Marinita Precaria nos avanza el primer single de si nuevo disco «Final Explicado»

El primer Mini-LP de Marinita Precaria ha causado gran revuelo entre los amantes del pop emotivo y sofisticado, ya que sus letras sencillas, sensibles y profundamente inspiradas nos recuerdan a otros fenómenos como Le Mans, La Buena Vida, Niza o Family. Este lanzamiento, llamado «Final Explicado», es solo el principio del importante evento que será su álbum de debut. En este nuevo trabajo, Marina Gómez, la vocalista del grupo, cuenta con la coproducción de Sergio Pérez, reconocido por su trabajo con artistas como La Bien Querida, Joe Crepúsculo, Los Punsetes, Soleá Morente, Mujeres y Cabiria, entre otros. Se puede apreciar la colaboración de Pérez en la canción «Final Explicado», que evoca un synth-pop dulce con un toque de elegancia Italo Disco y un deje melancólico que viste maravillosamente las canciones de Marinita Precaria.

El videoclip de «Final Explicado» está dirigido por Rafael Martínez Calle, quien recibió varios premios internacionales y el premio a «Mejor Dirección» en el Festival de Cine de Málaga por su cortometraje «Crudo». En el video, se muestra a la protagonista en una oficina que se va desmantelando poco a poco, como si fuera parte de un proceso recurrente, sin darle importancia, hasta llegar al vacío más aterrador. Esta historia de un final anunciado y la tristeza que provoca ver todo desmontarse, pero con un toque de rencor final, es el tema central de «Final Explicado».

A pesar de la temática melancólica, el lanzamiento de Marinita Precaria nos trae una propuesta musical fresca y prometedora que nos hace pensar en un futuro lleno de canciones maravillosas. Este Mini-LP es solo el comienzo de un viaje emocional y musical que seguro dará mucho de qué hablar en los próximos meses.

Anuncio publicitario

Podcast El Gallo Verde: Corazón (Temporada 02, Episodio 15)

Buenos días y bienvenidos a El Gallo Verde y su podcast

Ir a descargar

El 90 por ciento de las canciones dentro de la música pop se nutren de las emociones humanas, y si hay un órgano del cuerpo que simbolice el sitio donde se acumulan los sentimientos es el corazón. El corazón se nos rompe, se nos hincha, se nos enfría o se nos calienta para dar a entender que algo nos enfada, nos enorgullece, nos disgusta o nos agrada. Mil metáforas a las que hoy le dedicamos este programa.

Los egipcios ya sospechaban que el corazón cumplía una labor esencial, no solo por ser donde manaban todos los fluidos del cuerpo, y cuando digo todos digo todos, sino por ser el asiento de la inteligencia, el pensamiento y el orden moral. Dada su importancia en la vida, en la muerte era de esperar que fuese igual de relevante. Y tanto que lo era y ya que es la pieza central del juicio de Osiris.

Cuando los egipcios morían, antes de pasar al campo de juncos, su particular paraíso, o a la condenación eterna, se celebraba un juicio en el cual se ponía su corazón en un lado de la balanza y en la otra una pluma de avestruz, la pluma de la verdad de la diosa Maat, encarnación de la justicia. Los dioses hacían preguntas al corazón y este respondía haciéndose más pesado, si la respuesta era algo malo, o más ligero, si demostraba bondad. Si el corazón estaba lleno de malas acciones, pesaba más que la pluma, y por lo tanto era condenado a la muerte definitiva y su corazón devorado por la diosa Ammyt, un ser con cabeza de cocodrilo, patas delanteras de león y pies de hipopótamo, los animales más mortíferos del antiguo Egipto.

Por el contrario, si el corazón estaba libre del peso de las malas acciones podría pasar el campo de juncos y vivir con los dioses a la espera de resucitar en algún momento. Si todo este rollo os ha gustado os puede interesar la nueva serie de Marvel Caballero Luna en la que se representa con gran espectacularidad a los dioses mencionados y sus juicios.

Y si os preguntáis cuando pesa un corazón y cuanto una pluma de avestruz la respuesta es unos 280 gramos y 200 gramos respectivamente. Así que más os vale ser buenos porque el margen está muy muy ajustado.

