Mis mejores momentos vividos en el Contempopránea (III)

Sé de más de uno que apostaba a que no duraríamos ni dos años cuando toda esta historia empezó y ya vamos para nueve. Y cada año otro saco de buenos recuerdos que vienen de vuelta. Estos son los míos.

Rebelión en la piscina – 2006

Nuestro primer año es que dio para mucho y además esta historia ya la habréis escuchado más de una vez pero es que para los que allí estuvimos fue un momento de comunión contempopranea como pocos ha habido en estos nueve años. El caso es que la piscina exterior todavía no estaba hecha y en la cubierta sólo te podías bañar usando gorro, pero eso te lo decían una vez que habías pagado la entrada y casualmente aprovechaban para recordarte que el gorro se vendía allí al módico precio de X. Y claro, a cuarenta grados a la sombra, la gente se cansó de “refrescarse” en las duchas y corrió un rumor que sonaba como cuando Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla hablan  por gestos hasta que una avalancha de poperos  se lanzó al agua al grito de lo, lololo, lololo convirtiendo ese momento en uno de los más recordados de todas las ediciones del festival.

Margaritas granizados

La bebida oficial de El Gallo Verde en Contempopranea. Todo un clásico entre conciertos con la genuina granizada de limón del Gui~Gui, al que le debemos de haber pagado ya la carrera de sus hijos, y el tequila que haya ese año en Carrefour. Se puede servir en dos modalidades: Fuerte-flojo, que al principio haces arrg pero luego nada o Flojo-fuerte que es como nos gusta a nosotros. Muchos de los momentos más divertidos que recuerdo en Contempoperanea van acompañados de esta bebida. También hemos patentado el Redbulljito con Energy Drink del Carrefour,  Manzanilla la Sultana y mucho pero mucho hielo. Ideal pare el montaje de las tiendas.

100_3850

El after del Castillo

Podría decir que soy un gran asiduo del after del Castillo pero lo cierto es que solamente he ido una vez en un año que no he conseguido determinar. Era domingo ya  y nos fuimos al camping pero por lo visto alguno de nosotros estábamos demasiado rumberos para dormir y nos volvimos a la plaza a desayunar. No sé muy bien cómo pero una cosa llevó a la otra y allí acabé con un quinto de Cruzcampo y la música de Contractura Dj. Y si, es verdad, allí había más gente que en un libro de Wally. Aún así nos seguimos “acordando” de aquel rato entre risas. Al final la bautizamos como la fase del submarino.

Siestas Pop en La Marquesita – 2012

Como El Gallo Verde DJ (vaya invento) hemos puesto música en El Cómic, en La Plaza de España y en el Escenario principal pero el día (la tarde) que mejor me lo pasé fue esa del 2012 cuando pinchamos en la terraza de La Marquesita con todos mis amigos bailando y el microclima pasando de lluvia fina a monzón a lo largo de la tarde. Estar cerca de la insolación valió la pena y acabar con todas las reservas de licor de  almendra del pueblo quedará ahí para la posteridad. Todavía conservo la ilusión de poner música una tarde en la piscina.

Ver amanecer en el camping

Siempre hay que guardarse la última copa para disfrutarla viendo amanecer desde el camping, haciendo repaso de la noche mientras te fumas el penúltimo piti y ves como va llegando todo el reparto de The Walking dead al completo. Ese momento mágico en que dudas si dormir dentro o fuera de la tienda, si el calor y los ronquidos podrán contigo un día más, o si te vas con los que están dos quechuas más allá celebrando una boda gitana con Surfin Bichos a toda leche a las siete de la mañana. Mágico.

DSCN0840

Dorian – 2006

Mi primer Contempopranea saltó de sorpresa en sorpresa, del “putón pop” de Tachenko a los  Sidonie del Fascinado, y de La Buena Vida a unos Dorian desatados a las seis de la mañana. No me gusta eso de “antes molaban más” pero sí que es cierto que no he vuelto a vivir el nervio de ese concierto de madrugada con Marc en catarsis y el público en éxtasis, cuando “Cualquier otra parte” era un hit reciente.

Cualquier momento en El Cómic

No podría quedarme con un único momento porque desde que pasas con el coche por la puerta cuando estás llegando ya te saca una sonrisa. La fiesta de bienvenida no oficial, cuando compartimos cartel con Los Chicos Malos o cualquier momento tomando una copa con los hermanos Falero, con Mechor, Raquel, con Iker , Ainhoa, Eneko, con los amigos de Badajoz y la gente guapa de Alburquerque… todo bueno.

Las Fiestas de bienvenida

Este año nos la volvemos a perder pero muchos de mis mejores recuerdos del festival surgen en esas noches. Descubrimientos de grupos como Klaus&Kinski, Amarillo, Band A Part o Megaafonía. Botellones interminables, los ratejos del Cómic y las vueltas al camping que te dejaban listo para el resto del fin de semana. Esas fiestas.

DSC01868

Concierto de Los Planetas – 2007 -2010

Cualquiera de los dos me vale por la expectación que crean, porque un año de Planetas en cartel siempre es sinónimo de un buen año de festival, porque aseguran el debate en la piscina, porque flamenco si o flamenco no certifican hora y media de hit tras hit. Y porque Los Planetas siempre suben el nivel.

Reunión Alcohólicos – 2013

Porque sentarse a las tres de la tarde a hacer la sobremesa a la solatera del bar de la piscina para contarse las miserias de la vida, quinto va quinto viene, sólo puede ser el comienzo de una gran amistad. Por si alguien está interesado amenazamos con repetir este año. A mí se me hizo todo muy dulce.

DSC01955

Mis mejores momentos vividos en Contempopránea

Estamos a menos de 10 días de que comience la 19º edición en las laderas del Castillo de Luna de Alburquerque. Este año ha sido una año especial para el festival, es el primer año año tras cumplir la mayoría de edad y lo ha celebrado estrenando un doblete. La edición de Badajoz ya ha tenido lugar el pasado mes de Junio (con bastante éxito) y ahora toca asistir a “la de siempre” en la villa de Alburquerque.

