Archivo del Autor: El Gallo Verde

Ahora lo único importante es pasarlo bien…

Cuando hace (casi) diez años comenzamos este proyecto sabríamos que este día llegaría. Lo que no sabíamos al dar ese primer paso era que íbamos a acumular tantas canciones, vivencias, pero sobre todo, gratitud hacia tantas personas.

Ahora nos toca dar el último paso y dar por concluido el proyecto de El Gallo Verde como blog.

No ha sido una decisión fácil, ni mucho menos alegre. Entendemos que El Gallo Verde debe ser algo dinámico pero nuestras energías ahora mismo están concentradas en otras tareas que nos alejan del proyecto que querríamos llevar a cabo.

Además, para colmo de males, por un malentendido hemos perdido el dominio http://www.elgalloverde.es. Simplemente avisamos que no tenemos NADA que ver con ellos. Lamentamos las posibles confusiones.

Por lo demás, aunque el blog se cerrará, los gallos verdes seguiremos pululando por ahí (como Dj, haciendo fotos, y mil cosas más) y, como siempre, dispuestos a colaborar con todos vosotros a título personal como hemos hecho siempre.

Por todo esto, y aunque nos hubiera gustado quedarnos “Hasta el final“, no queremos que el blog se convierta en una “Estafa“, así que “Hoy es un día perfecto” para “Sonreír” antes de que nos dé un “Ham’a’cuckoo“. “En noches como la de hoy” nos gustaría “Ver en la oscuridad” para saber “Qué nos va a pasar“, pensar que todo nos va a ir “Genial“, que volveremos a ganar “Mi primer oro“, a vivir una “Juventud Infinita“, que cantaremos con “Tus amigos” una vez mas mientras estamos “Lejos de casa“. Pero lo único que tenemos seguro es que “Yo ya no” escribiré más entradas del El Gallo Verde.

No hay canciones en el mundo suficientes para cantar todo lo que os queremos. Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado estos años.

Y ahora lo único importante es pasarlo bien
que el partido está perdido ya lo sabéis

Anuncios

Contempopránea 2015: El festival de la Comunión

Si hemos tardado mucho en escribir es porque tenemos la absoluta seguridad de que lo que hemos vivido este año en Contempopránea no se nos va a olvidar por mucho tiempo que pase y porque, a los contempopráneos, siempre nos gusta leer sobre nuestro festival favorito y recordar estos fantásticos días en Alburquerque sea la fecha que sea.  Y es que en Contempopránea 2015 -Alburquerque- se ha vuelto a recuperar la palabra clave: Comunión.

PANO_20150725_233153

Comunión Público/Público

Con un aforo reducido pero dispuesto a disfrutar de un cartel hecho a la medida de los veteranos del festival. Y es que el noventa por ciento de las caras en la ladera eran rostros reconocidos y reconocibles de ediciones pasadas… como cuando los que ahora tenemos entre 30 y 40 años vivimos la época dorada del botellón, en Contempopránea cada pandilla tiene su sitio asignado y puedes darte un paseo por la ladera saltando de grupo en grupo y saludando a conocidos que con los años se han hecho amigos: a la izquierda del todo los del gallo verde, un poco más adelante y centrados, Jota Pop, Javi Retrovisor y Man Pop. Toni y Gema en el foso. Mamen, Irina y demás cerca del escenario, Despop en la valla a la derecha. Iker, Eneko y Ainhoa en primera fila cantándolas todas. Campini, Blanca, Chloé, Rui y cía delante de la torre de sonido,… Y Lourdes y Bárbara, Mariló, Raquel… La familia Contempopránea en toda su extensión y este año más unida que nunca.

IMG_1971

Comunión Público/Artistas

 Y es que en ediciones pasadas parecía haberse perdido esa seña de identidad por la cual los artistas venían a Alburquerque a mezclarse con el público, a alternar con el resto de compañeros de cartel y, sobre todo, a sentirse escuchados y valorados por el público. Menos mal que en esta burbuja festivalera en la que por lo general prima lo accesorio, Contempopránea sigue  poniendo La Música por delante de todo, y fruto de esta apuesta mantenida durante 20 años puede presumir de tener el mejor público de cuantos festivales hay, dicho esto por los propios artistas que son los que más saben del tema.

