Cómo elegir un tono de llamada molón y no morir en el intento

«Hola, ¿es la casa de los Smiths? ¿Se puede poner el sr. Morrisey?»

Móvil nuevo, vida nueva: A tres días de que me cumpla la permanencia del móvil, ando como loco ojeando catálogos y páginas webs para venderme al mejor postor; y también ando reescuchando discos para encontrar el tema perfecto como nuevo tono de llamada. Y es que desde que dejamos atrás nuestros queridos politonos, la tarea de elegir una buena sintonía se ha vuelto harto difícil. No vale cualquier canción , ésta debe cumplir varios requisitos que deben ser tomados muy en cuenta, a saber:

  1. Debe ser funcional: Por alguna extraña razón, los móviles antiguos con politonos sonaban mucho mejor que los de ahora con sus altavoces de última tecnología, así que debes escoger un tema que suene con fuerza desde el principio (sobre todo si lo llevas en el fondo del bolso); “Angel” de Massive Attack mola un montón (y a algunas os recordará a Ryan Reynolds), pero de nada te sirve ponerla si no te vas a enterar de que te llaman hasta el minuto y medio de canción.
  2. Debe ser estilosa: Ten en cuenta que, por mucho cuidado que pongas, tu móvil sonará en los momentos más inadecuados y embarazosos de tu vida (funerales, entrevistas de trabajo, instantes pre-coitales con la buenorra de turno…), así que, puestos a que te pongan la cara colorada, que sea por la metedura de pata y no por lo casposo de tu melodía.
  3. Debe ir acorde con tu personalidad: Llevar la sintonía de CSI y no conocer a los Who es pecado mortal. Y quedarás en fuera de juego si llevas a Iron Maiden siendo fan del Contempopránea; al menos barre para casa y mete Extremoduro.

«Espera espera, que ahora llega lo mejor del tema, cuando los Sidonie dicen eso de “whuuoooo la la la…”»

Cogiendo algunos temas al azar (vaaaaale, se trata de mi carpeta de varios favorita), podemos ver lo que se puede o no se puede tener de tono de llamada.

“No one sleeps when I’m awake”, de The Sounds: El tema de la banda de Maja Ivarsson es una de mis favoritos, y la melodía en los primeros 10 segundos es genial, pero las guitarras tenderán a distorsionarse si el altavoz no es de muy buena calidad.

“It’s getting boring by the sea”, de Blood Red Shoes: 5 segundos de solo de guitarra (Laura – Mary Carter) hasta que se incorpora la batería (Steven Ansell) hace de este tema a priori muy adecuado; sin embargo el riff parece una alarma distorsionada en esos primeros segundos, y la canción tarda hasta 20 segundos en explotar; demasiado.

“A – punk”, de Vampire Weekend: El temazo de los neoyorkinos te hace mover los pies desde el segundo cero, y en los primeros acordes recuerda a los politonos a los que tanto cariño les teníamos. Siempre es un serio candidato a quedarse como tono de llamada general.

“If looks could kill”, de Camera Obscura: Una de las canciones menos empalagosas de la banda de Tracyanne Campbell, por lo que podrás ponerla como melodía principal sin miedo a parecer un ñoño. Con su rollo road movie, se hace ideal para interraíles y festivales.

“Whatever happened to my rock and roll”, de Black Rebel Motorcycle Club: Los primeros riffs son lo suficientemente fuertes para que los oigas desde el principio pero no demasiado estridentes por si lo dejas encima de la mesa. Y si te demoras “sin querer” en coger la llamada unos 10 segundos, explota en punch de puro rock, por lo que quedarás como un tipo “realmente duro”…

“New favorite moment”, de Northern Portrait: unos preciosos punteos de guitarra te acompañarán mientras coges tu móvil si decides escoger la canción de esta muy smithsiana banda danesa; lástima que el muy morriseyano Stefan Larsen tarde hasta 30 segundos en cantar sus primeras estrofas.

“Blind”, de Hercules & Love Affair: Sus 8 primeros segundos a base de percusiones es ideal para el volumen en modo creciente, tras los cuales se lanza una bonita base electrónica dance que sacará tu lado más “loca”. Antony Hegarty no se arranca hasta el segundo 25, por lo que la gente no tendrá que preguntarse «¿por qué ese tío canta como un gato atropellado?»

“Miss Lucifer”, de Primal Scream: Comienza como un horrible estruendo, las guitarras se distorsionarán a través del altavoz, y más de uno se preguntará si no te has descargado mal la canción de internet. Pero este temazo es tan brutal que compensa las caras raras a tu alrededor.

