Canciones de la semana

“Hang on” de Teenage Fanclub. Canción elegida por El_Tesorero.

Poca gente conoce en estos foros mi pasado en el voleibol federado; la verdad es que hay poco que contar, empecé a jugar porque no se me daba bien el fútbol,que era lo que me gustaba, y para acercarme más a las chicas de los otros equipos, aunque siendo honestos ninguna llegaba a la altura de nuestra querida entrenadora. Lo dejé después de dos años y medio, cuando la cosa empezó a tratar más de competitividad y menos de estar con chicas; pero la verdad es que guardo un grato recuerdo de los entrenamientos y desplazamientos llenos de risas y bromas (aquello de formarse como persona, aprender a trabajar en equipo, mantener la forma… era secundario), y me sirvió en cualquier caso para conocer a algunos de los, hoy en día, personajes más indeseables de la noche pacense.

Siempre vienen a mi memoria algunas de aquellas imágenes cuando veo la portada del Thirteen de Teenage Fanclub, un balón de voleibol (de los malos, los de plástico) flotando en el agua… ¿De voleibol? Pues eso creía hasta hace bien poco, cuando me enteré con desilusión de que no se trata de tal cosa sino que lo que aparece en el artwork del álbum es un balón de netball, una especie de baloncesto chungo para chicas muy popular en los países del antiguo imperio británico.

La anécdota pasa de la simple curiosidad (podría ser el deporte de la hermana de 13 años de alguno de los miembros) para alcanzar cotas pedante-culturetas cuanto nos enteramos de que la cover es realmente un homenaje a la “obra” del artista conceptural Jeff Koons, más conocido por ser el ex-marido de Cicciolina. Como veis, una historia con más glamour pero menos encanto.

“Hang on” es el primer corte del LP Thirteen (Geffen/DGC, 1993) y el decimotercero (cómo no) del recopilatorio Four Thousand Seven Hundred and Sixty-Six Seconds: A short cut to Teenage Fanclub (Poolside, 2003). Para los fans decir que es una de las canciones compuestas por Gerard Love; es quizás la más floja de uno de los trabajos más flojos de los Fannies, pero a mí me encanta sólo por ese increíble riff de guitarra al comienzo de la canción; la letra, sencilla pero indefinible, bien podría hablar del amor estival o del paso al más allá. En todo caso, un mal y poco representativo ejemplo de lo que supusieron estos escoceses en la década de los 90.

“De piedras y arena mojada” de Xoel López. Canción elegida por Juan Manuel Subirán.

La gente cambia, donde antes había una conexión profunda, una complicidad, la seguridad de estar pensando lo mismo en el mismo instante, luego viene incomprensión, desconfianza y falta de sincronía. De eso trata esta canción de Xoel López, recogida en su disco Atlántico, el que supuso su primer trabajo  sin la etiqueta Deluxe.

Escuché esta canción por primera vez en el Contempopránea de 2011. en un concierto en el que sentí emociones encontradas ya que estaba escuchando, por primera vez, el nuevo repertorio de Xoel y lo que oía no terminaba de convencerme. Pensaba “¿Con lo que yo te he querido, cómo puedes venirme con éstas?”. Además, hizo una versión de uno de sus viejos temas adaptada a su nuevo estilo que ya me sacó de mis casillas… Sin embargo, “los gigantes de acero y unicornios de fuego” del estribillo de este tema sí se quedaron en mi memoria, como un aviso de que, aunque cambiado, mi “amigo” Xoel podría seguir dándome alegrías.

“Faro de guía” de Vega. Canción elegida por  Manuel Domínguez.

Ayer, 13 de septiembre, tuvo lugar la inauguración del centro comercial “El Faro del Guadiana” en Badajoz y como en esta ciudad no estamos acostumbrados a estas cosas y la estrategia de márketing fue de lo más machacona pues se montó un chocho que no veas. Atascos, aglomeraciones y una peregrinación extremeño-portuguesa que ríete tú del Rocío.

Y ahora resulta que todos esos que siempre se quejan de que a Badajoz le hacen falta más infraestructuras,  más puestos de trabajo y más ocio llaman borregos y pueblerinos a todos los que ayer nos acercamos con la ilusión de que poco a poco vamos creciendo y de que, a Dios gracias, mil y pico puestos de trabajo han llegado cuando más falta hacían. En fin, modernos que son tan modernos que a veces se pasan con sus modernuras. Gran espectáculo de proyecciones, luz, sonido y fuegos artificiales que se perdieron… de esos que en esta ciudad de pueblerinos no estamos acostumbrados a ver. Yo he vuelto a ir hoy, pero es que lo mío es de traca.

Además llevaba dos semanas sin escribir porque he estado fuera dándole la bienvenida al mundo a mi sobrino Iván, y no se me ocurre una canción más bonita para dedicarle que ésta. Faro de Guía hace el corte número 10 de Metamorfosis,  tercer álbum de Mercedes Mígel Carpio, Vega.

