Podcast El Gallo Verde: Post Contempopránea 2022 (Temporada 02, Episodio 16)

Buenos días a todos y bienvenidos a esta edición veraniega de El podcast del El Gallo Verde dedicada a repasar lo que ha dado de sí la última edición de Contempopránea estrenando su sede en Olivenza.

Ir a descargar

Después de dos años de descanso obligado Contempopránea afrontaba un cambio de ubicación que ha terminado siendo bastante fluido y sin grandes problemas. Al menos en cuanto a niveles organizativos. Sí es cierto que el pueblo no ha estado muy avizor de la que se venía encima y han desaprovechado oportunidades: mientras que en Alburquerque los bares organizaban fiestas de mañaneo con DJ indies; en Olivenza, si hubo alguna, nadie sabía dónde estaba porque no hicieron ningún tipo de publicidad; otro detalle, el bar más cercano a la zona de autocaravanas cerró el domingo por la mañana cuando podría haberse llevado una buena cantidad de desayunos. En Alburquerque salen muchas casas para alquilar esos días; en Olivenza, según nos han comentado, no había ni de lejos tanta oferta…

En todo caso son detalles que caerán por su propio peso si el festival se afianza en esta ubicación y desde luego los números invitan a pensar que sí ya que fue récord de venta de entradas y de asistencia 1.200 personas en la fiesta de bienvenida y en torno a los 5.000 cada una de las jornadas oficiales de conciertos. Y todo ello sin que se diesen grandísimas aglomeraciones (aunque con algún problemilla de suministro en las barras y en los baños en algunos momentos punta, pero lejos de las historias de terror de otros macro festivales).

Dicho esto, pasamos a comentar algunos momentos interesantes vividos en el festival

El Gallo Verde Presenta. Contempopránea 2022:


Metro Madrid del grupo Bueno Perdona fue la sintonía oficial para presentar a cada banda y seguro que para muchos está ligada a buenos recuerdos como este:


A Guille Milkyway le gusta en sus conciertos sacar un rato para apagar las máquinas de efectos de sonido y la hiperproducción y desnudar alguno de sus temas, en esta ocasión tocó al piano en solitario el tema “Yo También”, ganador del Goya a la mejor canción original en la película del mismo nombre, para convertirlo al final en el hiperconocido tema de Alejandro Sanz. Corazón Partío.

En la línea de versiones también hay que destacar la que Aiko el Grupo hizo de Toro, que se puede escuchar en Spotify dentro de la colección de versiones por el 25 aniversario de Mushroom Pillow, y que en Olivenza interpretaron con gran fuerza.


Y la cover que sí que no se esperaba nadie es este “Un buen día” de Los Planetas a manos de nada más y nada menos que Alizz, un artista venido de la música urbana y asociado más C.Tangana que a Jota pero que supo darle al público indie un guiño de complicidad.

Como la única que podemos recordar entera y con buena calidad de sonido es la de Aiko El grupo os dejamos con ella para que la disfrutéis prestando atención porque la letra no es exactamente igual.

¿Y qué novedades hay en Contempopránea además del nuevo sitio? Pues la principal es que el recinto es mucho más ancho lo cual permite tener dos escenarios contiguos y que las transiciones entre cada artista sean mucho más fluidas, esto consigue que los tiempos muertos se acorten. También hace que ahora los DJ que cerraban las noches contempopráneas salgan a las 4 de la mañana y no a las 6, lo cual, depende de como lleve cada uno la noche, es un aliciente o un inconveniente.

También estrenaban sistema de pago con pulseras inteligentes que, en general, funcionó bien, y que desde ayer ya permite rescatar el dinero no consumido durante el festival. En el perfil de Instagram de Contempopránea explican como se hace. No perdáis el tiempo porque solo estará disponible 8 días más de la publicación de este podcast.

Que el festival se celebrase en Extremadura también afecto a alguno de los artistas que pasaron por allí:
Por ejemplo Noni de Lori Meyers en vez de lucir la camiseta del Granada como suele hacer, optó por otra indumentaria más reivindicativa:

Un gesto que ha sido menospreciado por algunos cavernícolas del mundo del fútbol pero que la mayoría de los aficionados del Club Deportivo Badajoz han acogido con cariño.

Y vamos a ir cerrando este podcast especial Contempopránea 2022 con otro momentazo que fue la aparición del extremeño Leonardo Dantes para cantar con Ladilla Rusa el tema que previamente ya habían grabado juntos: “Los famosos también”. Como Leonardo se encontraba a gusto en el escenario cantaron también “No cambié” y otra de sus canciones más conocidas y, por su puesto bailadas.

No fue el único recuerdo para Extremadura que tuvieron Ladilla Rusa, como prometieron en su concierto, al día siguiente visitaron Calzadilla de los Barros, una localidad íntimamente ligada a su mayor éxito, Kitt y los coches del pasado.

Y con esto cerramos nuestro programa especial post contempopránea 2022. Un festival que ha aprobado con nota el cambio de sede, el Ayuntamiento de Olivenza ha felicitado a los festivaleros por su civismo y respeto, y que ha vendido más entradas que nunca. Unas buenas raíces para una relación que nos dé otros 25 años de indie en Extremadura.
Muchas gracias a todos por escuchar. Un fuerte abrazo.

Podcast El Gallo Verde: Corazón (Temporada 02, Episodio 15)

Buenos días y bienvenidos a El Gallo Verde y su podcast

Ir a descargar

El 90 por ciento de las canciones dentro de la música pop se nutren de las emociones humanas, y si hay un órgano del cuerpo que simbolice el sitio donde se acumulan los sentimientos es el corazón. El corazón se nos rompe, se nos hincha, se nos enfría o se nos calienta para dar a entender que algo nos enfada, nos enorgullece, nos disgusta o nos agrada. Mil metáforas a las que hoy le dedicamos este programa.

Los egipcios ya sospechaban que el corazón cumplía una labor esencial, no solo por ser donde manaban todos los fluidos del cuerpo, y cuando digo todos digo todos, sino por ser el asiento de la inteligencia, el pensamiento y el orden moral. Dada su importancia en la vida, en la muerte era de esperar que fuese igual de relevante. Y tanto que lo era y ya que es la pieza central del juicio de Osiris.

Cuando los egipcios morían, antes de pasar al campo de juncos, su particular paraíso, o a la condenación eterna, se celebraba un juicio en el cual se ponía su corazón en un lado de la balanza y en la otra una pluma de avestruz, la pluma de la verdad de la diosa Maat, encarnación de la justicia. Los dioses hacían preguntas al corazón y este respondía haciéndose más pesado, si la respuesta era algo malo, o más ligero, si demostraba bondad. Si el corazón estaba lleno de malas acciones, pesaba más que la pluma, y por lo tanto era condenado a la muerte definitiva y su corazón devorado por la diosa Ammyt, un ser con cabeza de cocodrilo, patas delanteras de león y pies de hipopótamo, los animales más mortíferos del antiguo Egipto.

Por el contrario, si el corazón estaba libre del peso de las malas acciones podría pasar el campo de juncos y vivir con los dioses a la espera de resucitar en algún momento. Si todo este rollo os ha gustado os puede interesar la nueva serie de Marvel Caballero Luna en la que se representa con gran espectacularidad a los dioses mencionados y sus juicios.

