Neuman (Sala Aftasí 24, 01, 2015)

Si había una mejor forma de comenzar la temporada de conciertos Enero/Junio 2015 en Badajoz (Sala Aftasí) la verdad es que no la conocemos porque Neuman se presentan como el grupo más en forma de la actualidad en lo que al indie peninsular se refiere, recogiendo los frutos de  años de duro trabajo que ahora se ve recompensado con sold-out allá por donde pasan, la aprobación de la crítica a cada uno de sus trabajos y el pódium asegurado en todas las listas como ha pasado en el referéndum 2014 de Disco Grande de Julio Ruiz donde han sido votados por los radioyentes como “mejor canción de aquí” por Turn it, “mejor cantante masculino”, segundo “mejor guitarra”, segundo “mejor disco nacional” por IF y cuarto puesto como “mejores ante la afición” ¿Alguien da más? Pues con estas credenciales se presentaron Neuman ante la afición pacense. Pero antes hagamos un repaso a su interesante biografía:

Neuman son murcianos y su frontman Paco Román es el alma mater del grupo. Surgen en 1999 de las cenizas de -La fábrica de la luz- donde Paco tocaba junto a componentes de Second. El nombre del grupo no es fruto del azar, sino que viene dado por el nombre del perro de Paco. Su mascota de 15 años se llamaba Neuman. Así Paco al micrófono y a la guitarra, David Manzullo al bajo y Alex Dumdaca a la batería han conformado tres discos contundentes apoyados en una música minimalista que se remonta al Shoegaze y al Post-rock.

En 2010 Neuman lanza su primer disco, “Plastic Heaven” con buena acogida por parte de crítica y del público. En 2011, Neuman comienza a grabar su segundo proyecto, “The Family Plot” y el 23 de abril de 2013, sacan a la luz un nuevo disco, “Bye Fear/Hi Love”, en el cual colaboran con el prestigioso músico internacional, Ken Stringfellow (The Posies). En Mayo de 2014 el grupo saca el cuarto y explosivo álbum, IF, en el que ha colaborado de nuevo  Stringfellow. Y con este bagaje se presentaron Paco, David y Alex en una Sala Aftasí que salvo momentos puntuales sonó igual de bien que siempre y que esperaba ansiosa la apertura de puertas en el nuevo año.

Y el concierto comenzó con tres tiros certeros al corazón del indie como son You feel my heart, la muy tarareada Turn it y la intensa Oh no como una carta de presentación brutal que dejó al personal con caras de ¿Y qué se va a guardar para el resto del concierto? Pero ahí estaba ese batallón de canciones dispuestas a dar guerra al alma, con A crab kis de avanzadilla y Too pretty, If y Summer love como francotiradores de emociones que siguieron con el recuerdo a las misiones realizadas junto a un Stringfellow –Hell, Bye fear / Hi love- que será para siempre parte de la historia de este grupo.

Merece la pena  mencionar el virtuosismo de Paco a la guitarra ya que sus manos, por momentos, nos hacían mirar al escenario buscando a ese segundo guitarrista invisible que dotaba a todos los temas de una energía especial. Guitarras martilleantes en Tell you y en Trapped y sigilosas y susurrantes en Sil Fono y The Family Plot.  La escapada de este mar de sentimientos se planeó a bordo de su deslumbrante Battle Starship.

Otra misión realizada con éxito para este comando murciano dispuesto a seguir dando guerra durante mucho tiempo.

Tracklist en spotify

Izal (Palacio de Congresos, 19/12/14)

Tal y como anunciaron en su entrevista hace unos días, los chicos de Izal presentaron temas nuevos y alguna que otra sorpresa en su concierto del pasado viernes en el Palacio de Congresos.

A las 22,15h, Mikel y compañía se subieron al escenario del Palacio de Congresos de Badajoz para ofrecer un concierto dentro de su Gira de Despedida. El auditorio, lleno casi al completo, los recibió entre aplausos y vítores. Tan solo 45 segundos de la primera canción bastaron para poner al público en pie a corear sus temas.

Un show donde desgranaron tema a tema sus dos discos además de deleitarnos con dos temas nuevos, que seguramente formen parte de su próximo trabajo. Estos temas fueron En aire y hueso, un tema emotivo que los asistentes escucharon en absoluto silencio, y Tambores de guerra, una canción más movida y bailable que promete ser otro himno de la banda.

