Podcast El Gallo Verde: Porque sí (Temporada 01, Episodio 18)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo programa del El Gallo Verde Podcast

Ir a descargar

En esta edición no hay un tema o más bien el tema es canciones que no me cuadraban en ningún contexto y que me apetecía poner en el podcast y como es mi podcast pongo lo que me quiero, pero como eso es muy largo lo vamos a dejar en canciones porque sí.

En los artículos de El Gallo Verde en nuestra anterior etapa, en las entrevistas que alguna vez nos han hecho y en este propio podcast siempre he reivindicado el poder que tiene la música para influir en nuestro estado de ánimo, como una simple de canción de menos de cuatro minutos escuchada en el momento justo puede cambiar la forma en la que afrontas tu día, o te explica lo que sientes y que no eras capaz de expresar con palabras, … No se trata de que la música pueda desencadenar revoluciones, pero sí que pude hacerte ver con más claridad antes de tomar una decisión o simplemente consolarte cuando todo va mal.

En ese sentido, siempre he buscado quitarle complejos a la música y cuando recomiendo una canción, pongo un tema de un grupo o reseño un disco solo espero que más gente pueda disfrutarlos como lo he hecho yo.

En el Gallo Verde no somos críticos musicales, eso se lo dejamos a otros.

Tronco son un dúo formado por dos hermanos, Conxita y Fermí Herrero, que hacen canciones frescas y originales que parecen sencillas pero no lo son, y que tienen frases que resumen tan bien el estar enamorado de alguien como esta, recogida en “Pez en bicicleta” que acabamos de escuchar, que dice “que ese no eras tú, ni desprendía tu luz”


Todos los que no sean unos megalómanos y escriban sobre música, arte, cine, y similares seguro que tienes dudas sobre si no estarán dando mucho el coñazo con su tema o si merece la pena seguir con esa tarea que nadie te ha pedido que hagas. O al menos, yo tengo esas dudas sobre dónde acaba la recomendación más o menos apasionada sobre un grupo o una canción y donde empieza el dar la turra. También he dicho otras veces que hacer comentarios sobre canciones pop es como hacerle una crítica gastronómica a McDonalds. Pero aún así, ya van 18 programas de este podcast y antes estuvimos más de 5 años escribiendo de conciertos, discos y festivales, y había gente que hasta los leía. Así que quizá las canciones pop sean insignificantes, pero son forman parte de nuestra vida y eso es lo que las hace grandes ¿no?

Todo esto viene a cuento de un artículo publicado recientemente en Jenesaispop, el máximo representante de la prensa digital sobre música más o menos indie en España, según mi opinión, que debatía si ‘Barbie Girl’ era una simple canción de coña o era una sátira del capitalismo desde el capitalismo. Más de 2500 palabras dedicadas a una canción noventera que nadie se tomó en serio en su momento pero que sonó en medio mundo.

Airbag son un grupo que siempre ha estado en la frontera de mi radar pero a los que nunca les he dedicado atención, sin embargo a principios de 2021 se coló este tema en mis listas y si no hubiese llegado tarde habría sido sin duda una de mis top tres de canciones para lo mejor de 2020. El título del tema es ‘Discotecas’ y refleja muy certeramente esa búsqueda de cómo consumir el tiempo cuando nos falta lo que más queremos.


En el marketing musical hay una lucha por dominar las etiquetas, ser el grupo revelación del año así en general es más difícil que ser el grupo revelación del indie rock en castellano. Y haciendo la misma música no son iguales los festivales que te llaman en función de si te consideran mas o menos indie, popie, rumbero, fusión, o rap… Si sabes jugar tus cartas puede ser el pez grande en el estanque pequeño y a veces la pecera del indie es muy estrecha.

