Podcast El Gallo Verde: Solo en Casa (Temporada 01, Episodio 13)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo programa del podcast de El Gallo Verde

Ir a descargar

Corrían los años 90 y una nueva estrella infantil despuntaba en el cielo Hollywoodense. Un chavalillo rubio con pinta de pillo angelical llenó las carteleras del mundo entero con cara de asustado y la boca abierta en una escena que luego sería homenajeada en miles de ocasiones. Se trata de Macaulay Culkin y la película es ‘Solo en casa’.

Aunque no soy especialmente mitómano de esta película está claro que como todos los niños de mi generación la he visto miles de veces y todos hemos fantaseado con qué haríamos si nos encontrásemos en esa situación. Hoy en día la historia sigue funcionando con los chavales de los 2010, ya que a mis hijos también les gusta. Pero a pesar de todo, no deja de ser una peli entretenida que revisitar de vez en cuando en la víspera de Navidad.

Sin embargo, lo que me ha llamado la atención es que “Solo en casa” haya trascendido hasta la música actual. Y aquí os presentamos tres canciones que siguen recordándola a pesar de estar escritas décadas después del estreno de la película.

“Solo en casa” se convirtió en la película de comedia más taquillera de todos los tiempos en los Estados Unidos y mantuvo el récord mundial hasta que fue superada por Resacón en las Vegas en 2011 y tuvo cuatro secuelas.
El caso es que todos los niños de los 90 soñaron en algún momento con ser Kevin McAllister.

“¿Qué pasaría si Kevin McAlister tuviera nuestra edad e hiciera una fiesta? Pues que sería una locura”. Esta es la premisa desde la cual el grupo Supersubmarina compuso este tema. Me hace gracia porque he visto la canción seleccionada en un par de artículos del rollo “Estas canciones hablaban de sexo y no te habías dado cuenta”… Cómo no te vas a dar cuenta, alma de cántaro, si tiene una de las metáforas sexuales menos sutiles de la historia de la música indie…


‘Solo en casa’ supuso el comienzo de una breve pero intensa carrera para Macaulay, que vio cómo su caché se disparaba para mayor gloria de su padre y representante artístico y que, por lo que cuentan, se convirtió en un tirano para sus hijos y para los productores de Hollywood. Mientras Macaulay se convertía en el niño actor mejor pagado de la historia, su padre le hacía dormir en el sofá cama con uno de sus hermanos para que no se le subiese a la cabeza. Además, la relación de sus padres se fue deteriorando hasta que en 1995 en plena lucha por la custodia, el joven actor solicitó la independencia de sus progenitores. Con lo que quedaba de su fortuna, aproximadamente 15 millones de dólares, después de haber acumulado 45, Macaulay afrontaba una adultez precoz con todos los ojos puestos en verle caer.

Y al principio se cumplieron todas las profecías, tuvo que declarar en el juicio contra Michael Jackson que estaba acusado de pederastia, se casó con 17 años y se divorció dos años después, en 2004 fue arrestado por tenencia de marihuana y tranquilizantes,… pero, a pesar de todo, sus desmanes no han ido a mayores.

Cierto que no ha conseguido revalidar sus grandes éxitos, pero al menos no ha repetido sus mayores fracasos. Con sus millones ha logrado mantener un nivel de vida más que pudiente, salió durante 8 años con la actriz Mila Kunis, tiene un grupo de música, se mudó a París, y recientemente volvió a representar el papel de Kevin McAllister para un anuncio del asistente de Google y se espera que participe en la nueva temporada de American Horror Story.

El dueto de estilo techno rumba y letras inclasificables Ladilla Rusa crearon este tema en 2018 imaginando una versión cañí de lo que sería Solo en Casa rodada en España. Lo siento pero ya nunca más podrás oír el nombre de Macaulay Culkin sin cantarlo.


