Smile (Sala Aftasí, 22/03/2014)


La noche del sábado se antojaba como perfecta para volver al cobijo calentito de nuestra sala favorita, donde nos rencontraríamos con los demás melómanos pacenses y con la buena música que siempre programa Vicente Robles en uno de los recintos mejor acondicionados para el disfrute tanto del público como de los músicos que por allí pasan.

Pero pasa que un poco por el frío, un poco por la crisis y que el público de la Sala Aftasí somos como somos  y un poco también porque quizás Smile no sean un grupo que hayan visto equiparada su popularidad a su calidad, al primer día de clase aftásica  faltaron muchos alumnos y Robert Smith no lo quiera, ojalá esto no se convierta en una constante y dentro de no mucho estemos acordándonos de cuando en Badajoz se programaban buenos conciertos.

Y dicho esto, a eso de las 23:10h comenzaba el concierto con no más 40 personas en la sala y un ambiente un poco frío que Smile se encargaron de ir calentando de manera muy gradual, como se cocinan los buenos platos. Y para ello empezaron presentando su último lp “Out of season” de la mano de la premonitoria Fight, ya que la noche se resumiría en la lucha continua del grupo por despertar a un público más bien descafeinado.  Continuaron, al igual que en el disco con Good old times mostrando como el sonido de la banda ha ido trasladándose desde la costa hacia el interior si perder ese punto de nostalgia que caracteriza todas sus composiciones.

Después llegarían California e Island Paradise así como con un regusto muy Dylan para volver a su último trabajo de la mano del single City Girl y Only Young. A estas alturas los que allí estábamos y ya teníamos claro de que iba la noche y había dos claros bandos entre los que disfrutábamos del concierto y los que habían visto abierto y habían entrado a ver de qué iba aquello.  La banda parecía algo cansada y hasta el mismo John Franks patinó al dedicar un tema a todas las chicas de “Valladolid”.

Volviendo a la música, el enganche definitivo banda-público llegó con  All he needs (is love), mientras que Prision hacía de bisagra  hacía la parte más introspectiva de Smile con las coreadas Do as I want y Perfect Holyday, y el cierre de Oh lala.

Después vendrían los bises con la guitarrera Happy people, la profunda Every time y Give me back, que cantaron desenchufados haciendo un corro entre el público.

Entre tanto anécdotas sobre The Beatles y gasolineras, cambios de instrumentos en cada canción y una sensación de “lo que pudo ser y no fue” que no sabemos de dónde salió pero que se hacía presente a cada instante. Tal vez el mar no estaba esa noche para surfear aunque los que nos metimos en el agua disfrutamos como niños.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s