A la hora de traer canciones y artistas a este podcast intento navegar en el equilibrio de ser lo suficientemente indie como para que todos los que compartimos el gusto por ese estilo musical podamos encontrar aquí algo en nuestra línea entre la inmensidad de estilos musicales que existen pero lo suficientemente variado como para poder descubrir cosas nuevas. Otra de las normas que me he impuesto para el Podcast es que las canciones que suenen no pueden tener más de 10 años. En parte lo hice para forzarme a escuchar música y grupos nuevos y también porque creo que el mundo de la música es muy grande para estar siempre poniendo las mismas cuatro canciones.

Babi tiene 20 años y un talento componiendo letras que ya quisieran algunos. No sé qué estilo es el que hace pero llevaba ya tiempo queriendo encajarla en el programa así sin encontrarle un hueco. Así que me invento el hueco y espero que os haya gustado.


Y hasta aquí nuestro programa de hoy, espero que os haya gustado y haberos descubierto algo nuevo.
Nos vemos la semana que vien

Podcast El Gallo Verde: Memoria (Temporada 01, Episodio 12)

Buenos días y bienvenidos a El Gallo Verde

Ir a descargar

La memoria tiene formas extrañas de trabajar, las calles, las caras, los nombres que un día fueron tan familiares para ti como tu propio nombre, se convierten en perfectos desconocidos. Como si en el disco duro del cerebro hubiesen formateado para siempre toda una parte de tu vida, o eso crees, porque a veces, sin saber muy bien cómo, vuelven a tu cabeza imágenes de aquel dormitorio de la casa en la que viviste durante un año y de la que apenas recuerdas detalles, de esos batidos espumosos que hacían en un puesto callejero, y de personas, que como escucharemos más adelante, reconoces sus caras pero no sus apellidos.

Si como dice el vídeo de arriba, el olvido es un regalo de la memoria para que recordemos que cualquier tiempo pasado fue mejor y no tengamos que vivir con el peso de toda la inseguridad, el miedo, la soledad, la incomprensión y en definitiva, todo lo malo que hemos experimentado y acumulado, también tiene su coste: olvidamos la receta de aquel bizcocho tan rico y que hacíamos con los ojos cerrados, olvidamos los chistes que nos hicieron pasar una tarde de verano, olvidamos las personas que nos acompañaron.


En 2015 se lanzó Google Photos, la aplicación para guardar todas tus fotos en la nube, y yo me lancé a subir todos mis archivos digitales. Ahora cuando haces una foto con tu móvil y la guardas se registran con absoluta precisión la fecha, la hora, las coordenadas gps, con qué modelo de teléfono hiciste la foto, y muchos otros datos más. Pero al pedirle a Google hace unos años que te copiase todas las fotos de un CD grabado en 2004 las cosas se complican, porque las cámaras digitales antiguas no registraban tantos datos, o peor, si no te asegurabas de configurar bien la fecha y la hora de la cámara o se le iban las pilas, todas las fotos están tomadas el 1 de enero del 2000…

¿Por qué os cuento este rollo? Porque recientemente, queriendo imprimir fotos antiguas, he tenido que revisitar esos primeros años de mis fotos guardadas en la nube y estaban completamente revueltas unos con otras entre los 2000 y 2006. Así que he tenido que tirar de memoria para poder poner en orden todas esas imágenes. Y no ha sido nada fácil. No sólo por el esfuerzo intelectual de recordar, sino por el esfuerzo sentimental, y es que todas esas fotos estaban asociadas a momentos, la mayoría felices, pero también algunos que el tiempo ha convertido en agridulces. Saber que esa foto corresponde a tal año porque ya no tienes amistad con una de las personas que sale, o ver que en esa misma noche de fiesta en la que salís tan contentos fue también cuando tuviste una discusión grave, el último Contempopránea que compartiste con esa persona, reconocer las caras de tanta gente que pasó por tu vida pero de la que ya apenas recuerdas si acaso un mote,…

Doble Pletina, del que os recomiendo escuchar su genial “Música para cerrar las discotecas”, nos cuentan con música esa deriva que supone dejar atrás a amigos y conocidos y quemar etapas de la vida.


