Canciones de la Semana

“Los días no vividos” de Love of Lesbian. Canción elegida por Verónica Fernández

Esta semana ha sido la primera semana en el curro y como consecuencia de ello, ahora tengo todas las mañana clases en la EOI y trabajo por las tardes. Estoy en proceso de adaptarme  a mi  nueva rutina, pero tengo la sensación de no parar en ningún lado.

Solo estoy en casa con mi familia a la hora de comer y apenas tengo tiempo para desconectar entre clases y curro. Además tengo la sensación de estar viviendo el mismo día una y otra vez como ocurre en la película Atrapado en el tiempo.

Esperemos que esta sensación termine pronto y termine adaptándome  completamente y pueda recuperar “los días no vividos” en mi mente. De momento me espera el fin de semana para desconectar.

“Mi primer oro” de Dënver. Canción elegida por Manuel Domínguez

La mayoría de las veces que hemos tenido la oportunidad de pinchar como El Gallo Verde Djs hemos comenzado con esta canción porque nos parece el temazo perfecto para empezar una sesión ya que tiene lo justo de electro y lo justo de pop, no es totalmente instrumental pero si en su mayor parte, tiene la duración adecuada y va in crescendo hasta poner a todos en situación.

Pero también la utilizamos como un velado homenaje a Contempopránea, nuestro festival favorito, donde siempre hemos tenido la oportunidad de descubrir a grupos fascinantes y disfrutarlos a pie de escenario, como nos sucedió con Dënver. Porque no sé si lo sabréis, pero el primer festival español que habló con los chilenos, allá por el 2011,  fue Contempopránea aunque luego, como es lógico, el dúo se hiciera toda la gira veraniega.

Este año volveremos a Contempopránea, a los dos, y nos gustaría volver a poneros música (en los dos) en algún bar chulo… y ya que hemos probado la noche y la tarde ¿por qué no ahora el mañaneo? Todo se verá. Lo que es seguro es que Contempopránea Badajoz ganará su primer oro.

“La Sal” de Los Piratas, canción elegida por Juan Manuel Subirán

Antes de que Internet nos ofreciese la oportunidad de escuchar toda la música del mundo y todavía escuchaba los discos una y otra vez porque mi catálogo musical era limitado dí con “Poligamia” de los Piratas. Atraído por el éxito de “Promesas que no valen nada” tuve la suerte de elegir este disco que me acompañó especialmente en el verano de 1995.

Escondido entre los cortes del disco destaca por su sencillez e intimidad este “La Sal” en el que se adivinan ya muchos de los rasgos que desarrollará años más tarde Iván Ferreiro en solitario. He estado en un par de sus conciertos y no está en su repertorio, quizá él ni se acuerde del tema o no le tenga especial cariño, pero para mí esa preciosa aliteración de “no respires la sal de la arena que llena con pena tus venas” siempre será un recuerdo de noches de verano.

“1986”, Tachenko. Canción elegida por El_Tesorero

Actualizo la entrada con esta futbolera canción de Tachenko, dedicada al hoy fallecido Luis Aragonés. Como amantes del fútbol que somos, nos apena la pérdida del hombre que le dio a la selección española su primer título a todo color (ya habíamos ganado la Eurocopa del 64, en blanco y negro) y que le inculcó si no el sistema de juego, sí al menos el espíritu ganador que le ha permitido al combinado nacional enlazar la mejor racha de su historia.

Así pues, embargados por la melancolía que exuda este tema de la banda zaragozana, le deseamos de todo corazón a Luis Aragonés, descanse en paz.

Disco de la semana: “Confesiones de un Artista de Mierda”. Iván Ferreiro

Aprovechando que este sábado, después de mucho tiempo esperándole sobre un escenario pacense, viene Iván Ferreiro presentando su último disco “Confesiones de un artista de mierda” (Warner, 2011), hago mi personal crítica a este disco, que me ha servido para recordar también toda la discografía de este gallego que tiene un puesto de honor en el panorama musical español.

En este disco hace un repaso a su carrera, desde los mismísimos Piratas hasta su último disco “Picnic Extraterrestre”, desde otro punto de vista, algo más íntimo y acústico, con su banda, compuesta por Amaro Ferreiro,  Pablo Novoa, el nuevo batería Gael Pintos  y con grandes colaboradores, como Xoel López, Rubén Pozo o Santi Balmes y otros músicos, que hacen de este un disco impresionante.

El disco abre con Mi Furia Paranoica, que pertenece al disco “Canciones para el tiempo y la distancia” (Warner, 2005). De este mismo disco también están las preciosas Turnedo, junto a Xoel López, y S.P.N.B, con Rubén Pozo.

Me encanta como comienza Turnedo, con los vientos, y creo que no había mejor elección para acompañar a Iván que Xoel. La canción suena con mucha más dureza, algo que le va bien porque la canción trata de que llega un momento en el que tienes que decir –ya basta- en las relaciones que sabes que te están haciendo daño y en esta versión se hace mucho mas patente la rabia que eso supone (por lo menos en la voz de Iván).

