Contempopranea 2014 entrevista a…. La Habitación Roja


Vuestro último trabajo ha visto la luz hace pocas semanas, ¿Qué sensaciones estáis percibiendo por parte del público en los directos?

Pues todavía es pronto, porque no hemos empezado a tocar con toda la banda y sólo hemos hecho algunos acústicos, pero las sensaciones son buenas. En esos conciertos más íntimos hemos tocado hasta 8 canciones del nuevo disco por noche y la respuesta ha sido bastante buena, pero creo que todavía será mejor cuando hagamos las presentaciones oficiales del disco o empecemos con los festivales. En el local de ensayo las nuevas canciones suenan muy bien y creo que el disco va a crecer mucho conforme lo vayamos tocando en directo.

Este año se cumplen 20 años desde que formasteis la banda, echando la vista atrás ¿qué queda de la LHR de entonces? ¿Cambiaríais alguna decisión que hayáis tomado a lo largo de estos años como banda?

Pues queda la escencia, que nos seguimos tomando las cosas con mucha ilusión y con mucha pasión y que seguimos con las mismas ganas e incluso más. Quedan nuestras influencias clásicas y todo lo que hemos ido aprendiendo e incorporando a lo largo de estos casi 20 años. El año que viene celebraremos nuestro vigésimo aniversario con la convicción de que todo lo que hemos hecho nos ha llevado hasta aquí. Al igual que en la canción “La segunda oportunidad” creemos que volveríamos a hacer la cosas de la misma manera para llegar hasta el día de hoy. Ha valido la pena la experiencia y tanto los errores como los aciertos nos han ido modelando como personas y como músicos. Está claro que con la perspectiva del tiempo cambiarías algunas cosas, pero preferimos centrarnos en el presente y en seguir escribiendo el futuro.

En todos estos años habréis tenido vuestros más y vuestros menos ¿Cuál es el secreto para seguir unidos? ¿Qué es lo mejor y lo peor de tantos años de convivencia?

El secreto es que no hay secreto y si lo hay es la ilusión. Nos seguimos ilusionando con las canciones y seguimos disfrutando haciendo música juntos. Además ahora mismo nos llevamos mejor que nunca, somos más generosos y valoramos más todo lo que hemos conseguido juntos.

Lo mejor es TODO. Hemos vivido para la música y la música nos ha devuelto con creces todos esos años que le hemos dedicado. Hasta las cosas malas nos han servido para superarnos y para hacernos quienes somos a día de hoy. La música es una gran aventura y nos sentimos afortunados de formar parte de ella. Creo que nos ha hecho únicos de alguna manera. Estamos muy agradecidos y no guardamos ningún tipo de rencor a nadie. Preferimos hacer canciones a ajustar cuentas con lo malo que haya podido pasar.

Tenéis una larga trayectoria a vuestras espaldas ¿De qué disco os sentís más orgullosos? ¿Y cuál os traído más quebraderos de cabeza?

Nos sentimos orgullosos de todos por igual. Uno no hace siempre el disco que quiere, sino el que puede. Tienes unas canciones y vuelcas en ellas todas tus energías. A veces sale mejor y a veces sale peor, pero siempre intentas mejorar y superarte, y sobre todo ser fiel a lo que sientes en cada momento. Yo me siento muy orgulloso de los tres últimos, o de Largometraje por ejemplo. Pero en general, a pesar de que a toro pasado puedas pensar que harías las cosa de otra manera o que podrías mejorar ciertos aspectos, las cosas se hacen en unas coordenadas de espacio y tiempo que son irrepetibles, Tú eres de una manera y vives tu momento y eso queda plasmado en los discos que vas haciendo. Volver atrás para cambiar los defectos es algo así como lo de “Regreso al Futuro”: Si cambias el pasado cambias el futuro y no serías la misma persona.

Hay un disco que a nuestro sello le pareció demasiado oscuro y sin singles que es “Cuando ya no quede nada”. Ellos lo vieron como un tropezón, sin embargo era un disco necesario que nos ha permitido hacer los sigueintes. Además, visto con perspectiva fue un disco bastante visionario que hablaba de un montón de cosas que luego han pasado en realidad. Y es curioso, porque su canciones fueron escritas en uno de los momentos de más popularidad de la carrera del grupo y en un momento en el que se creía que en España las cosa iban de maravilla.

La letra de La moneda en el aire transmite un sentimiento de culpa y nos invita a valorar los buenos momentos cuando ocurren para no arrepentirnos después ¿Dedicaros a la música provoca que os perdáis muchos buenos momentos o que tengáis la sensación de “estar viviendo una noche eterna” como dice Love of Lesbian?

