Long Way To Alaska @ Sala Aftasí, Badajoz (30/03/14)

De todos los tópicos que tenemos de los portugueses, hay tres que siempre he argumentado y que anoche la formación procedente de Braga se encargó de defender sobre el escenario de la Sala Aftasí de Badajoz.

El primer tópico es la casi exasperante educación de los portugueses; «eres más cumplío que un portugués», decimos en estos lares. Y es que la banda no paró de agradecer al público su presencia y al promotor de la sala el haberlos invitado a participar de esa jornada denominada “Encuentro de Música Transfronteriza” junto con los locales El Viaje de Rose.

El segundo tópico sobre los portugueses es su tan envidiado dominio del inglés. Tantos años de televisión subtitulada (entre otras muchas cosas) tienen su parte buena y no es difícil encontrarse a un portugués dominando la lengua de Shakespeare. Y también es el caso, como no podría ser de otra manera, de los miembros de Long Way To Alaska, que escriben e interpretan sus canciones con una fluidez y naturalidad que bien parecen salidos de algún college anglosajón. Ponles una pinta en la mano y parecerán más británicos que los hermanos Gallagher.

El último tópico –y es aquí donde entro en el meollo de su actuación–  es el excelente gusto de los lusos por la música de calidad; y que sus bandas a menudo demuestran una elegancia y una clase más difíciles de encontrar en nuestras formaciones nacionales. En este sentido Long Way To Alaska me recordaron a los también portugueses Norton, no en el estilo musical sino en el cuidado que ponen en las bases y en las melodías, sin duda uno de los puntos fuertes de ambas bandas. En el caso de los de Braga, su actuación tuvo claramente dos partes; una más instrumental y pausada, apoyada en los efectos electrónicos creando una cierta atmósfera de gran densidad sonora; y otra más alegre y luminosa, apoyada en las percusiones y las cuerdas, que derrochó tropicalismo por los cuatro rincones de la sala.

Así con todo, el concierto resultó ser una delicatessen para el que el público pacense no volvió a estar de nuevo a la altura, con un escasísimo aforo no sabemos si debido al resto de citas que tuvieron lugar anoche en otras salas de la ciudad. En todo caso, auguramos un buen futuro para ellos, eso sí en su país, donde quizás si estén más capacitados para apreciar este tipo de música, más exquisita y menos pachanguera.

PD: Agradecer a los amigos de 48 Horas Badajoz por prestarme una tarjeta SD para la sesión de fotos. Gracias por el capote.

Canciones de la Semana

«On Our Way» de The Royal Concept. Canción elegida por Juan Manuel Subirán

Los países nórdicos, esos lugares en los que por más que leo sobre ellos me parecen unos sitios sosísimos, donde se comen cosas insípidas como sandwiches de pepino y todos son eficientes y profesionales. En los que hace frío y anochece pronto, de idiomas y sentido del humor inaccesible.

Y sin embargo, tienen una habilidad increíble para sacar adelante temazos vitalistas e inspiradores como este. Será porque como no pueden estar perdiendo el tiempo tomando cañas en una terraza lo dedican a cosas productivas. Por mí que sigan así.

» La deriva» de Vetusta Morla. Canción elegida por Verónica Fernández

Hace unos días pudimos escuchar este tema adelanto del nuevo disco de Vetusta Morla. Es la segunda canción que nos presentan de su nuevo trabajo y ya muchos estamos deseando que se publique para poder escucharlo al completo.

Esta canción es contundente y pegadiza como todas las de la banda, se meten en tu cabeza y no hay manera de sacarla de allí. Su letras como siempre están cargadas de mensajes y de esta, en particular,  me quedo con esta frase: «Hay esperanza en la deriva» y es que nunca hay que perder la esperanza.

«Beacon Fire» de Long way to Alaska. Canción elegida por Manuel Domínguez

No todos los fines de semana pueden ser fiesta pero, para el que pueda, la agenda de conciertos para esta noche y mañana en Badajoz es ciertamente interesante.

  • Esta noche la cacereña Chloé Bird presenta “October Moon” en la Sala Mercantil en un concierto que asegura dulzura e intensidad en partes iguales.

Y ya mañana sábado, en la noche en la que le robaremos una hora al reloj, tendrás la oportunidad de elegir entre tres buenos espectáculos:

  • En primer lugar, en la Sala COC, para los más rockeros, La Fuga + Con Mora con la oferta especial de ENTRADA + CD DIRECTO (Zaragoza 2013) = 12€ 
  • Si lo que te va es el pop melódico de toda la vida,  en la Sala Mercantil los pacenses Happy New Year te harán pasar un buen rato con «The morning after the night before» un disco mimado que sentaría de culo a los mismísimos Teenage Fanclub a la primera escucha. (Recomendado)
  • Pero si tu única pretensión es la de pasarlo bien y además llevarte una grata sorpresa apuesta por la Sala Aftasí y el concierto doble de El Viaje de Rose, grupo de la casa con gran cantidad de fans, y los portugueses Long way to Alaska, una de las bandas más en forma del país vecino  como demuestra este «Beacon fire» que hoy traigo para desearte un feliz fin de semana. (Muy muy recomendado)

«Juventud infinita», Novedades Carminha. Canción elegida por El_Tesorero

Gratisísima (sí, con dos sisis) sorpresa me he llevado con el tercer disco de la banda gallega Novedades Carminha. En el último viaje lo eché al coche junto con el de Franz Ferdinand y el de Manel y, aunque llevaba todas las de perder junto a semejantes pesos pesados, acabé escuchándolo en bucle una y otra vez (bueno, no lo escuché tantas veces que el viaje no era muy largo).

El caso es que desde entonces no puedo parar de tatarear las pegadizasísimas (de nuevo con dos sisis) estrofas de los 10 + 1 temas incluidos en el álbum. Escojo éste por abrir el tracklist y por darle nombre al trabajo. Prometo review.