Podcast El Gallo Verde: Forma sobre Fondo (Temporada 02, Episodio 02)

Buenos días y bienvenidos todos a un nuevo capítulo del podcast de El Gallo Verde

Ir a descargar

Estoy seguro de que todos en algún momento habéis escuchado, dicho o incluso experimentado alguna de estas situaciones. Me refiero a perder las formas, o guardarlas, formas que incentivan el fondo o que al contrario lo tapan para que no se vea que en realidad no hay fondo alguno.

Porque, aunque digamos que en el fondo la intención es lo que cuenta, la verdad es que las personas, la sociedad, las empresas y en general todo el mundo le da mucha importancia a las formas en las que se presentan esas intenciones. Y en la música esa dualidad fondo y forma es una herramienta más de creatividad en la que normalmente se intenta que la forma (que, haciendo una gran simplificación, generalmente se expresa a través de la melodía y el ritmo) se ajuste al fondo (expresado haciendo otra gran generalización a través de la letra), pero a veces la forma desmiente al fondo, o se intenta que la forma sea muy poca para que el fondo se luzca más…

Pero en esta ocasión nos vamos a centrar en aquellas canciones que eligen la forma frente al fondo, o precisamente aquellas en las que la forma es tan exagerada que en realidad forma y fondo son lo mismo. Y perdonadme si mis formas en este episodio son un poco pedantes pero es que este debate sobre la forma y el fondo parece simple pero al poco que tiras del hilo te vas dando cuenta de que tiene mucha filosofía de por medio.


La enumeración es una figura retórica que consiste en la acumulación o suma de elementos lingüísticos, ya sea por yuxtaposición o por medio de conjunciones. Por ejemplo: La sala era un caos: había libros, papeles, vasos sucios, restos de comida, ropa y diarios viejos desparramados por doquier.
Hay varios tipos de enumeración.

La simple, que enumera las partes de un todo. Ascendente o descendente, en la que Los elementos se ordenan de menor a mayor, o al revés, conforme a su relevancia o importancia y finalmente, la caótica, en la que la acumulación de palabras no responde a ningún tipo de criterio. Como en este ejemplo sonoro:

‘Niño Futuro’ es una canción de Rafel Berrio, en este caso versionada por León Benavente como homenaje tras su muerte el año pasado. Este tema enumera, con un tono que recuerda a los oráculos del teatro clásico, ante ese niño futuro que sale al mundo, una gran cantidad de personajes que podemos encontrar la vida o en los que podemos terminar convirtiéndonos.


Para la siguiente canción no he sabido asignarle una figura retórica concreta ya que, según mi criterio y mis limitados conocimientos lingüísticos, estaría a medio camino entre una aliteración, es decir, la repetición de sonidos en palabras contiguas o próximas, como por ejemplo “No respires la sal de la arena que llena con pena tus venas”, y una similicadencia: o lo que es lo mismo el empleo de palabras con sonidos muy semejantes al final de dos o más versos o frases, por ejemplo: para descansar es necesario dormir no pensar, no sentir, no soñar…

‘Esdrújulos epítetos’, en la que se acumulan como hemos oído cientos de palabras esdrújulas, es una composición de Doble Pletina para la banda sonora de la comedia musical Stop, protagonizada por ellos mismos y en las que el quinteto se ve condenado a hacer trabajos comunitarios en un extraño parque. Según la descripción de la canción, ‘Esdrújulos epítetos’ “nos anima y alienta a abandonar los pretextos, las simulaciones y los presupuestos para vivir libres dentro de esta vorágine y que vayamos sin miedo hacia lo estratosférico”.


El collage viene del francés coller que significa pegar. Es una técnica artística que consiste en pegar distintas imágenes sobre un lienzo o papel. En pintura, un collage se puede componer enteramente o solo en parte de fotografías, madera, periódicos, revistas, objetos de uso cotidiano, etc.
El término se aplica sobre todo a la pintura, pero por extensión se puede referir a cualquier otra manifestación artística, como el cine, la literatura, el videoclip o la música.

En ‘Sí, Señorita’ el dueto Chico y Chica nos ofrecen un collage de frases repetidas en diferentes voces y entonaciones que dibuja un ambiente cinematográfico con tintes de thriller policiaco y erótico. Si seguís la carrera de Chico y Chica os interesará saber que ‘Sí, señorita’ retoma el personaje de ‘La millonaria’, que se incluía en su disco ‘Status’ y que también usaba esta técnica creativa.