Tenemos la sensación de ser unos privilegiados por poder dedicarnos a lo que nos gusta. La música nos ha propocionado muchos de los mejores momentos de nuestras vidas así que no tenemos ninguna sensación de vivir en ninguna noche eterna. Sí que creemos que hay apreciar los buenos momentos que la vida nos puede otorgar, porque como cantaba Sergio Algora: La vida es muy corta. Además, de lo malo no nos vamos a poder escapar. Al final todo lo bueno se acaba.

Vuestras letras también hacen una crítica a la situación por la que la sociedad está pasando en estos momentos, ¿Os consideráis una banda reivindicativa? ¿Creéis que una buena manera de “invitar” a la reflexión a vuestros fans?

No nos consideramos una banda reivindicativa. Tan solo hablamos de las cosas que nos afectan y lo hacemos desde un punto de vista personal. Nosotros reflexionamos y cada cosa que hacemos en nuestra vida diaria es susceptible de trascender hasta alguna de nuestras canciones. Al final vas sumando experiencias y cuando compones todo está ahí. Intentas que el resultado te represente, porque vas a tener que defenderlo con pasión y con ganas, así que uno trata de hacer las cosas con la mayor honestidad posible. Si luego la gente puede hacer suyas las canciones, si le pueden servir para algo, para reflexionar o para sentirse acompañado pues para nosotros no cabe mayor recompensa. Siempre he dicho que me gustaría que LHR fuera ese amigo fiel que siempre está ahí cuando lo necesitas y que nunca te falla. Así me gustaría que fuera LHR para la gente que nos escucha.

A la hora de componer y escribir las letras de las canciones ¿Os inspirais en experiencias personales?¿ Os sirve de terapia?

Por supuesto que nos inspiramos en experiencias personales. Hay mucho de nosotros en estas canciones y supongo que de mí mucho más, ya que soy yo el que ha escrito la mayoría de las letras. Unas veces uno mira hacia dentro y en otras ocasiones uno se fija en la gente que le rodea, pero diría que en la mayoría de las letras de LHR un gran porcentaje son experiencias personales y definitivamente sirven de terapia. Es una forma de empezar a superar tus males y tus traumas el escribir sobre ellos, el cantar sobre ellos. Convertir lo malo que te pueda pasar en algo bueno y positivo, en una canción. En ese sentido la música tiene esa gran virtud de reciclar la basura emocional que vamos acumulando en nuestras vidas. La música no te cura, pero calma el dolor, puede ser un potente analgésico sin el cual la vida sería definitivamente más dura, triste e insoportable. Y por otra parte qué mejor que celebrar que estamos vivos con música. Sublimar los buenos momentos también es una de las cosas más estimulante de la música.

Sois unos asiduos al festival Contempopránea, habéis crecido a la par, vuestra última visita al Contempopránea fue en 2012 en las laderas del Castillo de Luna y este año también pisareis el escenario de Alburquerque, ¿Os habría gustado pisar el escenario de Badajoz?¿Qué pensáis del doblete del festival?

Claro que nos hubiera encantado estar en Badajoz, ¿a quién no? Además están cerrando un estupendo cartel y tengo entendido que el recinto es también espectacular. La última vez que tocamos en la ciudad llenamos y creo que la gente lo pasó tan bien como nosotros, pero vamos a donde nos llaman. Nos gusta mucho Badajoz y tocar allí sería estupendo, pero también nos encanta estar en Alburquerque, un festival al cual queremos mucho y que siempre ha contado con nosotros y nos ha valorado. Espero que la gente se anime a comprar el abono para ir a ambos festivales porque la oferta vale la pena. También espero que vayan muy bien ambos porque lo merecen y porque llevan trabajando en esto muchos años con pasión y con ganas. A ver si sale todo bien y la gente disfruta con la música, que al fin y al cabo eso es lo más importante.

A lo largo de vuestra trayectoria habréis pisado infinidad de escenarios en diversas salas y festivales, ¿Os atrevéis a decirnos cuál ha sido el peor?

Pues ha habido de todo y de todos los colores. No vale la pena resaltar las cosas malas, pues como dice el refrán: no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Sí que te puedo decir que los festivales con trayectoria y tradición no están ahí por suerte, sino por un trabajo de muchos años bien hecho, con mucha dedicación y mucho amor al arte. Se merecen que les vaya bien, aunque como todos sabemos, en esta vida merecer algo no te asegura nada y no siempre se tiene la suerte de sacar las cosas adelante.

En Badajoz es muy típico desayunar tostadas de cachuela, ¿Sabéis lo que es? ¿La vais a pedir?

Pues he mirado a ver qué es y me suena que debemos haberlas probado, pero vamos, te aseguro que esta vez las vamos a probar porque tiene pinta de estar muy bueno y nosotros somos gente que disfruta con la comida y gusta de probar los productos típicos de cada sitio que visitamos. Es una de las cosas buenas de la música y de la vida.

( Responde Jorge Martí)

Anuncios

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s