Mis mejores momentos vividos en el Contempopránea (II)

A las puertas de mi noveno Contempopránea me da por pensar que hay muy pocas cosas en la vida a las que seamos fieles durante tanto tiempo: el bar ese al que antes íbamos todas las semanas ahora ya ni lo pisamos, nuestro escritor favorito ha sido sustituido por otros nuevos descubrimientos,… pero la cita en Alburquerque sigue inalterable. Será por todo lo que hemos vivido allí.

1.- Concierto de la Casa Azul en 2006

Aunque condensar todos los recuerdos del primer Contempopránea en un solo instante es difícil (montar la tienda en el lugar más escarpado de toda la zona de acampada, llegar tarde y perdernos los Sunday Drivers, la rebelión de la piscina…) creo que me quedo con el concierto de la Casa Azul. En aquel entonces Guille Milkiway no había abrazado la tecnología con el fervor de ahora (o no tenía presupuesto) y defendió su repertorio clásico con apenas la ayuda de una guitarra y un teclado. Para mí uno de los mejores, si no el mejor, concierto que le he visto. (En el video, versionaca a piano de «Prefiero bailar»)

2.- Los desayunos en el Rodeo.

Aunque el descubrimiento de este sitio fue tardío, se ha convertido en uno de nuestros must. No sólo porque el jamón de las tostadas está delicioso sino por los buenos ratos cerrando largas noches de festival que hemos vivido allí. También son conocidos por hacer el café más caliente del universo.

3.- Primera edición del Fanzine El Gallo Verde

Corría el año 2009 cuando desde la organización del festival nos comentaron si nos interesaría hacer el fanzine de Contempopránea. Un poco inconscientes del trabajo que suponía dijimos que sí y al final creo que hicimos un publicación muy interesante, de la que me siento particularmente orgulloso.

4.- El Gallo Verde DJ en la fiesta de bienvenida no oficial.

En 2010 el festival alargó su duración un día más para celebrar su 15ª edición, a costa de sacrificar la tradicional fiesta de bienvenida. Un grupo de aficionados, entre los que nos incluimos, movimos un poco a la afición Contempopránea para organizar una fiesta de bienvenida no oficial que resultó francamente bien y que supuso el debut oficial de El Gallo Verde DJ en el Comic, encajados tras una barra en un espacio minúsculo contra una torre de cajas de botellines vacíos… y aún así un recuerdo de lo más feliz.

5.- Invasión del escenario al ritmo de «Lejos de casa» de Amarillo

En la fiesta de bienvenida en 2010 perpetramos una sesión de DJ a ocho manos que por lo que dijo la gente no estuvo demasiado mal. El mejor momento fue cuando pusimos para cerrar «Lejos de Casa» y el público se subió a bailar con nosotros al ritmo de ese puente en el que el grupo canta «vuelve a por mí» y luego estallan las guitarras eléctricas.

6.- Conversaciones íntimas a altas horas de la madrugada, primeras horas de la mañana

Con el sol saliendo, o ya bien alto, los amigos se sientan a disfrutar de la última copa antes de ir a descansar, las emociones de la noche sueltan las lenguas y se tienen conversaciones reveladoras, aunque sea buscando la sombra cada vez más escasa en el patio de la casa de alquiler, y terminas confesando que fuiste tú el que acabó el gazpacho amarillo del Mercadona.

7.- Concierto de Facto, Delafé y las Flores Azules en 2008

Aunque el grupo no es de los que más suene en mis listas habituales, el concierto que ofrecieron este trío, ahora dúo, en el atardecer de Alburquerque fue todo un ejemplo de cómo la actitud en un concierto puede convertir un instante en un recuerdo mágico. Muy buen rollo para poner en marcha una jornada de festival.

8.- Hacerse una foto con Sergio Vinadé de Tachenko

Una de las claves de Contempopránea es que se suele ver a los artistas viendo conciertos de otras bandas, mezclados entre el público como uno más. Como es el caso de Sergio Vinadé, de Tachenko, grupo al que admiro mucho, que se prestó a hacerse la foto con nosotros a pesar de que le interrumpimos mientras hablaba con una chica bastante mona. Espero que no le cortásemos el rollo.