Podcast El Gallo Verde: Memoria (Temporada 01, Episodio 12)

Buenos días y bienvenidos a El Gallo Verde

Ir a descargar

La memoria tiene formas extrañas de trabajar, las calles, las caras, los nombres que un día fueron tan familiares para ti como tu propio nombre, se convierten en perfectos desconocidos. Como si en el disco duro del cerebro hubiesen formateado para siempre toda una parte de tu vida, o eso crees, porque a veces, sin saber muy bien cómo, vuelven a tu cabeza imágenes de aquel dormitorio de la casa en la que viviste durante un año y de la que apenas recuerdas detalles, de esos batidos espumosos que hacían en un puesto callejero, y de personas, que como escucharemos más adelante, reconoces sus caras pero no sus apellidos.

Si como dice el vídeo de arriba, el olvido es un regalo de la memoria para que recordemos que cualquier tiempo pasado fue mejor y no tengamos que vivir con el peso de toda la inseguridad, el miedo, la soledad, la incomprensión y en definitiva, todo lo malo que hemos experimentado y acumulado, también tiene su coste: olvidamos la receta de aquel bizcocho tan rico y que hacíamos con los ojos cerrados, olvidamos los chistes que nos hicieron pasar una tarde de verano, olvidamos las personas que nos acompañaron.


En 2015 se lanzó Google Photos, la aplicación para guardar todas tus fotos en la nube, y yo me lancé a subir todos mis archivos digitales. Ahora cuando haces una foto con tu móvil y la guardas se registran con absoluta precisión la fecha, la hora, las coordenadas gps, con qué modelo de teléfono hiciste la foto, y muchos otros datos más. Pero al pedirle a Google hace unos años que te copiase todas las fotos de un CD grabado en 2004 las cosas se complican, porque las cámaras digitales antiguas no registraban tantos datos, o peor, si no te asegurabas de configurar bien la fecha y la hora de la cámara o se le iban las pilas, todas las fotos están tomadas el 1 de enero del 2000…

¿Por qué os cuento este rollo? Porque recientemente, queriendo imprimir fotos antiguas, he tenido que revisitar esos primeros años de mis fotos guardadas en la nube y estaban completamente revueltas unos con otras entre los 2000 y 2006. Así que he tenido que tirar de memoria para poder poner en orden todas esas imágenes. Y no ha sido nada fácil. No sólo por el esfuerzo intelectual de recordar, sino por el esfuerzo sentimental, y es que todas esas fotos estaban asociadas a momentos, la mayoría felices, pero también algunos que el tiempo ha convertido en agridulces. Saber que esa foto corresponde a tal año porque ya no tienes amistad con una de las personas que sale, o ver que en esa misma noche de fiesta en la que salís tan contentos fue también cuando tuviste una discusión grave, el último Contempopránea que compartiste con esa persona, reconocer las caras de tanta gente que pasó por tu vida pero de la que ya apenas recuerdas si acaso un mote,…

Doble Pletina, del que os recomiendo escuchar su genial “Música para cerrar las discotecas”, nos cuentan con música esa deriva que supone dejar atrás a amigos y conocidos y quemar etapas de la vida.


Según la mayoría de los estudios científicos aunque los seres humanos tenemos una gran memoria visual, es decir, somos capaces de recordar cosas que hemos visto, el sentido que más es capaz de despertar recuerdos sensoriales y emocionales es el olfato.
Los recuerdos autobiográficos asociados a los olores son más antiguos que aquellos asociados a la vista o al lenguaje. Mientras los primeros comienzan a formarse antes de cumplir diez años, los segundos solo se forjan con fuerza entre los diez y los veinte años. Y los recuerdos provocados por el olor se asociaron con sentimientos más fuertes y que se habían recordado con menos frecuencia que los recuerdos evocados por la información verbal y visual. Es decir lo que recordamos haber visto es por repetición pero el olfato nos lleva a momentos únicos.

Por eso, seguro que muchos al oler algún guiso o el aroma del bosque en un paseo por el campo o al abrir un rotulador nuevo, os habréis recordado de niños haciendo algo parecido.