A mitad del concierto más o menos llegó la “sorpresa” de la noche. Una parte del concierto en acústico con la banda sentada en sillas e iluminados por bombillas de suelo en homenaje a sus inicios donde actuaban para 10 personas en pequeñas salas. Los temas que pudimos disfrutar en acústico fueron Sueños lentos, aviones veloces, A los que volveremos, Eco de su Ep Teletransporte por petición popular de sus fans en los conciertos y los Epílogos I,II y III entre otros.

Después de esa parte tan íntima, comenzó la traca final del concierto llena de sus grandes éxitos que hicieron gritar, bailar y saltar a los asistentes. No faltaron temas como Ockham, Tóxica con un solo de batería incluido, Magia y efectos especiales, Hambre, Pánico práctico, Agujeros de gusano o su emblema Que bien con coreografía incluida.

Tras habernos agotado a cantar y saltar, llegó la parada obligatoria para subir de nuevo al escenario a despedirse con los bises de rigor. Esta vez los temas elegidos fueron Despedida, Prueba y error con un solo de guitarra de nuestro paisano Alberto y La Mujer de verde, que es ya la tradicional guinda del pastel.

Pero no todo fue cantar y bailar, también se mostraron muy simpáticos con el público incluso bromearon con los dos problemas a los que se enfrentaban en una actuación así. El primero que el público no se levantara (cosa que se solventó en el primer minuto) y segundo que no vendían cerveza para animar al público pero, tal y como ellos dijeron, “montamos la fiesta solos”.

En todo momento se mostraron agradecidos con las asistentes por ir a verlos, incluso Mikel en su paseo por las butacas se lo fue agradeciendo en persona. También rememoraron sus anteriores visitas y lo bien que se lo pasan en tierras extremeñas.

En definitiva, disfrutamos de un concierto de dos horas de duración que a muchos nos supo a poco. Y es que no hay mejor manera de comenzar las Navidades que con un concierto de Izal.

Chloé Bird (El Bujío, 04/12/2014)

Comenzábamos el año conociendo a la niña pájaro y no queríamos terminarlo sin saber que había pasado con ella, en que se había convertido ¿Vuela ya sola Chloé Bird? Pues sí y no. Sí, porque Chloé nunca ha necesitado más que su voz y una guitarra (o un teclado) para encandilar a las masas, para hacer que los charlatanes callen y queden con oídos y bocas abiertas, embelesados, como niños raros. Y no, porque durante estos meses ha ido rodeándose de una serie de acólitos tanto encima del escenario como a los pies de éste que la arropan y que defienden sus mismos ideales.

2014-12-05 00.47.26

Y es que, como una nueva Jennifer Lawrence de la música, permítanme el símil atropellado, (si hace un drama la nominan al Oscar y si toca un blockbuster gana setecientos millones) Chloé Bird tiene ese don natural que hace que te pares a escucharla, que te posiciones de su parte sin pensarlo un instante, que un jueves de diciembre te vayas a Mérida para seguir al Sinsajo.

Así, a eso de las once de la noche llegábamos a El Bujío, nuestro particular Distrito 13, en el que Chloé Bird en formato trío junto a Mikelo y César Bayón (guitarra y percusiones) comenzarían su particular discurso con unas nuevas canciones más roqueras y oscuras, más adultas, que enlazaron sin problema con una “Girl with one eye” cada vez más suya para lanzar a continuación la primera flecha a un programa de televisión que quería rebautizar como “Tira de la cuerda” a “Tighten the rope” y claro, por ahí no se pasa.

2014-12-04 23.39.30

Las canciones de October Moon se fueron alternando con versiones y nuevas composiciones durante toda la actuación, siendo la primera en salir a la luz “I don’t wanna be with you” que sirvió para dar paso a la tanda de canciones tristes con Chloé al piano, donde “Je sais pas”, de Celine Dion, fue la primera. “Against Each Other” fue la segunda. Y de repente, como el secundario de lujo con el papel más brillante, Rui Díaz subió al escenario para acompañar al Sinsajo del acordeón  en “Five hundred miles” que, como modernos que sois, os sonará de la última peli de los Hermanos Cohen,  “Inside Llewyn Davis” ¿Pasamos de  Jennifer Lawrence a Carey Mulligan?

