Podcast El Gallo Verde: Versiones II (Temporada 01, Episodio 05)


Hola de nuevo a todos

Continuamos con nuestro programa doble especial dedicado a las versiones intentando desentrañar mediante diferentes ejemplos cuanto de original hay en cantar las canciones que otros compusieron y les dieron su personalidad.

Ir a descargar

Porque el mundo necesita que más hombres blancos cisheteros aporten su opinión, en esta ocasión cuento con la colaboración de dos de mis compañeros Gallos Verdes que nos traen sus propuestas para seguir reflexionando sobre este asunto.

Y como aperitivo os dejo con esta cover de la sintonía de la serie Parks and Recreation a cargo del nada más y nada menos que Vampire Weekend. El grupo estaba tocando en Indiana, estado donde se ambienta la serie, pero para los que os guste el salseo, también es cierto que el líder de la banda, Ezra Koening, está casado con Rashida Jones, ¡Ann Perkins! en la serie.

Comenzamos con la canción elegida por mi compañero José Ramón Martínez que nos cuenta lo siguiente:

A menudo, las covers sirven para rendir homenaje a temas que, con el paso de las décadas, han terminado por convertirse en clásicos y en historia viva de la música. Y también para dejarnos envolver por la nostalgia de nuestra infancia, adolescencia o cualquier momento pasado, que como sabemos siempre es mejor.

Tal podría ser el caso de Ed Sheeran, Panic at the disco o Bowling for Soup, que se atrevieron en su momento a versionar el Baby One More Time de Britney Spears de 1998, que ha podido escucharse en clave electrónica, metal, country e incluso en cuarteto de cuerda. La distancia en el tiempo (han pasado más de 20 años) permite incluso a los más puristas en sus respectivos géneros acercarse a los títulos más comerciales con la excusa del homenaje, la nostalgia o la pura experimentación.

Sin embargo, el verdadero mérito de la cover es esto que hemos escuchado. Menos de un año después de su publicación, la banda Travis (que en aquella época se erigía como uno de los estandartes del indie rock que nos llegaba de Escocia) se atrevió con esta versión del que era en aquel momento el himno del pop más comercial. Lo que empezó como un juego en una sala de Inglaterra, terminó como tema de estudio incluido en su single Turn de noviembre de 1999 y en la reedición del álbum The Man Who de 2019.

La cover fue un shock tanto para los fans de Spears como para los de Travis y, en general, todos los puristas del indie. Incluso The Guardian les achaca haber abierto una de las etapas más extrañas de la historia de la música, con incontables colaboraciones entre artistas indies y mainstreams. Pero los escoceses se defienden asegurando que, aunque lo hicieron para reírse, pronto reconocieron la buena elaboración del tema compuesto por Eric Foster y Max Martin. Porque de eso se trata la cover, de reconocer sin prejuicios el valor de una buena canción.


Continuamos con la propuesta de Manuel Domínguez, que se presenta así:

Entre los djs hay una ley no escrita que dice que para que una sesión sea realmente buena el público debe conocer al menos una de cada cuatro canciones que pinches. Y para que un dj especializado en música indie consiga esto es muy posible que al final tenga que tirar de trucos como clásicos de los 80, hits del petardeo o covers del mainstream revisitadas por alguna banda underground. Porque ¿quién puede resistirse al “Girls just wanna have fun” de Cindy Lauper, a “Pantera en libertad “ de Mónica Naranjo o, en el caso que hoy nos toca, a “llorando en la Limo” de C. Tangana revisitado poco después de su salida por Cariño, el trío que volvió aponer de moda el tontipop.

Paola Rivero, Alicia Ros y María Talaverano que en lugar de llorar en la limo suspiran en vespinos; no dan vivas a Daddy Yankee sino a nuestros adorados Family y que en vez de Backlash cantan Carglass consiguieron un éxito directo para sus conciertos, una repercusión enorme llegando a sonar incluso en la BBC bajo el nombre de “carinio” (sin ñ) y un sitio fijo en nuestra carpeta de “versiones para sesiones”.


Y por último, la aportación de quien os habla.

Dentro de los grupos españoles más versionados se encuentra Mecano, desde Niños Mutantes hasta Love of Lesbian han reinterpretado sus letras. Pero creo que quienes mejor han sabido actualizar uno de sus temas ha sido Las Chillers, que le pisaron el acelerador para converti “Mujer contra mujer” en un trallazo punk pop. Si Mecano expuso una situación ante la que la mayoría se hacía el tonto en el momento de publicar la canción, las Chilllers le añaden un puntito de rabia que le viene muy bien para señar que tiene narices que a las alturas que estamos todavía sea necesario recordar que ante lo que se cuenta en la canción “lo que opinen los demás está de más”

Las Chillers tienen experiencia haciendo versiones y ya han dado su particular versión de “Como yo te amo”, “Sobreviviré”, “Sueño contigo”, “Bailando” o “Perlas ensangrentadas”


Y hasta aquí la segunda parte de este programa doble sobre versiones.

Muchas gracias a todos, nos vemos la semana que viene.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s