Uno de los elementos más icónicos de ‘Solo en casa’ es el uso de la escena de una película de gangsters en la que un mafioso liquida a un tipo que le reclama dinero. En un primer momento es una peli que ve Kevin aprovechando que no hay mayores para supervisarlo, posteriormente usa esa misma escena para que el repartidor de pizzas no descubra que no hay ningún adulto en casa y finalmente la usa para ahuyentar a los ladrones en el asalto final a la vivienda.
Según se ve en la peli, la cinta se llama “Ángeles con almas sucias”, pero, si alguien ha intentado verla, por curiosidad o por recrear las famosas escenas, se habrá dado cuenta de que, en realidad, ese film no existe.

La escena que aparece en “Solo en Casa” se grabó expresamente para usarla en la película, una curiosidad que muchos les ha supuesto un pequeño desencanto en sus recuerdos de infancia. Precisamente la famosa frase de “Quédate el cambio, sabandija asquerosa” es la que da título a esta canción del grupo estadounidense All Time Low, que narra una historia de drama adolescente.

Según cuentan, el bajista del grupo dijo que o se titulaba así la canción, ya que “Solo en casa” era su peli favorita de niño, o dejaba la banda. Así que le dieron el capricho, aunque la letra no hace referencia alguna a la frase.


Y hasta aquí nuestro programa de hoy. Espero que os haya gustado tanto como “Solo en Casa” gustó a los niños de los 90.

Nos vemos la semana que viene.

Podcast El Gallo Verde: Pavo Cállate (Temporada 01, Episodio 10)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo episodio del El Gallo Verde

Ir a descargar

El próximo lunes se celebra el Día de la Mujer y desde aquí no voy a entrar en polémicas absurdas sobre cómo, cuándo y porqué debe celebrarse porque no me corresponde a mi decirlo, sino a las mujeres. Lo que está claro es que debe reivindicarse, por mucho que cuatro neandertales se empeñen en cuestionarlo.

Mi única recomendación como hombre a los hombres en el día de la mujer es que dejen de estar a la defensiva y escuchen lo que tiene que decir la mitad de la población y se molesten en reflexionar por qué lo dicen y qué realidad viven, en vez de preparar el argumentario para rebatir cada lema. O, como resumió mejor una de las pancartas de otro 8M: Pavo, cállate.


“Señoro”: Palabra con un sentido despectivo que señala a los varones que tratan de forma condescendiente a las mujeres o dudan de la legitimidad del movimiento feminista.

Como señor es una palabra que ya es masculina, se trata de una especie de doble masculino que subraya peyorativamente el machismo de algunas actitudes.

No seamos señoros.

Un ejemplo perfecto de “señoro” y de “pavo cállate” a cargo de Cabiria, o lo que es lo mismo Eva Valero, que en “Si pudieran hablar” nos pone frente al espejo.


Y ahora unas palabras de Henar Álvarez sobre la representación pública de las mujeres.

Delaporte y Ginebras en “Bang Bang” también nos ha dicho unas cuantas cosas claras.


Es duro tener que decirlo en alto pero creo que es mejor que quede claro a que alguno se quede con la duda:

“Ahora no” quiere decir no, “Espera” quiere decir no, “Déjame en paz” quiere decir no, “No gracias” quiere decir no, “A lo mejor después” quiere decir no, “Tengo pareja” quiero decir no, “Mejor vamos a dormir” quiere decir no, “Me estás haciendo daño” quiere decir no, “Que te follen” quiere decir no, “Fóllame” quiere decir sí, quedarse quieta quiere decir no, “No me apetece” quiere decir, no, estar inconsciente quiere decir no, “Para” quiere decir no, no corresponder a los besos quiere decir no y “no me toques” quiere decir también no.

Soleá Morente nos explica con mucho arte en “Baila conmigo” que si vamos de buen rollo guay, pero que no demos la tabarra cuando no toca.


Cerramos con lo que se está convirtiendo en el himno oficioso del 8M este 2021. Merichane de Zahara, y su “yo estaba ahí” ha animado a muchas mujeres a sacar a la luz sus historias en las que se demuestra que el feminismo sigue siendo necesario.

Y hasta aquí el programa de hoy. Escuchad a las mujeres y apoyarlas en cómo sea que quieran reivindicar el 8 de marzo.
Un saludo a todos.

Podcast El Gallo Verde: Spanglish (Temporada 01, Episodio 03)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo episodio del podcast de El Gallo Verde.