2014-12-05 00.13.46

 Y volvimos a October Moon de la mano de “Maybe tomorrow”, nos sumergimos en “El romance de la niña espuma y la niña Marimar”, conocimos la elocuencia de Cesar Bayón y nos dio a un ataque de risa que hubo que cortar de raíz para acunarse con “Furtive Lullaby”. Pero con la gente hablando cada vez más, el concierto se diluía en el lejano compás de “La niña sombra” por lo que los que habíamos ido hasta allí para disfrutar del espectáculo tuvimos que gritar bien fuerte “Cabiria” para llamar la atención al personal.

Ya en la parte final del alegato hubo tiempo para hacer un guiño al otro hermano Bayón, Marcos, y su aportación a la producción de la radiante  “The rhythm of light”, para deleitarnos con la ternura de “La niña búho”,  para la propina de la mano de “Somebody that I used to know” y para una despedida muy animada con toda la banda en el escenario.

2014-12-05 00.20.33

Después de la arenga en El Bujío parece claro que Chloé Bird está destinada a llevar la bandera de su distrito ante las más altas esferas del capitolio musical. Habrá más guerras para escapar de comparaciones, para entrar en los circuitos y para llegar a los festivales. Habrá guerras en las que luchará hasta consigo misma, pero parece claro que el Sinsajo ha llegado y esta vez viene para quedarse, para emocionarnos desde el corazón y atravesarnos con las flechas de sus canciones.

 

 

Sr. Chinarro (Indiependent Club, 14/11/2014)

El pasado viernes nos desplazamos hasta la ciudad de Mérida para conocer un nuevo (espacio, bar, sala) club donde a partir de ya podremos disfrutar de noches especiales bailando el mejor indie de hoy y de siempre, con un ambiente bastante sanote y una decoración muy cuidada que te hará sentir como en  el garito más cool de Manchester o Liverpool. Pero no, estamos en Mérida y hay “hotismo” para rato. Y jager, jager también hay. Y que mejor cicerón para este nuevo templo del indie extremeño que Antonio Luque, patricio malagueño y desde ahora emperador máximo de la Mérida indie.

page

La fiesta comenzó pasadas las once y media con la formación titular de Sr Chinarro (Antonio Luque, Javier Vega, Pablo Cabra y  Jordi Gil)  entonando los compases de Estrenos T.V (El porqué de mis peinados -1997), para pasar a alternar  las nuevas canciones de Perspectiva Caballera (2014) con su repertorio habitual de temas conocidos y solicitados por su público. Todo esto salpicado siempre por comentarios sobre viajes y senadores.

La presentación de su último disco comenzó con Viaje Astral seguida de Famélicos famosos, para recalar frente a Dos besugos (El fuego amigo -2005) con Mudas y Escamas. Un Antonio Luque desprendido del peso de fantasmas lejanos, más alto aún si cabe, y una banda que es la mejor banda que Sr Chinarro podría tener, se lanzaron entonces cuesta abajo y sin frenos sobre un setlist sin final donde Mi Sapo, Ácido Fórmico, Amor de turno (en Canarias) o su favorita, Nod (qué raro…) serpenteaban alrededor de clásicos coreados por todos como Quiromántico o Merche* (La primera ópera envasada al vacío -2001) para cerrar la parte central del concierto despidiendo Perspectiva Caballera con Droguerías y farmacias.

2014-11-15 01.00.09

 Antonio: “¿Qué queréis de cenar? En el bar de arriba había ancas de ranas.

Primera fila. “Esas son de charca”

Antonio: “Hombre, yo ranas de mar no conozco muchas”

La segunda parte, más calmada pero igual de intensa, se centró en temas penetrantes como Babieca (otra vez los viajes) (Presiente -2011), El lejano Oeste (más viajes) (El mundo según -2006) o San Borondón (última escala) sin dejar de lado otras composiciones más o menos festivas como Una llamada a la acción, El rayo verde (¿el gallo qué?) o Esplendor en la hierba. La actuación se cerró con Alfabeto Morse (Ronroneando -2008) y Del montón.

Después de un concierto brillante como éste, parece que las disputas entre el primer Sr Chinarro que a todos nos encandiló con su verso ocurrente y un Antonio Luque que decidió tomar las riendas de su carrera antes de que el personaje se comiera al artista han firmado la paz encontrándose en un lugar común donde la luminosidad no deslumbra, donde la oscuridad es amable, donde encontramos a Antonio Chinarro, o lo que es lo mismo, a Sr Luque.

2014-11-15 00.33.10

Antonio: “Vamos a tocar la última”

Primera fila: “Noooo”

Antonio: “La última del disco digo, luego nos quedan como 150 en la discografía”

Primera fila: “Quedan las buenas!!”