Según la mayoría de los estudios científicos aunque los seres humanos tenemos una gran memoria visual, es decir, somos capaces de recordar cosas que hemos visto, el sentido que más es capaz de despertar recuerdos sensoriales y emocionales es el olfato.
Los recuerdos autobiográficos asociados a los olores son más antiguos que aquellos asociados a la vista o al lenguaje. Mientras los primeros comienzan a formarse antes de cumplir diez años, los segundos solo se forjan con fuerza entre los diez y los veinte años. Y los recuerdos provocados por el olor se asociaron con sentimientos más fuertes y que se habían recordado con menos frecuencia que los recuerdos evocados por la información verbal y visual. Es decir lo que recordamos haber visto es por repetición pero el olfato nos lleva a momentos únicos.

Por eso, seguro que muchos al oler algún guiso o el aroma del bosque en un paseo por el campo o al abrir un rotulador nuevo, os habréis recordado de niños haciendo algo parecido.

El oído, por lo que he podido investigar, se parece más a la vista porque está diseñado para reconocer sonidos y relacionarlos con conceptos concretos, por ejemplo una alarma significa peligro, o capturar información que nos será necesaria más adelante, el nombre de una persona que no conocemos y nos acaban de presentar. Sin embargo, según afirman algunos psicólogos, la memoria crea recuerdos como películas mentales que se activan al escuchar ciertas melodías, como si le pusiéramos una banda sonora a lo que vivimos.

Amaia también se acuerda de alguien en esta canción, pero no sabe qué va a ser de ellos, solo aspira a tener un recuerdo en un concierto que “quedará en nuestra mente”


Los cambios de casa son el momento de hacer balance de lo que tenemos en cajones, armarios y estanterías, cuando afrontamos una mudanza cada objeto que sacamos de un cajón es rápidamente evaluado y decidimos si va al contenedor o si se gana un sitio en una de las cajas de supervivientes. Los elegidos son aquellos que de verdad conectan con nosotros.

Por eso todos tenemos en un cajón alguna camiseta que ya no nos queda bien o que tiene el diseño completamente borrado sólo porque está asociada a ese festival, o nos recuerda a la persona que éramos cuando nos la poníamos. O una figurita horrible ocupando sitio en nuestra estantería minimalista que no nos atrevemos a tirar por miedo a olvidarnos de quien nos la regaló.

Airbag lo explica perfectamente en Memoriax 500. Hay objetos que son recuerdos físicos, y hay recuerdos que nos gustaría poder convertir en objetos para así poder mandarlos al contenedor pero, por mucho que queramos, no podemos deshacernos de ellos.
Muchas gracias por llegar hasta el final del podcast, esperamos que os haya dejado un buen recuerdo

Un abrazo y ya nos veremos después de semana santa.

Disco de la semana: Manual de Montaña Rusa – Airbag

Airbag es el trío de música pop-punk procedente de Estepona (Málaga) formado en 1998 por Adolfo Díaz (voz, guitarra), Pepillo Medina (bajo, coros) y José Andrés Albertos (batería).

Tras grabar dos maquetas comienzan a sonar en Radio 3 gracias a Juan de Pablos. Su inconfundible personalidad está marcada por unas letras de temática adolescente donde caben  películas de serie B,  ciencia ficción, artes marciales, surf…. y unas influencias musicales que los muestran cercanos a Teenage Fanclub, Ramones o Weezer. De hecho, su afición por la música de Weezer les lleva a mantener un grupo paralelo, Aweezer, en el que interpretan un repertorio compuesto exclusivamente por versiones del grupo de Rivers Cuomo y cía. Toda esta variedad de influencias, sin embargo, fue poco a poco integrando y conformando un estilo propio: Airbag cada vez suena más a Airbag. El toque personal, el espíritu, la actitud y las letras son inconfundibles de la banda. Ah, y fue el primer grupo indie del que me hice fan absoluto, el primero.