“Rodamos” de Second. Canción elegida por Verónica Fernández

Después de estar más de una semana fuera visitando a familiares y conociendo a mi sobrino recién nacido, estamos de de vuelta en Badajoz y en la rutina.

Bueno, no ha sido tan rutinario. Esta semana no he parado siempre de un lado para otro haciendo compras para la casa y de tiendas en la inauguración del Faro del Guadiana, que ha sido un infierno por cierto con tanta gente.

He estado un poco desconectada de noticias, música…éct. Pero qué alegría la mía cuando mi compi Isa P. me anuncia que Second van a venir a Badajoz. No podría haberme dado una noticia mejor, vuelven los conciertos a Badajoz y encima con uno de mis grupos favoritos.

Por ese motivo esta es mi canción esta semana. Estoy deseando que pase el tiempo para verlos en directo de nuevo.

“El Bosque” (acústico) de Sidonie. Canción elegida por Isa P.

Repaso rápido: la semana pasada tuve mucho curro, tanto que ni me dio tiempo de preparar mi canción para el viernes y, entre unas cosas y otras no se publicaron al final, pero la semana pasada, a pesar de no haber parado, fue genial. Esta semana también va a ser buena, se presenta llena de trabajo una vez más, ha empezado bastante bien y terminará con un nuevo festival, nuevo porque es el primer año que vamos, el Europa Sur de Cáceres.

Tengo muchas ganas, me apetece ver grupos que hace tiempo que no veo, como Mucho o Christina Rosenvinge, grupos que he conocido gracias al cartel, como The Soaked Lamb y los que nunca he visto, como The New Raemon o David Fonseca, pero curiosamente una de las cosas que me tiene mas expectante está relacionada con  Sidonie, que este año los he visto más de una vez, ¿acústico o no?(como están ahora presentando el Fluido García en acústico) Quién sabe… el sábado lo descubriremos, aunque a mí me da un poco igual mientras que toquen otra vez la versión de Dilan y mientras que lo disfrute con buena compañía.

Y de ahí mi canción de la semana, si lo hacen en acústico sonará algo así:

Vega @ Sala Doré (26/05/2012)

Tantas veces fue el cántaro a la fuente que al final se rompió con quien menos se lo merecía y el concierto anunciado a las   22:30 horas comenzó finalmente a las 22:40 h y no a las 23:00 como nos vienen teniendo acostumbrados, por lo que cuando llegamos nos habíamos perdido algunas canciones. Aún así, tuvimos la oportunidad de escuchar unos doce temas por lo que el recital fue bastante extenso  y, para los que no conocíamos mucho de su discografía, todo un descubrimiento.

Foto: El_Tesorero

Con tres cuartos de sala llenos y un público entregadísimo coreando todas las canciones (¿cuántos años tendrían estos críos cuando Vega apareció en televisión allá por 2002?)  llegamos a la altura del repaso a su tercer álbum “Metamorfosis” (2009) enlazando  Nueva york y Princesa de cuento, para pasarse a “La cuenta atrás” (2011) con El más feliz y Para bailar demostrando que poco/nada queda ya de la Vega que se dio a conocer en la segunda edición de Operación Triunfo; fuera miedos, timidez e inseguridades.

Derrochando simpatía, y calor, Vega brindó con todos con “la mejor cerveza del mundo” que casualmente patrocina su gira, en un ardid publicitario que no se veía desde los desayunos de Médico de Familia. Era un momento para brindar ya que Vega, más allá de ser una artista de singles, se ha convertido en una currante de la música que a través de la integridad y del trabajo diario tiene ya en su haber a un número muy considerable de fans… pero de fans fans, de esos que sienten todas las canciones como suyas, que compran discos y acuden a los conciertos con la ilusión del que va a graduarse.  Y con un público así a Vega no le quedó más remedio que dejar de lado la lista de temas y cantar con su banda aquellas canciones que le iban pidiendo con la dedicatoria del Como yo te amo incluida.

Foto: El_Tesorero

Ahora con la acústica, ahora con la  eléctrica, ahora con el teclado, canciones como Lolita, Cuánta decepción o 1906 estrellas nuevas fueron desfilando por el escenario donde la banda que acompañaba a Vega se esmeraba en sonar limpia sin perder su sabor a músicos que llevan muchos años de carretera. Y hablando de años, también merece la pena recordar que fue el aniversario del guitarrista y hubo tarta con velitas y canción de cumpleaños coreada por todos… y dos besazos de la cordobesa, claro.

Foto: El_Tesorero

Y así llegamos a los bises sin que Vega saliera del escenario ya que eso de irse y volver es algo que está un poco manido (al igual que lo de presentar canción por canción a lo orquesta de pueblo, eso se lo dejo en el debe) y entre Mejor mañana y Requiem  Vega nos cuenta la anécdota de la noche: “aquí los chicos, la banda, me piden siempre el setlist el día antes del concierto pero yo estoy segura de que ni se lo miran, lo hacen un poco en plan, venga, haz algo.  Así que anoche, mientras veían el fútbol, les pasé el set con la canción Loca por un beso tuyo de Malena Gracia como gazapo para ver si me decían algo… y ahora están con la coña de que tengo que cantarla.” Todo el mundo “que la cante, que la cante”, pero al final se decidió por cerrar el concierto con A tientas.