He de reconocer (una vez más) que me encanta el rollo que le han dado Rubén e Iván a S.P.N.B, una de mis favoritas, que es una forma bonita de hablar de esas relaciones que hay que ocultar, no pueden salir a la luz y eso las hace aún mejores, el morbo supongo…, “son preciosos nuestros besos aunque nadie pueda verlos”, ¡me encanta!

De “Las Siete y Media” (Warner, 2006) aparecen en este disco Me toca tirar y Extrema pobreza que es una de las canciones, de la época en solitario, que mas me gustan. Me parece tan triste, que de triste es bonita y emocionante, porque además es real, ¿a nadie se le ha acabado el amor? Se va haciendo todo una bola cada vez más grande, las pequeñas cosas que antes pasaban desapercibidas ahora (joden) molestan más. Además, cuando salió el disco y fue el primer single, me quedé muy sorprendida con el videoclip que le acompañaba, no solo por la estética, si no porque le da más significado a la canción.

Una de las canciones tipiquísimas de la época Piratas es Promesas que no valen nada (Poligamia. Warner, 1995), el riff de guitarra hace que sea algo más caótica que entonces, es como la letra, caótica y clara a la vez, que habla de esas miles de promesas que hacemos, los propósitos, las buenas intenciones que, al final, se quedan en nada.

Santadrenalina  es la única que pertenece a Respuestas (Warner, 2003), disco que se hizo con los descartes de Relax y Ultrasónica. Como en casi todas las versiones de este disco, la canción suena mucho más calmada, faltan esos ritmos electrónicos y el vocoder, pero en realidad, el ritmo de la batería y el piano hacen que vaya subiendo.

Mi Munchausen es el único tema nuevo de este disco, un precioso regalo entre todas estas canciones más que conocidas, que narra ese momento en el que dos miradas se cruzan y se detiene el tiempo, ¿nunca te ha pasado? Llegar al mismo sitio y buscar siempre por el mismo lugar, por si le vuelves a ver y, un día, regresa… y os miráis y todo lo que hay alrededor desaparece.

Después del tema nuevo, nos encontramos con Rocco Sigfredi y La Canción del No, que pertenecen a Mentiroso, mentiroso (Warner, 2008), al igual que NYC. Tengo que decir que este disco no me llamó demasiado la atención y lo escuché muy poco, pero creo que me tendré que reconciliar con el después de escuchar estas canciones de nuevo desde la visión de “confesiones”.

Años 80 (Ultrasónica.Warner, 2001), mítica canción, un Himno pop por excelencia. Eso si, suena con más melancolía que entonces por la falta de aquellas potentes guitarras, aunque con una base mucho más pop. Del mismo disco que la anterior, aparece El equilibrio es imposible, otro clásico de los Piratas, esta vez cantada a dúo con Santi Balmes, que con su peculiar y desgarrada voz hace que esta canción se vuelva aun mas sentida, hace que esas  relaciones imposibles duelan más, le imprime un tono mas “duro”, siguiendo la onda de aquella primera vez que pudimos escucharla.

 Mi Coco aparecía en Manual para los Fieles (Warner, 1997), disco que, para algunos, supuso un cambio profundo en la trayectoria de los Piratas, y con esta canción quedó patente, demuestra la madurez en su letra en la que miran a la vida a la cara y la ven pasar ante sus ojos, acompañando a esta gran letra, unos ritmos más lentos y calmados que anteriormente, cosa que se respeta en parte en esta revisión. Inerte y Tiovivo pertenecen a Relax (Warner, 2003), recuerdo cuando me hice de este disco, no podía dejar de escuchar Inerte y me emociona volver a escucharla después de tanto tiempo, además, una canción a piano y con voz hace que esa emoción sea aun mayor, sobre todo cuando habla de algo como la soledad.

Paraísos perdidos me estremece, es una de las canciones que más he podido escuchar de Picnic Extraterrestre (2010), quizás por que es fácil identificarse con esos sentimientos de pérdida de algo que, en realidad, nunca has tenido. Cuando pasa el tiempo, si eres inteligente, te das cuenta de que te has montado unas películas en tu cabeza que en realidad, nunca han sido como tú creías.  De este disco también se encuentra Fahrenheit 451. Canción de amor y muerte es una de las canciones que no sabia ubicar cuando escribía este texto y es que no aparece en ningún otro álbum, ya que ha sido compuesta para la película REC 3, curioso, ¿no?

Supongo que este sábado tendremos la oportunidad de escuchar todas estas canciones en directo, aunque solo a piano, pero, hay algo que sabemos ya con certeza es que a más de una semana de este esperado concierto ya estaban agotadas las entradas, por lo que había muchas ganas de verlo en directo. Creo que será un concierto de esos que no se olvidan.

Las Canciones de la Semana

Feliz Navidad  a todos, os dejamos nuestras breves recomendaciones musicales para esta semana. ¡Y que paséis un buen fin de año!