Alberto Pérez Fontecha

Alberto Pérez Fontecha

Y desde entonces, cinco discos después, aparece este  Manual de Montaña Rusa (2011) compuesto por doce nuevas canciones que producen sensaciones salvajes y temerarias, de velocidad y altura, de buen gusto. Ha sido grabado en El Castillo Alemán y Red Led Studios de Madrid, bajo la producción de Carlos Hernández (Los Planetas, Pereza, Triángulo de Amor Bizarro…)  y ha sido editado, en vinilo y cd, por  Wild Punk Records. Así Airbag ha conseguido arreglárselas para que cada uno de sus lanzamientos, incluso después de más de una década de historia, sigan resultando frescos y atractivos. Con Manual de Montaña Rusa Airbag consigue una evolución sólida hacia el powerpop sin traicionar el espíritu que les mantiene fieles al pop-punk juvenil que les sale casi sin querer, aunando melodías muy cuidadas con guitarras arrolladoras, el disco confirma un paso más allá del grupo hacia el pop potente.

Desgranando una a una tenemos:

Tráiler”: El álbum se abre con este cañonazo power popero marca de la casa. Trata sobre una relación que parecía que iba a ir bien pero no. Como pasa con muchas pelis cuando ves el tráiler. Para ella han contado con Mai Meneses (Nena Daconte) a los coros y la verdad es que las voces empastan de forma espectacular.

22”: Trata de los recuerdos de besos en el instituto y exámenes suspensos. Tema de corte adolescente con el que, como nos tienen acostumbrados, nos sumergen en una historia que no tiene dobles lecturas. Pavo adolescente en estado puro. De mis favoritas.

Nuestro invierno”: Continúa con la temática de amores adolescentes, amores con fecha de caducidad. Canciones blanditas de esas que ninguno reconocemos pero que luego se cuelan en nuestro reproductor de música.

Tu cumpleaños”: Porque la de Parchís ya está un poco manida y la de Ellos no consiguió dar con la tecla. Airbag se lanzan a felicitarnos con esta historia de best friends al más puro estilo sixtie.

 “El último de los veranos”: Es aquel en el que ya sabes que se acaba la fiesta y comienzan las responsabilidades. Ese en el que vas a tu último festival. Ese en el que tus amigos, aunque siguen estando ahí, ya no son los mismos. Ese que nunca quieres que llegue. Y Airbag lo canta de una manera tan clara que duele. De mis favoritas.

La cueva”: Toda una genialidad, con el sample de “Verano azul” en homenaje a uno de los mejores capítulos de la serie. Una oda  a los 80 y a la cobardía en el amor. Mi favorita y muy recomendable para cualquier sesión. (“Chicos encerrados en sus casas…”)

Hasta aquí la mejor parte del disco.

La estrella de la muerte”: Nueva referencia a la ciencia ficción  con el tema del amor/desamor como telón de fondo. Una historia  llena de sentimientos de odio y venganza de esas para las que no pasa el tiempo. (“Sólo serás pedazos, flotando en el espacio…”)

Nueva York”: Pues eso, nuevas historias de nostalgia de vacaciones pasadas a través de un enérgico power-pop de guitarras cuidadas.

Opencor: Con la colaboración de Los Nikis,  los Airbags más gamberros.

Guerra fría”: “Una guerra hay en algún país, y otra entre tu teléfono y el mío.Así comienza este tema en el que subyace eso de que del amor al odio hay un solo paso.

La ola perfecta”: La de temática surfera de todos los discos, esta vez junto a Josema Dalton.

 “La playa del Cristo”: Un tributo a los Shadows para cerrar este notable disco.

El viernes 30 de septiembre Airbag presentó Manual de Montaña Rusa, en un concierto en la Sala Heineken de Madrid que fue grabado para la posterior edición de un DVD.