Antonio: “Si, ahora cantamos una de Vetusta Morla”

Fuel Fandango (Sala Aftasí, 08/11/2014)

Fuel Fandango hizo un “veni, vidi, vici“ el pasado fin de semana en Badajoz colgando el cartel de sold out durante dos días consecutivos en la Sala Aftasí con sendos conciertos enmarcados en los que está siendo el fin de la gira Trece Lunas del grupo cordobés.

El sábado, con la platea a reventar, abrieron el show con Fragile, probablemente la canción más bonita de su segundo disco y un  tema perfecto para ir entrando en ambiente, si es que hacía falta calentar algo. Porque Fuel Fandango es uno de los pocos grupos que tienen al público pacense on fire desde el primer acorde hasta el último bis. Después comenzaría la diversión con  City, Tell me y Trece Lunas, tema que da nombre a un segundo trabajo sobre el que Alex Costa dice: “tiene estructuras más pop, el primero era más de baile, más buscando un groove. Este tiene más canciones”.

Ya en la parte central del concierto, con un sonido perfecto y un dúo en plena forma que ha pasado a ser banda, Ale,  Nita y cía fueron tejiendo su particular entramado de flamenco, soul, jazz, música electrónica y funk a través de trallazos como Monkey, Talking  y Always Sarching de Fuel Fandango (2011) además de New Life, Maze y Read my lips de Trece Lunas (2013).

Para la parte final y como despedida apoteósica se decidieron por Shiny Soul” y Nature haciendo gala de una elegancia especial que nos recordó en algunos momentos a Florence and The Machine. Suponemos que compartir el mismo productor habrá tenido algo que ver.

Y es que a estas alturas parece claro que  Nita y Ale no persiguen ser revolucionarios, pero sí hacer algo novedoso e innovador. Por eso cuando empezaron en 2009, ella que venía del mundo del flamenco y la copla y él de la música de baile de raíz negra con Mojo Project, quisieron combinar el pulso electrónico bailable con el sentimiento flamenco, sumando a todo ello la energía rockera. Con Trece lunas, su segundo álbum, Fuel Fandango han metido otro elemento en juego, el pop, pero considerado más como una actitud que como un género musical.

Para finalizar decir también que el fin de semana aftásico estuvo aderezado por diferentes pre y post conciertos de la mano de Tokio Dj, Lena Hermart & Cypher y el mismísimo Ale Acosta (Fuel Fandango DJ SET) para poner el broche de oro al fin de semana más concurrido que se recuerda en nuestra sala favorita.

 

 

Full ( Sala Mercantil, 01/11/2014)

La banda sevillana Full llenó la Noche de Todos los Santos de buena música a pesar de la escasa afluencia de público y la frialdad de éste al principio de la actuación.

 A las 23:00h más o menos salieron a escena los chicos que componen Full para deleitarnos con los temas de su primer Lp “ Mi primer atraco”. Javi Valencia y los suyos se encontraron con un público bastante escaso, toda una pena ya que el directo de esta banda merece mucho la pena.

Los allí presentes se mostraron fríos al principio, alejados del escenario, cosa habitual en Badajoz. Pero Javi, Bubby y compañía, a base de bromas y buen humor, consiguieron llevarse el público a su terreno y les arrancaron algún que otro coro. Aunque he de decir que muchos de los asistentes, entre ellos nosotros, ya los habían visto en más de una ocasión a lo que ellos respondieron entre risas que “habían conseguido engañarnos varias veces”.

El grueso del setlist estaba compuesto por temas de su Lp aunque nos regalaron dos temas nuevos “Contra un imperio” y “Aullidos” que nos dejaron con una buena perspectiva de lo que será su próximo trabajo. Comenzaron el show con el tema “Un espectro más” y poco a poco nos hicieron entrar en calor y bailar con temas como “Distintos” o “Adiós”.

No faltaron las composiciones más íntimas donde pudimos apreciar de la maestría vocal de Javi Valencia. Temas como “Burbuja de Champagne” o el momento más íntimo de la noche, que a más de uno nos puso los pelos de punta, con la interpretación de “Inmortales” con el único acompañamiento de los teclados. También se atrevieron hacer su particular versión de Creep de Radiohead.

La despedida con “Atraco” y “Quienes somos realmente” desató la euforia de los asistentes que bailamos y saltamos quedándonos con ganas de más. Una actuación de una hora y media que a algunos nos supo a poco.