El dúo granadino Morreo tira de raíces andaluzas para presentarnos “Hola, corazón” una canción guitarrera y a la vez con un toque de oscuro romanticismo y con un punto retro que recuerda a “Los Brincos”.


En contra de lo que siempre se ha pensado y todos tenemos interiorizado, Según los datos del INE y de la Fundación Española del Corazón al año mueren 9.000 mujeres más que hombres por enfermedades cardiovasculares.

Uno de los factores que inciden en aumentar esa estadística es que los síntomas que asociamos a un ataque al corazón y por los cuales lo reconocemos como tal y corremos al médico (mareo, dolor intenso en el brazo izquierdo, sudoración y palidez) son más habituales en los hombres que en las mujeres.
Los infartos en las mujeres producen, dolor en el pecho y dolor de espalda entre las escápulas, en la mandíbula o en las muñecas, además de cansancio extremo, malestar en la garganta, náuseas, vómitos y dificultad para respirar. Como casi ninguna mujer, ni hombre, tiene asociado esos síntomas a un infarto, para cuando quiere ir al hospital ya es demasiado tarde y los daños en el organismo son mucho más graves.

Si os tiene que explotar el corazón que sea de la emoción al liberarte de algún pesado como nos cantan Lisasinson en su tema “Corazón” y no por un infarto.


Se da la paradoja que el corazón, como órgano, no tiene forma de corazón, la forma con la que lo representamos gráficamente en la cultura occidental. Y nadie tiene muy claro de donde viene esa forma, pero en lo que coinciden todos los artículos consultados es que su popularidad, y lo que lo fijó definitivamente en el imaginario colectivo, fue la baraja de cartas francesa.

Antes de eso, y aunque la forma del corazón actual ya había aparecido documentada en otras obras de arte, también contribuyó a fijar ese diseño la visión de Santa Margarita en la que se le reveló el Sagrado Corazón de Jesús, con la popular forma que todos conocemos rodeada de espinas.

Sin que quede claro del todo, muchas fuentes coinciden en señalar como origen de esa particular forma de representar al corazón las monedas aparecidas en la colonia griega de Cyrene en las que aparece grabada la hoja de la planta silfio, ya extinta, que se usaba para muchas cosas, pero especialmente por sus propiedades abortivas, lo cual hizo que se asociara primero con el sexo y posteriormente con el amor.

Marinita Precaria repite en este podcast esta vez con “Tu pa qué”, una fábula en la que se habla de cómo a veces sentimos que han jugado con nuestro corazón para luego despreciarlo.


Y hasta aquí nuestro programa de hoy, esperamos que haberos calentado el corazón o al menos no habéroslo roto más allá de la reparación.

Podcast El Gallo Verde: La vida moderna (Temporada 02, Episodio 14)

Buenos días y bienvenidos a un nuevo programa de El Gallo Verde

Ir a descargar

Ahora que los días se alargan y parece que llega el buen tiempo, no podemos evitar pensar en lo bien que estaríamos tirados en la playa o en el césped de la montaña en vez de tener que estar en la oficina comiéndonos marrones y discutiendo por la temperatura del aire acondicionado.

Y es que el escape de la rutina, el fantasear con una vida más sencilla o simplemente darnos cuenta de lo absurdo que es dedicar un tercio de nuestro día (o más) a trabajar también tiene su reflejo en la música pop, y hoy le ponemos banda sonora a esas ensoñaciones con un futuro mejor.

En Badajoz capital hay mucha costumbre de desayunar en el bar. El desayuno oficial es la tostada, hecha con un bollo de pan (nunca pan de molde) y untada (porque en Badajoz las capsulitas de mantequilla o de paté individuales para servirse uno mismo son anatema) con lo que más nos guste: margarina, paté, tomate triturado, aceite o un paté de hígado de cerdo típico de Extremadura llamado cachuela,… también hay versiones premium como la de tomate y jamón ibérico, la blanca york (margarina y jamón), la vegetal (una mezcla de mayonesa con lechuga que a veces lleva atún, o cebolla también, o jamón york,… ya veis que lo de vegetal es un eufemismo),… Además, aunque con esto de la guerra han subido los precios, es relativamente barato por lo que es un lujo que nos podemos permitir casi a diario.