Canción elegida por Peter Parker: “Yo no quiero sonar moderno” – Tachenko

A mediados de año, la banda zaragozana Tachenko publicaba un breve EP, “Apúntame a mí primero” con tres nuevos temas y una versión de “Mediterráneo” de Serrat. En ese disco se encuentra el tema que he seleccionado y que me gusta porque reúne lo mejor de las letras de los primeros Tachenko con la claridad de sus últimas composiciones.

Para mí es también una declaración de intenciones. Tachenko tienen currículum y talento suficiente para permitirse ser tan sólo lo que son y no necesitan “sonar moderno”. Si te vale bien y si no también.

Canción elegida por Isa P.: “7:45 (bring me back home)” – We Are Standard

Con esto de las fechas en las que estamos te entra la morriña (lo del gasto excesivo en compras no ayuda, pero bueno) y te acuerdas de tu gente, de la que menos ves por circunstancias de la vida. Yo este año he visto poco a mi compi de juergas, festivales y conversaciones, con la que pasé grandes momentos. A su padre le han diagnosticado una enfermedad muy dura, de esas que debilitan física y psicológicamente tanto al que las sufre como a la familia, pero tienen esperanza, esa que dicen que es lo último que se pierde. Tampoco ha perdido la alegría que siempre la ha caracterizado. Y aunque este último año no ha sido muy bueno, también han tenido  una gran noticia, ¡esperan una nueva personita! Va a ser tita y ese niño que va a nacer no tiene ni idea de la gran persona que va a tener a su lado, pero seguro que será su preferida.

Pues nada, esto va por ti, por aquel verano y por aquellos momentos inolvidables y por esos que han de venir, espero verte DISFRUTARLOS. Sé de sobra que te encantará mi canción elegida, pero la tendrás que compartir con tu hermana y cuñado, que también se lo han ganado.

Canción elegida por John Nash: “My way” – Los Piratas

Durante este año que ahora acaba he tenido la oportunidad de reconciliarme con la discografía de Iván Ferreiro y el concierto de Sonorama y “Confesiones de un artista de mierda” han tenido mucha culpa. Odiado por unos y adorado por otros este artista ha vuelto a la primera fila del indie con un recopilatorio hecho con mucho mimo y con mucho gusto. Hecho a su manera.

Por otra parte los miembros de este blog fuimos entrevistados hace poco por el programa de Canal Extremadura Televisión “La Isla de Viernes” un espacio cultural que tuvo a bien hablar de nosotros para referirse a espacios que se dedican a la cultura sin contraprestación de ningún tipo. Y así seguiremos mientras nos dejen, haciendo las cosas a nuestra manera.

Canción elegida por La Mujer Esponja: “Luces de Neón”- Lori Meyers

En estas fechas en las que todas las ciudades están decoradas con adornos navideños, las casas con los tradicionales belenes y árboles de navidad y todo el mundo se lanza a los brazos del consumismo (yo un poco también) debemos concedernos el lujo de dedicarnos tiempo para escuchar y regalar buena música.

Están todo los comercios y las calles inundadas de villancicos, y a mí curiosamente la canción que me viene a la cabeza cuando paseo bajo las luces navideñas es Luces de Neón de Lori Meyers. Sí, ya sé que debería recordarme más a los bares y discotecas pero que le vamos a hacer; además me evoca recuerdos de los festivales y conciertos veraniegos.

Canción elegida por El_Tesorero: “Whatever happened to my rock ‘n’ roll (punk song)” – Black Rebel Motorcycle Club

Además de gastarte un pastizal en regalos y de irte de comida/cenita con tus amigos/compañeros/familiares, éstas son fechas en las que inevitablemente echas la vista atrás para repasar todo lo sucedido durante el año; lo malo es que a menudo la vista se va más atrás de lo debido y se remonta a años y años ago

El otro día, ordenando cedés y deuvedés, me encontré con mi vieja colección de fotos, y la verdad es que, aunque nunca hemos acabado en prisión ni hemos tenido que llamar a los bomberos, nos hemos corrido unas juergas bastante desproporcionadas, incluso bordeando la muerte en alguna ocasión. No nos podemos quejar.

Sin embargo, treinta años parecen pesar demasiado y las cosas ya no son como eran, y no sé si será porque aún me siento vivir como un estudiante, pero esto me duele profundamente. No evado mi parte de culpa, estoy en esa situación de “no tengo un duro”, más de una vez me he recogido pronto porque tenía que trabajar un domingo por la mañana, y con mi nuevo rollo de chico sano son más fantas sin vodka que con vodka las que me tomo. ¿Qué le pasó a mi rock ‘n’ roll?

 “Whatever happened to my rock ‘n’ roll (punk song)” fue el segundo single de B.R.M.C. (Virgin Records, 2001), álbum de debut de la banda californiana Black Rebel Motorcycle Club. A pesar del título, no es una canción punk, sino que supone todo un trallazo de noise rock que insulfló al público más inconformista esperanzas de revivir el mejor garaje de los 70; lástima que al final se quedaran en nada. La letra realmente habla de relaciones autodestructivas y amores rotos, pero creo que en esta ocasión viene muy bien al cuento.