Gran parte del éxito de esta resurrección de la pasión por la música la ha tenido un cartel, capricho de la organización -que cierra una etapa y deja las incógnitas de todos los finales de julio para el año que viene- donde bandas señeras de estos 20 años de pop han desempolvado los instrumentos para volver a sentirse jóvenes por un día sobre las tablas de un escenario con conciertos más o menos afinados pero llenos de toda la energía que una persona es capaz de ponerle a la mayor de sus aficiones.    Ya lo dice Jorge Martí, cantante de La Habitación Roja, banda homenajeada en esta edición: “Siempre he entendido la música como una pasión y no como una forma de ganarme la vida. Soy enfermero y en estos veinte años de trayectoria he tenido que recurrir a mi profesión en más de una ocasión. Si hubiera confundido pasión con profesión este homenaje no tendría sentido.” Pues lo mismo pasa con este evento, que no es un festival más, es una pasión.

IMG_20150725_191601770_HDR

Comunión Artistas/Artistas

El grueso del cartel lo componían bandas que vivieron su máximo explendor a finales de los noventa, principios del dos mil y que después, por diversos motivos, se fueron separando, por lo que el (no) backstage del Contempopránea se convirtió en una reunión de antiguos alumnos del instituto del pop en el que a buen seguro se revivieron anécdotas pasadas y se enseñaron fotos de hijos ya creciditos.

El acertado homenaje a una banda tan señera como La Habitación Roja también tuvo mucho que ver en este espíritu de comunidad y fue desde la emoción de versiones como la de Nosoträsh a la devoción en  ese abrazo al presente y guiño al futuro que supuso la versión de Supersubmarina mano a mano con los de  L’Eliana.  La Habitación Roja no es el mejor grupo de los últimos veinte años pero probablemente sí que es el más honesto, y cualidades como ésta en tiempos de postureo máximo bien merecen un reconocimiento.

En El Gallo Verde hemos vivido nuestro décimo Contempopránea con la misma ilusión que el de 2006 asistiendo como fieles, escribiendo desde el corazón y la crítica constructiva, colaborando como djs en todos los escenarios posibles y tratando de trasladar con palabras lo que allí se vive el último fin de semana de julio de cada año. Por eso deseamos que este festival de la Comunión haya supuesto una inyección de ilusión para una organización a la que siempre  estaremos enormemente agradecidos.

IMG-20150725-WA0004

 

 

Contempopránea 2015 -Badajoz- Las Notas

Pasada la euforia postfestivalera y después de reflexionar con unos y otros cerveza en mano nos atrevemos a decir que Contempopránea 2015, edición Badajoz, aprueba y sube nota respecto al año pasado.  Y como decir que Tal cantó regular o Pascual se nos hizo un poco largo ya no tiene mucho sentido vamos a centrarnos básicamente en el festival que es el que debe marcar diferencias en una agenda tan sobrecargada de eventos musicales.

Se planificó el curso, se trabajó la materia, se presentó ante el tribunal y estas son las notas:

  • Matrícula de honor:

  • Manuel Domínguez: La ubicación, el crecimiento del recinto, los dos escenarios, la gestión del backstage, el hito que supuso el concierto de The Pet Shop Boys y el público que aguantó el horrible calor que hizo.
  • Juan Manuel Subirán: La buena atención en las barras y la gran idea de eliminar los engorrosos tickets.
  • Verónica Fernández: los dos escenarios para mantener siempre a los asistentes animados y la gestión de las barras.

