Disco de la Semana: Esquiando hacia arriba – Mi Pequeña Radio

– El_Tesorero –

Tenía desde hace tiempo pendiente un post acerca de este trabajo que, sin ser mucho menos uno de mis discos de cabecera, siempre me resulta grato reencontrarme con él cada cierto tiempo. Se trata del primer y (hasta ahora) único álbum del oscense David Tabueña, que en su momento decidió disolver su anterior banda Less (afincada en Madrid) para marchar a Barcelona y empezar allí una nueva etapa sobre todo compositiva. Mi Pequeña Radio es ante todo un proyecto personal, en donde David compone y produce la totalidad de las canciones (excepto claro está la versión del “Ni tú ni nadie”), aunque supo rodearse de buenos amigos que le ayudaran en la parte instrumental: Axel Velasco de Estrella Polar, Víctor Cabezuelo de Apnea, Javier Almazán de Copiloto y Carlos Piris de Animapop.

Esquiando hacia arriba (Astro Discos, 2009) tardó mucho en salir; para entonces Tabueña ya se había recorrido con su banda toda la geografía española a base de salas y festivales, y para cuando el disco vio la luz, la sorpresa de su trabajo y el punch de la promoción ya se habían disipado en buena parte. Aún así recibió buenas críticas por parte de los medios que se hicieron eco del lanzamiento, pues se trata de un trabajo asequible (que no sencillo) de fácil escucha que se hace agradable a cualquier oído, aunque el público más versado no encontrará grandes sorpresas en el repertorio; y es que Tabueña no aporta nada nuevo a una fórmula que ya ha sido escrita y reescrita muchas veces en los últimos años. El disco gusta, sin más pretensiones.

Esquiando hacia arriba destaca sobre todo por su ritmo en ocasiones frenético y su energía positiva en la mayor parte de los temas, que se caracterizan por unos estribillos pegadizos y unas letras que versan principalmente sobre aspectos cotidianos como el amor o la lucha del día a día. El repertorio está claramente fracturado, empieza echando toda la carne en el asador con sus mejores temas, también los más enérgicos y vitalistas, entre las que destaca “Cien años enteros” por suponer un buen ejercicio de programaciones integradas.

En la segunda mitad del disco se produce un bajón del ritmo en las canciones y también en el tono en sus letras; son canciones menos optimistas, de las cuales sobresale “Como hadas plateadas”, una preciosa fábula de lucha y superación que sobresale de todo el repertorio precisamente por el enfoque de sus estrofas. Y por supuesto destaca también la versión del “Ni tú ni nadie” de Alaska y Dinarama, tema que el artista oscense lleva a su terreno con corrección pero sin plantear una propuesta que sorprenda.

En definitiva, un trabajo que recoge las influencias musicales y vitales de David Tabueña, casi un disco de cantautor con fuerte regusto británico pero cantado en castellano, lo que refuerza su estilo propio y su accesibilidad a todos los públicos (francamente, hubiese resultado tópico haberlo cantado en inglés). Merece al menos una oportunidad.

MySpace de Mi Pequeña Radio

Web de Astro Discos

Mi Pequeña Radio en los Conciertos de Radio 3

Imperdonable que se me pasase en su momento el concierto en Radio 3 de Mi Pequeña Radio. Me entero a través de Indie-Spain que el pasado 5 de mayo David Tabueña y su banda estuvieron en los estudios de la tele pública para tocar en directo algunos temas de su disco de debut. Os cuelgo el concierto, via youtube.

Para quien no lo sepa, Mi Pequeña Radio es el proyecto personal del oscense David Tabueña, que el año pasado publicó Esquiando hacia arriba (Astro / EMI Publishing), un adictivísimo disco de debut que siempre tengo pendiente revisar para El Disco de la Semana.

Editado: Como el wordpress es como es y como nosotros estamos en sus servidores de free, no aparece en la ventana la lista de reproducción, por lo que para ver el resto de las canciones tendreis que mirar en los videos relacionados o ver el concierto directamente en la web de Indie-Spain.

Los mejores discos del año (2009)

Aquí tenéis los que consideramos mejores discos del año, o al menos los que más nos han gustado. Para entender (en parte) la idiosincrasia de nuestra lista, leed nuestras consideraciones previas.

……………………………………………………………………………

10

Souvenir – Drums, Sex and Dance

(Jabalina Música, 2009)

souvenir_drums_sex_and_dance

……………………………………………………………………………

9

Linda Mirada – China es otra cultura

(La Cooperativa/Nuevos Medios, 2009)

linda-miradacover

……………………………………………………………………………

8

The Pains of Being Pure at Hearth – The Pains of Being Pure at Hearth

(Slumberland/Fortuna Pop, 2009)

The-Pain-Of-Being-Pure-At-H

……………………………………………………………………………

7

Sidonie – El Incendio

(Sony BMG Music Ent., 2009)

sidonie_el_incendio

……………………………………………………………………………

6

Manel – Els millors professors europeus

(Discmedi, 2009)

manel

……………………………………………………………………………

5

Dorian – La Ciudad Subterránea

(PIAS Spain, 2009)

dorian

……………………………………………………………………………

4

La Bien Querida – Romancero

(Elefant Records, 2009)

la-bien-querida-romancero

……………………………………………………………………………

3

Francisco Nixon – El perro es mío

(Siesta, 2009)

francisco_nixon_el_perro_es_mio

……………………………………………………………………………

2

La Roux – La Roux

(Polydor, 2009)

la-roux-la-roux-cover-art-36313

……………………………………………………………………………

1

Love of Lesbian –

1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna)

