis compañeros compartirán la sensación de que, probablemente, sin alguna de las canciones de esta lista, el Gallo Verde no existiría.

La de gritar “Que no” como un descosido

Corría el año 2005, y mis conocidos de vez en cuando se ponían a berrear “Que no, que no, que noooooo”, a la mínima de cambio cuando se tomaban tres copas de más. Al poco escuché en el Barmacia (es un nombre que se va a repetir en este relato, ya que sin este local seguro que no existiría El Gallo Verde) este tema en el que las estrofas y la instrumentación van creciendo en intensidad hasta acabar en ese estribillo que es imposible no corear a gritos y con rabia. Es innegable que la fuerza que tiene este himno de Deluxe te conquista a la primera escucha y seguro que ha sido la “puerta” al indie para muchos de nosotros.

La de que todo es una mierda.

Vale, ahora empiezas a ir al Barmacia de vez en cuando y aunque no entiendes mucho de ese tipo de música alguna canción te hace gracia de vez en cuando. Un día, tomando un fresquito Espiral de la Muerte, escuchas un estribillo que te hace concentrarte sobre el ruido del local para escuchar con más atención ¿Te ha parecido oír que cantaban “Todo nos parece una mierda”? Quizá ahora esa expresión no suene tan transgresora pero en mis inocentes oídos acostumbrados a la radiofórmula una afirmación tan tajante resultó demoledora. “Todo nos parece una mierda” fue como conocí a Astrud, uno de mis grupos de cabecera y todo un referente para este blog.

La del vídeo musical del grupo ese con muchos colores:

Como ya reconoces a tres grupos y medio ahora vas cogiendo confianza y te atreves a empezar a colgar etiquetas sobre si un grupo es o no indie. Viendo un día la tele aparece un vídeo musical en el que un grupo de chavales con camisetas de colorines y que parecen salidos de la “Tribu de los Brady” juegan con un montón de pelotas de colores, y tú te dices “Estos tienen que ser indie pop, qué ojo tengo”. Total que indagas un poco y te enteras de que son un grupete pero que no cantan en directo si no que su manager, un tal Guille Milkyway, pincha sus canciones y vídeos en los conciertos. Es el comienzo de un romance con el efervescente sonido de La Casa Azul.

La de que te parto la cara

Las copas de más ya van haciendo efecto. Estás en el Barmacia y aunque ya conoces a todos los parroquianos todavía no reúnes el valor para pedir que pongan una canción,… sobre todo si no sabes cómo se llama ni quien la canta. Así que le pides a tu colega, el entendido, que te pida la canción esa “de que te parto la cara”. Al poco empiezan a sonar las guitarras de “Viaje de Estudios” y tu empiezas a corear la letra, porque aunque todavía no sabes quiénes son Lori Meyers, este tema lo conoces muy bien.

La del tebeo de Spider-Man

No sólo has descubierto un estilo musical y grupos que desconocías, canciones que han ilustrado sentimientos muy duros de expresar de otra manera, también has encontrado un imaginario particular en el que no sólo conectas a través de la música, sino también a los referentes que manejan. Por ejemplo, los cantantes de los Cuarenta no solían hablar de cómics, pero hay una canción que no es sólo genial sino que además el protagonista lee los mismos cómics de tú. Cuando en tu grupillo de amigos tú eres el único que disfrutabas con esas frikadas, reconforta saber que no estás solo en tus pequeñas “rarezas”.

Si echáis la vista atrás seguro que hay también una lista de canciones que en su momento os ayudaron a tomar un decisión u os cambiaron el humor después de un tiempo malo, o que os hizo comprender ese problema al que no veáis solución, o simplemente que ponen banda sonora a un recuerdo. Estas son las mías y las que pusieron, por mi parte, la semilla de El Gallo Verde.

2 Respuestas a “Las 5 canciones que hicieron posible que existiese el Gallo Verde (con matices)

  1. La Ham’a’cuckoo de lory meyers, ¿tiene algo que ver con la fantástica “I’m a cuckoo” (Dear catastrophe waitress) de Belle & Sebastian?

  2. Ni idea, pero habrá que investigarlo! Un abrazo y gracias por leernos.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s