             Nosotros como “buenos” y clásicos seguidores del festival (algunos llevan más años asistiendo) vamos a vivirlo a tope y como no, en la zona de acampada. Si alguno de vosotros tenéis en mente hacer lo mismo, os recomiendo echarle un vistazo a nuestros consejos de años anteriores.

             Este será el 7º año que acudo a Alburquerque a ver a mis grupos favoritos. Mi primera experiencia en 2008 ya queda un poco lejos, pero en estos años he vivido buenas y malas experiencias en el Festival. He aprendido y comparado con otros festivales pero siempre seré incondicional a este. Aquí hago un breve resumen de mis años por el festival y espero poder hacer otro resumen dentro de muchos años (no van en ningún orden en concreto).

             1.- Fiesta de Bienvenida del año 2008

                       Como he dicho, era mi primer año y mi primera fiesta. Quizás es uno de mis mejores momentos por las ganas que tenía de vivir esa experiencia pero lo cierto es que nunca la olvidaré. Recuerdo como si fuera ayer el conciertazo de Amarillo, es más, cada vez que escucho su tema “Lejos de casa” rememoro esos momentos.

             2.- Año 2008, concierto de Deluxe

             Esa era la primera vez que veía a Xoel López en directo. Me impresionó mucho ver las laderas llenas a rebosar, no cabía un alfiler. Fue un concierto de los que tardas en olvidar. Aún me duelen las piernas de recordarlo aunque algún que otro amigo (David) lo viviera como si nada, jeje.

             3.- Año 2009, concierto de Vetusta Morla

             Este fue uno de los conciertos más comentados de aquel año, tanto a favor como en contra, pero lo que está claro es que fue un concierto multitudinario que abarrotó las laderas del castillo. Yo tuve momentos de agobio y terminé sentada en la ladera con mi hermana. Recuerdos memorables.

             4.- Año 2009, Febrero

             También en ese año actuaron los chicos de Febrero, una banda que a mi compañero Manuel Domínguez y a mí nos gustaba bastante (y nos gusta). Fuimos sus mayores fans en el concierto, cantando sus temas y dándolo todo. Tengo un grato recuerdo de aquello y de lo majos que son.

            5.- Año 2010, concierto de Napoleón Solo

            Este es uno de esos conciertos al que acudió mucha  gente, una lastima. Fue un concierto muy animado y divertido. Flipé con los arreglos vocales en directo de Alonso y su look a lo “actor secundario Bob”.  Su tema Lolaila Carmona fue nuestra banda sonora de aquel año y es que “las cosas que me das porque me las quitas luego”…

            6.- Año 2011, vuelta a los escenarios de Xoel López

            Este año ya no actuaba como Deluxe. Reconozco que tenía un poco de miedo respecto a  como iba a ser  esta nueva faceta suya, pero me sorprendió para bien. Me gustaron mucho sus aires del otro lado del Atlántico mezclados con el Deluxe de toda la vida. Memorable ese concierto.

            7.- Año 2011, Fiesta de Bienvenida

            Ese año era el primer año que mostraríamos nuestra faceta de Dj´s (por llamarlo de algún modo) a los poperos del Contempopránea. La fiesta de bienvenida estuvo genial, sobre todo la actuación de Megaafonía. Y nuestro momentazo sobre el escenario fue increíble. Nuestra “guerra de sexo” gusto bastante y terminamos arropados por los asistentes. Gracias a todos por aquello.

            8.-  Año 2012, pinchada en el escenario principal

            Aquel año nos eligieron para amenizar la espera de La Casa Azul y Amaral. Fue un momento increíble cargado de nerviosismo y un poco de vértigo. Grandes recuerdos me vienen a la cabeza. Fue algo irrepetible. Gracias Isa P. por compartirlo conmigo.

            9.- Año 2013, conciertos

            Los dos conciertos que más recuerdo del año pasado fueron el de Second y el de Lori Meyers. Para mí fueron los mejores de esa edición, aunque para gustos los colores. Me lo pasé genial y los viví a tope.

            10.- Las amistades

            A largo de estos años he conocido a muchas personas gracias al Contempopránea. Algunos son “compañeros de festival” que vez de año en año pero otros se han convertido en buenos amigos. Me vienen a la mente nuestros amigos gallegos Melchor y Raquel o nuestros amigos vascos Iker y Ainhoa entre otros muchos.

            El año pasado fue “especial” ya que no acudí con los mismos ánimos que en los anteriores y fue de agradecer dar con un grupo de amigos festivaleros, que aún perdura, para animarme y pasarlo genial. Gracias “chicos del Camping”.

            Este es un breve resumen de mis vivencias durante los años anteriores. Espero seguir llenando mi mente con buenos recuerdos muchos años más. He mencionado los momentos que se pueden contar en público, las vivencias de camping, piscina o casa las guardo para mí y el resto de los que estuvieron allí.

Especial Contempopránea 2012 (IV): El Paseo de las Laderas

Especial Contempopránea 2012 (I): Buscando piso

Especial Contempopránea 2012 (II): La zona de acampada

Especial Contempopránea 2012 (III): La Piscina

El paseo de las laderas rodea al Castillo de Luna y es la zona en la que se celebran los conciertos, se instala el mercadillo, las barras oficiales del festival, las casetas para comprar dinero del Contempopránea, el puesto de bocadillos, el trailer con los urinarios y el backstage. En definitiva es el recinto oficial del Contempopránea.

Este paseo está prácticamente en el centro de Alburquerque por lo que muchísima gente se lleva el coche desde la zona de acampada o su alojamiento para intentar aparcar cerca de la zona de conciertos.

Si partimos desde la plaza del pueblo estas son las diferentes zonas que encontraremos:

La plaza y sus alrededores: Aquí es donde se celebra celebraba la fiesta de bienvenida el jueves. La plaza es parecida a todas las plazas de pueblo, con el Ayuntamiento al lado y un montón de bares y cafeterías alrededor, en las calles adyacentes se encuentra el Cómic, un bar de obligado peregrinaje para todos los contempopráneos de pro en la primera jornada del festival.