Ir a descargar

Como muchas de las personas que han estudiado en la rama de Humanidades, yo también tuve una fase en la que tuve mi crush con el apropiado, correcto y preciso uso del lenguaje castellano, me leí “El dardo en la palabra” de Lázaro Carreter, y me preocupaba por escribir los SMS con la mayor corrección que se podía teniendo en cuenta que por cada uno de ellos se pagaban 20 céntimos de euro y mandábamos decenas de ellos al día en su apogeo.

Ahora, con el tiempo y las canas, entiendo que el lenguaje no es una obra de arte inmutable sino más bien un collage colectivo en la que cada uno de nosotros pega, arranca, modifica, transforma lo que los demás añaden, unas veces conseguimos mejorarlo y otras veces no nos sale tan bien, pero lo está claro que ni todos los diccionarios y academias del mundo pueden contener la marea del lenguaje.

Por eso, hoy en el Gallo Verde nos vamos a dedicar a celebrar un invento de la lengua llamado Spanglish.

No hay consenso entre la comunidad de expertos sobre si el Spanglish es un idioma o no, ya que muchos argumentan que no hay ningún país o región que lo tenga como idioma oficial, no hay hablantes exclusivos del spanglish, sobre lo que sí hay consenso es que se identificó su uso por primera vez es en los años 40 en Puerto Rico donde se acuñó el término Spanglish para el uso del español que añadía elementos del inglés y también el término Inglañol, para la variante contraria: Inglés con perlas de español. También podemos decir que el Spanglish se da en las comunidades donde la cultura hispana se ha mezclado con más intensidad con la cultura anglosajona como es en centro américa y el sur de Estados Unidos.

En Europa los grupos de música no se han atrevido tanto al uso del Spanglish sino más bien han optado por cantar directamente en Inglés a pesar de no ser su lengua materna. Bandas como Sidonie, Love of Lesbian, Deluxe, empezaron sus andaduras cantando en el lenguaje de la pérfida Albión, y más tarde pasaron al castellano. Otros, como los Sunday Drivers, desarrollaron su carrera sólo en Inglés. Pero para no dar tanto la vara con las viejas glorias, os dejo con un tema de este mismo año de Hinds, en el que tímidamente se empieza a usar el castellano ¿será un avance de lo que está por venir?

Un tema de corte retro pop en la que nos dicen en inglés y en español que no demos la brasa y no seamos pesados y controladores. Para que el no lo entienda de una manera que lo entienda de la otra. “Good times into bad times” está incluida su tercer disco ‘The prettiest course’ que se lanzó en el mes de junio de este año y en las que hay más incursiones del inglañol.


Siendo un país con una lengua oficial y tres lenguas cooficiales, nos puede parecer extraño que un país tan patriota como Estados Unidos no tenga ningún idioma oficial establecido por ley. Sí es cierto que cada estado tiene reconocido el inglés, y a veces otras lenguas, como oficiales pero el país como tal no.

En Estados Unidos el español es el idioma más hablado después del inglés, de ahí que muchos lo consideren la meca del spanglish y los más pesimistas, o agoreros, creen que será el idioma del futuro en América.
Sin embargo todos hemos visto vídeos o noticias en los que recriminan a los latinos hablar en su propio idioma en Estados Unidos. Y es que, por mucho que sea el segundo idioma más hablado está claro que todavía carga con el estigma de la inmigración y su uso está asociado a las clases más bajas.

Canción propuesta por el gallo verde José Ramón Martínez


En esta canción la cantautora Daniela Andrade nos explica en un perfecto spanglish la situación de los Dreamers estadounidenses. Los descendientes de inmigrantes que peregrinaron a la tierra de la libertad y de las oportunidades pero que ven cómo todas esas promesas le son negadas por mucho que ellos se hayan criado bajo las barras y estrellas. Aunque, paradójicamente Andrade se crió en Canadá.


