L.A., Neuman y Varry Brava a la cabeza del festival solidario Granapop

Sabemos que sólo escuchar la música de tus artistas favoritos ya es suficiente motivo para recorrerte media España, pero si además, los eurillos que te dejas van a parar a una buena causa, la excusa es doblemente buena. Por eso te invitamos a que descubras Granapop, un festival de música cuyos beneficios van destinados a la lucha contra el cáncer de mama.

En esta edición el cartel lo encabezan L.A., promocionando su último disco “Dualize”,  Neuman, también con nuevo disco (“If”), y Varry Brava, con su nuevo lp “Arriva”. En definitiva, todo un escaparate de nuevas creaciones.

Completan la lista Rufus T. Firelfly, Royal Mail y los DJ Daniles y Corrientes Circulares. Atentos que también participará Ángel Carmona, de Hoy Empieza Todo (RNE3)  con una sesión sorpresa. Todo un lujo de cartel que por solo 15 euros puede estar a tu alcance. La cita es en la sala El Tren de Granada, el 13 de diciembre.

Si estas razones no terminan de convencerte te damos otras tres más:

1.- El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama al año. Con tu entrada estarás ayudando a que cada vez menos familias sufran por esta enfermedad.

2.- Granada es una ciudad preciosa y vibrante que debes conocer si no lo has hecho ya. Y si la conoces sabes de sobra que merece la pena volver. Que no tengas vehículo para viajar o alojamiento para hospedarte no es una excusa porque siempre puedes encontrar ofertas interesantes para encontrar alojamiento o alquiler de coches como los que ofrece Expedia

3.- Porque si vienes podrás vivir momentos tan mágicos como éste:

 

 

Los elegidos: Nuestros favoritos para el Concurso Grupo Revelación Nacional 2011

Un año más, y ya van siete,  el festival Extremadura Contempopránea Cruzcampo organiza su certamen “Grupo revelación 2011” buscando a las bandas emergentes de panorama indie español. Como no podía ser de otra manera desde El Gallo Verde elegimos a nuestros favoritos, que luego no tendrán nada que ver con los nombres que dé esta tarde Julio Ruiz en su programa Disco Grande pero bueno, son nuestras apuestas.

Como cada año decimos, no vale la pena filosofar sobre la conveniencia de esta lista, no formamos parte del jurado, sabemos que la decisión ya está tomada, y no tenemos tanto pedigrí como para sentar cátedra con nuestros favoritos. Así con todo, pensamos que es una buena forma de escuchar y conocer nuevas bandas.

La siguiente lista ha sido confeccionada a contrarreloj por La mujer esponja y John Nash, con la colaboración especial de “Folklórico

10.-Erro6


9.- Módulo Águila


8.- Pinocho Detective


7.- Rusos Blancos

6.- Diecinueve


5.- Los Alimentos


4.- Rufus T. Firefly


3.- The Welocme Dynasty


2.- Megaafonía


1.- Toulouse


Mucha suerte a todos!!

¡Duelo de carteles! – Rufus T. Firefly en la Sala Aftasí

Hago un alto en mis cometidos pseudo-laborales (porque al fin y al cabo, mucho no trabajo) para mostrar esta batalla fraticida y visual entre el diseñador habitual de Rufus T Firefly y la dirección de la Sala Aftasí, con el efervescente Dr. Barmacéutiko como artista invitado. Cada uno han realizado una propuesta que sigue las pautas habituales en sus composiciones; por un lado, el cartel colgado en el myspace por Rufus sigue el estilo orgánico utilizado en su álbum; por el otro, el enviado por la Sala Aftasí en su nota de prensa utiliza los colores corporativos del local y el diseño preestablecido que utilizan para todos sus eventos; finalmente, el Dr. Barmacéutiko barre para casa (su casa) y además rebautiza a la banda.