En definitiva un concierto íntimo en el que sus fans disfrutamos al máximo y donde seguro que ganarían nuevos seguidores. Reitero que es una autentica lástima que bandas con un directo tan potente y enérgico cuenten con tan poco público.

Jero Romero (Sala Aftasí, 25/10/2014)

Jero Romero ha manufacturado con “La grieta” uno de los trabajos de pop en castellano más imaginativos y sinceros de 2014. Así, con este nuevo disco y una banda que es más una reunión de virtuosos (Charlie Bautista, Alfonso Ferrer, Nacho García y Amable Rodríguez) que un conjunto de músicos, el toledano volvió a la Sala Aftasí de Badajoz para dar un bonito concierto en el que se mezclaron canciones de este nuevo disco y de su primera aventura en solitario, “Cabeza de león”.

El concierto comenzó bien pasadas las once de la noche con un aforo en torno al setenta por ciento. Y comenzó con la última canción de “La grieta”, También, como si el cantante nos quisiera decir “sé que os gustaron las anteriores pero también sé hacer esto y estoy aquí para presentároslo. Así soy yo, como os cuento aquí en Narciso.” Seguidamente, y dando por finalizada la presentación, Los Jero Romero, porque a esta banda de unipersonal solo le queda el nombre, interpretaron El mejor.

El cuerpo del concierto volvió a destilar la sencillez y franqueza de una mañana sin relojes  a la que nos tienen ya acostumbrados sus composiciones que olvidan la necesidad de estribillos recurrentes y  aplicándose en cada tema de manera que este se convirtiera en varias canciones que suenan a la vez. Juego de texturas en letras, voces, sonidos….con un gusto exquisito y una riqueza musical desconcertante por momentos.

El ventanal y Los Columpios dejaron lucirse a la banda, Charlie Bautista a la cabeza, hasta la llegada de las canciones más directas y precisas de “Cabeza de León”: Cabeza de león, Haciendo eses, Ya te lo decía yo, Las leves, Nadie te ha tocado, Devolverte y Correcto. Para cerrar el grueso de la actuación con Caer de pie, Fue hoy y El brazo, posiblemente las tres mejores composiciones del nuevo disco, si es que se puede poner una por encima de otra. Antes, a modo de caramelo, Jero había intercalado Hombre mayor, según sus palabras la mejor canción de cuantas ha escrito nunca.

La parte final del recital, esta vez sin huida a camerinos de por medio, corrió a cargo de Túmbate, Desinhibida y El As haciéndose patente que el público es mucho más receptivo a las composiciones luminosas y cercanas del primer disco que a las imaginativas invenciones de “La grieta”.

Quizás sea por esto por lo que el concierto estuvo siempre rodeado por un runrún que complicó a más de uno sumergirse de lleno en las interpretaciones del grupo que iba desde lo más sutil a lo más potente en una sucesión de canciones encadenadas que sólo hicieron pausa para volver una vez más a dar las gracias a una de las mejores salas de España y a un equipo de personas a su altura. Porque con estos artistas y esta sala parece que la grieta se cierra por momentos.

 

La Habitación Roja @Sala Aftasi, Badajoz (10/10/14)

La Habitación Roja

Reconozco que nunca he sido fan de La Habitación Roja; a pesar de que siempre los he tenido en gran consideración (en especial a mi estimado Pau), nunca he comprado sus discos y rara vez los he puesto en el Spotify. Creo que, simplemente, nunca me he sentido identificado en sus letras (Jorge cuenta que él escribe canciones para los demás).

 Es una pena, porque tras el concierto que nos brindaron anoche en la Sala Aftasí de Badajoz, tengo el convencimiento de que me he perdido muy buenos momentos todas aquellas veces que he abandonado sus conciertos a la mitad, víctima de esa falta de química, de ese feeling que te embarga cuando conoces a fondo el repertorio de un artista y lo haces tuyo en la magia de la música en directo.

La Habitación Roja

La Habitación Roja van camino de cumplir veinte años de trayectoria (ya peinan canas, visten elegante calzado y portan anillos de casado), y lo hacen sin perder ni un ápice de presencia y de vigencia en el panorama independiente nacional. Es más, diría que van sumando fieles entre los más jóvenes que sí van encontrando su propia historia entre las contadas por Jorge.

