Chloé Bird (Sala COC, 25/01/2014)


Chloé Bird nació hace 22 años en Cáceres y desde entonces, como una Dorothy Gale del siglo XXI, sigue el camino de baldosas amarillas en una aventura que la lleve desde el conservatorio hasta los escenarios más codiciados. Y no lo debe de estar haciendo mal porque el Mago de Oz del indie, Julio Ruíz, ya se ha fijado en ella como una de las propuestas emergentes más prometedoras del panorama nacional actual.

 Así, a las 22:50h, la chica de las botas rojas subió al escenario del Centro de Ocio Contemporáneo (COC) de Badajoz para golpear sus tacones y presentar su primer trabajo editado, “October Moon”, con cuatro temas que iría intercalando con versiones, poemas musicados y otras composiciones aún no grabadas.

El concierto comenzó con Chloé a la guitarra interpretando “Be my husband” como presentación de un recital marcado por una destreza impecable tanto  en lo instrumental como en lo vocal, sin olvidar la interpretación gestual con la que acompañó a todas las canciones dotándolas de la intensidad necesaria en cada momento.  Continuó con la versión de “Girl with one eye” de Florence and The Machine ya que ésta, junto a otras artistas como KT Tunstall, Regina Spektor o Laura Marling, forman parte de sus influencias más reconocidas y reconocibles.

Seguidamente subió al escenario Mikelo, su Juan Aguirre particular, para acompañarla a la guitarra eléctrica durante la parte central del concierto en temas como “Little bird” o “I don´t wanna be with you” para a continuación pedir el cambio de acompañante y presentar a Rui Díaz  de –Rui Díaz & La Banda Imposible– que la acompañó en “Train song”.

La siguiente parada tuvo lugar frente al teclado donde la actuación de Chloé Bird cobró más fuerza e intensidad, llenando toda la sala con un color y un calor que se ve muy pocas veces pero que se reconoce a la primera, mostrando una gran variedad de registros, desde la gótica “The Flood” a la sentida y maternal  “Je Sais Pas”.

Y aquí un inciso para hablar de su proyecto más reciente que se basa en musicar letras del poeta Raúl Vacas para una obra de teatro llamada Los Niños Raros. En esta sección entraron “La niña espuma”, con un deje muy Nacho vegas, de nuevo acompañada por Mikelo,  “M de Mamá” con unos giros que llegaban a recordar al fado y la preciosa “La niña búho”.

Ya en la parte final sonaron “Maybe tomorrow”, “Furtive Lullaby” y “Cabiria” con Rui Díaz acompañando a la mandolina.  La despedida entre palmas corrió a cargo de “Gonna get over you” y “Black horse and the cherry tree”.

De esta forma se cerró un concierto en el que Chloé Bird volvió a demostrar que tiene  cerebro para llevar adelante una carrera que se antoja brillante, corazón suficiente para poner un poquito en cada composición y  valentía para llenar el escenario solo con su voz, su guitarra y su teclado.

A Dorothy le decían: “Deja de imaginar cosas. Siempre te preocupas por nada. Ayúdanos hoy y encuentra un lugar en donde no te metas en problemas“. Desde aquí le decimos: “Bueno Chloé, sigue imaginando, sigue metiéndote en problemas. Sigue recorriendo el camino de baldosas amarillas, sigue chocando tus botas rojas“.

Una respuesta a “Chloé Bird (Sala COC, 25/01/2014)

  1. Gracias por la mención, amigos!!

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s