La Fiesta de Bienvenida es era uno de los mejores momentos del Contempopránea, una gran reunión de gente bailando, charlando riendo, sin tanto agobio de estar pendiente de a qué hora es tal o cual concierto.

Este año, el festival ha cambiado esta fiesta por una parrillada en el recinto del festival y con un cartel bastante interesante para tratarse de la primera jornada. Un cambio en la dinámica que está por ver qué resultados da para decidir si tendrá continuidad en las futuras ediciones. Los que tengan abono del festival podrán disfrutar de una ración de panceta gratis, y no tenemos claro si el acceso al recinto estará abierto a todo el público.

En todo caso, hay que tener en cuidado, porque es normal que con la alegría del comienzo del Contempopránea, la fiesta y demás es normal que nos pasemos un poco de la raya, y los excesos cometidos esa noche se pagan durante el resto del festival, así que os recomendamos que midáis vuestras fuerzas.

Avenida de Pablo Lapeña: Subiendo por esta calle nos vamos acercando al paseo de las Laderas, a mitad de la misma se prohíbe el tránsito de vehículos y hay una pequeña plaza. Aparcar en esa plaza es el Santo Grial para los que desean tener un sitio donde guardar las bebidas y los hielos para refrescarse entre concierto bueno y concierto bueno (el criterio “bueno” lo dejamos a vuestra elección). Si vas temprano y no te importa perder un buen rato a la espera puedes conseguir un sitio para aparcar, pero hay mucha competencia y también policías locales que pueden pedirte que no bloquees el paso.

En la parte peatonalizada de esta avenida está la taquilla del festival, en donde puedes canjear tu entrada por la pulsera de acceso, y los servicios sanitarios de la Cruz Roja, pero esperemos que no tengas que usarlos. Esta zona se usa además para celebrar botellones y socializar con el resto de pandillas de poperos que se congregan allí. También hay una tienda de alimentación donde comprar perritos calientes, bebidas, hielo, y cosas así. RECOMENDACIÓN: No esperes a última hora si quieres comprar algo de comer en esta tienda. A última hora apenas quedan cosas de comer así que, se previsor y cena con tiempo.

Esta zona vive sus momentos álgidos en las primeras hora del festival y resurge cuando finalizan los conciertos como zona donde seguir la fiesta tomándose la penúltima copa y exprimiendo los equipos de música de los coches.

Acceso al recinto: La zona oficial del festival está vallada y para acceder a ella debes enseñar la pulsera que acredita que tienes entrada. Además si llevas mochila, bolso o similares es muy probable que te pidan que la abras para comprobar que no introduces bebidas en el recinto. No es raro ver grupúsculos de personas apurando sus copas a cara de perro antes de entrar debido a esa normativa. En el interior puedes comprar refrescos, cerveza y bebidas de mayor graduación alcohólica a precios relativamente razonables, pero no baratos. Además hay que comprar dinero del festival para pagar en las barras, ese dinero viene en cartones troquelados de una cantidad fija, creo que 15 euros, y siempre te quedan un par de tickets sueltos. No los tires, pueden ser muy útiles.

El mercadillo: En esta zona puedes encontrar desde la camiseta de tu grupo favorito hasta el CD descatalogado de ese grupo lapón que lo petó en 2003. Muchas chapas, muchas camisetas con motivos ingeniosos, frikis y/o ochenteros, vestiditos y bolsos para ellas, alguna bandolera chula para ellos. En cuanto a precios hay de todo, pero suele pasar que lo más te gusta es lo que más cuesta (es lo que tiene tener buen gusto). RECOMENDACIÓN: No esperes hasta el último día para comprarte esa camiseta que te gusta, no todos los puestos están los dos días de conciertos, o puede ser que tu talla ya no esté disponible cuando te decidas a comprar. Pero tampoco te pases, guárdate algo de dinero para comprar una botella de agua o un bocadillo para poder recuperar fuerzas. (También puedes usar esos tickets de dinero del festival que se quedaron colgados).

Los baños: Aunque a los chicos nos da un poco más igual, para las chicas es un gran acierto lo de instalar un trailer con urinarios, lo que hay en el paseo de las laderas son los típicos baños químicos sin iluminación. Suelen estar “razonablemente” limpios, pero por si acaso no está de más hacerse con un par de klinex por si acaso. Aprovecha los conciertos que no te gusten para ir al baño ya que en los descansos se forman unas colas considerables.

El escenario: La zona para el público es un poco más ancha que el paseo donde se instala el mercadillo. Salvo en los conciertos de los grupos más llamativos normalmente no hay demasiados problemas para alcanzar las primeras filas. De todas formas, si eres fan de alguna banda te recomendamos que no te despistes mucho antes de su concierto para coger un buen sitio.

Independientemente de la zona que escojas para ver los conciertos, suele haber bastante espacio para pegar botes, bailar y desgañitarse. Salvo en conciertos como el de Los Planetas, en el que hubo momentos que entre el calor y el agobio de gente se estaba un poco incómodo.

En este espacio suele haber muy buen ambiente, y es habitual ver a los artistas entre el público viendo algunos conciertos, pero no está de más recordar que compartimos el sitio con más gente y que ponernos a pegar botes y saltar unos encima de otros puede acabar en daños colaterales para otros espectadores.

CONCLUSIÓN: Esta zona es donde tiene lugar el festival oficial, mucho bullicio, muchas camisetas chulas, muchos paseos a echarse una copa al coche… Organizarse bien los horarios y saber combinar conciertos con ratitos de descanso es la clave para aguantar el tirón del festival. Muchos de mis mejores recuerdos de Contempopránea tienen que ver con Margaritas Granizados y conversaciones con amigos que hace tiempo que no ves después de una intensa jornada de conciertos.