El oído, por lo que he podido investigar, se parece más a la vista porque está diseñado para reconocer sonidos y relacionarlos con conceptos concretos, por ejemplo una alarma significa peligro, o capturar información que nos será necesaria más adelante, el nombre de una persona que no conocemos y nos acaban de presentar. Sin embargo, según afirman algunos psicólogos, la memoria crea recuerdos como películas mentales que se activan al escuchar ciertas melodías, como si le pusiéramos una banda sonora a lo que vivimos.

Amaia también se acuerda de alguien en esta canción, pero no sabe qué va a ser de ellos, solo aspira a tener un recuerdo en un concierto que “quedará en nuestra mente”


Los cambios de casa son el momento de hacer balance de lo que tenemos en cajones, armarios y estanterías, cuando afrontamos una mudanza cada objeto que sacamos de un cajón es rápidamente evaluado y decidimos si va al contenedor o si se gana un sitio en una de las cajas de supervivientes. Los elegidos son aquellos que de verdad conectan con nosotros.

Por eso todos tenemos en un cajón alguna camiseta que ya no nos queda bien o que tiene el diseño completamente borrado sólo porque está asociada a ese festival, o nos recuerda a la persona que éramos cuando nos la poníamos. O una figurita horrible ocupando sitio en nuestra estantería minimalista que no nos atrevemos a tirar por miedo a olvidarnos de quien nos la regaló.

Airbag lo explica perfectamente en Memoriax 500. Hay objetos que son recuerdos físicos, y hay recuerdos que nos gustaría poder convertir en objetos para así poder mandarlos al contenedor pero, por mucho que queramos, no podemos deshacernos de ellos.
Muchas gracias por llegar hasta el final del podcast, esperamos que os haya dejado un buen recuerdo

Un abrazo y ya nos veremos después de semana santa.

Canciones de la Semana

“Eso hacíamos” de Doble Pletina, canción elegida por Juan Manuel Subirán

La memoria tiene formas extrañas de trabajar, las calles, las caras, los nombres que un día fueron tan familiares para ti como tu propio nombre, un día se convierten en perfectos desconocidos. Como si en el disco duro del cerebro hubiesen formateado para siempre toda una parte de tu vida, o eso crees, porque a veces, sin saber muy bien cómo, vuelven a tu cabeza imágenes de aquel dormitorio de la casa en la que viviste durante un año y de la que apenas recuerdas detalles,  de esos batidos espumosos que hacían en un puesto callejero, y de personas, que como dicen Doble Pletina, recuerdas sus caras pero no sus apellidos.

Si el olvido es un regalo de la memoria para que recordemos que cualquier tiempo pasado fue mejor y no tengamos que vivir con el peso de toda la inseguridad, el miedo, la soledad, la incomprensión y en definitiva, todo lo malo que hemos experimentado y acumulado, también tiene su coste: olvidamos la receta de aquel bizcocho tan rico y que hacíamos con los ojos cerrados, olvidamos los chistes que nos hicieron pasar una tarde de verano, olvidamos las personas que nos acompañaron.

En el bandcamp de Doble Pletina hay muchas más canciones emocionantes y preciosas, y lo mejor es que algunas, como ésta, se pueden descargar gratis.

“La moneda en el aire” de La Habitación Roja, canción elegida por Verónica Fernández

Esta semana en uno de mis paseos casi diarios a la EOI he podido escuchar, por fin, el último disco de LHR entero. Por supuesto me ha encantado y estoy deseando verlos en directo para disfrutarlo aún más.

Esta canción es una de las que más me ha gustado. Su filosofía de carpe diem, de aprovechar y disfrutar cada momento es una gran filosofía de vida. Nunca sabemos cuando pueden cambiar las cosas e ir a peor y lo peor de todo es que no valoramos las cosas y personas que tenemos a nuestro lado hasta que las perdemos. Deberíamos hacer caso a Jorge y los suyos y comenzaran a valorar esas cosas ya.

“Grupo revelación” de Mucho, canción elegida por Manuel Domínguez

“Habéis fracasado como grupo”, “Sois el peor grupo que me he encontrado en mi trayectoria profesional” y otras lindezas por el estilo han sido las frases que más han marcado una semana en la que he estado más díscolo que de costumbre. Y es que no hay nada como un enemigo común para unir a una serie de personas que en principio podrían tener más desacuerdos que puntos en común. Y si ese enemigo común se presenta como La Administración ya ni te cuento. De hecho, una de las mayores virtudes de “lo público” está siendo ésta.