Manual de Montaña Rusa no pasará a los anales de las historia e la música, ni siquiera en español y puede que no sea el mejor disco de Airbag pero es un buen disco de pop, de los mejores de 2011 aunque faltara en muchas listas, y tiene seis o siete canciones que pasan del notable ¿De cuántos discos puedes decir eso?

Canciones de la semana

Una nueva ración de nuestra selección musical de temas variados: Las Canciones de la Semana

“Pushin’ Too Hard” de Los Coronas & Arizona Baby. Canción elegida por Isa P.

A principios de año siempre empiezan a aparecer las primeras confirmaciones de los grandes festivales y empiezan a entrar unas ganas locas de que llegue el verano, tener tiempo libre y empezar a recorrer la geografía española en busca de nuevas aventuras festivaleras. Del año pasado tengo grandes recuerdos de nuestro periplo sonorámico y del gran concierto que dieron los ahora llamados Corizonas, en el que interpretaron esta gran versión.

Esta canción es de “The Seeds” y pertenece al albún de 1966 de mismo nombre.

“En un papel” de Jaime Córdoba Piano Band. Canción elegida por Juanma Subirán.

Recientemente, la incorporación de nombres como Amaral o David Guetta a los carteles de los festivales indies han rasgado las vestiduras del público habitual de estos eventos, hasta el punto de llegar a crear un Actuable para pedir “Que no lo llamen indie”.

Creo que las etiquetas son inevitables, y necesarias. Son las señales que te indican una ruta para que llegues a dónde quieres ir, pero no deben convertirse en túneles que no te dejen ver lo de alrededor. Siempre hay que dar la posibilidad de crear una nueva vía.

Una de estas vías puede ser el Jazz-Pop que proponen Jaime Córdoba y su piano. Precisamente “En un papel” (recogido en su LP “Cero en Dignidad) se habla de los estereotipos de los grupos de rock, los cantautores o el indie (en donde “la voz no se tiene que entender”). No hay enlace a Youtube, pero haciendo click en la imagen podéis escuchar el tema en Spotify.

“Club de fans de John Boy” de Love Of Lesbian. Canción elegida por la mujer esponja

Como bien ha dicho mi compañera Isa P., los festivales ya están anunciando los grupos que van a asistir este año y nosotros comenzamos a seleccionar a cuales vamos a ir.

LOL es uno de los conciertos que siempre disfruto y que no me cansaré de  ver jamás por el gran espectáculo que nos ofrecen siempre.  Estoy deseando que llegue el veranito, a parte de por el calor que ahora mismo se agradece, para comenzar con el tour de festivales, aunque este año no lo estamos haciendo muy mal en Badajoz.

He elegido este tema en concreto porque el pasado fin de semana Nash y yo nos hemos ido de excursión a tierras manchegas y nos ha alegrado mucho descubrir un bar llamado John Boy en Manzanares (Ciudad Real) que es una claro homenaje a LOL. Ya tenemos otro bar más para la agenda de bares indies por España.

“El último de los veranos” de Airbag. Canción elegida por Manuel Domínguez

Pasan los años, encuentran un trabajo rutinario, se compran coches, pisos, se casan, algunos tienen hijos,  otros pierden su empleo y mientras tanto tú, en tu butaca de cine, ves como pasa la vida de los demás como la mejor de las teleseries que jamás se emitirán. Esa urna de cristal que te separa de todo y te mantiene joven, esa música, ese blog…

Y luego están las salidas, que ya distan mucho de ser lo que eran; del botellón se pasó a las cañas o al vino, de las noches sin fin cerrando discotecas a las pelis o los juegos de mesa, de los festivales de camping a la comodidad de los  hoteles…

Como sé que al final todo llega y que ya me queda poco intentaré vivir este verano como si fuera el último porque probablemente así lo sea. Por el momento me despido de John Nash y se presenta Manuel Domínguez. (¡Vértigo!)