Y si os preguntáis cuando pesa un corazón y cuanto una pluma de avestruz la respuesta es unos 280 gramos y 200 gramos respectivamente. Así que más os vale ser buenos porque el margen está muy muy ajustado.

El dúo granadino Morreo tira de raíces andaluzas para presentarnos “Hola, corazón” una canción guitarrera y a la vez con un toque de oscuro romanticismo y con un punto retro que recuerda a “Los Brincos”.


En contra de lo que siempre se ha pensado y todos tenemos interiorizado, Según los datos del INE y de la Fundación Española del Corazón al año mueren 9.000 mujeres más que hombres por enfermedades cardiovasculares.

Uno de los factores que inciden en aumentar esa estadística es que los síntomas que asociamos a un ataque al corazón y por los cuales lo reconocemos como tal y corremos al médico (mareo, dolor intenso en el brazo izquierdo, sudoración y palidez) son más habituales en los hombres que en las mujeres.
Los infartos en las mujeres producen, dolor en el pecho y dolor de espalda entre las escápulas, en la mandíbula o en las muñecas, además de cansancio extremo, malestar en la garganta, náuseas, vómitos y dificultad para respirar. Como casi ninguna mujer, ni hombre, tiene asociado esos síntomas a un infarto, para cuando quiere ir al hospital ya es demasiado tarde y los daños en el organismo son mucho más graves.

Si os tiene que explotar el corazón que sea de la emoción al liberarte de algún pesado como nos cantan Lisasinson en su tema “Corazón” y no por un infarto.


Se da la paradoja que el corazón, como órgano, no tiene forma de corazón, la forma con la que lo representamos gráficamente en la cultura occidental. Y nadie tiene muy claro de donde viene esa forma, pero en lo que coinciden todos los artículos consultados es que su popularidad, y lo que lo fijó definitivamente en el imaginario colectivo, fue la baraja de cartas francesa.

Antes de eso, y aunque la forma del corazón actual ya había aparecido documentada en otras obras de arte, también contribuyó a fijar ese diseño la visión de Santa Margarita en la que se le reveló el Sagrado Corazón de Jesús, con la popular forma que todos conocemos rodeada de espinas.

Sin que quede claro del todo, muchas fuentes coinciden en señalar como origen de esa particular forma de representar al corazón las monedas aparecidas en la colonia griega de Cyrene en las que aparece grabada la hoja de la planta silfio, ya extinta, que se usaba para muchas cosas, pero especialmente por sus propiedades abortivas, lo cual hizo que se asociara primero con el sexo y posteriormente con el amor.

Marinita Precaria repite en este podcast esta vez con “Tu pa qué”, una fábula en la que se habla de cómo a veces sentimos que han jugado con nuestro corazón para luego despreciarlo.


Y hasta aquí nuestro programa de hoy, esperamos que haberos calentado el corazón o al menos no habéroslo roto más allá de la reparación.

Podcast El Gallo Verde: La vida moderna (Temporada 02, Episodio 14)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo programa de El Gallo Verde

Ir a descargar

Ahora que los días se alargan y parece que llega el buen tiempo, no podemos evitar pensar en lo bien que estaríamos tirados en la playa o en el césped de la montaña en vez de tener que estar en la oficina comiéndonos marrones y discutiendo por la temperatura del aire acondicionado.

Y es que el escape de la rutina, el fantasear con una vida más sencilla o simplemente darnos cuenta de lo absurdo que es dedicar un tercio de nuestro día (o más) a trabajar también tiene su reflejo en la música pop, y hoy le ponemos banda sonora a esas ensoñaciones con un futuro mejor.

En Badajoz capital hay mucha costumbre de desayunar en el bar. El desayuno oficial es la tostada, hecha con un bollo de pan (nunca pan de molde) y untada (porque en Badajoz las capsulitas de mantequilla o de paté individuales para servirse uno mismo son anatema) con lo que más nos guste: margarina, paté, tomate triturado, aceite o un paté de hígado de cerdo típico de Extremadura llamado cachuela,… también hay versiones premium como la de tomate y jamón ibérico, la blanca york (margarina y jamón), la vegetal (una mezcla de mayonesa con lechuga que a veces lleva atún, o cebolla también, o jamón york,… ya veis que lo de vegetal es un eufemismo),… Además, aunque con esto de la guerra han subido los precios, es relativamente barato por lo que es un lujo que nos podemos permitir casi a diario.

Esto es posible porque en Badajoz el ritmo de vida es, aún, lo suficientemente pausado para como para poder sacar 20 minutos cada día para desayunar tranquilos, sin embargo, para otros, y ya veremos si para nosotros también en un futuro, es todo un lujo.

Alondra Bentley reflexiona, usando además por primera vez el castellano, sobre esa falta de tiempo que todos echamos de menos. No es solo que no nos sobre tiempo como permitir perderlo, sino que no tenemos tiempo para aquello que nos hace crecer como personas, solo para producir.


Muchos urbanitas, especialmente después del confinamiento, descubrieron que sus maravillosas ciudades tenían algún fallo al tener que quedarse encerrados en casa. También, gracias al teletrabajo algunos descubrieron que para ir de casa al trabajo y del trabajo a casa y si acaso tomarse algo de afterwork no hace falta vivir en la Castellana y que esas ciudades y de pueblos “de provincias” de los que renegaban son opciones perfectamente viables para desarrollar una vida.

Sin embargo, tampoco hay que dejarse llevar por el romanticismo, muchos de esos bucólicos pueblos tienen grandes problemas de comunicaciones tanto físicas: carreteras, falta de transporte público, como digitales: sin acceso a líneas de fibra de alta velocidad o sin cobertura de datos fiable, que hace que sufran los peores efectos de la globalización (pérdida de gente joven y de identidad) sin poder acceder a sus beneficios como participar de una economía global o crear negocios en sus propias comunidades.
Yo he vivido y trabajado tanto en una gran ciudad como en una de provincias, y la calidad de vida que ofrece la ciudad pequeña no se compara con la gran la ciudad. No es una vida idílica perfecta y hay cosas que se echan de menos, pero en general, aquí se puede aprovechar mejor el tiempo libre que nos queda.

Ya desde su nombre artístico, Marinita Precaria, nos da una pista de lo que podemos encontrar en su obra, y en este “Al Campo” retrata esa necesidad de huir de la presión de la ciudad en pos de una vida más sencilla.


Como hemos venido diciendo, la música pop también le pone banda sonora al desencanto generacional de sentir que a nuestras vidas les falta equilibrio y que quizá dedicamos mucho tiempo a cosas que no nos hacen felices por la necesidad primara de comer y tener un techo y por la necesidad social inculcada de tener eso que se llama “una carrera profesional”. Tiene sentido, si le dedicamos tanto tiempo al trabajo, necesitamos sentir que al menos ese trabajo es algo valioso, por eso en Linked In los comerciales son managers de cuentas, los que escriben artículos o libros para que los firmen otros son ghostwriters, o y el que comenta partidos de futbol para una web por cuatro perras es Analista de Fútbol Independiente.
Pero, a veces, tenemos un momento de lucidez y le vemos las costuras a este sistema y nos damos cuenta de cómo nos han influido para hacernos pensar que ésta es la única vida posible y la única manera de hacer las cosa y empezamos a pensar que no, que nosotros ya cumplimos con nuestra parte del trato pero no recibimos lo prometido, que tiene que haber algo más, y, aunque parezca que no ha cambiado nada, quizá, el próximo lunes, no nos quedemos quince minutos más para terminar un cosa, o pediremos el permiso que nos corresponde por mudanza sin complejos ni andar diciendo que ya recuperaremos el día, o no contestaremos al teléfono fuera del horario de trabajo.