RUFUS WEB AFTASÍopt

Toda esta suprema tontería viene a que este sábado 31 de enero tendrá lugar la actuación de Rufus T. Firefly en la Sala Aftasí, en la que por unos módicos 3€ nos presentarán en directo su álbum My Synthetic Hearth. No faltéis.

Web de la Sala Aftasí

MySpace de Rufus

Rufus T. Firefly – My Synthetic Hearth

Texto: El Tesorero

Imágenes: MySpace de Rufus T. Firefly

l_831c9c721aa04425beee2d30244512d4

Bueno, la verdad es que llevaba tiempo aplazando esta reseña no porque no hayamos escuchado el disco hasta ahora, sino porque francamente no sabía ni por donde cogerlo (en el buen sentido); me explico: por lo general, los discos siguen un patrón muy común especialmente en los artistas mainstream, que es que todo álbum que se precie debe tener un hit pegadizo, un single que pegue en las listas, una balada, una más rockerilla, una más experimental para dar sensación de transgresión… Así es fácil hacer una review porque enseguida formas un esquema del disco en la cabeza, y vas soltando las palabras hablando de una u otra canción sin pararte a pensar mucho en el propósito del álbum en su conjunto. En My Synthetic Hearth no pasa eso, pues si bien es cierto que sus temas son bastante heterogéneos, todos ellos tienen un sentido y una razón de ser en el contexto general del disco, que como conjunto de canciones parecen hilvanar un guión como si del argumento de una ópera se tratase.

No quiero ponerme trascendental ni pedante con halagos vacíos, pero el disco autoproducido por Rufus T. Firefly es para escucharlo con los cascos puestos, con el libreto por delante y haciendo un pequeño esfuerzo por averiguar de qué hablan en sus letras; a medida que recorres el disco, te sorprendes al ver que muchos de los temas parecen estar relacionados los unos con los otros, o al menos ésa es la sensación que se te va inculcando en el subconsciente. El mundo de Rufus T. Firefly es oscuro y algo siniestro, pero muy cálido y cercano pues se describen una y otra vez inquietudes y anhelos, con un punto de vista introspectivo que supone un continuo ejercicio de desnudar el alma ante el oyente.

La banda de Aranjuez resuelve con soltura su estilo de rock ruidista y garajero que combinan con algunos reseñables elementos pop: la importancia de los teclados, las notas nítidas en algunas de sus guitarras, o el marcado carácter melódico de sus temas más íntimos. La voz de Vic, su cantante, no posee unas características muy diferenciadoras, pero se antoja cercana y amable y se ajusta como un guante a los giros de corte épico que contienen algunos de los momentos más luminosos del disco. El resto de componentes tienen también sus segundos de gloria, como los efectos en “Clouds Factory” o el bajo en “Disillusion“. Aunque mis temas favoritos son “8:24”, una desgarradora declaración de intenciones que supone un magnífico segundo asalto del repertorio (tras la más amable y marciana “How to turn rivers into aluminium foils“, que abre el disco), y “?”, una declaración de amor y gratitud incondicional en clave de canon en el que los instrumentos se van sumando a la voz como referencia para ir aumentando el ritmo de manera sensacional.

El disco en general sorprende por su calidad y acabado, todo en él suena de maravilla y se encuentran originales recursos al alcance de muy pocos; sin embargo, hay algunos peros (siempre hay un pero) que deslucen el conjunto. Por un lado, está el tema del idioma; Rufus T. Firefly cantan en inglés, y aunque lo dominan, a veces se nota demasiado el acento; sin querer incidir mucho en esto, pues yo mismo flojeo bastante como angloparlante (mi profesora de la erasmus decía que tengo acento norteamericano, fíjate tú qué cosas), es de reconocer que algunas palabras suenan un poco raras y eso hace que las frases no salgan naturales. No les critico que canten en inglés, sus razones tendrán, y además no estoy seguro de que el efecto resultase mejor en castellano. Por otro lado, creo que el repertorio se haya muy descompensado en su distribución a lo largo del álbum; las mejores canciones están al principio del disco y a partir de “?” el disco empieza a flojear bastante hasta el final; además, la canción que da nombre al disco, “My synthetic hearth“, aunque bonita y original por lo que supone, no termina de convencer y corta el rollo definitivamente para que no se pueda disfrutar del todo del apoteosis final que plantean con la instrumental “Like Hachiko“.