A lo mejor con los grupos de música pasa lo mismo: el cantante y el guitarra no se pueden ni ver pero si la crítica dice que el disco es malo se unen con hacha y machete para defender unas convicciones que van más allá de uno como individuo.

Esta canción dice: “Porque la música ya no es lo que era, solo tendríamos que cuidar que la calidad permaneciera.”A lo mejor podríamos adaptarla a tantas cosas…

 

Dan ganas de gritar “Podríais iros todos a la mierda”

“Got me a beard”, The Beards. Canción elegida por El_Tesorero.

Cuando la barba se vuelve mainstream, llevar una barbita recortada o una simple sombra de dos días se queda insuficiente para las legiones de modernos en busca constante de transgresión estética. He podido dar fe de ello en mi último fin de semana en Barcelona, ciudad cosmopolita donde las haya, donde las extravagantes modas traídas por los guiris se mezclan con el espíritu neo hippie más propio del mediterráneo balear (Ibiza, Estrella Damm y esas cosas).

El resultado, el barbudo hipster que ya todos conocemos, y que en la ciudad condal se ha reproducido hasta formar una legión de clones cortados por el mismo patrón. Incluso podría haber jurado cruzarme con la misma persona varias veces, con el mismo corte de pelo (rapado + flequillo) e idénticos tatuajes acompañando a la frondosa y descuidada -sólo en apariencia- barba de varios centímetros de espesor.

Incluso para una persona como yo, que no me afeito desde que mi abuela me dijo que me prefería sin afeitar (y si ella lo dice, quiénes son el resto de los mortales para contradecirla), tal fenómeno me ha resultado fascinante. Allí, en la ciudad de la Canaletas y del bikini de york y queso, mientras revolvía ropa en alguna tienda de origen escandinavo o revisaba discos en otra cadena de nombre impronunciable, no podía parar de escrutar a los muchos barbudos a mi alrededor, en busca de mínimos rasgos que pudieran diferenciarlos. Mientras a mi cabeza no paraba de venirme la musiquilla de este comprometido y sincero tributo a la abundante, frondosa y masculina barba. Va por vosotros.

Canciones de la Semana

“Segundo Premio” de Los Planetas. Canción elegida por Isa P.

15 años desde la publicación de “Una semana en el motor del autobús” , el tercer disco de Los Planetas y, por qué no decirlo, el mejor de todos.

Yo conocí este disco bastante después del año de publicación, seguramente unos 5 o 6 años después… (da miedo manejar cifras tan altas), pero me encantó y lo escuché tantas veces que desgasté el disco.

Ahora, 15 años después, Los Planetas nos informan de que van a reeditar este mítico albun con dos ediciones de lujo, un vinilo limitado y numerado y cd con las maquetas inéditas, y por eso he elegido esta canción esta semana, porque con ella abrían este disco y porque se convirtió en mi canción preferida de todas.

“Me detestas” de Doble Pletina. Canción elegida por Juan Manuel Subirán.

Suele pasar que el tema que hace saltar a la “fama” a un grupo tapa otras composiciones de un trabajo que, en ocasiones, merecerían más atención. Suelen ser canciones discretas, sin estribillos de los que se te quedan pegados a la primera escucha, pero en las que descubres detalles, palabras, acordes que con cada escucha crecen y se abren camino en tu catálogo de canciones… Mientras que los hits nos terminan empalagando.

No es que el “Música para cerrar las discotecas” de Doble Pletina haya arrasado en ninguna lista, ni  servido de banda sonora a un anuncio, pero sí que ha eclipsado a otros tesoros de la banda como este.

“La ciudad” de DA. Canción elegida por Manuel Domínguez.

David Delgado Martínez es Licenciado en Historia del arte (Usal) y comunicación audiovisual (Uex).  Es un autor interdisciplinar que trabaja con diferentes medios como el dibujo, pintura, ilustración, música y medios audiovisuales.

PINTURAS NEGRAS” es el resumen de una carrera artística que arrancó en 2001. En esta exposición se recogen obras que han determinado la personalidad creativa de David. Dibujos, apuntes, autorretratos, letras de canciones, diseños, fotografías y vídeos realizados entre Badajoz y Salamanca que hablan de problemas sociales, ilustraciones, tinta china que nos sumergen en el imaginario visual más íntimo del artista.

Esta muestra es un collage artístico que resume todo el trabajo de una década. Un punto y aparte en su carrera, el fin de una etapa y las puertas de otra.