“No one’s gonna love you”, de Band of Horses: Sus 9 primeros segundos de punteo de guitarra son perfectos para un tono de llamada, pero tras ello entran de golpe el resto de los instrumentos y tienden a saturar el sonido. Aunque llevar a la banda de Ben Bridwell te hará parecer interesante y cool, mejor escucharlos en solitario y con unos buenos cascos.

“Toro”, de El Columpio Asesino: Uno de los hits indies de los últimos años que sin duda te traerá buenos recuerdos y hará las delicias de cualquiera de tus amigos indies (excepto Isa Poupette). Sin embargo, 14 segundos de guitarras castigadas sin piedad no la hacen muy adecuado para el propósito que buscamos.

“Standing next to me”, The Last Shadow Puppets: Uno de los mejores temas de la otra banda de Alex Turner que te envolverá de cierta elegancia vintage; por desgracia, Miles Kane empieza a cantar demasiado pronto, y las piezas vocales no molan como tono de llamada (¿no os recuerdan a esos horribles politonos en plan «cógelo papi que te están llamando»?

Don’t look back in anger”, de Oasis: Todos los gafapastas sabemos que Blur molaban más que aquellos hooligans sin estilo de Oasis, pero los 5 primeros segundos de teclado y los bellos acordes de guitarra posteriores, hacen de esta canción muy adecuada para aquellos que se quedaron en los 90 y aseguran que «todo lo que suena ahora apesta».

“11th dimension”, de Julian Casablancas: El discotequero debut en solitario del cantante de The Strokes no es ni demasiado hipster para los mainstream ni demasiado easylistening para los indies. Este tema además te da unos segundos de low base para que puedas cogerlo antes del estallido nuevaolero.

“Friday I’m in Love” de The Cure: La canción menos cure de los Cure contiene en sus primeros 15 segundos el mejor pop de toda su discografía. Ideal para ponerla de tono cuando te llama tu novia: tú disfrutarás de unos acordes geniales y ella pensará que lo has puesto en su honor. Jugada redonda.

“Lejos de casa”, Amarillo: El maravilloso punteo de los primeros 12 segundos de esta canción son perfectos para un tono de llamada: acordes claros y nítidos que se dejan escuchar con facilidad y sin distorsiones. Además, como a Amarillo no los conocen ni en su barrio, difícilmente encontrarás a alguien con la misma sintonía.

“Hate to say I told you so”, de The Hives: Otro gran riff de guitarra que te concede 7 segundos antes de desencadenarse la tormenta instrumental que supone este tema de la banda sueca. Y como ha sido utilizado recientemente en el spot de una marca de automóviles, irás más que nunca a la moda pudiendo decir eso de «yo ya los conocía de antes».

“We are the Sleepheads”, de Belle & Sebastian: Los agradables acordes de esta canción (15 segundos de batería y guitarra marcando el ritmo) son lo suficientemente agudos como para escucharse con facilidad desde tu bolsillo sin distorsionarse a través del diminuto altavoz. Además, con los escoceses en tu podrás pasar por un purista del indie sin necesidad de llevar canciones infumables.

“The story of the ink”, de David Holmes: Incluyo esta canción del genial compositor irlandés no para ser utilizada como tono de llamada, sino como alarma; el suave ritmo in crescendo de esta pieza instrumental es ideal para ir despertándote poco a poco, sin sobresaltos. No apta como alarma el día del último examen de la carrera.

Y vosotros, ¿qué canción lleváis en el móvil?

Dcode Festival: Sábado

Texto: La Mujer Esponja – El_Tesorero | Fotos: Dcode Festival

El sábado 25 tuvo lugar la segunda jornada del Dcode, que reunió en ese día (según la organización) a 13.000 asistentes, más aún que el día anterior que contaban con auténticos llenaestadios como My Chemical Romance y Sum 41 y con pesos pesados del nivel de Band of Horses o Eels. Sin duda la presencia de Kasabian tuvo mucho que ver.

Flojo cabeza de cartel: Kasabian

La Mujer Esponja: Con Kasabian llegó la vorágine. Hubo momentos de puro éxtasis de los fans.

El Tesorero: Y eso que estuvieron bastante sosos.

ME: Yo creo que no, no se mostraron muy habladores con el público pero reclamaban constantemente el aplauso de los asistentes.

ET: No sé, más o menos me gustó su interpretación de los temas, pero creo que pecan de sobriedad sobre el escenario. No me gustan las poses de Tom Meighan, saliendo con sus gafas de sol, me recuerda a las posturitas de Liam Gallagher, y no es que éste sea el único que pueda salir con unas gafas del sol al escenario, pero es que encima el rollo de Kasabian recuerda sospechosamente al de Oasis…

ME: Creo que eres muy duro, las gafas de sol se las quitó en seguida, y creo que se desmelaron muy pronto, le tiró la pandereta al público e incluso le cantó a alguien el cumpleaños feliz, ¿no fue a su madre?