(Warner Music, 2009)

lol_1999

……………………………………………………………………………

Diplomas olímpicos:

mamut

1. Mamut

Amanece en Pekín

(Subterfuge, 2009)

PORTADA MPR

2. Mi Pequeña Radio

Esquiando hacia arriba

(Astro Discos, 2009)

linda guilala

3. Linda Guilala

Bucles Infinitos

(Elefant Records, 2009)

Mi Pequeña Radio (Sala Aftasí, 31/05/08)

Texto: El Tesorero

Imagen: Mi Pequeña Radio, Sala Aftasí

l_f30ed03d4630f9f592f0211b36b89bbf

Os cuento una historia. Los del Gallo Verde tenemos un amigo bastante crápula del que nos reíamos antaño por lo triste que nos resultaba cuando llegaba el fin de semana y se iba de bares él solito a ver qué se encontraba; claro, la cosa tiene truco cuando eres camarero de uno de los locales más emblemáticos de Badajoz y te conoces al 80% de los compañeros de la profesión. La moraleja de esta historia es que, a pesar de nuestras bromas, al final él es el que probablemente se lo haya pasado mejor de todos nosotros, y que nunca debes reirte de los demás porque no sabes cuándo te vas a ver igual. Pues resulta que anoche me vi avocado a la misma situación, de salir solo por ahí, a ver qué me encontraba; es lo que hay cuando las novias tiran de la correa. Yo, que para mi desgracia no tengo a nadie que me quiera tanto, pues seguiré haciendo lo que he hecho toda mi vida, salir el sábado por la noche a tomarme unas copas, que es lo que apetece después de una dura semana (y lo demás son milongas). No os equivoquéis, lo mío también tiene truco, con un concierto anunciado con bastante antelación en un local donde ya conocen mi bebida favorita.

Esta historia viene a cuento de que algo parecido le debió pasar a David Tabueña, cabeza visible de Mi Pequeña Radio, cuando disolvió su anterior grupo Less por las razones que fueran y decidió continuar en solitario con lo que había hecho toda la vida, componer canciones, y a ver qué se encontraba. Y se encontró con un buen puñado de excelentes canciones, buenos amigos que le ayudarían a darles forma, y un público curioso y expectante por escuchar su trabajo. Esquiando hacia arriba es el álbum que recogerá todas estas canciones y que saldrá a la venta tras el verano de la mano de EMI y Astro. Para su grabación, aunque David ha asumido todo el peso de composición y producción, se ha sabido rodear de buenos colaboradores, entre los que hay que destacar a los chicos de Apnea y Estrella Polar, lo que habla muy a favor del trabajo realizado.

Curiosamente Estrella Polar y Apnea le han precedido en su actuación de anoche en la Sala Aftasí de Badajoz, según me contaba David de manera totalmente casual. Sea por el motivo que sea, es de alabar el esfuerzo que están haciendo los promotores de la sala por traer a grupos que, si bien no se encuentran (aún) en primera fila de la escena nacional, sí atesoran una contrastada calidad y garantizan un espectáculo de nivel, al igual que se están esforzando en poner a punto las instalaciones y el equipo para que el nivel del local sea acorde a los artistas que invitan. Y así fue, pues la Aftasí lució sus mejores galas (a excepción de ese omnipresente logotipo de Pepsi) y sonó limpia y potente, al menos para el oído profano; bueno, quizás es cierto que las guitarras sonaban algo aturulladas, y la voz de David quedaba oculta tras las melodías con demasiada frecuencia. Aún así, una buena realización que ya poco o nada tiene con ver con aquel limitado sonido de hace unos meses que sí dejaba bastante que desear.

En cuanto a la actuación de Mi Pequeña Radio, David salió acompañado entre otros de Pedro y Axel de Estrella Polar, que conformaron una banda ideal para el espectáculo que nos iban a ofrecer, una versión super vitaminada y mineralizada del pop-rock de autor que cultiva. Lejos de querer recrearse en la más que evidente carga emotiva de sus letras, Mi Pequeña Radio decidió entregarse al público y responderle con fuerza y con ganas. Pero no penséis mal, David no ofreció una actuación vacía pero llena de artificios, sino todo lo contrario; estamos ante un cantautor pero no como lo entendemos aquí en España ni allá en USA, sino que su trabajo suena a banda anglosajona, cantada en castellano, eso sí, porque como él dice “todo el mundo se expresa mejor en su lengua materna”. Y es que las letras de Mi Pequeña Radio cuentan historias cotidianas y evocadoras, y el gran mérito que tiene el directo de David es que trata por todos los medios que el público se identifique con él y con el mensaje que trata de transmitir.

En resumen fue una actuación casi completa, pues quizás el repertorio se antojó escaso o es que a nosotros se nos hizo corto. Los bises consistieron en su ya conocida versión del “Ni tú ni nadie” y su hit “Siempre positivo nunca negativo“, tras lo cual David agradeció su presencia a los asistentes y bajó junto al resto de la banda a sumarse a las copas. Sólo una cosa empañó el buen ambiente que se vivió de nuevo en la sala, y es la escasa afluencia de público que acudió a la actuación. Desconozco si es por falta de promoción de los eventos (que lo dudo) o porque simplemente no se puede luchar contra un hecho que está más que contrastado, que Badajoz (y Extremadura en general) es una ciudad de rumbita y pachanga.

Así que desde aquí animo a todos a que se apoyen iniciativas como ésta, porque cualquiera puede poner un disquito repleto de mp3, y que debemos quitarnos el miedo a ir a un concierto sin conocer al artista; y porque sólo así es como uno se lleva las grandes sorpresas.

MySpace de Mi Pequeña Radio

Web de la Sala Aftasí