Da, es un proyecto musical de pop rock de autor que nace a comienzos de 2013 junto a cuatro músicos de una larga trayectoria como son: Andrés Wiegand (Guitarra), Rubio Salas (guitarra), Siamak (Percusión folck iraní), Carlos Benítez (bajo) y Da (voz y guitarra). La de esta noche será una actuación corta pero intensa.

“Lobotomizados” de Second. Canción elegida por Verónica Fernández

Hace unos días ha visto la luz “Lobotomizados” la nueva canción de los murcianos Second como adelanto de su último trabajo. Es una canción pegadiza con un ritmo contagioso y baliable llena de fuerza y energía.

Desde la primera escucha me encantó y desde entonces estoy deseando poder escuchar el nuevo disco y verlos en directo este verano. Además, de un tiempo a esta parte, me siento un poco lobotomizada por diversos motivos, tengo demasiadas cosas en la cabeza y me cuesta concentrarme en mis próximos exámenes de la EOI. Esperemos que pase pronto.

Este vídeo ha sido montado gracias a la aportación de videos de los fans de la banda. El resultado como podéis ver es impresionante.

Canciones de la Semana

“1, 2, 3 Sol” de Standstill. Canción elegida por Isa P.

Hay poco que decir este viernes. He pasado una semana bastante mala, pero me compensa el pensar que estamos empezando el finde y que se presentan varias posibilidades para disfrutarlo: fiestas, reencuentros, tranquilidad bajo el sol y… cumpleaños!!!

Pues vamos a dedicarle esta bonita canción al cumpleañero, que no es otro que el inigualable “redactor” de El Gallo Verde anteriormente conocido como John Nash. Que la disfrutes amigo! Algún día podremos ver a Standstill en concierto.

Además esta canción a mi me anima, asique también me la dedico un poco a mí misma.

1,2,3 Sol es una de las canciones más chulas del Vivalaguerra (Buena Suerte, 2006) de Standstill, aunque hay que decir que este disco esta cargado de temazos.

“Cruzo los dedos” de Doble Pletina. Canción elegida por Manuel Domínguez.

Semana de cumpleaños dentro de un año de mierda en el que a todos, en mayor o menor medida, nos salpica  esta jodida crisis. Aún así yo sigo cruzando los dedos para que este año sea el año en que apruebe una opo, mi currículum caiga en buenas manos o simplemente alguien tenga a bien enchufarme. Por otra parte cruzo los dedos también, y en mayor medida si cabe, para que a Desiré y a Luis les vaya todo bien con su nueva casa, para que a Isa y Carlos no les falte el trabajo, para que José Ramón se asiente en el suyo y para que a Natalia ya Juanma… bueno, ellos ya lo saben. A Verónica no le hace falta suerte.

Ni a Doble Pletina tampoco, ya que si cada canción que sacan representa una joyita como ésta o como esta otra el éxito a medio plazo está asegurado. De momento todos mis amigos popis del facebook los han tenido en su cabezera en algún momento y ese es un marcador más que fiable. Y los festivales que pasa ¿que no se fijan?

Doble Pletina son Laura, Marc y un pop de corte acústico y ecos clásicos que recuerda a otros dúos chico-chica como Espanto o Slow Club. Y son la caña.

“Perdiendo el tiempo” de Napoleón Solo. Canción elegida por Verónica Fernández

Esta semana he elgido esta canción por dos motivos. El primero, es que al estar de vacaciones no soy muy consciente del día en el que estoy. Cuando trabajo estoy contando ansiosa los días de la semana para que llegue el viernes antes, supongo.

El segundo motivo, es que, se supone, que me he cogido esta semana para estudiar (sí así de tristes son mis vacaciones) ya que tengo mis exámenes de la EOI estas dos semanas, pero tengo la sensación de haber perdido la semana. Estamos a viernes, y no he echo nada, me estoy comenzando a agobiar….

Pero bueno, de todas maneras está canción de Napoleón Solo me encanta, A ver si escuchándola me animo y me centro un poquito que falta me hace.

“Cambio de forma” de Astrud. Canción elegida por Juan Manuel Subirán

Esta canción se la dedico al que inventó el Control+Z, y la papelera de reciclaje de la que se pueden recuperar archivos, por su gran aportación a la humanidad. Por otra parte, a los que inventaron dos modos de color (RGB y CMYK) que les f*llen.