Especial Contempopránea 2012 (III): La Piscina

Puedes consultar los especiales anteriores aquí:
Especial Contempopránea 2011 (I): Buscando piso
Especial Contempopránea 2011 (II): La zona de acampada

Algunos de los que ya se consideran Contempopráneos veteranos, no llegaron a conocer la época en que la única piscina de Alburquerque era climatizada y tenías que llevar gorro al bañarte. Y si no lo habías traído, o pasabas por caja o te jodías sin bañarte. Desde hace ya unos cuantos veranos  Alburquerque cuenta con una piscina descubierta. Esto significa que ya no hace falta gorro de baño para remojarse y por lo tanto hay un motivo menos para la revolución (al menos, en lo que ha Contempopránea se refiere)

Como ya señalamos en capítulo sobre la zona de acampada de este especial, la piscina municipal de Alburquerque es el punto de encuentro y convivencia por excelencia de los contempopráneos. Allí se dan cita tanto festivaleros como artistas y algunos vecinos del pueblo, que buscan bajo la sombra de los árboles de este recinto el descanso que no pueden encontrar en las tiendas de campaña y las casas sin aire acondicionado.

Vamos por partes, la piscina abre todos los días del festival pero su día fuerte es el sábado, así que ahí va nuestra primera recomendación, si quieres coger un sitio en el que haya sombra todo el día intenta llegar temprano, o recogerte tarde la noche anterior, que es lo más habitual.

Lo primero es lo primero

La jornada de piscina ortodoxa empieza mientras desayunas en el bar del recinto esperando a que abran las instalaciones a las 10 de la mañana, o las 11 y pico en el viernes por la mañana si es que ya estáis allí. Este dato es importante porque si no, os pasaréis una hora mirando con cara de odio a los operarios de la piscina que nos os dejan entrar mientras pasáis calor en el exterior.

Mientras tanto os recomendamos que os toméis unas tostadas y un cafelito (aunque la calidad del mismo es deleznable, que digo, si fuese deleznable estaría mucho más rico de lo que en realidad está) mientras intentas llenar las lagunas de memoria que tienes de la noche anterior: “¿de dónde he sacado esta pulsera de cuero?, ¿al final le dije a la rubia “si te acuesto no es pa’ matarte”? y otras disquisiciones similares. Con un poco de suerte el guitarra de la Habitación Roja te dice “qué camiseta más chula”, y ya tienes hecha la mañana.

Cuando por fin se abran las puertas de la piscina tendrás que pasar por taquilla y pagar los cerca de tres euros que cuesta la entrada (no sé si con la crisis habrán actualizado los precios). Esa entrada te da derecho a entrar y a andar molestando saliendo y volviendo a salir y entrar las veces que quieras. Hay unos bonos que cuestan 12 euros y valen para 10 baños, se pueden comprar entre varias personas, pero, en teoría, tienes que gastar un bono por cada vez que sales y vuelves a entrar.

Lo principal ahora es buscar un buen sitio, teniendo en cuenta que el sol se desplaza de este a oeste y sabiendo que el pueblo de Alburquerque queda al este… Vamos, que te pongas debajo del árbol más gordo para que la sombra te dé todo el día. Llega el momento de echar el primer sueñecito que luego ya tendremos tiempo de ver qué hacemos. OJO, puede pasar que se levante algo de aire frío; y darse el paradójico caso de que si te pones al sol te asas y y si te pones a la sombra te hielas, por este motivo recomendamos que, si puedes, te lleves una segunda toalla, o el saco de dormir directamente, para arroparte en caso de que se levante algo de viento fresco. Así podrás descansar en condiciones.

Otro dato a tener en cuenta es que en Alburquerque el 25 de julio las temperaturas se mueven entre los 35 y los 40 grados y sin una nube en el cielo. Esto significa que el inconsciente que se tire al sol sin echarse protección tiene todas las papeletas para quedar churruscado como un cangrejo y joderse los conciertos de la noche, avisaos estáis.

Después del primer sueñecito, mientras nos limpiamos la babilla de la cara, y mientras nuestros amigos se ríen porque tenemos la toalla marcada en la mejilla, daremos un vistazo general a las instalaciones. Antes contaban con una piscina cubierta climatizada, lo que obligaba a usar gorro de baño, algo que muchos no sabían y se quedaba compuestos, habiendo pagado la entrada y sin poderse bañar. Ahora, como canta La Habitación Roja, “no va a volver a pasarnos esto” y no deberían repetirse escenas como la que sigue.

Por otra parte tenemos una minipiscina para niños. Aunque está prohibido, los encargados dejaban que los festivaleros se refrescasen allí los pies, pero como somos como somos, primero metemos los pies, luego nos sentamos dentro de la piscina, luego nos traíamos una birrita y un cigarro,… y al final del día eso se parecía más al jacuzzi de Jesús Gil que a una piscina para niños.

Además hay  una piscina grande al aire libre, en la que no dejan meter las cervezas porque sería ya abusar. El recinto se ha agrandado bastante con esta nueva incorporación pero las zonas de sombra cerca de esta piscina son muy escasas. Así que insistimos en recomendar madrugar para tener un sitio óptimo.

También hay una amplia ladera con césped y zonas de sombra y unas mesas donde comer. Esta zona, aunque parezca más tranquila, en realidad bulle de actividad. Parece que todo el mundo está dormitando pero en realidad está todo el mundo regalándose la vista o escuchando las conversaciones de la toalla de al lado sobre si la Indie es el nuevo Mainstream, o que en el FIB se encontró con su ex-novio el que estaba en Estados Unidos. Vamos, el ambiente ideal para dejar la mente en punto muerto y recuperar fuerzas.

El comercio y el bebercio

A la hora de la comida cada uno se busca la vida, unos comen en el bar, que tiene algún plato de menú y bocadillos, y otros se comen las “cocretas” que hizo la madre de su amigo y que son su principal alimento en los tres días que dura el festival. Esta es la hora en la que nuestro estómago se suele ir recuperando del palizón de alcohol de alta graduación y, para que no se acostumbre a la vida sana, tumbarlo con una cerveza fresquita es una buena opción.