9.- Las siestas en la piscina:

El mejor sitio para descansar y coger fuerzas para la noche, quedarse dormido a la sombrita mientras escuchas los chinchorreos de los de la toalla de al lado es un pequeño placer que tienes que descubrir.

10.- Los que están por venir:

Nos quedan, por suerte, muchas ediciones de Contempopránea por delante, así que reservemos espacio en nuestra memoria para capturar los mejores momentos. Nos vemos, de nuevo, en Alburquerque.

 

 

 

Contempopránea 2008 presenta: Facto Delafé y Las Flores Azules

Texto: John Nash

Fotos: El Gallo Verde

A Facto Delafé y las Flores Azules les gusta jugar; Cogen un nombre difícil y llamativo y lo visten con unas canciones ligeras pero llenas de crítica, unas letras que hablan de lo cotidiano acercándose más a la poesía que a la violencia dialéctica propia del rap. Utilizan unas bases muy cuidadas y unos coros que van desde el pop al soul creando un estilo propio bautizado con hip-pop. Y todo esto lo hacen de la manera más divertida que se les ocurre. Resultado, el mejor concierto de Contempopránea 2008. Quizás las listas digan otra cosa, pero seguramente los que hacen esas listas no estaban allí.

Sábado 26. 21:30 horas // La banda catalana hacía su aparición sobre el escenario presentando su formación habitual: Marc Barrachina «Facto» (ex-Songstore), Oscar D’Aniello “Delafé«, miembro también de la banda Mishima, y Helena Miquel «Las Flores Azules«, vocalista de Elena, que se incorpora definitivamente al grupo en el 2004. Todavía era de día por lo que su último disco “La luz de la mañana” estaba en plena efervescencia. La gran masa de público que horas más tarde inundaría la ladera del Castillo estaba todavía con las primeras copas dejándonos a fans y curiosos el espacio necesario para bailar canturrear y rapear al son que nos marcaba el grupo muy comunicativo y simpático desde el primer momento.

Cada canción tenía su baile, su estribillo que repetir su pose. Oscar Delafé adoptaba posturas imposibles tipo arquero futbolero entre baile y baile a la vez que improvisaba sobre el pueblo, el freak autóctono que paseaba una cerdita o daba a conocer al virtual campeón del Tour de Francia. A su vez Elena, la preciosa Elena, no cesaba en sus coros propulsándolos al aire con toda la fuerza de su cuerpo, como queriendo que estos llegaran a lo alto del castillo. Tema tras tema daba las gracias, pero se notaban que eran agradecimientos de verdad.

Uno de nuestros becarios decía al final del concierto que no los conocía de nada pero que se había pegado toda la hora sin parar de saltar, y es cierto. Casi sin darme cuenta me encontré en una macro clase de aerobic-pilates en mitad de “Gigante” o levantando los brazos hasta el cielo con el esto no se para o el dale gas!! que luego se convertiría en el latiguillo más repetido en muchas conversaciones nocturnas. La luz de la mañana” o “Enero en la playa”, con cambio de letra ajustándose a los últimos acontecimientos deportivos, dieron lugar al lucimiento de la banda y con “Domingueros” la explosión fue total sacando lo más contundente de su repertorio.

Poquito a poco se fue haciendo de noche, lo que contribuyó a que el grupo se soltase del todo acostumbrado a unas horas más tardías en sus recitales. Este horario de luz y de oscuridad dotó al concierto de una magia especial y ayudó a que pareciera más largo de lo que realmente fue. Pompas de jabón, globos de colores y confeti (¿a quién no le gustan estas cosas?) adornaban los conocidos temas “La Juani” o Mar, el poder del mar donde los primerizos reconocieron definitivamente al grupo. Para finalizar “Poquito a poco” y “El indio” con sus penachos y un Delafé gastando todo el talco que llevaba para que sus zapatillas no resbalasen nos dejaron a todos con la boca abierta y con la sensación de haber asistido a uno de los mejores conciertos del festival. El tiempo demostró que no nos equivocábamos.