Canciones del año 2011: “Todas me gustan por igual”

Hay ocasiones en las que un cuadro no puede ser más descriptivo

Hay ocasiones en las que un cuadro no puede ser más descriptivo

– “Bueno, de este grupo que canción cogemos la cuatro o la ocho.”

– “A mi es que las canciones de The Fulaners me gustan todas por igual…

Esta ha sido la frase más socorrida por los redactores de El Gallo Verde a la hora de decirse a la cara “la canción que propones me parece una putamierda” Y es que la lista que se muestra a continuación no refleja los gustos de ninguno de nosotros pero si deja a las claras cual es hilo musical que ha sonado en nuestros reproductores durante este 2011.  Enhorabuena a los vencedores.

10.-La chica Vampira de Papa topo

Aparecieron en esta lista el año pasado con “Lo que me gusta del verano es poder tomar helado” y repiten con esta joyita del lo-fi, más garajera y todo lo punk que puede ser Paulita que aquí se desmelena ¿Se animarán algún día a grabar su primer álbum?

9.- N.A.D.A de Second

En palabras de La mujer esponja Second nos obsequian con “un tema íntimo, que nos habla de las rupturas en las relaciones y los sentimientos encontrados. Cuenta con una base instrumental que comienza suave para ir in crescendo poco a poco hasta el estribillo.” No podría añadir nada más.

8.- Musica para cerrar las discotecas de Doble Pletina

Todo un himno del pop costumbrista en castellano que se hace más grande a cada escucha y cuya principal virtud reside en la literalidad de su letra. El peligro está en que la canción eclipse al resto de su discografía, pero al menos ya han conseguido un hit atemporal que cerrará las sesiones de muchas de las fiesta a las que vayas.

7.- Correcto de Jero Romero

El ex cantante, guitarrista y alma mater de The sunday drivers, acaba de lanzar Cabeza de león, su primer álbum en solitario y hay que decir que es más que correcto. Este abanderado del crowdfunding se lanza con un disco en castellano que comienza con esta canción de corte intimísta ideal para corazones sensibles.

6.- Post break-up sex de The Vaccines

Un grupo de cuatro chicos de Londres ¿otra vez? Pues sí. Tuvimos la suerte de descubrirlos gracias al Dcode y este tema de corte  post-punk setentero demuestra que pueden hacerse con  un  sitio fijo en esto del indie si sus siguientes trabajos siguen por el mismo camino.

5.- El ruido que me sigue siempre de Maga

Los anda­lu­ces lide­ra­dos por Miguel Rivera ocuparon el segundo puesto de esta lista el año pasado con “sí, pero no lo soy” y como siguen siendo santo de nuestra devoción aquí están de nuevo con un tema co-producido por Ramón Rodríguez (The New Raemon) que  este año es el perejil de todas las salsas.

4.- Toro de El Columpio Asesino

Single indiscutible del año durante buena parte de este 2011 al final el camino se le he hecho un poco largo y llega a diciembre algo cansada. Aún así ese estribillo perfecto nos va a hacer bailar toda la noche durante muchos años. El tema se mantiene fiel al sonido habitual del grupo, aunque con un carácter más pop y, esta vez, la voz de Cristina Martínez se lleva todo el protagonismo.

3.- La fiesta universal de La Casa Azul

Si en 2009 premiamos la rumba “Yo también” este año volvemos a un  Guille en clave  Motown con un tema que vuelve a las letras sencillas y optimistas pasando de vanguardias y atacando al amor desde donde sólo Milkiway sabe hacerlo.

2.- Midnight city de M83

Todo un descubrimiento en la parte final del año que no podemos parar de escuchar y que por poco se cuela en el nº1 de esta lista. Como podéis ver en El Gallo Verde también nos gusta mucho la música electrónica y ya se sabe que en eso los franceses de llevan la palma. Pura new wave ochentera

1.-Los días raros de Vetusta Morla

Si ya fueron nº1 en 2008 con “Valiente” esta vez se desponjan de artificios y capas de más para firmar una canción que brilla por su sencillez. Sin carbón no hay Reyes Magos,  sin borrón no hay trato… lo malo y lo bueno conviviendo y volando como un lazo en un ventilador, acabando en eco. Pues sí, una canción preciosa…aunque a mí todas las canciones de Vetusta Morla me gustan por igual.

Las canciones del año 2011 en spotify