ET: No sé, creo que al guitarrista.

ME: El caso es que a mí el concierto no me pareció malo, me gustó la puesta en escena, con esa increíble iluminación, y los solos de guitarras fueron espectaculares.

ET: Yo no digo que hicieran un mal concierto, creo que lo hicieron bien, me gustaron las bases electrónicas, me gustaron con “Empire” y con ese mix que hicieron con el “Misirlou” de Pulp Fiction, pero no me gustó para nada la versión que hicieron de “LFS”, que la estaba esperando ansioso y al final hicieron una mierda; y así con muchas. Creo que para el caché que se les presupone estuvieron poco inspirados; ni de lejos los mejores de la noche.

Los mejores: The Hives

ME: Es que para mí uno de los mejores conciertos, por no decir el mejor del festival, fue el de The Hives; no he tragado más polvo en mi vida jajaja. Un show con mayúsculas.

ET: Para mí sí que fueron los mejores de la noche, y casi casi los mejores del festival, junto con Eels y quizás Band of Horses.

ME: Estuvieron divertidos, Pelle Almqvist vacilando todo el tiempo con el público en castellano, con ese acento nórdico tan fuerte: “Somos la mejorrr banda de rrrock del mundo”, “Soy el cantante más guapo de todos”, “Qué suerrrte tenéis de estarrrr hoy aquí”. ¿Dónde habrá aprendido a hablar así castellano?

ET: Son suecos, veranearán en España… Me encantó cuando se encaró a los que esperaban en el escenario de al lado la actuación de The Ting Tings: “¡Qué hacéis! ¡No hay nada que ver ahí! ¡Venid con nosotros!”

ME: Y Pelle no paraba de moverse, trepando por las torres de sonido, bajando al foso a abrazar al público, saltando de un lado para otro…

ET: Por lo visto cuando se cayó en la tercera canción se hizo un esguince, aguantó todo el concierto con todos esos bises que hicieron, pero luego se lo tuvieron que llevar en camilla.

ME: Pues no se le notaba. Me encantó su puesta en escena, con las letras iluminadas en el escenario y su indumentaria de frac con chistera incluida, les daba un aspecto original y divertido.

ET: Pues sí, hay gente que se queja de que son unos payasos y de siempre se repiten haciendo el mismo show, pero la verdad es que, tonterías aparte, lo dieron todo y ofrecieron un concierto de rock garajero lleno de fuerza y energía, con unas guitarras brutales y el batería aporreando como si le fuese la vida en ello. Y el concierto fue larguísimo, sin duda el precio del abono valía la pena sólo por verlos.

Dúos con distinto resultado: Blood Red Shoes y The Ting Tings.

ME: También me encantaron los Blood Red Shoes, ¿quién dijo que es necesaria una banda para hacer un buen directo?

ET: La verdad es que ellos dos solos se bastaron para interpretar sus canciones con la misma caña que en los discos de estudio.

ME: Dieron uno de los mejores conciertos del fin de semana, lleno de energía y fuerza, nos hicieron saltar todo la hora y cantar a voz en grito.

ET: Yo temí por la salud de su cantante, Steve Ansell, cuando salió sin camiseta con todo el solato, tan blanco él, y se puso a aporrear la batería y a desgañitarse, parecía que le iba a dar algo, no sé cuánto agua se bebería.

ME: Es que hacía un calor… menos mal que los guardias de seguridad nos rociaron de agua, terminamos empapados y llenos de barro hasta las rodillas, pero mereció la pena ponerse así por ver ese directo tan impresionante.

ET: Sin embargo no se puede decir lo mismo de “Le Ting Tings”, como se presentó su cantante Katie White. No me gustó un pelo que llevaran pregrabada toda la parte electrónica.

ME: Pero estuvieron bien, con ellos el baile llegó a Madrid. Sus temazos nos hicieron mover el esqueleto, incluso llevaban dos gogós que animaron a los asistentes.

ET: Sí, si yo fui el primero que no paré de bailar, pero sonaban bajos, flojos, a lo mejor no era culpa de ellos, pero sus bases pregrabadas me sonaban como todo muy falso, muy a lata.

ME: Resultó muy divertida la chuleta en español que leyó Katie, pareció muy espontáneo.

ET: A mí, francamente, lo que más me gustó de ellos fue el modelito sport que llevaba ella… en fin, no diré nada…

No tanta sorpresa: The Sounds y The Vaccines

ME: Para mí otro de mis descubrimientos del festival fueron The Sounds.