Esto es posible porque en Badajoz el ritmo de vida es, aún, lo suficientemente pausado para como para poder sacar 20 minutos cada día para desayunar tranquilos, sin embargo, para otros, y ya veremos si para nosotros también en un futuro, es todo un lujo.

Alondra Bentley reflexiona, usando además por primera vez el castellano, sobre esa falta de tiempo que todos echamos de menos. No es solo que no nos sobre tiempo como permitir perderlo, sino que no tenemos tiempo para aquello que nos hace crecer como personas, solo para producir.


Muchos urbanitas, especialmente después del confinamiento, descubrieron que sus maravillosas ciudades tenían algún fallo al tener que quedarse encerrados en casa. También, gracias al teletrabajo algunos descubrieron que para ir de casa al trabajo y del trabajo a casa y si acaso tomarse algo de afterwork no hace falta vivir en la Castellana y que esas ciudades y de pueblos “de provincias” de los que renegaban son opciones perfectamente viables para desarrollar una vida.

Sin embargo, tampoco hay que dejarse llevar por el romanticismo, muchos de esos bucólicos pueblos tienen grandes problemas de comunicaciones tanto físicas: carreteras, falta de transporte público, como digitales: sin acceso a líneas de fibra de alta velocidad o sin cobertura de datos fiable, que hace que sufran los peores efectos de la globalización (pérdida de gente joven y de identidad) sin poder acceder a sus beneficios como participar de una economía global o crear negocios en sus propias comunidades.
Yo he vivido y trabajado tanto en una gran ciudad como en una de provincias, y la calidad de vida que ofrece la ciudad pequeña no se compara con la gran la ciudad. No es una vida idílica perfecta y hay cosas que se echan de menos, pero en general, aquí se puede aprovechar mejor el tiempo libre que nos queda.

Ya desde su nombre artístico, Marinita Precaria, nos da una pista de lo que podemos encontrar en su obra, y en este “Al Campo” retrata esa necesidad de huir de la presión de la ciudad en pos de una vida más sencilla.


Como hemos venido diciendo, la música pop también le pone banda sonora al desencanto generacional de sentir que a nuestras vidas les falta equilibrio y que quizá dedicamos mucho tiempo a cosas que no nos hacen felices por la necesidad primara de comer y tener un techo y por la necesidad social inculcada de tener eso que se llama “una carrera profesional”. Tiene sentido, si le dedicamos tanto tiempo al trabajo, necesitamos sentir que al menos ese trabajo es algo valioso, por eso en Linked In los comerciales son managers de cuentas, los que escriben artículos o libros para que los firmen otros son ghostwriters, o y el que comenta partidos de futbol para una web por cuatro perras es Analista de Fútbol Independiente.
Pero, a veces, tenemos un momento de lucidez y le vemos las costuras a este sistema y nos damos cuenta de cómo nos han influido para hacernos pensar que ésta es la única vida posible y la única manera de hacer las cosa y empezamos a pensar que no, que nosotros ya cumplimos con nuestra parte del trato pero no recibimos lo prometido, que tiene que haber algo más, y, aunque parezca que no ha cambiado nada, quizá, el próximo lunes, no nos quedemos quince minutos más para terminar un cosa, o pediremos el permiso que nos corresponde por mudanza sin complejos ni andar diciendo que ya recuperaremos el día, o no contestaremos al teléfono fuera del horario de trabajo.


“Me manipulaste” es una canción de los ya disueltos Monterrosa que siempre he querido usar en la que explican meridianamente claro esa presión que el sistema nos aplica para convencernos que la felicidad está en tener el puesto más largo en la tarjeta de visita o el de tener la camisa de moda.

Y hasta aquí nuestro programa de hoy, no sé si he conseguido aliviaros un poco la presión de la sociedad y haceros ver que hay alternativas o si os he agobiado más al ver la situación en la que estamos. Yo tampoco lo tengo claro la mitad de los días.