“Me manipulaste” es una canción de los ya disueltos Monterrosa que siempre he querido usar en la que explican meridianamente claro esa presión que el sistema nos aplica para convencernos que la felicidad está en tener el puesto más largo en la tarjeta de visita o el de tener la camisa de moda.

Y hasta aquí nuestro programa de hoy, no sé si he conseguido aliviaros un poco la presión de la sociedad y haceros ver que hay alternativas o si os he agobiado más al ver la situación en la que estamos. Yo tampoco lo tengo claro la mitad de los días.

Podcast El Gallo Verde: Contempopránea 2022 (Temporada 02, Episodio 13)

Buenos días y bienvenidos de nuevo al podcast del Gallo Verde:

Ir a descargar

En este programa nos metemos de lleno en el cartel ya cerrado y completo de nuestro festival de cabecera. El festival Contempopránea, que después de 25 años afronta una edición que parece la primera. Aunque Alburquerque siempre quedará en nuestros corazones, Contempopránea estrena sede, el municipio de Olivenza.

Desde la dirección de Contempopránea han anunciado recientemente la alineación final para su cartel que por días queda así:

El jueves tendremos fiesta de bienvenida con Lúa Gramer, Morreo y Hombre Tigre. El viernes tendremos a La Casa Azul, Viva Suecia, Carolina Durante, Alizzz, La La Love You, Cariño, Innmir y Supertennis Y el sábado Lori Meyers, La MODA, Miss Caffeina, Ladilla Rusa, Aiko el Grupo, Lisasinson, Chloe Bird y Suppersexy Sound System Se añaden al cartel la ambientación musical que aportarán Julio Ruiz y DJ Aftásico en la Piscina Pop el viernes y el sábado respectivamente.

Un combinado muy interesante con grandes nombres históricos del indie nacional, nuevas estrellas, grupos emergentes y una gran presencia extremeña con hasta 6 nombres en el cartel.

El escenario también tiene su toque histórico ya que se sitúa en el Baluarte de San Blas integrado en la muralla defensiva de la ciudad de Olivenza construida en el siglo XVII.

Sin La Casa Azul casi seguro que El Gallo Verde no existiría, y para mí sus primeros discos son una de las piedras clave del arco del indie español, por eso he elegido a Guille Milkyway como representante de los cabezas de cartel en este podcast. Este “No hay futuro” es su último lanzamiento con todas las marcas de la casa, ritmo frenético y producción recargada que te animan a bailar hasta que te paras a escuchar la letra y te das cuenta de las contradicciones que plantea con la alegre melodía.


Pero no solo de música vive el festivalero, necesita un sitio para dormir, (no necesariamente por la noche), unos aseos y duchas y, dada las altas temperaturas del verano extremeño, también requiere de un espacio donde refrescarse.

Desde la organización de Contempopránea confirman que con la entrada se tendrá acceso de forma gratuita a la zona de acampada, situada en el campo de fútbol, y a la piscina municipal de Olivenza, justo al lado de la zona de acampada, en donde se podrá disfrutar de la ambientación musical de Julio Ruiz y DJ Aftásico (aunque desde El Gallo Verde nunca olvidaremos a nuestro amado DJ Cloro de Alburquerque).

También señalan que se contará con una zona para autocaravanas y furgonetas, por si os interesa.

Este año todo está mucho más juntito

A destacar que la zona de acampada está a poco más de 500 metros del reciento de conciertos así que se acabaron los paseos para volver a dormir

Si lo de acampar no es lo tuyo, creo que en Olivenza ya no quedan alojamientos, pero Badajoz está a sólo 20 kilómetros, unos 15 minutos, y tiene una gran oferta hotelera y te interesa saber que hay un servicio de autobuses (aunque tienes que estar dispuesto a darlo todo en el festival porque la ida es a las 19,30 y la vuelta a las 6.00) que puedes reservar llamando al 696 469 823 para Badajoz y al 661 620 160 si eres un ultranostálgico del festival y te alojas en Alburquerque.

Como representantes de las bandas emergentes he elegido a Lisasinson, una banda de chicas que ahora se ha quedado en un dueto, y que en “No sé muy bien”, su último lanzamiento, refinan sus señas de identidad: líneas de batería punk, melodías de guitarra poperas y letras descaradas con las que tienen muchas papeletas de conseguir su propio capítulo en la historia del indie español.


Y ahora toca hablar de Olivenza, en La Carne Magazine se han currado un completo artículo repasando no solo sus espacios turísticos y culturales sino también recomendaciones sobre restaurantes y locales de copas. Así que yo me voy a dedicar a resaltar aspectos menos conocidos de esta localidad.

Empezando porque hace poco más de 200 años Olivenza era territorio portugués, y todavía hay quien la reclama. De hecho, la CIA incluyó a Olivenza como zona de conflicto internacional, similar a Cachemira o a la franja de Gaza, al tener en cuenta las antiguas reclamaciones portuguesas sobre el municipio extremeño. La sangre está lejos de llegar al río, pero los nacidos en Olivenza todavía pueden solicitar la nacionalidad portuguesa si así lo desean.

Además, si os parece romántica la ciudad de Olivenza y os enamoráis al ritmo de la música pop, habéis de ser conscientes de que allí rige el fuero de Baylío y todas las parejas que se casen allí deben saber que desde el momento en el que se casen y hasta la muerte de alguno de los dos, aunque se divorcien, todo será de los dos. Un régimen de gananciales superlativo. Por cierto, ya que me consta que alguna boda de raíces contempopráneas tuvo lugar en Alburquerque, allí también rige este fuero.

Y por último, seguro que no pensabais que metidos en Extremadura tendríais la posibilidad de navegar, pues debéis saber que justo al lado de Olivenza está el embalse de Alqueva y hay un puerto deportivo en la pedanía de Villareal en donde se puede practicar deportes acuáticos y hasta se puede cruzar en barco hasta Portugal.

Y representando a Extremadura tenemos a Hombre Tigre es un trío formado por Fermín Solís (ilustrador y escritor ganador del premio Goya por la adaptación de Buñuel en el laberinto de las tortugas) al bajo y programaciones, Carlos Rubio a la guitarra y sintes y EmilioP. Gil a la voz que practican un pop electrónico muy bailable y desenfadado que contrasta con el nihilismo de sus letras. Lo que hemos escuchado se llama “Lost Hawaii”.

Como no nos cabían toooodos los artistas del cartel en un podcast os hemos preparado dos listas en Spotify para estudiéis de cara al festival. Una más cortita con una selección de 10 ó 5 temas de cada artista para podáis picotear un poco de cada uno de ellos, y otra más completa para que aquellos que queráis presentaros a notarios del indie en Contempopránea.