ET: Ya te dije yo que te iban a gustar. Maja Ivarsson es como un huracán.

ME: Su actitud no dejaba indiferente a nadie con sus bailes, su actitud insinuadora…

ET: Más que insinuar, provocaba claramente, se quitaba la poca ropa que llevaba encima, se metía mano ella sola… Ya bromas aparte, es un portento físico, se dejó la piel sobre el escenario, se subía y saltaba a todos los sitios, no sé cómo no se mató con esos tacones…

ME: Un concierto muy rockero y bailable que tenía a los fans totalmente entregados.

ET: Aunque se centraron claro está en los temas de su último disco, tuvieron un hueco para “Tony the Beat” y “No one sleeps when I’m awake”; no les hubiese perdonado si no las llegan a tocar.

ME: Otro de los conciertos más multitudinarios de la noche fue el de Vaccines.

ET: A mí me sorprendieron gratamente, quiero decir, su disco me encanta, pero recibió tantas críticas y me pusieron tan mal su directo que ya iba preparado para lo peor. Pero sí es cierto que había mucha gente, había mucha expectación, pero ya se sabía: son la banda de moda.

ME: Su música es superbailable, me recuerda a los bailes de graduación americanos.

ET: Sí, no perdieron el rollo melódico a pesar de la fuerza del directo. Me sorprendió aquello que dijo su cantante, Justin Young, “el público español es mejor que el público inglés”. No sé si le entendí mal, ellos son de Londres de pura cepa.

Emotivos: Manel

ET: Y por fin pudimos ver a Manel en directo, ya tenía ganas. Y me sorprendieron por la sensación de cercanía que transmiten, un concierto muy emotivo.

ME: La verdad es que tenían al público en el bolsillo, se mostraron muy simpáticos, había mucha gente a pesar del calor a esas horas.

ET: Me gustó que Guillem, tras “Aniversari”, se molestara en explicarnos que quería decir la canción, no sé, fue un gesto bonito.

ME: A mí me llamó mucho la atención la versión de “Common People” de Pulp.

ET: “Gent normal”, no la tienen editada en ningún disco pero es ya un clásico de la banda.

ME: Por momentos solo se escuchaba el catalán en el Dcode. Y me encanta la fabulosa voz de Guillem.

ET: Bueno, Roger tampoco estuvo mal en “Ai Dolors”, no tiene ese torrente de voz pero al tema le va como un guante.

Fuera de forma: Javiera Mena y Crystal Castles

ME: Me decepcionó un poquito Javiera Mena, sobre todo después de verla en la reapertura del Ocho y Medio. Creo que estuvo flojita.

ET: No eché de menos ninguno de sus mejores temas, pero es cierto que no me gusta la actitud que está cogiendo, esas poses tan melodramáticas, creo que peca un poco de divismo.

ME: De todos modos creo que le perjudicó la hora y el escenario, había poca gente y todo el mundo estaba muy disperso. En un horario más avanzado y con una puesta en escena en condiciones quizás habría brillado más.

ET: No sabría decirte, en el escenario grande también hubo problemas de sonido, mira sino los Crystal Castles. Alice, su cantante, estuvo muy entregada al público, como una estrella de rock, pero se la oía poco y mal, y la electrónica no se acoplaba bien a los temas.

ME: Sí, creo que fue un poco decepcionante el sonido…

ET: Ná, pero yo creo que la gente se lo pasó bien, debo reconocer que con “Alice practice” me dio el subidón.

ME: Lástima habernos perdido a Mucho, me hubiera encantado verlos en directo. Al menos me llevé la sorpresa con Jamaica, estos tres chicos consiguieron ganarse al público con su actuación.

ET: Sí, y mira que se había hablado poco de ellos, al principio había muy poca gente, pero la verdad es que con esas guitarras tan potentes nos llamaron a todos la atención.

ME: Sí, las podíamos escuchar desde cualquier lugar del recinto.

ET: Yo creo que, en general, el festival ha estado muy bien, nos lo hemos pasado pipa y hemos tenido la oportunidad de ver grupos muy buenos. Creo que en este aspecto será difícil superar esta primera edición, aunque en temas de organización, nada grave, sí podrían mejorar.

ME: Bueno, esperemos poder estar el año que viene.