En definitiva, el disco no es un easy listening, pero gana con cada escucha sobre todo si se hace un esfuerzo por entender las letras y captar el sentido de los temas. Y es que creo que, como un viaje que planeas hacia un lugar lejano y desconocido, hay que prepararse con calma y estar dispuesto a disfrutar de lo que venga.

8:24 from Sinnermanfilms on Vimeo.

MySpace de Rufus T. Firefly

Calendario de exámenes en la Sala Aftasí

Enero y febrero son meses geniales, meses de navidades, de celebrar el año nuevo y de regalar en día de Reyes; meses de nieve, de arrebujarse debajo del edredón y de abrazarte a tu media naranja en busca de calorcito; meses de carnaval, de preparar el disfraz con los amigos y de interminables listas de bebidas para comprar el botellón de todo el grupo…

GILIPOLLECES. Enero y febrero son meses de estudiar, estudiar y estudiar, y lo demás no importa, ni el trabajo ni los amigos ni la chica que te gusta ni el estúpido disfraz con el que tus amigos pretenden vestirte en carnavales. Y da igual que hayas acabado la carrera; ese horrible periodo del año conocido como “Semana Blanca” (y que siempre ha durado un mes) está grabado a fuego en tu subconsciente de manera que cuando ves a gente con carpetas y mochilas se te pone el pelo de punta, y un escalofrío recorre tu cuerpo mientras una sola pregunta ronda en tu cabeza: ¿abrirán la biblioteca este fin de semana?

Dicho esto, y tras este homérico monólogo, decir que para estas semanas de fanfarria y jolgorio la Sala Aftasí tiene programado una serie de conciertos dignos de quemar tus apuntes delante del despacho de tu decano (no pongáis mala cara, todos hemos pensado en hacerlo alguna vez). Para empezar, este jueves 22 de enero podemos conocer a Bukle, nueva banda extremeña que como no tienen myspace (o nosotros no hemos podido encontrarlo) no podemos decir mucho de ella, pero que si nos fiamos de la nota de prensa son una banda oscura y guitarrera de las que se lucen en directo; de todos modos, si les dejan tocar en la Aftasí será por algo (o eso o son sobrinos de Agustín Fuentes).

Por otro lado, el sábado sabadete 24 de enero tenemos la visita Jesús Ordovás, el hombre renacentista de la música española por las incontables facetas que nos muestra en locales, libros, revistas y salones de ponencias donde ejerce su impagable labor didáctica; como DJ ha trabajado en salas de todo el mundo, así que tenerlo en Badajoz es todo un lujazo que no se puede dejar pasar.

Y para posteriores semanas, iros avisando de las actuaciones de dos bandas de las de matrícula de honor. Por un lado el sábado 31 (a cinco días de mi examen de Pública) estaremos presentes para recibir a Rufus T Firefly, que han editado un discazo del que os hablaremos la semana que viene y del que tenemos muchas ganas de escuchar en directo; por el otro, el 14 de febrero, San Valentín, nos visitan los gallegos (afincados en Barcelona) CatPeople para que te agarres bien a tu pareja con su post-punk luminoso y romanticón. Un auténtico bombazo.

Así que ya sabéis, chicos; éste es el calendario de éxamenes que nos propone la Sala Aftasí. Así que estudiad durante la semana (los que podáis) y el finde a gastarse los cuartos en la Aftasí hasta las tantas; nada que un termo de café y un par de katovic no puedan solucionar.

Web de la Sala Aftasí

MySpace de la Sala Aftasí

MySpace de Rufus T Firefly

MySpace de Jesús Ordovás

MySpace de CatPeople