Podcast El Gallo Verde: El Gallo Verde, Blanco y Negro (Temporada 02, Episodio 12)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo episodio del Podcast de El Gallo Verde.

Ir a descargar

En esta edición nos centraremos en dar a conocer algo del indie extremeño más reciente ya que el 25 de marzo se recuerda lo que algunos consideran el auténtico día de Extremadura. Y es que mientras el 8 de septiembre, el día oficial de la Comunidad Autónoma, está ligado a la celebración de la patrona cristiana de la región, la Virgen de Guadalupe, el 25 de marzo está ligado a un evento en el que los extremeños reclamaron sus derechos y un mundo más justo.

El 26 de marzo de 1936, más de 60.000 jornaleros, yunteros y braceros, y en general, personas que labraban una tierra que no poseían, ocuparon 3.000 fincas en reclamación de los cambios prometidos por la ley de la reforma agraria la República, una ley que nació infra financiada y con unos objetivos muy moderados ya de por sí, que desde el principio fue saboteada por propietarios y bancos. Los campesinos, hartos de miseria y de soluciones que no llegan se organizaron para recuperar más de 250 hectáreas de tierra, regada con su sudor y explotada por los grandes terratenientes, muchos de los cuales, ni siquiera dejaban que esa riqueza se fijase en Extremadura, sino que se las llevaban a sus regiones.

Estas fincas se tomaron sin derramamiento de sangre y fueron reconocidas, aunque a regañadientes según algunos investigadores, por el gobierno de la República. Pero, la alegría dura poco, una vez más, en casa del pobre porque lo que sí que todos conocemos es lo que pasó en julio de este 1936. La represión fue brutal y además de luchar por el bando nacional, seguro que los antiguos propietarios de esas fincas no se olvidaron de lo ocurrido meses antes y se cobraron su precio con intereses.

Los Ganglios, reclaman, en ‘Vivencias propias’, el derecho a expresarse desde Extremadura sin complejos. Y no estaría mal que los extremeños expresáramos de forma más vehemente nuestro derecho a unas comunicaciones decentes por tren y carretera, a que nuestro trabajo no valga 300 euros menos de media al mes que en el resto de España y, en general, a ser tratados como ciudadanos de primera categoría y no como el parque natural de España donde cultivamos tomates y criamos los cerdos en las fincas de los Santos Inocentes.


Hace poco fue noticia un político madrileño que decía que dónde estaban todos eso pobres que no los veía. Y es que muchos tienen la imagen del pobre como aquel que duerme en la calle, va con harapos y rebusca en la basura,… En Extremadura es verdad que los niveles de miseria no son los que fijó en el imaginario colectivo la tierra sin pan de las Hurdes, pero sí tenemos pobreza, no de la de no poder comer todos los días, pero sí la de tener que aguantar trabajos infrapagados, o de tener que dejar nuestras familias para desarrollar una cierta carrera profesional ligeramente avanzada, o la de tener que luchar el triple para implantar un negocio por las deficientes comunicaciones que tenemos con el resto de la península.

Y es que en cuanto al PIB per cápita, que según Expansión, es un buen indicador de la calidad de vida, en Extremadura en 2020, fue de 18.301 € euros, frente a los 25.410 € euros de PIB per cápita en España. Nos encontramos en el puesto 16 respecto al total de las Comunidades Autónomas. Y eso en 2020; ahora que todos pronostican un recrudecimiento de las condiciones económicas, creo que todos coincidiremos en cantar el estribillo de esta canción:

Pablo Wilson, artista de Badajoz al que su discográfica define como el cruce entre “Nacho Vegas en clave millenial, Beat Happening y Pantomima Full” nos presenta en ‘2019 el último año bueno’ un sueño que tuvo a principios de 2021 cuando ya se veía que todavía quedaba carrete al coronavirus en el que “estaba en un macrofestival con mis amigos y ahora sé que, como mínimo, ese sueño estaba ambientado en 2019. El último año bueno”.


Por si las condiciones materiales más que escasas no fueran suficientes, en Extremadura cargamos con varias leyendas negras que, en los tiempos del relato frente a la realidad, no nos favorecen en nada. Empezando por la fama de las Hurdes como tierra sin pan, pasando por novelas como La Familia de Pascual Duarte o la película de Los Santos Inocentes. Eso se suma a hechos violentos reales como los ocurridos en Puerto Hurraco, que estoy seguro de que si hubiesen ocurrido en un pueblo con un nombre menos siniestro no habrían agarrado tan bien en la memoria colectiva.

Sin embargo, Extremadura es la comunidad autónoma con menor tasa de criminalidad de España desde hace muchos años consecutivos, es decir, que pese a la fama de representar a la España Profunda, en realidad somos una región tranquila en la que se puede vivir sin mayores miedos que no tener más remedio que tener emigrar para desarrollar una carrera profesional.

Y precisamente este grupo se llama PuertoHurraco, porque son extremeños y tienen derecho a elegir ese nombre, para presentarnos un tema de experiencias en el mundo de la noche bajo el título de ‘Gloria’


Y hasta aquí nuestro programa de hoy. No quiero cerrar haciéndoos pensar que todo va mal en Extremadura, al contrario, creo que en nuestras ciudades y pueblos se disfruta de una calidad de vida mucho más alta de lo que el resto de España se piensa, el ocio es más que accesible, quizá las grandes giras de artistas mundiales no pasen por aquí pero si que tenemos una oferta cultural más que suficiente para llenar la agenda de cualquiera, tenemos un clima que te permite disfrutar del aire libre muchísimos días al año y además te puedes tomar una caña en una terraza, que para muchos eso es sinónimo de libertad, sin que te claven, por lo que, si la compañía es buena, y en Extremadura casi siempre lo es, puedes hasta tomarte otra ronda.

Si no conocéis Extremadura, visitadnos y veréis que somos mucho más de lo que os han vendido, si sois extremeños, luchad por lo nuestro y difundid todo lo bueno que ofrecemos.

Y para terminar, hemos creado una lista en Spotify con un recorrido por el indie extremeño que iremos agrandando poco a poco o incluso plantearnos llevar la lista a otra plataforma ya que en Spotify hay grandes ausencias como The Wish, Pequeño Tío, Superbólido, AMA,…

Esperemos que os guste y os deseamos un feliz día, no oficial, de Extremadura

Nos vemos pronto.

Podcast El Gallo Verde: Lujuria (Temporada 02, Episodio 11)

Hoy os traemos un tema que seguro que os enciende. Y es que pocos son los que pueden estar libre de este pecado. Hablamos de la Lujuria, el pecado capital que condena a aquellos que se dejan llevar por desenfrenado impulso sexual.

Ir a descargar

La lujuria es uno de los pecados capitales, es decir, aquellos que atentan más directamente contra los valores fundamentales de la iglesia católica. Y aunque en estos días cada vez son más a los que le resulta indiferente la condenación eterna, en la historia hay mucha literatura sobre aquellos que deciden que amar a los demás es más importante que amar a Dios.

Etimológicamente la palabra lujuria, de origen latino, no se refiere al sexo, sino a las riquezas y al lujo, asociado a los ricos y poderosos. Los cuales también eran dados a caer en pecados como la gula o el sexo desenfrenado. Y quizá de ahí la palabra cambiase de significado.