El último de los veranos es el corte número cinco de Manual de Montaña Rusa, último disco de Airbag que, como en sus anteriores entregas, han fabricado una sucesión de singles potenciales enarbolando la bandera del power-pop español desde hace ya  más de una década. Estos andaluces que siempre han caído simpáticos aquí y allá se merecen entrar por derecho propio a formar parte de la primera fila de los carteles de los festivales de nuestro país.

“Summertime”, de Janis Joplin. Canción elegida por El_Tesorero.

Recuerdo el sofá azul. Era un sofá limpio pero viejo, como el resto de aquel piso de estudiantes. Recuerdo también el sillón a juego, en el que ella se sentaba siempre a pesar de que yo siempre le pedía que se sentase junto a mí. Ella siempre se negaba, al fin y al cabo era su casa, y permanecíamos horas mirándonos fijamente por encima de la mesa camilla. Era una de sus formas de mantener las distancias, a pesar de lo evidente: “Cada uno en su sillón”.

Su otra manera de distanciarse me sacaba de quicio: abría su cajita, sacaba tabaco, papel y hachís, y se liaba un porro. Yo lo odiaba, porque cuando fumaba se ponía de un gilipollas insoportable. Era su manera de decirme también, cuando yo hablaba más de la cuenta, que todavía no le había olvidado, a él, a su ex novio. Siempre hay un ex novio, y éste era el que le había liado su primer canuto; el primero de muchos.

Sin embargo sí que me daba alguna concesión. En vez de poner en el cedé algún disco de Eskorbuto, Boikot o algún otro grupo con kas en el nombre, que eran los que ella empezó a escuchar con él, ponía a Janis Joplin. Era muy de su estilo, pero sólo lo ponía cuando estábamos solos, porque a nadie más del piso ni del grupo le gustaban aquellas canciones tan viejas. Entonces se terminaba el porro y, ya relajada y sonriente, me volvía a mirar fijamente, sin decir nada, para invitarme a sentarme junto a ella.

Summertime” es una nana compuesta por George Gershwin para la ópera Porgy and Bess, de 1935, aunque fue rápidamente adaptada al jazz predominante en la época. Con más de 25.000 covers registradas, es una de las canciones más versionadas del siglo XX, aunque quizás la más conocida es ésta de Janis Joplin, que la hizo suya con su particular voz desgarrada. JJ la grabó en 1968 para el álbum Cheap Thrills (Columbia, 1968), sólo dos años antes de su muerte.

Canciones de la Semana

– Canción elegida porJohn Nash: “Roswell 1947”, de Airbag

“Buenas noches y bienvenidos a la nave del misterio”, con estas palabaras Iker Jiménez abre cada noche las puertas de Cuarto Milenio pero también podría usarlas para presentar esta canción que trata sobre la que quizás sea la “historia real” de extraterrestres más famosa de todos los tiempos ( si J.J Benítez me lo permite).

En 2005 tres jóvenes de Estepona (Málaga) graban el que hasta ese momento era su tercer disco “¿Quién mató a Airbag?” consiguiendo un lp de punk pop sencillo, directo y poderoso, en el que podemos encontrar este tema con el que ya empiezan a decantarse por una evolución hacia el power pop que actualmente ejecutan, como podemos comprobar su nuevo trabajo “Alto disco“.

Myspace

Web

Fotolog

– Temazo elegido por El Tesorero: “Last Space Cowboy”, de Líneas Albiés.

Qué mala educación tiene la gente cuando estoy en la parada de autobús con el mp3 y me pregunta “¿qué escuchas?”, no se paran a pensar que si llevo los cascos puestos a lo mejor es porque no me apetece hablar, me cae mal o simplemente no considero que esté lo suficientemente buena como para que haga el esfuerzo de comunicarme con ella. En esos casos, es mejor marcar distancias cuanto antes, porque si le dices “Bustamante” o “¡Rihanna!” seguramente te diga “qué temazo” y se ponga a darte cháchara. Por eso es bueno contestarle algún grupo chungo, raro, intimidatorio, para callarle la boca; y si los estás escuchando realmente, mejor que mejor; le dejas un casco para que escuche, y ya que te ponga cara rara y decida no volver a molestarte por un tiempo.