Sobre el escenario de la Aftasí demostraron que se encuentran en plena forma, especialmente con un Jorge que no para de moverse ni de saltar ni de bajarse a mezclarse con el público. Las canciones de su noveno álbum La Moneda en el Aire (“Tanto por hacer”, “Donde no exista el miedo”, “Si tú te vas”) alcanzaron categoría de himnos espoleados por la entrega de su público, y sus más conocidos clásicos (“El Eje del Mal”, “Van a por nosotros”, “Nunca ganaremos el Mundial”) y no tan clásicos (“Siberia”, “El Resplandor”, “Indestructibles”, “Ayer”) inundaron la sala con la magia de las grandes citas y conmovieron hasta a los más escépticos (incluido yo).

La Habitación Roja

Como colofón, nada menos que siete bises para culminar su actuación con la eterna “There is a light that never goes out” de The Smiths, que dedicaron al Contempopránea y a su director, Agustín Fuentes, presente en la sala.

En definitiva, un concierto no sólo de los que hacen afición, sino de los que responden porqué estos amigos procedentes de la costa levantina llevan tantos años revalidando su título de ser uno de los nombres propios del circuito musical español.

 

Ángel Stanich (Sala Aftasí, 04/10/2014)

Ángel Stanich, el ermitaño del pop, nació hace 25 años en Santander (Sun Thunder), estudió en Valladolid donde entró a formar parte de la escena local, y se estableció en Madrid. Una noche de domingo conoció a Javier Vielba (Arizona Baby) y ése fue el comienzo de una bonita amistad que daría sus frutos en futuras grabaciones y conciertos como el que lo trajo a él y a su banda a la Sala Aftasí de Badajoz el pasado día cuatro, Chema Rey mediante.

Anunciado como el antipostureo máximo, Ángel no es amigo de entrevistas y su venenoso primer disco “Camino Ácido” (2014), producido por el incombustible Vielba, no hace sino que aumentar esa imagen de maldito que tanto se empeña(n) en mantener a base de canciones plagadas de perdedores, sustancias alucinógenas y un  humor tarantiniano bastante cáustico. Sin embargo, toda esta -no pose- queda en el olvido cuando se disfruta de un directo donde el artista se muestra simpático y comunicativo, y donde una genial banda: guitarras, batería, bajo…  dulcifica las canciones dotándolas de un barniz folky-country bastante adictivo.

Como viene siendo habitual el concierto no comenzó hasta bien pasadas las once de la noche, con un público formado por más de cien personas, todas preparadas cerveza en mano. Ángel Stanich salió sólo al escenario para abordar Amanecer Caníbal mientras que la banda se iba uniendo a medida que avanzaba la canción. Y a partir de ahí un recorrido por el disco poniendo énfasis especial en el tema que le da nombre, Camino Ácido, La noche del Coyote,  la cinéfila El Outsider y la que cerró la primera parte de la velada, Mezcalito. Antes el viaje había hecho parada en El cruce para recoger a Miss Trueno ´89.

La segunda parte del show sirvió para que un rompecuerdas Stanich presentara una nueva composición, Jesús Levitante, para que una fan hiciera los coros de El Río (siri siri siri) y para cantar a todo pulmón Nadie te quiere ya de Los Brincos antes de la ráfaga final con Metralleta Joe.

Si bien una vez acabado el concierto la rebeldía de Stanich se tornó en la típica timidez del artista lo vivido anteriormente fue una clara demostración de garra, actitud y talento de una banda que se postula como la revelación del año y que va dejando muy buen sabor de boca allá por donde pasa. No es Dylan, ni Quique González, ni Albert Pla, ni mucho menos Javier Vielba. Es Ángel Stanich, el outsider del indie que ha venido para quedarse.

 

 

 

 

 

Alhambra Sound 2014 ( 19/09/14)

1

La facción más festivalera de El Gallo Verde viajó a Granada, una de las cunas del indie nacional, para asistir a la tercera edición de Alhambra Sound. Tras haber visitado algunos de los bares emblemáticos de la ciudad, como el Bar de Eric, el Playmovil o el Planta Baja la noche anterior, nos encaminamos al recinto de los conciertos situado en la Feria de Muestras de Armilla.