El bar de la piscina ha adoptado un sistema de tiquets un poco engorroso. La ventaja es que los tiquets son para cosas concretas (Un café, una tostada) y siempre pagas sólo lo que consumes (no te quedan tiquets “sueltos” que no sirven para comprar nada), lo malo es que tienes que pedir dos veces lo mismo, una vez en la caseta de tiquets y otra en la barra.

La zona de mesas habilitadas para comer lo que cada uno haya traído de casa está bastante bien, pero tiene un problema grave, las avispas. A nosotros nunca nos han picado pero son muy molestas porque se meten en todos los platos y dan la constante sensación de que en cualquier momento te van a picar. Un truco, que no es infalible pero reduce un poco las molestias, es dejar un plato con un poco de comida, a ser posible que huela fuerte como chorizo y cosas así, en una de las mesas vacías y así se entretienen las avispas comiendo en un sitio donde no hay humanos para espantarlas.

Después de comer, no es ninguna tontería tener en cuenta el aprovechar que los baños de la piscina están más limpios que los de la zona de la acampada, así que a tomarse de postre un Activia, coger la revista oficial del festival para entretenerse y culturizarse el móvil para leer el Twitter y dejar que la Madre Naturaleza haga el resto.

La tarde sigue el mismo esquema de sueñecito, baño, algo de comer, y uso de los baños de la piscina, esta vez para aprovechar que el agua sale un poco más caliente y con más presión que en la zona de acampada, lo cual es un detalle muy importante para los que tengan largas cabelleras que lavar. Además cuenta con cubículos individuales, lo cual proporciona un poco más de intimidad para aquellos que no les guste eso de ver los atributos de todo el mundo.

Conclusión: Vale que haya quién prefiera una casa a la zona de acampada, pero como no vayas a la piscina entonces no habrás conocido el auténtico Contempopránea. Cuerpos al sol, baños refrescantes, sueños reparadores y la posibilidad de coincidir como vecino de toalla con alguno de tus artistas favoritos es una oferta difícil de rechazar.

Especial Contempopránea 2012 (II): La zona de acampada

Después de abordar el tema de la búsqueda de pisos, ahora toca hablar de la opción más económica: la zona de acampada. El lugar de convivencia y encuentro de los contempopráneos por excelencia en rivalidad con la piscina, de la que hablaremos en otro artículo.

Foto: Ender84

Sin entrar en debates sobre si es mejor irse a un piso que a una tienda de campaña, nosotros consideramos que si no has vivido un Contempopránea de acampada te has perdido un parte importante de la experiencia.

La zona de acampada es un recinto vallado dividido en cuatro terrazas a diferente altura. El suelo es de tierra, aunque dependiendo de lo que haya llovido este año y el calor que haga en primavera, puede que haya algo de cesped. Cada una de las terrazas está cubierta con una malla de sombreo muy poco efectiva, pero menos da una piedra.

El trecho hasta la zona de los conciertos es considerable, 20 minutos andando a paso firme, aunque los que todavía se sientan jóvenes pueden recorrerlo sin dificultad. En coche son tres minutos, pero tenéis que tener en cuenta que ni en la zona de acampada ni en el pueblo hay muchas zonas donde aparcar. La organización pone un servicio de autobuses pero, por lo que sabemos de la gente que los ha usado, tampoco te dejan muy cerca del centro de Alburquerque.

El año pasado Anita Olleros nos comentó vía Twitter que hay un servicio de “taxis” que por un euro por persona os lleva desde el camping a la plaza del pueblo. Eso sí hay que hacerse con el número del “taxista” para localizarle.

Aunque es difícil calcular el aforo del recinto porque cada tienda de campaña es diferente, así a ojo de buen cubero caben entre 200 y 300 tiendas campaña, eso sí, sin dejar ni un espacio entre tienda y tienda, sobre todo desde la llegada de las tiendas instantáneas Quechua.

Foto: Contempopranea.com

PRIMER AVISO IMPORTANTE: La zona de acampada está prácticamente copada el jueves por la tarde (si este año se venden una cantidad de entradas cercana al aforo completo, el año pasado que hubo menos venta de entradas había espacio de sobra en la zona de acampada), el día que se celebra la fiesta de bienvenida al festival, así que sed previsores si queréis disfrutar de un terreno llano donde poner la tienda. Si os es imposible llegar antes, encima de la zona de acampada hay un terreno agreste y sin preparar en el que se pueden instalar algunas tiendas, pero los que os instaléis allí disfrutaréis de la experiencia de dormir sintiendo como la fuerza de la gravedad te empuja contra tus (sudados) compañeros de tienda. Por lo menos, esta zona tiene árboles, como se ve en la foto de arriba, y tiene un poco más de sombra.

Como ya hemos dicho antes, existe una zona cubierta de sombra, pero es completamente inefectiva. Principalmente porque, tal y como está distribuida, el sol pega directamente sobre las tiendas desde las siete de la mañana hasta pasado el mediodía. Os recordamos que las temperaturas en Alburquerque a finales de julio se mueven entre los 35 y los 40 grados como término medio, así que el calor que se alcanza dentro de una tienda de campaña es considerable. Muchos contempopráneos instalan sábanas o lonas en los laterales de la tienda para evitar que les golpeen de pleno los rayos del sol. Como hay varios árboles y bastantes cuerdas por allí no suele haber problema para realizar la instalación de estos “parasoles”. Basta con recordar que el sol sale por el este, es decir, a las 7 de la mañana el solato le da directamente a las tiendas desde el polígono industrial.

El agotamiento hará que por lo menos puedas echar un sueñecito, pero lo más recomendable es que bien tempranito te dirijas a la piscina a buscar un trocito de césped debajo de un arbolito y recuperes fuerzas allí.

