Los Chulazos del Año

Nosotras somos muy de música, nos encanta, a todas horas: en el trabajo, en casa, de camino a cualquier parte… pero nuestra condición de mujeres jóvenes con una buena vista nos hace fijarnos no sólo en la voz de un cantante o en su capacidad para tocar cualquier instrumento musical, sino también en su aspecto físico. Qué le vamos a hacer, en el fondo somos unas frívolas, como todos vosotros, y,ahora que en El Gallo Verde somos dos féminas, hemos decidido hacer nuestra propia lista de chulazos, y es que somos fans de la Conde y la Collado.

Aquí os dejamos “nuestra” selección de los “más guapos” a nuestro parecer, que como ya se sabe, para gustos los colores.

10- Guille Milkyway (La Casa Azul): es verdad que Milkyway no es el típico hombre que de primeras, se puede considerar guapo guapo, pero tiene algo que nos gusta y nos hace fijarnos en él . También es verdad que siempre se ha ocultado un poco y ha usado como imagen de La Casa Azul a otra gente, pero ya lleva un tiempo en el que se le ve más y nosotras nos preguntamos, ¿por qué no has salido antes?

9- Curro (The Wish): no hay nada mejor que conocer personalmente a los componentes de un grupo que te gusta y esto es lo que nos pasa a nosotras con los Wish. Lo que también es verdad es que ninguno de ellos tiene desperdicio alguno, pero teníamos que elegir y por consejo de una buena amiga/familiar hemos seleccionado a Curro, porque además nos encanta su voz. Quien mejor que él para defender el “patrimonio” de Extremadura.

8- Santi Balmes (Love Of Lesbian): este hombre no es que sea guapo, de hecho no tiene el don que tenemos nosotras de ser extremadamente fotogénicas, pero tiene un cierto atractivo que no se puede aguantar y hace que la imaginación en época de subida de hormonas vaya a extremos insospechados y no penséis mal, que nos referimos a una cena romántica con velas y él susurrándote al oído una bonita canción.

7- Deu Txakartegi (We Are Standard): quizás no sea el más guapo del mundo, pero es que a una verdadera popi el rollo gafapastas y look de “me acabo de levantar” le vuelve loca, y Deu lo tiene, además ir de malote en el escenario le sienta como un guante, sé de sobra que a más de una le produce verdadero placer verle en directo, desde primera fila, lo sufrí en mis carnes durante el concierto de la Sala Aftasí de este año.

6- Jon Arias (Layabouts): aparte de ser un chico muy majo, como pudimos comprobar los asistentes a su concierto en la Sala Aftasí, canta fenomenal y es muy atractivo con ese look desaliñado que tanto está de moda ahora, rollo chico malo que le favorece mucho.

5- Sean (Second): con esa voz tan dulce y esa cara de niño bueno cualquiera se resiste y ese estilismo de pantalones ajustados y chaquetas de cuero le viene al pelo. Tiene que ganar mucho en las distancias cortas con esa sonrisa, lástima no haberlo podido comprobar aún.


4- Jairo Zabala (Depedro): el ir de granjero busca esposa quizás no sea lo más adecuado para un tío alto y con ese cuerpo, pero da igual, porque con esa mirada profunda y la voz que tiene, bueno, hace que se le perdonen las camisas de franela.

 

3- Juan Alberto (niños mutantes): en la línea de Santi, pero con bastante mejor relación con las cámaras de fotos, Juan Alberto en principio no es el típico guapo del todo, pero en conjunto tiene un “nosequé que queseyo” que no se puede explicar muy bien. Es resultón, pero a distancias cortas, con esos ojos y esa voz, vamos… que hace que la imaginación… bueno, ya sabéis.

2- Adrian Pérez (catpeople): otro con el look gafapastas que nos trae locas, además tiene otros atributos que pudimos comprobar en directo que no tienen desperdicio ninguno y sí, me refiero a…  su manera de bailar que a más de una vuelve loca. Este chico contenta a todos los gustos, primero con pelo largo y ahora con ese tupé imposible.

1- Guille Mostaza (Ellos): seguramente si tu madre ve esta foto dirá, “uisss, que carita de niño bueno. Me gusta para ti”. Si mamá, a mí también me gusta, sobre todo con ese estilazo que nos lleva últimamente, y es que por muy poperas o modernas que seamos, en el fondo nos encantan los chicos enchaquetados, con sus camisitas y recién afeitados. Que ganas de volver al Contempopránea para verlo de nuevo.