El caso es que los que pecan de lujuria tienen un espacio propio en el infierno para purgar sus pecados. Según cuenta Dante en la Divina Comedia el Segundo Círculo de Infierno esta reservado a los lujuriosos, estas almas están condenadas a ser impelidas por un fuerte viento que las embiste contra suelo y paredes, las agita y las hace chocar entre ellas sin descanso, de la misma forma que en vida se dejaron llevar por los vientos de la pasión.

En este vendaval se encuentran personajes históricos como Cleopatra y mitológicos como Helena de Troya y Aquiles.

Bearoid nos pone a bailar en su tema “Vino y pizza 4 quesos” mientras nos cuenta los primeros compases de la atracción sexual.


Y no solo la religión católica castiga la lujuria, en la antigua Grecia existían las Erinias, o Furias, tres fuerzas primitivas anteriores incluso a los dioses olímpicos por lo que no se sometían a la voluntad de Zeus. Su misión era vengar los crímenes más horribles y había una en concreto, Megera, dedicada a vengar los pecados de infidelidad.

También hay una leyenda que previene a los infieles, la del rey Minos (el del laberinto del minotauro) al cual, su mujer, cansada de sus aventuras extramaritales, le maldijo de manera que cada que vez que tenía relaciones con otra mujer no eyaculaba semen sino serpientes, escorpiones y escolopendras que hacían morir a todas sus amantes.

En ‘Solo tu amiga’ Casero nos plantea ese anhelo prohibido de desear a quien ya tiene pareja y no poder evitar pensar que pasaría si, sin olvidarse de la culpa con esa frase de “quiero tu peso en mí conciencia”.


En nuestros tiempos modernos también ha habido muchas personas preocupadas por los desmanes sexuales, entre otros el inventor de los cornflakes de Kellogs.

John Harvey Kellogg era un médico, muy religioso y muy estricto, que se oponía a toda actividad sexual, incluso el sexo dentro del matrimonio, y además consideraba que la masturbación era causa de enfermedades como cáncer, impotencia, epilepsia, desequilibrios mentales y debilidad física, por no hablar de la corrupción moral.

El caso es que trabaja en un hospital psiquiátrico con su hermano y consideraba que los alimentos salados o picantes incrementaban la libido y por lo tanto incitaban a la masturbación así que descubrieron la manera de hacer unos copos de maíz que mezclados con leche seguro que le quitaban las ganas de toquetearse a los pacientes. Si alguna vez habéis probado los Corn Flakes, los del gallito verde (mira como nosotros), sabréis que las ganas de masturbarse puede que no, pero son tan insípidos y sosos que las ganas de vivir si que las quitan si los tomas para desayunar.

En su momento los cereales lo petaron y se pusieron a hacer más copos de diferentes tipos, y el hermano Kellog menos estricto pensó que por echarles un poco de azúcar y venderlos en las tiendas no se iban a condenar al infierno, cosa que no le hizo ninguna gracia al doctor John Harvey. Pero el capitalismo es el capitalismo así que una de las primeras campañas de márketing de los cereales fue regalar una caja de Corn Flakes a cualquier mujer que guiñase un ojo a su tendero. Una vez más, la lujuria se abre camino.

En ‘Atracción sexual’, Grasias nos plantea una forma de amar en la que la lujuria no tiene cabida, y es que frente a la presión social que incita a disfrutar del sexo a la menor oportunidad, hay personas que no sienten ese vendaval del deseo del que nos prevenía Dante.

Podcast El Gallo Verde: Viajar (Temporada 02, Episodio 10)

Buenos días y bienvenidos de nuevo al Podcast de El Gallo Verde.

Ir a descargar

El tema de este programa es una actividad que, entre la pandemia, el aumento de precios de todo menos de los sueldos y la contaminación, cada vez vamos a echar más de menos si no estamos forrados de billetes. Estoy hablando de los viajes.

Y es que la época de los viajes low cost parece que llega su fin porque la contaminación de los aviones y la turistificación de los centros de las ciudades están el punto de mira. Y tú dirás ¿qué culpa tengo yo de todo eso, si cojo un avión como muchísimo dos veces al año si tengo la suerte de pillar una buena oferta para ir como una lata de sardinas a una capital europea que no sea demasiado cara? Pues ninguna, querido oyente, pero este pato lo vamos a pagar tú y yo del mismo modo que vamos a pagar el del cambio climático, el de la inflación e igual que pagamos la burbuja del ladrillo.

Así que, como nos queda poco para poder disfrutar de ese gran invento que es el turismo os dejo mis consejos para encontrar sitios buenos, bonitos y baratos en los que comer y tomar una copa cuando podáis volver a viajar si es que nos dejan.

Cuando viajamos, mi esposa es la que se ocupa de diseñar el itinerario monumental e histórico y yo me ocupo del comercio y el bebercio. Para eso uso una combinación de factores que por ahora me ha ahorrado sablazos inesperados o caer inconscientemente en una trampa para turistas. Conscientemente ya nos metemos nosotros.

Lo primero es hacer una búsqueda general en internet sobre, los mejores restaurantes en tal sitio, las mejores terrazas, mejores bares, etc. Estos artículos están llenos de recomendaciones más que pagadas, pero, si cotejas los suficientes, ves que hay sitios o zonas de la ciudad que se repiten… Esos son los que tienes que seleccionar, de todas formas, si en alguno de esos artículos ves algún local que te cuadre especialmente en tus gustos puedes apuntártelo también en tu lista para ver si pasa el siguiente filtro.

Otro lago en el que merece la pena pescar si viajas al extranjero son los blogs y foros de los estudiantes erasmus españoles que vivan en el destino al que vayas a ir, seguramente allí encuentres la mejor información sobre sitios baratos, divertidos y de moda donde tomar una copa o comidas locales.

Con la búsqueda anterior ya tendremos una base más o menos grande sobre la que empezar a hacer nuestro cribado más fino. Para ello yo lo que hago es buscar en Tripadvisor primero y en Google Maps después todos los locales de esa lista y fijarnos en sus valoraciones y comentarios.

Como todo en Internet hay que aprender a leer lo que se ponen en cada perfil. Por ejemplo, no es lo mismo que un restaurante tenga una puntuación de 5 estrellas con sólo 10 comentarios a que otro restaurante tenga una puntuación de 4 y medio con más de 500 comentarios. La reputación del segundo restaurante está más consolidada que la del primero.

También es importante ver la proporción de comentarios buenos y malos, si de 100 comentarios la mitad son excelentes y la mitad pésimos, está claro que es un riesgo comer allí. Una técnica muy eficaz para saber cuáles son los peores errores de un local es leer sólo los peores comentarios y ver si hay errores que se repiten, así sabremos si es un restaurante en el que hace mucho frío, o si los platos tardan mucho en salir. Después, para compensar tanta negatividad, es recomendable leer los últimos comentarios para tener una impresión general del local en los últimos meses y entonces ya podremos tomar una decisión más informada.

Merece la pena tomarse la molestia de mirar los comentarios de las dos plataformas ya que a veces hay divergencias importantes entre unos y otros. Y también merece la pena ver las fotos porque cada vez es más frecuente encontrar fotos del menú completo o facturas de comidas reales que nos darán una idea más acertada de los precios y lo que podremos encontrar.