Sintetizando: Bases muy cuidadas, coros celestiales, rap en español que entiende a la primera y que no habla de coches tunning ni de navajazos en la esquina sino de la chica guapa de tu barrio o del calorcito de la playa. Conexión con el público 200%, improvisación., globos, pompas de colores y confeti. A veces es mejor tomarse dos copas menos y disfrutar de un espectáculo, a veces.

El próximo 12 de Agosto vuelven a Extremadura, a Mérida, y gratis!! Yo no me lo pierdo. ¿Te vienes?

Dale gas!! (tenía que decirlo)

Disco de la Semana: La luz de la Mañana – Facto Delafé y las Flores Azules

Facto Delafé y las Flores Azules es una banda de Barcelona integrada por Marc Barrachina “Facto”, Oscar D’aniello “Delafé” y Helena Miquel “Las Flores Azules”, vocalista de Élena. Empiezan su aventura como grupo en el 2002 y en el 2003 entran en el estudio para grabar las primeras demos.

Las canciones de Facto Delafé y las Flores Azules están entre el hip-hop y el pop, ya que combinan el parafraseado del hip-hop con melodías y estructuras más propias del pop, el soul o la electrónica. Con sus canciones consiguen un estilo propio, lo que han llamado algunos Hip-Pop. Las referencias de Facto Delafé y las Flores Azules van desde la música Surf hasta el Pop-Rock independiente pasando por el Soul. Grupos como Flaming Lips, Beach Boys, The Roots, Dr. Octagon, Yo La Tengo, Serrat han influido claramente en la creación de sus temas.

Sus personajes, gente corriente que cuentan sus vidas donde la primavera se antepone al invierno, la luz es el equivalente del amor y lo más insignificante se puede convertir en algo grande con una simple sonrisa. Con su segundo trabajo vuelven, ya sin el factor sorpresa, a rimar escenas cotidianas, caseras y cargadas de optimismo para intentar hacernos más llevadero cada nuevo día, que sí, que sí… que a veces cuesta.

La luz de la mañana es el nombre escogido por Facto Delafé y Las Flores Azules para su segundo disco presentándonos uno de esos trabajos cuyo título guarda plena correspondencia con su contenido. Y es que un nuevo día, te desperezas, levantas la persiana y ahí está esperándote La Luz de la mañana, este disco que ellos mismo se encargan de anunciar en sus dos primeros cortes Intro y Desde el Este.

Como en Vs. El monstruo de Las Ramblas, nombre que rendía homenaje a Flaming Lips, uno de los grupos de cabecera del trío, en La luz de la mañana nos encontramos ante una peculiar manera de asaltar las grandes preguntas sobre la vida. ¿Qué preguntas? Fundamentalmente, el amor y la vida diaria, fotografiados ambos tirando de la exuberancia y energía que solamente se dan en el Mediterráneo, pero, también hablan de la muerte. El asunto es que este grupo transforma todo lo que toca en una sonrisa.

El disco queda a la altura del estreno gracias a canciones como Letargo, un cuento urbano que vuelve a poner de manifiesto la imagen que, de la ciudad, nos ofrece la cálida voz de Helena Miquel. El disco ha servido también para recuperar los dos temas que el grupo aportó a la B.S.O. de La Juani, la película de Bigas Luna que retrataba la vida de una chica del perímetro de una gran metrópoli. En Muertos nos notifican a todos que muy pronto ninguno estaremos aquí (qué mal rollo chaval), terapia contra el desaliento que junto al La luz de la mañana forman los dos de los momentos más destacables del disco.


Un ejemplo: Escuchen Gigante y abandónense a las sensaciones que suministra el esqueleto sonoro creado por el Dj y que conceden a este tema, como a otros, un carácter global. Un peligro potencial: Hay que ver hacia dónde crece el trío, pues tanta sutileza propicia que a veces se aproximen a al límite que linda con la pedantería, lo empalagoso, la ridiculez. Y a ese espacio se puede llegar de dos modos; una, descartada, con un billete directo; la otra, abusando de la reiteración. Cuidado! Pero probablemente caigan en esa misma rutina contra la que ellos mismos nos invitan a luchar, repetitivos, obsesionados con el tiempo demasiado repetitivos y monotemáticos respecto al título de su álbum. Repetitivos. Cuidado!! Aún así aplaudimos una original y arriesgada propuesta con la que esperamos disfrutes mucho. Produce y promociona este singular disco la compañía musical Music Bus / Music Kool Records, y lo distribuye Warner Music Spain.