  • Sobresaliente: 

  • Manuel Domínguez: La supresión de los tickets de barra, el puesto de comida por calidad, cantidad y variedad, el concierto de Vetusta Morla por lo mismo, Chloé Bird por su apuesta festivalera con bandaza y Los Ganglios y Novedades Carminha por aportar la frescura necesaria.
  • Juan Manuel Subirán: Novedades Carminha y su Monago, las versiones nuevas de las Canciones de Dorian.
  • Verónica Fernández: la variedad en la oferta de comida, la eliminación de los tickets de barra y los conciertos de Vetusta Morla y Pet Shop Boys.

  • Notable: 

  • Manuel Domínguez: El concierto de Dorian por más de una hora de hits aunque fueran un poco edulcorados, todos los Djs que sin alejarse de su estilo supieron acercarlo al gusto del público contempopráneo y Xoél López y Dover por el buen gusto y el cariño que siempre muestran con el público extremeño.
  • Juan Manuel Subirán: Los Pet Shop Boys en la Alcazaba de Badajoz. Hace años eso hubiese sonado a chino.
  • Verónica Fernández: las actuaciones de Chloé Bird y La Habitación Roja, sólo les faltó un público más entregado.

  • Bien: 

  • Manuel Domínguez: Los grupos extremeños que supieron mantener el nivel de un cartel con grandes nombres nacionales e internacionales y Correos haciendo el mejor concierto del segundo escenario.
  • Juan Manuel Subirán: A pesar de las combinaciones extrañas que, a priori, se daban en el cartel, (casi) todas las bandas dieron lo máximo para ofrecer una actuación especial, de manera que el resultado final del festival dejó un buen sabor de boca.
  • Verónica Fernández: La velocidad a la hora de acelerar las colas para canjear las entradas y la apuesta por las bandas extremeñas y el talento Sonorama para hermanar ambos festivales.

  • Suficiente: 

  • Manuel Domínguez: La Habitación Roja que siendo los homenajeados dieron un concierto bastante plano, falto de emoción y con carencias en el sonido y Los Aslandticos que dieron un buen concierto aunque no tienen nada que ver con el carácter del festival.
  • Juan Manuel Subirán: Una banda con Xoel López, Miguel Rivera y Charlie Bautista tiene que dar para bastante más de lo que vimos en la Alcazaba.
  • Verónica Fernández: el sonido de las actuaciones. Pudimos observar algun que otro fallo en conciertos como el de La Habitación Roja por ejemplo.

  • Insuficiente: 

  • Manuel Domínguez:  La fiesta de bienvenida que atrajo a muy poco público y el polvo que, aunque la organización regó, se levantó en algunos conciertos.
  • Juan Manuel Subirán: Un DJ tiene que tener libertad para pinchar lo que más le guste, pero el tramo electrónico de la última sección del festival fue demasiado largo.
  • Verónica Fernández: la gran incorporación al cartel de grupos y djs que no encajan muy bien con la esencia del festival, la escasez de baños y la ubicación de todos en el mismo sitio y sobre todo, que a veces, no habían terminado las actuaciones del segundo escenario cuando ya comenzaban las del escenario principal. Eso debe mejorarse.

  • Muy deficiente: 

  • Manuel Domínguez: El sábado después de Vetusta Morla todo fueron grupos electrónicos muy muy alejados del estilo del festival.
  • Juan Manuel Subirán: El festival no sale de las murallas de la Alcazaba y eso es un gran desperdicio del potencial que tiene Badajoz y el propio Contempopránea.

  • Observaciones: 

  • Manuel Domínguez: Un festival que se apoya en los veinte años de su hermano de Alburquerque debe fijarse en la coherencia de éste a la hora de formar los carteles y no centrarse en dos clarísimos cabezas de cartel alrededor de los cuales se ha conformado un festival muy confuso en cuanto a nombres y estilos. Falta una zona de acampada y el festival debe salir de las murallas durante el día. Poco a poco…
  • Juan Manuel Subirán: Contempopránea ha apostado por una línea de grandes nombres para su edición en Badajoz, habrá que pensar cuántos de los que vinieron atraídos por los Pet Shop Boys repetirán su visita cuando el nombre gordo del cartel sea otro.