Dentro de la zona de acampada de más o menos igual dónde ponga la tienda, si la pones en la parte baja tendrás más a mano los servicios, si la pones en la parte de arriba disfrutarás de amaneceres espectaculares.

Aparcamiento

Si os desplazáis hasta Alburquerque en coche, debéis saber que la zona de acampada cuenta con aparcamientos, pero no demasiados. Justo en frente hay una explanada con algunas plazas para dejar el coche, y detrás de las naves industriales que se ven desde la zona de tiendas hay también sitios para aparcar. De igual modo, junto a la piscina hay otros espacios. El mejor consejo que os podemos dar es que vengáis pronto, aparquéis si tenéis suerte y no mováis el coche en los días de festival. MUCHO OJO con aparcar en las inmediaciones del cuartel de la Guardia Civil, está prohibido aparcar y, además de la multa, pueden retiraros el coche, así que fijarse bien en las señales y el color de los bordillos.

Si no podéis llegar con tiempo,  la buena noticia es que suele haber bastante rotación en los aparcamientos, por lo que si os armáis de paciencia podréis encontrar dónde dejar vuestro vehículo. Tampoco os vendrá mal un parasol si no queréis despellejaros las manos al tocar el volante, después de dejar el coche tres días al sol abrasador de Alburquerque.

El ambiente

Uno de los puntos fuertes de la zona de acampada es el buen rollo existente. Se nota que estamos de vacaciones y que la gente está allí para disfrutar. Puedes contar con tus “vecinos” para que te presten un martillo con el que clavar las piquetas de la tienda e incluso para que te den un par de hielos para no tomarte la última copa antes de dormir más caliente que un pie.

Por otra parte, aunque no se pueda decir que haya un jaleo impresionante, no es una zona silenciosa, tened en cuenta que la gente suele llegar allí para dormir después de haber tomado unas copas y están de fiesta, por lo que no suelen ser sigilosos, incluso hay quien enciende los altavoces del MP3 para animar a todo el mundo con una sesión DJ independientemente de la hora que se trate. Además, la tela de las tiendas de campaña no es el mejor aislante sonoro. Pero creo que esa banda sonora de la zona de acampada es una de las fuentes de anécdotas más graciosa del festival, desde el que no sabe cuál es su tienda porque se ha comprado el mismo modelo de oferta en Decathlon que el resto de acampados, hasta el que va buscando a Eduardo por todas las tiendas para que le invite a algo. Tampoco hay mucha intimidad, lo digo por si alguno quiere aprovechar para tener un momento de cariño.

Los baños:

El recinto cuenta con un edificio que aloja los baños, que suelen estar limpios las primeras horas del festival, más adelante se van llenado de tierra y barro. Es recomendable surtirse de papel higiénico propio.

Las duchas no suelen tener mucha presión (advertencia importante para los que tengan el pelo largo y se lo quieran lavar) y el agua sale fría, pero se puede limpiar uno en condiciones. El ambiente es de camadería y la gente no suele tener vergüenza a la hora de ducharse desnudo delante de los demás. Lo digo por si alguien es especialmente pudoroso. Existe la opción de ducharse en los vestuarios de la piscina, con un poco de suerte tienes agua caliente y tienen bastante presión.

Los inodoros no suelen permanecer limpios mucho tiempo por lo que es recomendable que para desahogarte el cuerpo vayas a los baños de la piscina, que tampoco es que se puedan comer sopas dentro pero están un poco más practicables.

En definitiva, los baños cumplen su función, pero lujos los justos. Hay limpiadoras que los limpian varias veces al día con lejía (cuidado con que se te caiga una camiseta al suelo cuando esté recién fregado si no quieres revivir la moda de los desteñidos), pero a veces no es suficiente para el trasiego de gente que se crea.

ADVERTENCIA IMPORTANTE: Si entras en uno de los baños asegúrate de que la puerta puede abrirse desde dentro. Hacedme caso, sé de lo que os hablo, y no es nada agradable quedarse encerrado en una de estas cabinas a las siete de la mañana y que tus amigos no tengan batería en el móvil.

Otros detalles:

Además de todo lo anterior en este espacio suele ubicarse una caseta de la organización para canjear las entradas por las pulseras de acceso al festival. También viene un avispado comerciante que instala un puesto de bebida, hielo y otros productos de primera necesidad.

Camping La Codosera Foto: Shanty Expósito (concurso fotografía 2009)

Existen otras opciones de alojamiento campestre, concretamente el Camping de La Codosera, gestionado por el Ayuntamiento, que tiene al lado unas piscinas naturales, pero está a 20 kilómetros de Alburquerque por lo que el uso del coche es imprescindible.

Conclusión: La zona de acampada es una buena opción para vivir el festival desde dentro, un buen sitio donde hacer amistades y echarse unas risas, está al lado de la piscina, lo que es un dato importante y además es gratis, que como están las economías es un punto a tener en cuenta cuando los alquileres de los pisos superan los 600 euros. Es la opción más recomendable para el alojamiento si vienes con la mentalidad de disfrutar los días de festival a tope independientemente de las comodidades. A los que vayan buscando lujos o tranquilidad no les gustará mucho.

Diseña el cartel del Contempopránea 2010 y llévate 800 euros

Contempopránea, Año I

Contempopránea, Año I

El año que se avecina es una fecha especial para Contempopránea ya que alcanza su 15ª edición, lo que le situa como uno de los festivales de pop más veteranos de España. Dentro de las actividades que rodearán esta fecha tan señalada, la organización del festival lanza un cocurso de carteles para que todos aquellos que tengáis capacidades creativas y sepáis usar un ordenador podáis dar forma al elemento que representará a Contempopránea en 2010.

Las bases del concurso las tenéis en la página web del festival. La fecha de cierre es el 31 de diciembre, así que tenéis algo más de dos meses para exprimir vuestra creatividad y representar en un cartel 15 años de historia del pop independiente, y si resultáis elegidos como ganadores del concurso, además de el reconocimiento de ver vuestra creación en multitud de revistas, muros, periódicos y noticiarios de España, os llevaréis 800 euros, que es una cosa que siempre viene bien y da alegría.