Un último consejo, cuando ya tengas decidido a qué sitios ir, búscalos en la web de El Tenedor ya que muchos restaurantes ofrecen descuentos interesantes por reservar a través de este portal.


Los de El Buen Hijo no han estado nunca en “Rio de Janeiro” pero con este tema nos hace viajar a este exótico destino solo para darnos cuenta de que, como los viajes, el amor también se acaba.


Cualquiera de vosotros que haya navegado un poco por internet o usado alguna red social habrá recibido publicidad no sólo de viajes sino de artículos sobre viajes: mapas para rascar los países donde has estado, álbumes especiales para meter tus fotos de viajes y entradas de museos, tickets de restaurantes etc., pulseritas con chapas de latitudes,… en general cosas para tener un buen recuerdo, pero eso denota también que el viajar para muchas personas se ha convertido en algo más que una actividad de ocio, para desembocar en un símbolo de estatus o un medio para alzarse sobre la masa no viajada.

Y esas personas no lo están pasando bien desde que empezó la pandemia, ya que además de todo lo que sufrimos los demás, ellos habían construido su personalidad sobre los viajes que podían hacer y con el Coronavirus cerrando fronteras hay alguno que se ha quedado sin saber quién es. Y es que según AirBNB, el 57 por ciento de los viajeros se plantean como van a quedar las fotos de su alojamiento cuando lo suban a las redes sociales.

Estas personas viajan para huir de su realidad, pero todo esto tiene un doble filo, mientras que se acerca el viaje, si hay algún sentimiento que les agobie, se ponen a buscar información sobre su destino para sentirse mejor,… el problema viene cuando vuelven y se dan cuenta de que haber pasado la semana santa en Praga no les va a salvar de tener que seguir pringando en la oficina a las órdenes de un jefe estúpido.

Con lo cual se ponen a pensar en la próxima escapada y vuelve a iniciar el ciclo.


Malamute resume en una Todo el mundo está en Japón todo eso que pensamos cuando vemos las stories de Instagram, y es que para ser de ese tipo de persona que se define por sus viajes, además hay que tener pasta en el bolsillo.


Cada maestrillo tiene su librillo a la hora de hacer la maleta, hay quien hace listas, hay quien va metiendo cosas al tun tun hasta que se llena, y en definitiva tantas maletas como personas. Yo no voy a pontificar sobre qué es lo que conviene llevar o no pero sí voy a decir cosas muy útiles que te pueden sacar de un apuro.

Si en la “Guía del Autoestopista Galáctico” dicen que lo mejor que puede llevar un viajero galáctico es una toalla, los viajes terrestres tienen un aliado en las toallitas húmedas. Además de sus usos higiénicos más evidentes tienen muchas más posibilidades: limpiar la parte de goma blanca de las zapatillas, para desmaquillarse, limpiarse las manos,…

Por otra parte, una gorra y/o unas gafas de sol pueden salvarte la vida cuando andes por el mundo, nunca se sabe cuándo el cambio climático va a hacer que ese país eslavo va a tener el día más radiante en años. Ocupan poco y no estorban.

Y por último, dado que en este mundo tecnológico en el que vivimos dependemos de la tecnología para muchas cosas una batería portátil con un cable con múltiples conectores puede evitarnos más de un disgusto, sobre todo si toda la documentación del viaje la llevamos en digital.

Caballo Prieto Azabache nos presentan en “Alfama” un paseo por el mítico barrio de Lisboa. Una ciudad que engancha a muchos de los que la visitan por su particular decadencia tan bien llevada y en la que siempre descubres algo nuevo.

Un abrazo a todos y nos vemos muy pronto

Podcast El Gallo Verde: Eurovisión (Temporada 02, Episodio 07)

Buenos días y bienvenidos a último podcast del año de El Gallo Verde.

Ir a descargar

A pesar de que es la época del turrón, la nochevieja y los regalos, ponemos la vista en el futuro y nos vamos hasta el festival de Eurovisión, o más bien al paso previo de donde saldrá el candidato español para representarnos en este evento. Estamos hablando del Benidorm Fest, que resucita para que podamos quitarnos el gusanillo eurovisivo antes de la gran competición.

En nuestro programa de hoy vamos a analizar tres canciones de las 14 que han sido seleccionadas (entre más de 900 propuestas) presentadas por artistas de corte indie.

Recientemente la Real Academia de Española (RAE) ha reconocido a los seguidores del festival con el término mediante el que se identifican normalmente: eurofán y lo han incluido en su diccionario. Y lo definen de la siguiente forma:

“Seguidor del Festival de la Canción de Eurovisión y de todo lo relacionado con él”.

Diccionario de la Lengua Española

Una definición un poco sosa para el nivel de fanatismo que alcanzan los eurofans. Yo me considero aficionado pero los auténticos eurofans, se escuchan todas las candidatas de los diferentes países, comentan en foros, y están al sopesquete para conseguir las mejores entradas. Es más, hay una serie de entradas que solo se pueden adquirir siendo miembro de los fans de Eurovisión oficiales de cada país. Así que creo que la definición de la RAE no abarca el grado de intensidad que supone ser eurofán.

“Culpa” es la propuesta de la cantante chilena Javiera Mena cuyo tema Espada era de los más bailados en las sesiones indies prepandémicas. Según la propia artista, esta canción «es una llamada a aceptar la dualidad de la vida en un escenario de una discoteca a las 5 am. Es liberarse de los prejuicios externos”. Pues eso.


¿Y qué es eso del Benidorm Fest? Pues es una actualización del Festival de Benidorm, que nace con vocación de continuidad para elegir al representante de Eurovisión por parte de RTVE cada año.
Se celebrará a finales de enero, tendrá dos semifinales con siete aspirantes cada una. Los cuatro más votados en cada gala por el jurado profesional (compuesto por un 60% de expertos nacionales y un 40% internacionales) y el público (un 50% a través del televoto y el otro 50% por un jurado demoscópico creado con una selección de personas que votan desde casa) pasarán a la gran final, donde los ocho finalistas se disputarán el pase a Eurovisión.

Entre los artistas, además de los tres que vamos a repasar aquí se encuentran también grupos con experiencia eurovisiva como Azúcar Moreno, mediáticos como Rayden, o, unas de las candidatas que señalan con mayores probabilidades de ganar, Tanxugueiras, un grupo que integra la música tradicional gallega en otros parámetros contemporáneos como el dub, el reggaetón y el trap.

Ay Mamá, es la propuesta de Rigoberta Bandini para este certamen, que ha creado una legión de fans desde el lanzamiento de “In Spain we Call it Soledad” en 2020. Cuenta con muchísimo apoyo entre la comunidad indie y según la propia artista busca “reivindicar lo femenino desde lo que siempre se nos han contado como masculino: irrumpir con fuerza en las calles, parar la ciudad». Las apuestas están altas con este tema y hay quien se atreve a aventurar que, de resultar ganadora, es más que probable que haya algún top less durante algún momento de su actuación. ¿Llegaremos a verlo?