Sonríe… venga, que nadie mira”. Así acaba el paseo por las calles de La Luz De La Mañana. Las palabras perfectas para resumir el mensaje que planea sobre el disco. Capaz de congelar diferentes imágenes y llevarlas a un terreno sensitivo (Combates Cotidianos) pero también de crear genuinas lluvias de palabras azucaradas hasta más no poder (Gigante).

Aquí os dejo el trast list:

01. Intro –salimos a la calle, vamos de paseo, qué bonito todo-

02. Desde el este –esto es lo que hay, si no te gusta ya puedes apagar-

03. La luz de la mañana –mangas cortas, gafas de sol, hace fresco pero se agradece, llegamos al kiosko y compramos el periodico, va a ser un bun día-

04. Muertos –la realidad, más muertos en las noticias y tu y yo como si nada-

05. Combates cotidianostercera canción en la que se repite “La luz de la mañana”, ahora parece que caminamos sin rumbo, sin pensar en nada-

06. La JuaniPasamos al lado de una niña guapa y le tiramos un piropo; Ahí si voy, con la que te doy! ;)- Dale gas!-

07. Pronombres –Ahora nos llaman al móvil para recriminarnos, pero nos sentimos fuertes, hoy nadie nos va a amargar el día-

08. LetargoEsa sensación, cuando caminas por la calle con el mp3 a tope, te metes en la canción y todo lo que pasa a tu alrededor queda en otro plano-

09. Solo Palabrasllego y te veo, el teléfono no es suficiente, necesitaba tocarte-

10. Pasan las luces –La vuelta la hacemos en bus, es diferente, la velocidad a la que pasan las cosas las transforma en figuras difuminadas-

11. Gigante –Ya te hecho de menos, tu imagen se difumina como los árboles que veo desde el autobús, qué estarás pensando-

12. El indio (1· Single) –Hay muchas cosas por hacer, quiero llegar y ponerme manos a la obra, dale gas!-

13. Poquito a pocoLo que se suponía un paseo sin más se ha convertido en toda una aventura, sólo queda dar las gracias-

Pues eso, Que Facto Delafé y las Flores Azules representa un nuevo estilo dentro del pop, alejado de esas copias que tanto abundan y ofreciendo una fusión con el hip-hop (estilo que bien hecho también nos gusta mucho a algunos de los que aquí escribimos) que tendremos la oportunidad de disfrutar en el escenario del Contempopránea el próximo mes de Julio. Será uno de los platos fuertes del festival ya que estos barceloneses montan todo un espectáculo con globos gigantes y pompas de jabón en cada una de sus actuaciones.

Como curiosidad podéis fijaros en que el nuevo spot del Corte Inglés lleva su música.

¡Dale gas!

-John Nash-

Festival do Norte: Bueno, bonito y barato

Antes que nada destacar que ninguno de los Gallos Verdes hemos estado en este Festival do Norte, pero tiene un buen cartel, el precio es asequible y Vilagarcía de Arousa parece un pueblo bonito con playa.

Se celebra el 16 y 17 mayo, así que con esto del cambio climático y un poco de suerte hace buen tiempo en Galicia  y pueden ser unas buenas vacaciones adelantadas.

Bueno, al lío, los grupos confirmados hasta la fecha son los siguientes: 1990’s, La Habitación Roja, Dorian, Standard, Facto Delafé y las Flores Azules, Humbert Humbert, DJ Rojiblanco y Dj Ordovás. (Los Myspaces os los buscáis vosotros o miráis en la columna de la derecha del blog, que yo se supone que estoy trabajando)

Si compráis las entradas antes del 15 de marzo os costarán 18 euros y hay zona de acampada y todo. Y aquí su MySpace y su Last.fm

ACTUALIZACIÓN: Se suman al cartel del FDN los siguientes grupos: Broken Social Scene, Songs & Daughters, The Blows, Triángulo de Amor Bizarro, Tachenko, Hidrogenesse, Franc3s. La verdad es que es para plantearse muy seriamente el hacer las maletas y visitar Galicia, que además se come muy bien allí.