PD: Como sugerencia a los diseñadores, creo que se debería crear una mascota para representar el 15 aniversario de Contempopránea, y como modelo os propongo que escojáis a este grandísimo personaje: (en realidad solo busco una excusa para volver a poner este video)

Ya tenemos ganador del Concurso de Fotografías de Extremadura Contempopránea Cruzcampo

La foto ganadora la hizo Alejandro del Estal

La foto ganadora la hizo Alejandro del Estal

Esta es la imagen que el jurado del I Concurso de Fotos del festival Extremadura Contempopránea Cruzcampo ha elegido como ganadora. Alejandro del Estal vendrá de gratis el año que viene a Alburquerque con hotel incluido. Y hasta que llege el 15º Contempopránea podrá disfrutar con el lote de regalos del festival.

Muchas gracias a todos los que han participado porque nos lo han puesto difícil a la hora de elegir. El año que viene repetimos y esperamos dar más premios y conseguir más retratos de este festival que tan buenos momentos nos ha dado.

Un saludo a todos.

Contempopránea homemade videos

Videos caseros que recogen el ambiente del festival.

A continuación, y para publicar ya lo que nos queda del Contempopránea, os hemos adjuntado algunos videos que grabamos en Alburquerque y que intentan recoger un poco el ambiente que se recoge de escenas cotidianas del festival; nada de artistas, nada de actuaciones, sólo festivaleros como nosotros y como vosotros pasándoselo teta, así que agudizad la vista que a lo mejor os veis en ellos.

También lo ponemos para mostrar un poquito al que no haya venido nunca el Contempop el ambiente que se respira en el festival, con sus momentos de subidón y sus momentos más down.

Como experimento, este post tiene el propósito adicional de ver si con tan sugerente título superamos al de Daft Punk y al del Electrosonic de Burgos, los post más leídos de este blog (tristísima la historia).

A disfrutar.

Jueves, Fiesta de Bienvenida.
Jueves. Intentamos pedirnos una copa en el Cómic.
Viernes, piscina del cámping.
Viernes, damos un paseo por el mercadillo.

Como curiosidad diré que los videos en youtube salen mucho más oscuro que en los videos originales, así que para la próxima vez ajustaremos el brillo.

También podéis daros un paseo por el youtube buscando Contempopránea y ver videos como los de Diego o de la peña de recogida a las 8 de la mañana, que también tienen mucho de folclórico.

Por último, si alguien sale en algún video y desea que lo retiremos, puede escribirnos su queja a quetelohascreido@gmail.com

Pásame el fanzine ése que voy al baño

A continuación adjuntamos el pdf del fanzine del Contempopránea para quien no fuese al festival o no pudiese conseguirlo allí pueda tenerlo ahora y echarle un vistazo, leer todas las entrevistas y todas las tonterías que escribimos.

Fanzine Contempopránea versión imprenta (pdf, 23.73 MB)

Fanzine Contempopránea versión en baja resolución (pdf, 3.45MB)

También abrimos este post para recibir todas las críticas y sugerencias que queráis hacer, pues como ya hemos dicho en muchas ocasiones esto lo hemos hecho ante todo con mucho cariño y nos gustaría poder mejorar de cara a renovar el año que viene nuestra relación con el festival (si Agustín nos deja).

El proceso para la edición del fanzine, desde que echamos cuentas del número de páginas hasta que nos llegaron las cajas de la imprenta, ha sido de varios meses, y aún así hemos ido muy justos de tiempo. Por eso queremos agradecer a todos aquellos que nos han ayudado hasta en el más ínfimo aspecto del fanzine: Alejandro Masferrer, por pasarnos el archivo con los recursos del cartel; a Montse Elefant por atender a todas nuestras insistentes peticiones; a los grupos por atendernos siempre con buena cara y tomarse a menudo más molestias de las que debieran, etc.

No haré mucha mención a los problemas que en cambio sí hemos tenido, el tema del naming del festival (o cómo ver qué patrocinador la tiene más larga), la polémica página 78 (que cambió cuarenta veces en su contenido) o las llamadas sin contestar de alguna que otra discográfica (que si de ella dependiese, todavía estaríamos esperando las respuestas de su grupo).

Por último, daros las gracias a todos aquellos que os habéis molestado en leer el fanzine, y más aún a los que habéis decidido conservarlo.

En fin, se abre el turno de ostias.

Las confesiones de El Gallo Verde

Para terminar con las crónicas del Festival Contempopránea 2009, los gallos verdes se  van a “confesar” acerca de sus opiniones personales sobre los conciertos, el festival en general, la organización… a través de un cuestionario:

¿Cuál ha sido el mejor concierto?

–        John Nash: Catpeople, aunque les faltó rematar con el homenaje a Elefant, fue el más intenso.

–        El Tesorero: Catpeople, que estuvieron impecables instrumental y vocalmente; Adrián no paró de hablar y de dirigirse al público, algo que siempre se agradece. Una pena lo de fallar en el homenaje.

–        Peter Parker: Love of Lesbian, originales y entregados a pesar del horario

–        La Mujer Esponja: Ellos, me pareció uno de los conciertos más divertidos del festival.

–           Zips: Con diferencia Love of Lesbian, cuando un grupo no te hace pensar qué hora es y además quedarte con ganas de más a esas horas de la madrugada, no tiene precio.

¿Cuál ha sido el peor concierto?

–     John Nash: La Buena Vida, sin Irantzu ya se sabe.

–        El Tesorero: Russian Red; Lourdes llegó, dijo hola, soltó el repertorio y se fue, sin más. Estuvo impecable, pero me aburrí soberanamente; quizás al fin y al cabo sea cierto que su música no esté hecha para los grandes escenarios.

–        Peter Parker: Vetusta Morla, nos es que fuese malo, pero tanta expectación creada por ver a los salvadores del pop nacional, según los comentarios de la gente, para un concierto tan normalito…

–        La Mujer Esponja: Russian Red, quizás no es la forma de definirlo, pero es en el que más me he aburrido.