Aunque no seamos Eurofans de Carnet, sí que hemos hecho nuestros pinitos. Concretamente en 2018 cuando la sede del festival se celebró en Lisboa. La historia se remonta justo a un año antes. Tras la victoria de Salvador Sobral nos juntamos a celebrar mi cumpleaños que también es mayo y en la misma comida hablamos de que estaría bien ir a Lisboa pero que seguramente los alojamientos serían caros cuando se conociese la fecha definitiva. Así que se nos ocurrió hacer una estimación de cuál sería la fecha más probable y hacer una reserva en ese mismo momento. Con un año de antelación conseguimos un precio razonable y tuvimos la suerte de acertar con la fecha elegida.

En mayo de 2018 nos plantamos en la capital de Portugal envueltos en banderas de Europa, España y Extremadura, tomamos sitio en una fanzone abarrotada de españoles, ingleses y algún portugués, presenciamos la debacle de Amaia y Alfred, nuestra preferida, la chipriota “Fuego”, cayó ante Israel. Hicimos una larga cola para comer una hamburguesa en un food truck y nos fuimos al apartamento pensando que a pesar de todo había sido divertido vivirlo tan de cerca.

Este año al ganar Italia nos planteamos el mismo reto, y hasta hicimos una reserva en Roma, acertamos en la fecha pero no en la sede. Cuando miramos alojamientos para Turín, solo quedaban sitios carísimos y lejos de la ciudad.

Siempre nos queda la esperanza de ganar este año:

Varry Brava, que nos ha puesto a bailar a los indies con su “No gires” se presentan a este concurso con “Rafaella” imbuidos del espíritu de la mítica Carrá. Para mi es el corte más clásicamente eurovisivo de los tres que hemos repasado hoy pero quizá eso no sea suficiente para hacerse con la victoria.

Y hasta aquí nuestro programa de hoy, no sabemos si todo este proceso hará que recuperemos las viejas glorias en Eurovisión y salgamos por fin de los últimos puestos de las ediciones más recientes, pero creo que a los Eurofans y también a los simples seguidores desde el sofá, el resultado final les da un poco igual porque, en el fondo, Eurovisión son los amigos que hacemos por el camino.

Nos vemos en 2022!!

Podcast El Gallo Verde: Videojuegos (Temporada 02, Episodio 06)

Buenos días y bienvenidos al podcast de EL Gallo Verde

En el día de hoy vamos a hablar de la industria cultural que más dinero mueve en España, es decir los videojuegos.

Ir a descargar

Este entretenimiento lleva con nosotros desde los años 70, y aunque su crecimiento e influencia fue creciendo de manera importante durante los 90, lo que realmente los convirtió en un fenómeno arrasador de masas fue la conexión de los videojuegos con internet y su presencia también en los teléfonos móviles.

Mientras que antes los videojuegos eran un cosa de frikis, ahora hasta nuestros padres juegan a candy crush.

Precisamente lo que hizo que los videojuegos se hiciesen globales y popularísimos fue lo que a mi parecer empezó a hacerlos menos atractivos y es que para mí, que no soy una persona muy sociable, que no me han gustado casi nunca las mismas cosas que a mis compañeros de clase (es decir, el fútbol y demás deportes) y en general no me atrae nada la competición con otras personas, los videojuegos eran el entretenimiento perfecto. No tenías que quedar con nadie para jugar o bastaba con un amigo más, no competías nada más que contra la máquina, le dedicabas el tiempo que querías, si eras bueno o malo solo lo sabias tú porque no te veía nadie más… pero en los nuevos juegos tienes que tener una alianza o equipo, o intercambiar objetos con amigos para que ten den los mejores equipamientos o acceder a todos los niveles, los juegos tienen una lista mundial en la que sabes exactamente lo malo o lo bueno que eres y hay un nivel tan competitivo que para destacar o para sentir que destacas tienes que dedicarle todo tu tiempo o hasta comprarte equipamiento exclusivo, es decir han traído a los videojuegos todo lo que odiaba de los deportes.

Si, sé que hay muy buenos juegos hoy en día que prescinden de todo eso, pero son muy pocos los que evitan caer en la tentación de tener que conectarte con otros para completar todo el juego.

El trío Las Bajas Pasiones nos cuenta en este ecléctico tema usando una analogía de los videojuegos cómo podemos ir superando a “los malos” de la vida, “pasar pantalla” hasta sentirnos cómodos con lo que cada uno somos.

Me hace gracia la frase “cariño te la estas jugando… tengo el reproductor en random”, como “cuidadito conmigo que estoy muy loco”, porque yo uso el modo aleatorio desde que lo más moderno que había era un Diskman. Y a este respecto señalar que, por la presión de Adele en el lanzamiento de su nuevo disco, Spotify ha suprimido la reproducción aleatorio por defecto al reproducir un álbum. Según Adele, los artistas cuando crean un orden para las canciones del disco están contando una historia y debería respetarse.


¿Alguna vez jugando a un videojuego has tenido la sensación de sobrevivir mucho rato con muy poca vida, o de jugar mejor cuando te queda poca energía? Pues lamento desilusionarte pero seguramente el juego estuviese diseñado para hacerte sentir mejor de lo que eras.

En este un hilo de Twitter se recogen confesiones de varios desarrolladores de videojuegos con las trampas que hacían para aumentar la espectacularidad: En las franquicias Doom y Assasin’s Creed falseaban la salud del jugador cuando se encontraba a punto de morir dotando al último tramo de la barra de vida de un mayor valor que el resto de la energía. Es decir, cuando el indicador de vida parecía que con un solo daño perderíamos en realidad el héroe tenía más salud disponible de la que mostraba la pantalla. De esta manera parecía que habías logrado sobrevivir de manera más épica.

En Bioshock, los primeros disparos de un enemigo hacia el jugador nunca daban en el blanco. Así cuando te disparaban por la espalda no te mataban directamente. En Gears of War la última bala de cada cargador podía acabar provocando más daño que todas las anteriores, de ese modo parecía que habías conseguido matar a ese enemigo con el último tiro, cuando en realidad la máquina te había echado un capote.

En ese mismo juego se dieron cuenta de que el noventa por ciento de los jugadores no volvían a pisar el modo multijugador si durante la primera partida online no eran capaces de matar a nadie. Así que en las primeras partidas los novatos multiplicaban el daño de sus disparos, para que no se frustrasen en los primeros pasos y siguieran jugando online.

En Half-Life programaron las balas para que, en caso de fallar en el blanco, se desviasen hacia partes del decorado que fuesen destructibles, o a barriles explosivos. A los oponentes derribados también se les dirigía más fácilmente hacia precipicios y vayas para aumentar el espectáculo con una caída. En Grand Theft Auto IV también rebotaban los disparos enemigos contra el decorado destructible en especial si el protagonista se encontraba cubierto, para forzar la sensación de urgencia y obligarlo a moverse.

En Videogame, Sufjan Stevens nos propone huir de los roles impuestos por otros y tomar las riendas de nuestra propia vida. No depender de la aprobación ajena y redimirnos nosotros mismos.


Seguro que cuando en 1985 salió la primera edición de “¿Dónde está Carmen Sandiego?” los creadores de este videojuego educativo no contaban con que se hicieran más de 20 videojuegos y dos series de animación.

Y es que esta aventura de exploración se hizo poco a poco un hueco en la cultura popular, tanto es así que el presidente Clinton declaró que, cuando recibió a los representantes de San Marino, sabía donde estaban gracias a este videojuego.