Después de un largo paseo (gracias Mercedes por la idea) llegamos al lugar, donde tuvimos que esperar un par de minutos porque hasta las 14:00h en punto no se podía entrar en el recinto gracias a la decisión, no exenta de polémica, de permitir el acceso a todos los asistentes desde esa hora. Y a partir de ahí el maratón indie más loco:

2

Genérica

Los más madrugadores pudimos disfrutar de la gran sorpresa que supuso este grupo de amigos sevillanos, ganadores del concurso de talentos que organizaba el festival, que se nutren de influencias tan recientes como  The New Raemon, Vetusta Morla, Supersubmarina, Iván Ferreiro,  y Los Planetas, entre otros. Con temas como “Corona de Espinas” disiparon los pocos nubarrones que quedaban y nos mostraron el camino para una jornada llena de buenos conciertos. Su media hora de actuación nos supo a poco.

Sexy Zebras

El trío de Madrid se entregó por completo a sus fans en los escasos 30 minutos de su actuación. Algo muy meritorio, ya no sólo por el escaso tiempo, sino también por la calor que hacía en el recinto a esas horas. Tenemos que dar las gracias a Inside por esos gorros amarillos que nos ayudaron a paliar un poco el calor. Nos hicieron bailar y saltar al ritmo de temas como “Libres o “Caníbales“.  Una actuación breve pero intensa que animó a los allí presentes. La muestra más evidente de que lo alternativo en castellano también puede ser salvaje.

3

Neuman

Seguidamente, de vuelta al escenario Inside, la banda de Paco Román nos obsequió con una revisión mucho más potente de los temas de su disco IF, el primero con Subterfuge. Canciones como “Turn it” o “Bye fear / Hi love”, junto a Ken Stringfellow, sonaron nerviosas y vibrantes gracias  en parte al buen hacer del grupo y en parte también a la buena sonorización de un escenario que, sin ser el principal, sonó mejor que su hermano mayor durante todo el día.

Napoleón Solo

La banda capitaneada por Alonso Díaz jugaba en casa y eso se hizo patente durante el show. Deleitaron a sus fans con temas de su último trabajo Chica disco como “Sueña conmigo“, “Antes de que ocurriera” o “Sospecho sospecho”. Pero los momentos álgidos de la actuación vinieron de la mano de temas de su anterior trabajo como “Tiene que acabar”, “Perdiendo el tiempo” o “Lolaila Carmona“. Un concierto donde se mostraron muy agradecidos con sus fans por estar allí a esas horas (las 15,50) y donde nos hicieron bailar y disfrutar de una actuación animada y muy cercana.

4

Full

Los sevillanos Full pisaban el escenario del Alhambra Sound tras haber visitado el festival en su primera edición. Se mostraron felices y sorprendidos por la afluencia de público y para agradecerlo cantaron un tema nuevo, “Aullidos.

Pudimos disfrutar de los temas de su disco Mi primer atraco en la impresionante voz de Javi Valencia. Temas como “Distintos”, “Atraco” o “Mejor opción” nos hicieron vibrar, saltar, bailar y corear a voz en grito. Un concierto enérgico de esos que tardas en olvidar, que lo disfrutas al máximo y que, desde nuestro punto de vista, se convirtió en uno de los mejores de la jornada por la perfecta conjunción entre el grupo y su público.

Jero Romero

Jero acompañado por su banda presentaba su último trabajo La grieta. Disfrutamos de un concierto íntimo, a pesar de la gran afluencia de público, y cálido donde la banda fue desgranando sin prisas las canciones de este último disco. Composiciones como “Fue hoy” o “El mejor”  pusieron los pelos de punta a más de uno. Pero Jero no se olvidó de las canciones de su primer trabajo, y así pudimos corear “Ya te lo decía yo“, “Las leves“, “Haciendo eses”, “Cabeza de león” o “Desinhibida”. En definitiva, una actuación amable y suave, para rebajar la hora de la sobremesa, que nos sirvió de antesala a la próxima actuación de Los Jero Romero en Badajoz.

5

León Benavente

La banda de Abraham Boba sigue con la intensa gira de ¿presentación? de su primer trabajo, y es que León Benavente es una de esas bandas que no te cansas de ver en directo. El ritmo frenético de las canciones fue calentando al público presente hasta hacerlos estallar en su cierre con “Ser Brigada”, uno de los momentazos de esta edición del festival. Aunque a buen seguro no fue uno de sus mejores conciertos del verano, vibramos y saltamos con “Ánimo, valiente”, “Estado Provisional”, “La palabra” o “El Rey Ricardo”, e incluso se animaron con “Europa ha  muerto” de Los ilegales. Y es que es innegable que la fuerza y energía de estos chicos sobre el escenario es contagiosa y un directo suyo es sinónimo de conciertazo más allá de sonidos y ejecuciones.