¿He preparado todo un programa sobre el Spanglish sólo para poder colar esta canción
EFECTIVAMENTE Y SI
Este año que muchos considerarían de Mierda, ya tiene banda sonora, y es que habla de sensaciones que todos hemos sentido este año en algún momento. Una locura que resulta a la vez familiar e indefinible, tierna y desoladora, cercana y marciana a la vez. Pero lo mejor es que lo descubráis vosotros mismos si es que no la conocíais ya.


“In spain we call it soledad” lo firma Rigoberta Bandini, el alter ego de Paula Ribó, una de esas personas que cuando Dios repartía talentos acaparó todos los que pudo. Escribe, actúa, compone, canta y hasta ha sido la voz de personajes como Caillou, Ashley Spinelli en ‘La Banda del Patio’. Buscadla en youtube o spotify y veréis que tiene mucho que ofrecer. Desde luego, para mi es uno de los must de 2020.


Y hasta aquí nuestro programa de hoy. Iba a decir que nos vemos la semana que viene pero no seguramente no sea posible, así que, hasta que nos olamos.

Napoleón Solo (31/10/15)

Lugar: Sala Aftasí (Badajoz) | Fecha: 31 de octubre de 2015

En sus inicios, Napoleón Solo era una banda que parecía tocada por los dioses, con colaboraciones de lujo (Eric de los Planetas el más sonado), unos jovencísimos componentes y un refrescante primer disco que auguraba un futuro prometedor.

Pero la banda granadina, a pesar de sacar buenos álbumes (el último, Máximo Ruiz Ferrer, de este 2015) quizás no supieron responder a las exigentes expectativas de aquellos gurús que los ensalzaban como “los nuevos Lori Meyers”, y no han terminado de conseguir un puesto como referentes del pop nacional como sí lograron sus paisanos con apenas un par de discos.

Napoleón Solo

Su actuación de ayer parecía una metáfora de ésta su breve historia, con una Sala Aftasí entregada pero prácticamente vacía. Claro que quizás nada de esto sea culpa de la banda granadina, el puente de todos los santos y el mal tiempo no auguraba una buena taquilla.

Alonso Díaz, con una palpable ronquera, supo paliar su resfriado con simpatía y desparpajo, y el resto de los miembros fueron de menos a más en su interpretación. Cerraron su actuación por todo lo alto, espoleados quizás por el calor de sus seguidores más acérrimos (sorprendentemente jóvenes) que eran pocos, pero extremadamente calurosos. Eso sí, la banda tuvo que recurrir a los mejores temas de su primer álbum para caldear el ambiente.

En definitiva, un concierto que pudo hacerse largo incluso para ellos, aunque sus talentosos miembros supieron darle a sus fans un final de actuación a la altura de sus mejores tiempos.

> Más fotos en nuestro Flickr

Havalina (24/10/15)

LUGAR: SALA AFTASÍ (BADAJOZ) | FECHA: 24 OCTUBRE 2015

Reconozco que no soy muy fan de Havalina, quiero decir, no soy de los que compran todos sus discos o ponen sus canciones en bucle en Spotify. Pero también os voy a decir una cosa: Bien en sala bien en festival, no me pierdo ni uno de sus conciertos.

La banda madrileña es de ésas que multiplican en directo las virtudes de sus ya de por sí cuidadosos trabajos de estudio. Una formación que, con sólo tres componentes (en esta ocasión con Juan Diego Gosálvez sustituyendo a Javier Couceiro), consiguen llenar el escenario y hacer retumbar la sala con unas cuerdas brutales (ojo al papelón de Jaime Olmedo al bajo) y una batería atronadora que no echó de menos la baja de Javier.

Havalina en Sala Aftasí

El concierto, con una Sala Aftasí con unos 2/3 de su aforo completo, tuvo momentos de auténtico frenesí alternados con tempos lentos llenos de experimentación y alardes interpretativos, gracias a un estudiado setlist compuesto tanto por canciones de su último trabajo (Islas de Cemento, 2015) como de los anteriores en castellano, principalmente Las Hojas Secas (2010), incluyendo la esperadísima “Mamut” con la que cerraron su actuación por todo lo alto. Notable alto, como casi siempre, para la banda de Manuel Cabezalí.