–           Zips: Sidonie, pese a que es mi grupo favorito y le tenía muchas ganas, dos borrachuzos, uno a cada lado no le dejaron a uno disfrutar en condiciones del concierto.

¿Cuál ha sido el concierto que más te ha sorprendido?

–        John Nash: Febrero, en directo suenan más contundentes, menos sesenteros y se respiró muy buen rollo en el directo.

–        El Tesorero: Chicos Malos DJs; no me esperaba mucho de ellos y me sorprendieron con un setlist muy variado y ameno escogido expresamente con la única intención de divertir a la gente; sus uniformes y sus coreos añadieron color. Me lo pasé teta.

–        Peter Parker: Javyer Solís dj’s, no necesita explicación.

–        La Mujer Esponja: Catpeople, me sorprendiron gratamente despúes de verlos en acústico.

–           Zips: The Wish, era mi primera vez que los oía, y me encantó su repertorio en directo, pese a que nunca me aprenderé una canción en ingles, tengo el oído pegado al culo para los idiomas que le vamos a hacer…

¿Cuál ha sido tu mejor momento del festival, conciertos a parte?

–        John Nash: El domingo por la mañana cuando ha terminado todo y acabas en el bar del pueblo tomándote la última con  los miembros de la organización y conoces a Diego.

–        El Tesorero: La fiesta de presentación, tomando copas con los amigos y encontrándote o reencontrándote con la gente del festival, blogueros, artistas…

–        Peter Parker: El botellón de recuperación de fuerzas del sábado por la noche, cuando la gente ya se suelta del todo, las “obligaciones” de ver conciertos se relativizan mucho y el margarita entra de miedo.

–        La Mujer Esponja: el jueves por la noche, cuando te dispones a irte andando al camping cargando con tu amigo borracho y aparece Diego (no el del vídeo) y te lleva en coche. ¡Gracias Diego!

–           Zips: El domingo por la mañana porque piensas que después de las tostadas del último día no puede haber nada más, y de repente te encuentras bebiendo y bailando en un patio rodeado de plantas oculto, con un equipo de música que pedía la muerte cuando en verdad deberías estar desmontando el tinglado en el camping para irte a casa.

¿Cuál ha sido tu peor momento del festival?

–        John Nash: La disputa con el guardia de seguridad cuando nos dispusimos a bajar de la ladera por el camino que lleva al backstage.

–       El Tesorero: En la piscina, intentando dormir algo pero no puedes por las moscas.

–        Peter Parker: Tener que quedarme en casa el jueves

–        La Mujer Esponja: Escuchar a tus vecinos de camping a las 9 de la mañana cantando Verano Azul o como le ha tocado un piso en San Fernando a su hermano.

–           Zips: Perderme el concierto de Ellos por haberme bebido hasta el agua de los floreros el día anterior.

¿Qué crees que ha mejorado en el festival y qué debería mejorar?

–        John Nash: Ha mejorado mucho el juego de luces del escenario y creo que deberían mejorar los servicios del backstage.

–        El Tesorero: Ha mejorado mucho el sonido del escenario de la ladera, pero se deberían recuperar las retransmisiones de los conciertos por televisión. Los servicios han estado más limpios de lo habitual, pero deberían ponerse a punto algunas cosas como los servicios o las duchas.

–        Peter Parker: Ha mejorado el catering del backstage y debería mejorar mucho el desayuno de la piscina, especialmente el café.

–        La Mujer Esponja: Ha mejorado el escenario y debería mejorar urgentemente el sonido del jueves en la fiesta de bienvenida.

–           Zips: Ha mejorado un poco el cumplimiento de horarios de los grupos y no estaría del todo mal que regaran un poco más el terreno antes, para que cuando las masas enfervorecidas salten al ritmo de los grupos podamos respirar.

¿ Qué has aprendido este año en el festival?

–        John Nash: He aprendido que existen unos botecitos genéricos, así como  de Licor del Polo,  que los puedes rellenar con bebida y colarlos en la fiesta.

–        El Tesorero: Después de nosecuantos años, que el cuartel de la Guardia Civil está enfrente del camping, con todo lo que ello conlleva.

–        Peter Parker: Que el festival no se acaba hasta el domingo.

–        La Mujer Esponja: He aprendido donde hay que colocar la sábana para que no te de el sol por la mañana y que el vodkabreña  no está bueno.

–           Zips: He reaprendido que el jueves me tengo que controlar un poquito o el viernes lo pasaré mal. Eso no implica que el año que viene no vuelva a tropezar.

¿ Cuál es la frase que destacarías del festival?

–        John Nash: A mí la frase que más me ha llamado la atención me la dijeron unas chicas: “¿El Gallo Verde,no?¿de Toledo?”

–        El Tesorero: Segurata: “Vosotros, dónde vais“. Yo: “Nos ha dicho Agustín que salgamos por aquí“. Segurata: “Y el Agustín ése quién es.”

–        Peter Parker: Mi frase la dijo el famoso Diego a unos amigos en la plaza el domingo por la mañana. Diego dijo:”Yo me tiré a Guille Mostaza en un concierto en Madrid”

–        La Mujer Esponja: Mi frase la dijo uno de los borrachos que teníamos al lado en el concierto de Sidonie cuando iban a tocar con el sitar. La frase es: “No, el sitar no!!!ya te has cargado el concierto”.

–           Zips: Mi frase la dije yo y fue cuando le dije a la única chica de Guatafán “Eres la más guapa de Guatafán”.

Y como queremos que tengáis opiniones de otras fuentes os dejamos con algunos post de otros blogs que nos han llamado la atención:

Love of Lesbian lo fliparon con el público / Chicos Malos nos cuentan su experiencia

Cantando a Los Planetas comiendo paella / Alburquerque (EE.UU) (BADAJOZ)

Diario del ContemPOPranea (o cómo sucumbí a los encantos del festival más pop)