– Gracias a Mj por sus contribuciones –

The rooster’s democracy: Los discos del año

Este año los miembros que componen El Gallo Verde hemos estado más ocupados que de costumbre; nuevos trabajos nos han tenido un poco apartados del blog y quizás hemos escuchado menos música de la que nos hubiera gustado. Aún así las visitas se mantienen y los habituales nos hacen sentir que esto vale la pena por lo que buscando un hueco nos hemos reunido para conformar la típica lista navideña, una especie de resumen de lo que a cada uno le  ha parecido más interesante de este 2008. Por lo visto los grupos consagrados no han tenido su año, ya que aunque muchos han estrenado disco las primeras posiciones las copan artistas noveles que traen un soplo de aire fresco a este mundillo del indie pop o como lo queráis llamar, que aquí ya sabéis que las etiquetas…


Allá vamos:


10.- LOS PUNSETES .-. LOS PUNSETES

“Los Punsetes son cinco. Viven en Madrid. Aman al Punset”. Un disco impactante, de esos que como dice Agustín Fuentes “crean sonidos atmosféricos”.  Dejan un regusto como a tomaco. no me gusta!! ¡Ponlos otra vez! ¡Otra! ¡Otra!


9.- HERE WE STAND .-. THE FRATELLIS

No os sorprenderá por su atrevimiento, y es muy probable que reconozcáis infinidad de reminiscencias en sus canciones, pero es un disco que puede gustar tanto a tu novia la pija, a tu amigo el gafapasta o a tu hermano el carroza.


8.-BESTIOLA .-. HIDROGENESSE

39 minutos de música sin interrupción. Sintetizadores y baterías. Glam drone rock electrónico, es una manera de explotar el trabajo realizado para Animalitos pero con un poco más de personalidad. Olvídate de las estructuras y disfruta de los sonidos, los ritmos y las melodías sin  imposiciones . Por eso el disco es un continuo, las canciones aparecen y desaparecen entre drones electrónicos, efectos de sonido, secuencias y ritmos.


7.- REALITY CHECK .-. THE TEENAGERS

Reality Check se mueve en los límites del electro pop, optando por recitar las canciones más que cantarlas es un disco que se escucha fácil, te cautiva poco a poco y, a medida que vas distinguiendo un tema de otro, vas cogiéndole el gustillo a los distintos matices. El contenido de las letras no es muy profundo ,un gran acierto, porque todo lo que rodea al disco tiene un aura adolescente con la que es imposible no sentirse identificado, aunque sea de manera nostálgica.


6.- BOX OF SECRETS .-. BLOOD RED SHOES

Nos ofrece un sonido de lo más bailable (entre el post-punk y el pop-rock). Ritmos frenéticos y electrizantes, inducidos por la fuerza, rabia y furia de estos dos jóvenes de Brighton. De lo más infravalorados de este año.


5 .- RONRONEANDO .-. SR. CHINARRO

Los discos de Sr. Chinarro requieren más de una escucha y más de dos para llegar al fondo y poder decir algo sobre ellos, y este no es una excepción por mucho que pueda parecerlo. Antonio Luque le gana definitivamente la batalla al Chinarro más introvertido y se lanza a la búsqueda de un sonido limpio, con voces en primera línea y letras menos crípticas y más realistas. Agárrense los puristas.


4.- TU HOGUERA ESTÁ ARDIENDO .-. KLAUS & KINSKI

Serán muchas las cosas que te sorprendan y te choquen en este disco que es una pasada. Un colorido collage pop; Disfrutarás repasando el bolero, la electrónica, el country… pero siempre unidos por el hilo del pop. No podrás elegir una canción por encima de otra.


3.- AL GALOPE .-. LAS ESCARLATINAS

Por poco no entran en el año pero lo hacen con un disco muy superior a su trabajo debut, repleto de canciones increíbles y melodías vibrantes e inolvidables. El resultado del trabajo conjunto de Guiscafré y Milkyway ha sido un disco brillante y sorprendente, Wow, ¡Subidón de pop!


2.- UN DÍA EN EL MUNDO .-. VETUSTA MORLA

Los de Tres Cantos han hecho un disco redondo de inicio a final. Esta enorme carta de presentación que  a mí también me ha marcado es ante todo un disco sincero, al margen de modas. Respira un aire de inconformismo pero también de esperanza.


1.- I LOVE YOUR GLASSES .-. RUSSIAN RED

Con un trabajo precioso, sencillo a la par que elegante, de esos que no dejan a nadie indiferente, la lolita del pop español la que ha montado este año . Es la chica de la que todo el mundo habla…y con razón, porque la irrupción de una voz tan espectacular lo merece. La escuchas y se encoge el corazón.


Al final el resultado de la lista no nos convence a ninguno por completo pero es lo que tiene la democracia, y es que como decía Ambrose Bierce, escritor estadounidense. “el elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros”.

Pues eso.