> Más fotos en nuestro Flickr

Arizona Baby @Sala Aftasí (Badajoz, 16/10/15)

El pasado viernes 16 los Arizona Baby volvieron a la Sala Aftasí en una nueva parada en su gira de presentación de su último trabajo, Secret Fires (Subterfuge, 2014), y aunque muchos pensaban que el aforo podría resentirse por lo reciente de su última visita, hubo expectación por el retorno y el público de Badajoz no faltó a la cita para llenar la sala hasta casi colgar el cartel de todo vendido.

Más imágenes del concierto en nuestro Flickr

 

.

La Habitación Roja @Sala Aftasi, Badajoz (10/10/14)

La Habitación Roja

Reconozco que nunca he sido fan de La Habitación Roja; a pesar de que siempre los he tenido en gran consideración (en especial a mi estimado Pau), nunca he comprado sus discos y rara vez los he puesto en el Spotify. Creo que, simplemente, nunca me he sentido identificado en sus letras (Jorge cuenta que él escribe canciones para los demás).

 Es una pena, porque tras el concierto que nos brindaron anoche en la Sala Aftasí de Badajoz, tengo el convencimiento de que me he perdido muy buenos momentos todas aquellas veces que he abandonado sus conciertos a la mitad, víctima de esa falta de química, de ese feeling que te embarga cuando conoces a fondo el repertorio de un artista y lo haces tuyo en la magia de la música en directo.

La Habitación Roja

La Habitación Roja van camino de cumplir veinte años de trayectoria (ya peinan canas, visten elegante calzado y portan anillos de casado), y lo hacen sin perder ni un ápice de presencia y de vigencia en el panorama independiente nacional. Es más, diría que van sumando fieles entre los más jóvenes que sí van encontrando su propia historia entre las contadas por Jorge.

Sobre el escenario de la Aftasí demostraron que se encuentran en plena forma, especialmente con un Jorge que no para de moverse ni de saltar ni de bajarse a mezclarse con el público. Las canciones de su noveno álbum La Moneda en el Aire (“Tanto por hacer”, “Donde no exista el miedo”, “Si tú te vas”) alcanzaron categoría de himnos espoleados por la entrega de su público, y sus más conocidos clásicos (“El Eje del Mal”, “Van a por nosotros”, “Nunca ganaremos el Mundial”) y no tan clásicos (“Siberia”, “El Resplandor”, “Indestructibles”, “Ayer”) inundaron la sala con la magia de las grandes citas y conmovieron hasta a los más escépticos (incluido yo).

La Habitación Roja

Como colofón, nada menos que siete bises para culminar su actuación con la eterna “There is a light that never goes out” de The Smiths, que dedicaron al Contempopránea y a su director, Agustín Fuentes, presente en la sala.

En definitiva, un concierto no sólo de los que hacen afición, sino de los que responden porqué estos amigos procedentes de la costa levantina llevan tantos años revalidando su título de ser uno de los nombres propios del circuito musical español.

 

Sidonie @Sala Aftasí, Badajoz (06/09/2014)

Marc Ros, Sidonie, Sala Aftasí

Hacer una crónica objetiva de uno de tus grupos favoritos no es tarea fácil, así que no intentaré ocultar con críticas gratuitas la admiración que siento por Sidonie. Es la cuarta vez que les veo este año, y sencillamente no me canso de verlos; ayer tuiteaba que precisamente uno de los puntos fuertes de los barceloneses son sus directos, en los que consiguen potenciar su repertorio incluso con temas a priori más flojos.

Pero dejando aparte la opinión que podamos tener cada uno, hay que cosas con respecto a Sidonie que son incontestables, como la solidez de su carrera. Y es que, aunque les salen detractores hasta de debajo de las piedras (por lo general puristas que gustan de cogérsela con papel de fumar), la banda ha sabido evolucionar, sacar buenos discos a lo largo de su carrera y fabricar nuevos himnos que se suman a sus clásicos de siempre. En los conciertos de Sidonie, la gente no espera aburrida a que toquen sus primeros discos (como sí ocurre con según qué otras bandas), amén de un público muy diverso y muy renovado con nuevos fans (algunos sorprendentemente jóvenes), que los Marc y compañía han sabido ganarse a pulso.