Izal

Mikel Izal y compañía congregaron una gran cantidad de fans en el escenario Negrita comenzando así la espiral de conciertos de afluencia masiva de la jornada. El setlist compuesto por temas de sus dos discos nos hizo chillar, brincar y danzar en el poco espacio que disponíamos.

Nos dejamos la voz con canciones como “Magia y efectos especiales”, “Que bien” con sus ya tradicionales confetis, “Prueba y error”, “Agujeros de gusano”, “Hambre”, “Pánico práctico” y su broche final, “La mujer de verde” con la que que hicieron las delicias de sus fans. Una actuación donde no faltaron los agradecimientos a todos sus incondicionales y una invitación al final para “salir corriendo” a ver a Second ya que se solapaban con los murcianos en 15 minutos.

6

Second

Sean Frutos y el resto de -la fuga de Logan- anunciaron que esa sería la última actuación con los pijamicas. Tal y como merecía la ocasión nos ofrecieron una actuación potente y llena de fuerza, combinando temas de su último trabajo Montaña Rusa con canciones de sus discos anteriores. Así, pudimos disfrutar de “2502”, “Lobotomizados”, “La distancia no es velocidad por tiempo” o “Las serpientes” de Montaña Rusa alternados con sus ya éxitos “Rincón exquisito“, “N.A.D.A.”, “Muérdeme” o “Autodestructivos” de sus trabajos anteriores.

Como broche final a otro de los mejores conciertos de la tarde su ya tradicional “Rodamos” que desató la vorágine entre sus fans en una espiral de euforia y aplausos para despedirlos.

Tras la actuación de Second llegaron los mayores momentos de agobio vividos en el festival. El pasillo que unía los dos escenarios se vio colapsado por el aluvión de gente intentando llegar al escenario Negrita a ver a Vetusta Morla. (Miedo)

Vetusta Morla

Los de Tres cantos reunieron a cerca de 20,000 personas a sus pies en una actuación donde presentaron La Deriva. Su show estuvo acompañado por un juego de luces e imágenes cuidadas  que complementaban la exposición de  sus temas.

Aunque el grueso del setlist  se centró en los temas de este último trabajo como “La deriva“, “Fuego“, “Golpe maestro”, “Pirómanos”, “Cuarteles de Invierno” o “Las salas de espera” los momentos cumbres de la actuación vinieron de la mano de sus temas anteriores, algunos de ellos convertidos ya en himnos del indie. De este modo, los momentos más memorables del concierto tuvieron la banda sonora de “Autocrítica”,”Sálvese quien pueda”, “Mapas”, “El hombre del saco” o “Valiente“. Tras una discurso reivindicativo de Pucho haciendo referencia a la deriva en que vivimos pusieron fin a su actuación con “Los días raros“.

Antes de la actuación de Noni, Alex y demás tuvimos unos 25 minutos de descanso totalmente desaprovechados ya que al no haber actuaciones (Kakkmaddafakka se solapó con Vetusta Morla y The Zombie Kids comenzaba a la vez que Lori Meyers) todo el mundo aprovechó para ir al baño o cenar generándose colas interminables y agobios por doquier.

7

Lori Meyers

Noni jugaba en casa y eso se notaba, no entraba ni siquiera un alfiler en el espacio del escenario Negrita. En el tiempo que duró sus actuación disfrutamos de temas de todos sus trabajos aunque la mayor parte del setlist pertenecía a Impronta. Sonaron “Emborracharme”, “Zen” o “Planilandia”  intercalados con sus éxitos atemporales como “Dilema”, “Ham´a´cuckoo”, “Mi realidad”, “Alta fidelidad” o “Luces de neón”. No faltó tampoco su ya cada vez menos sorprendente dúo con Anni B. Sweet para interpretar “El tiempo pasará“.

Tras 12 horas de conciertos, cansados y hambrientos (porque fue una odisea cenar allí) nos encaminamos hacia el hostal a descansar para el viaje de vuelta a Badajoz al día siguiente mientras de fondo sonaba “Toro” (Elyella djs) a modo de despedida.

En definitiva, nuestra experiencia en el Alhambra Sound fue agotadora pero en general satisfactoria. Aunque, desde nuestra humilde opinión, existen varios factores a mejorar como las vías de acceso entre escenarioso, una mejor organización y previsión en los puestos de comida y quizás reducir un poco el aforo para estar más cómodos.

¿Repetiremos?