Un grupo que sirve mucho para esto es Líneas Albiés, triángulo amoroso formado por Pablo Crespo, Marietta Vázquez y un colgado que se hace llamar Tercer Hombre Federex, y hacen punk y electrónico en inglés. Tú se lo pones a alguien, empiezan las primeras notas, y esa persona ya te está poniendo cara rara como de “¿de dónde has sacado esto?”.

El tema en cuestión es “Last Space Cowboy”, y pertenece a su primer álbum Confusión (Ciclo Records, 2004). Mola porque es muy guitarrera, ideal para transmitir agresividad a tu vecino de autobús, porque también cantan en francés (o un idioma que se le parece) y porque en el video salen haciendo el chorra con unas katanas.

También la pongo para que el Dr. Barmacio los conozca, aunque le dije que se parecían a Triángulo de Amor Bizarro y la verdad es que no se parecen. Me arrepiento mucho de la mentira, porque la verdad es que se entusiasmó. Barmacio, lo siento, la próxima vez prometo poner una de TAB.

Página de Líneas Albiés

MySpace de Líneas Albiés

– Tema escogido por Peter Parker: “We used to be friends” de The Dandy Warhols

Efectivamente y sí, es la banda sonora de Verónica Mars. Y la he escogido por dos razones, la primera porque la serie es bastante más buena de lo que parece a simple vista, sobre todo la primera temporada, y la segunda porque me parece muy adecuada a los cambios que ha dado mi vida últimamente.

Sinceramente me siento como si viviese en una serie de televisión y estrenase nueva temporada, con nueva sintonía y nuevos secundarios y a los antiguos “compañeros de reparto”, salvo una honrisísma excepción,  solo les puedo decir que “solíamos ser amigos pero no he pensado en ello desde entonces”.

The Dandy Warhols son conocidos en España gracias a un anuncio de móviles, como muchos otros grupos, aunque por lo visto han editado siete discos por lo que son algo más que un “one hit wonder”. Os dejo con un videoclip casi oficial. Me explico, la discográfica de los Dandys hizo un concurso invitando a grabar un videoclip con esta canción y el ganador conocería al grupo en el estudio de grabación y demás. Pero luego nunca se hizo público quién ganó el concurso. El video que viene ahora se presentó al concurso y es el más visto en youtube para esta canción así que es el ganador moral del concurso, además merece la pena verlo porque es entretenido y está muy bien hecho. No me enrollo más:

El festival zaragozano Plastidepop ya tiene cartel y tocan Cooper y Lori Meyers

Según se van acercando los meses de calorcito van avanzando los festivales, y uno de los más madrugadores es el Plastidepop que se celebra en Zaragoza los días 4 y 5 de abril.

La organización del festival se presenta así “En nuestra memoria… las míticas Plastidecor para colorear el mundo, + las burbujas de jabón para soplar al aire, los Sugus y los Chupa-Chups, Espinete y Don Pinpón, los cromos, las chapas, La Bola de Cristal, y toda una cultura musical que ambientó durante años nuestros mejores recuerdos infantiles.

Hoy se llama PlastidePop y tiene forma de Festival”.

Yo creo que su cartel es también es una buena carta de presentación ya que tienen a Cooper y Lory Meyers, que está a punto de sacar disco nuevo y los fans están ansiosos, como máximos representantes. Acompañándoles están Gascoigne, La La Love You, Airbag, F.A.N.T.A., Vacaciones y Luminili DJ (de L-Kan).

Se celebra en la Sala Oasis de Zaragoza y el precio es de 25 euros el bono completo para los dos días y 15 para uno solo en venta anticipada. Si eres un tardón y los compras en taquilla te costarán 30 y 18 euros respectivamente.

Más cosas en su MySpace