Jesús Senra, Sidonie, Sala Aftasí

En lo que se refiere al concierto de anoche en una renovada Sala Aftasí, muchos factores apuntaban a podría darse una debacle de asistencia: primer concierto de septiembre, la celebración de la Noche en Blanco, el puente, el hecho de que no hacía ni 3 meses que habían tocado en el Contempopránea… Sin embargo, sus seguidores extremeños no defraudaron y llenaron la sala en unas tres cuartas partes de su aforo.

Marc, Axel y Jesús salieron acompañados de sus nuevos compañeros, Edu Martínez y el sorprendente Marcel Cavellé, y con la escenografía habitual en la gira de presentación de Sierra y Canadá (Sony Music, 2014), los carteles de neón y en pantalla la bandera del país norteamericano. Desde el principio impusieron un ritmo frenético para calentar al público, aunque éste ya estaba enchufado desde el principio y corearon tanto los clásicos de la banda (“Costa Azul”, “Fascinado”, “Sidonie Goes To Moog”) como los éxitos de sus últimos trabajos (“Estáis aquí”, “Un día de mierda”, “Por ti”, “El Bosque”… ).

Axel Pi, Sidonie, Sala Aftasí

Como decíamos, seguidores muy variados (incondicionales del Contempopránea junto a habituales de las radiofórmulas) y en ocasiones muy muy jóvenes que se habrían podido subir al carro con El Incendio (Sony Music, 2009)  o El Fluido García (Sony Music, 2011). Todos saltaban, coreaban los estribillos e incluso se daban de codazos por tocar a los miembros de la banda cuando alguno de ellos se bajaba del escenario para mezclarse con el público.

Las versiones del “Disco 2000” (The Pulp) y del “Video Kills The Radio Star” (The Buggles), las referencias a las raíces extremeñas de Jesús (con familia en La Vera como nos contó en la entrevista) o el tema dedicado al futuro enlace de Pepe y Ana (del staff del Contempopránea) fueron las anécdotas más destacadas de la actuación, que supo a poco a pesar de la buena duración de la misma.

En definitiva, una de las mejores actuaciones de Sidonie en tierras extremeñas, en la que brillaron sobre todo las guitarras (brutales en “El Bosque”), y donde el público estuvo entregado desde el principio y supo responder a las ganas que los barceloneses echaron sobre el escenario. Ya cuento los días que quedan para verles de nuevo.

> Más fotos del concierto, en nuestro Flickr

El Disco de la Semana: “Juventud Infinita”, Novedades Carminha

Debo reconocer que la primera vez que escuché a Novedades Carminha no me terminaron de convencer; me acerqué a Jódete y Baila (2011) como previo a un concierto al que fui invitado por su sello discográfico, pero en aquella ocasión decidí no publicar la review no porque fuese demasiado dura (de hecho creo que a la banda le importaría un pimiento lo que yo pudiese decir de ellos), sino porque pensé que no aportaba nada al objetivo último de este blog, que es compartir la música que nos gusta y tratar de acercarla a nuestros lectores.

En esta ocasión sí que me veo en la imperiosa necesidad de compartir y recomendar Juventud Infinita (Ernie Records, 2014), un trabajo que me ha resultado sorprendente y refrescante, quizás porque mis expectativas eran más bajas cuando abrí la caja de este tercer LP de los gallegos. Los más entendidos (o ellos mismos) podrán corregirme si me equivoco cuando digo que éste es el mejor trabajo de Novedades Carminha, en el que han encontrado su lugar en el mundo y su razón de ser.

Sin abandonar el sonido lo-fi y los cánones del punk que ya seguían en sus anteriores trabajos (canciones que no pasan de los 3 minutos, estribillos machacantes y pegadizos) y abordando otros sonidos más clásicos (el pop sesentero, las baladas de los 50), muestran el equilibrio perfecto entre el costumbrismo de sus compañeros de sello Rusos Blancos y el canallismo de sus paisanos Triángulo de Amor Bizarro, sin resultar una mezcla de ellos sino un producto muy característico y singular.