En este juego encarnamos a un detective encargado de perseguir a la ladrona Carmen Sandiego, líder de la Liga Internacional de Villanos del Mal. El jugador debe visitar la ciudad donde se ha producido el robo, descubrir el paradero del ladrón a través de los datos del Almanaque Mundial, descartar sospechosos a través de pistas, y cotejarlo todo en el menú policial para obtener una orden de arresto.

Los directivos de la desarrolladora del juego pidieron un nombre que evocara exotismo pero también fuese fácil de pronunciar en inglés, por lo que sus creadores decidieron llamarla «Carmen Sandiego» inspirándose en dos conceptos: la actriz Carmen Miranda y la ciudad californiana de San Diego.

Actualmente, se puede jugar a una versión online y gratis de Carmen Sandiego con Google Earth,

“¿Dónde estás, Carmen Sandiego?” es un tema de Cosmen (vocalista de Cosmen Adelaida ya sin Adelaida) en colaboración con La Estrella de David que nos hace imaginar viajes sin prisas y sin agobios

Podcast El Gallo Verde: Versiones III (Temporada 02, Episodio 05)

Buenos días y bienvenidos de nuevo al podcast de El Gallo Verde

Ir a descargar

Hoy dedicamos el programa a algo de lo que ya hablamos en dos especiales en la temporada pasada, pero es que no dejan de surgir nuevos temas, o más bien, viejos temas renovados. Así que os traigo tres covers que me dan pie para poder hablar de cosas viejunas con la excusa de que hay nuevas versiones.

Comenzamos con una noticia que, a pesar de que no es la primera vez que se oía, si es la primera vez que se cumple. El festival Contempopránea tras 24 ediciones en Alburquerque abandona su pueblo natal para mudarse a la localidad de Olivenza. No se trata de venderse al mejor postor, si no de que el Ayuntamiento de Alburquerque adeuda todavía grandes cantidades de dinero al festival. Además, los trabajadores municipales llevan más de 11 meses sin cobrar su sueldo, por lo que no parece factible trabajar con un ayuntamiento que no sabemos si podrá facilitar servicios como el acceso a la luz y el agua, dedicar policía local a controlar la seguridad del evento, limpieza, etc. Que son imprescindibles para un festival de estas características.

Es una gran pérdida para Alburquerque pero también, y aunque no dudamos que las cosas vayan a salir bien en Olivenza, para los contempopráneos que tendrán que despedirse de las noches en el Comic y las tardes en la Marquesita, los atardeceres bajo la mirada del Castillo de Luna, los amaneceres apurando la última copa desde la zona de acampada, los desayunos de El Rodeo y las cervezas en la piscina. La edición del 2019 fue la última que vivimos en Alburquerque sin saberlo.

Si el Contempopránea fue el primer festival de El Gallo Verde, ‘Que No’, de Deluxe, fue uno de los temas fundadores de este blog, ahora versionado por otros grandes del indie patrio como son El Columpio Asesino para celebrar el 20 aniversario de Mushroom Pillow. En ese aniversario se incluyen versiones de otros grandes temas clásicos de esta discográfica como son “De la Monarquía a la Criptocracia” de Triángulo de Amor Bizarro versionados por Hinds, o “Del Montón” de Señor Chinarro reconvertido por Cala Vento. Irán saliendo algunas versiones más y por si os interesa os dejamos un enlace a la playlist.


En octubre de 1994 se lanzaba el disco ‘No need to argue’, el segundo disco de The Cranberries y el que les lanzó al éxito internacional y el primero que me compré como “adulto” por así decirlo. Es decir, comprado con mi dinero, no regalado por otra persona en un cumpleaños o en navidad, y elegido por mi tras escucharlo en la radio y no por recomendación de nadie. No sé cuantas veces lo habré oído en mi vida, me sabía las canciones en orden y el número que les correspondía en el disco, las letras,… lo escuchaba para leer, para dormir, para ducharme, y es para mi uno de los discos de mi vida. Poco después me hice con su anterior disco ‘Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?’ y me flipaba ese juego de similitudes y diferencias en las portadas, en ambas aparecía el grupo sentado en el mismo viejo sofá pero mientras en su primer disco todo era oscuro en el segundo todo era blanco, hasta el pelo de la cantante.

Luego vinieron otros trabajos de The Cranberries que recuerdo con cariño pero las canciones de sus dos primeros LPs son un verdadero refugio para mi cuando necesito volver a un momento en el que todo está por venir y por pasar.

Shinéad O’Connor versiona en este caso el tema que daba título a ‘No need to argue’, una canción que no ha alcanzado tanto éxito y presencia en el cine y la publicidad como Zombie o Linger o Dreams pero que tienen mucha de la esencia de The Cranberries. Dolores O’Riordan reconoció en varias ocasiones la influencia de O’Connor en su música y de hecho la audición con la que consiguió el puesto de vocalista en el grupo fue con una canción de Shinéad.

Esta versión está recogido en un disco lanzado este mes noviembre que bajo el título ‘Salvation’ recoge versiones de otros artistas irlandeses como homenaje a The Cranberries. Si te gustaba el grupo te recomiendo que le des una escuchada a este disco porque le da una vuelta muy interesante a temas como ‘Salvation’ que pasa de trallazo punk a medio tiempo elegante o el toque disco de ‘Linger’, os dejo un enlace:


El verano de 1995 tiene para mi banda sonora de Los Piratas concretamente su disco «Poligamia» en el que se recogía la archiconocida “Promesas que no valen nada”, canción que me hizo comprarme el disco y que sirvió para descubrir otras composiciones que se convirtieron en parte de mi banda sonora como la casi desconocida “La sal” en la que ya se daban muestras de lo que vendría con la carrera en solitario de Iván Ferreiro.

Y es que, aunque me parece que las plataformas de música son geniales y las uso como el que más, echo de menos un poco los tiempos en los que, obligados por los límites de la tecnología, escuchábamos los discos una y otra vez hasta hacerlos completamente nuestros, encontrando conexiones de unas canciones con otras y abrazando de forma completa el contenido de cada disco. Ahora solo se lanzan canciones, inconexas unas de otras, cada single tiene su portada y nada permanece, antes de aprenderte una canción hay que ponerse al día con el siguiente artista de moda. Ojo, no quiero decir que sea malo, pero creo que es bueno que seamos conscientes de qué precio estamos pagando por tener al alcance de nuestra mano en todo momento millones de canciones.

Aunque todo el mundo asocie esta canción a Iván Ferreiro, que lo es, en realidad corresponde a Los Piratas, recogida en el disco Ultrasónica, eclipsada y absorbida por la hipermanoseada y malinterpretada ‘Años 80’. Esta versión de Valeria Castro le da un toque aún más intimista y minimalista y descarnado que le sienta estupendamente.


Y hasta aquí nuestro programa de hoy ¿os han gustado las versiones u os quedáis con las originales? En todo caso, la versión original de El Gallo Verde se despide ya y os recuerda que en el el gallo verde punto es tenéis una versión en texto con todo esto que os he contado enlaces a las playlist que os he comentado, episodios anteriores de podcast y muchas cosas más
Un saludo, nos vemos pronto