Ni tan blancos como los primeros ni tan bizarros como los segundos, sus letras siguen sonando alocadas y algo desfasadas como antaño (con multitud de referencias localistas y no localistas). No hay que confundir actitud con pose, tampoco hay que echar de menos la irreverencia gratuita; en la media está la virtud, por eso no hay que achacarle a Novedades Carminha que hayan bajado el número (que no el nivel) de palabrotas e insultos. Todo está en su justa medida y parecen muy muy sinceros. Ahora suenan a ellos mismos y no a otros.

En cuanto al repertorio, han sido listos y han colocado como primer y último corte las –a mi entender– mejores canciones del álbum, “Juventud Infinita” y “Fiesta Tropical”, con lo que se entra con fuerza desde la primera escucha y se termina con un muy buen sabor de boca. Todo ello sin desmerecer a otros buenos temas como “Antigua pero moderna” o “Capricho de Santiago” que no permiten bajar el ritmo en toda la escucha. Incluyen también temas cantados en francés (un muy steteototal “Et moi, et moi, et moi”) y gallego (un “Non quito o chándal” bastante siniestrototal). Mención aparte la versión castellanizada y latinizada del “Pushin’ too hard” de The Seeds, escondida tras tres minutos de silencio en el último corte.

En definitiva, un trabajo que, aunque algunos quieran tachar de falto de frescura y actitud, a mí se me ha antojado más completo y redondo, y en absoluto poco gamberro e irreverente. Porque tomarse en serio a uno mismo no es volverse más serio y políticamente correcto, sino confiar en el talento de uno mismo sin recurrir a poses y recursos artificiales.

Long Way To Alaska @ Sala Aftasí, Badajoz (30/03/14)

De todos los tópicos que tenemos de los portugueses, hay tres que siempre he argumentado y que anoche la formación procedente de Braga se encargó de defender sobre el escenario de la Sala Aftasí de Badajoz.

El primer tópico es la casi exasperante educación de los portugueses; «eres más cumplío que un portugués», decimos en estos lares. Y es que la banda no paró de agradecer al público su presencia y al promotor de la sala el haberlos invitado a participar de esa jornada denominada “Encuentro de Música Transfronteriza” junto con los locales El Viaje de Rose.

El segundo tópico sobre los portugueses es su tan envidiado dominio del inglés. Tantos años de televisión subtitulada (entre otras muchas cosas) tienen su parte buena y no es difícil encontrarse a un portugués dominando la lengua de Shakespeare. Y también es el caso, como no podría ser de otra manera, de los miembros de Long Way To Alaska, que escriben e interpretan sus canciones con una fluidez y naturalidad que bien parecen salidos de algún college anglosajón. Ponles una pinta en la mano y parecerán más británicos que los hermanos Gallagher.

El último tópico –y es aquí donde entro en el meollo de su actuación–  es el excelente gusto de los lusos por la música de calidad; y que sus bandas a menudo demuestran una elegancia y una clase más difíciles de encontrar en nuestras formaciones nacionales. En este sentido Long Way To Alaska me recordaron a los también portugueses Norton, no en el estilo musical sino en el cuidado que ponen en las bases y en las melodías, sin duda uno de los puntos fuertes de ambas bandas. En el caso de los de Braga, su actuación tuvo claramente dos partes; una más instrumental y pausada, apoyada en los efectos electrónicos creando una cierta atmósfera de gran densidad sonora; y otra más alegre y luminosa, apoyada en las percusiones y las cuerdas, que derrochó tropicalismo por los cuatro rincones de la sala.

Así con todo, el concierto resultó ser una delicatessen para el que el público pacense no volvió a estar de nuevo a la altura, con un escasísimo aforo no sabemos si debido al resto de citas que tuvieron lugar anoche en otras salas de la ciudad. En todo caso, auguramos un buen futuro para ellos, eso sí en su país, donde quizás si estén más capacitados para apreciar este tipo de música, más exquisita y menos pachanguera.

PD: Agradecer a los amigos de 48 Horas Badajoz por prestarme una tarjeta SD para la sesión de fotos. Gracias por el capote.