Foto: El_Tesorero

Así que ya sabéis, si la gira Vega @Estrella de Galicia pasa por vuestra ciudad no perdáis la oportunidad de ver a una chica que se encuentra en plena madurez artística, que hace una música con guiños a todo lo que alguna vez os gustó (Iván Ferreiro, Mecano, Luz Casal…) y que estaba tan guapa con su pelo corto que no me extrañaría que la próxima vez que salga a la calle en Badajoz las niñas se hayan hecho un Vega.

Vega: “Mi carrera es mi vida, y no dejo que nadie haga prácticas con ella”

Este viernes, El Gallo Verde va  a ver a Vega. No nos importa lo que digáis. Y para que veaís que merece la pena ir a su concierto os dejamos con esta entrevista. Una de las artistas que mejores respuestas nos ha dado, si no la mejor. Os recomendamos no perdéroslo. Concierto Sábado 26, Sala Doré.

Foto: Miriam Soriano Largo

Con 5 LP, eres una cantante con una carrera consolidada. ¿Crees que tu aparición en Operación Triunfo ha sido causante de algún porcentaje de ese éxito? ¿En qué grado?
En primer lugar gracias por tener en tan buena estima mi carrera 😉 Tendrá la importancia proporcional al esfuerzo y dedicación empleada. En cuanto al grado déjame explicarlo así: sí diez años de trabajo (120 meses) es el 100% que tiene como consecuencia una carrera de éxito, los tres primeros meses de esa carrera le corresponde un porcentaje de 2,5%. Un 2,5% de un 100% tiene la importancia que tiene, no es 0% pero tampoco es un 90%.

Mujer, compositora, guitarra bajo el brazo… ¿Te sientes en algo identificada con la hornada de cantautoras que en su momento revolucionaron el panorama indie nacional?
Nunca me he sentido parte de ninguna hornada la verdad, de ninguna. Llevo tocando a mi bola desde los 15 años, tengo 33, nunca me incluyeron en dicha hornada y no por ello he dejado de hacer música. Creo que lo que me une al resto de chicas que escriben sus canciones son las ganas de hacer música y vivir de nuestro oficio en un mundo que por desgracia y por una cuestión cultural a priori tiene menos minas para los hombres.

Eres licenciada en Publicidad. Entonces podrás responder responder con criterio. El músico, para vivir de su trabajo, ¿debe ser más un producto que un artista? ¿Es la música más un negocio que un arte?
No creo que haya que ser un producto. Hay que tener un arte que se sostenga por sí sólo, una propuesta artística y cultural que te defina, te ensalce y te diferencie del resto por las cualidades y atributos imputables a tu arte. El artista como producto tiene las mismas características que un producto vacío, es caduco, con marketing y dinero puedes colocarlo momentáneamente en el ranking de los más demandados, pero es imposible estar constantemente en el 1º puesto de todo (necesitas tiempo para elaborar un disco, diseñar la campaña de publicidad etc.). Si no tienes argumentos reales para que se sostenga por sí sólo, acaba cayendo más tarde o más temprano. Por lo que lo importante es tener un arte, ser arte. Lo demás es una parte común a todos los artes, el marchante de obras hace su trabajo. Por que vendas un Picasso y le pongas precio no deja de ser una obra única con valor propio en si misma. Se vende porque hay un negocio detrás del arte, sustentado por quienes quieren disfrutarlo, pero lo que es arte no deja de serlo sino explota esta faceta, aunque nunca lo vendieras no perdería ni matiz de la expresión artística y la propuesta cultural que representa a modo individual o colectivo. Yo hago canciones, las compongo y disfruto haciéndolo. Las vendo, las toco en directo y las comparto convirtiendo mi arte en mi medio de vida. Lo que determina si un artista es un producto o no es la forma en que lo vendes. El momento en que el precio del arte sea una premisa a toda costa para que exista, es cuando el artista pasa a ser un producto. Yo soy artista encima de un escenario, contestando entrevistas, atendiendo a mi público o posando para un a foto, pero lo sigo siendo en mi casa cuando me siento al piano y escribo mis canciones, incluso las que nunca verán la luz.

Has estado en sellos como Vale, Universal o Sony, pero cuentas con una editorial propia (Vega’s Home Music). ¿Hasta qué punto es bueno tener el respaldo de una gran compañía y hasta qué punto es deseable contar con la independencia que te da hacer las cosas por tu cuenta?
Después de diez años viendo el devenir natural de la industria discográfica y en base a mi experiencia personal profesional, te diré que hoy en día el respaldo de una multinacional es algo más de tarjeta de visita que una ayuda real. Dependiendo del artista que seas y quieras ser, se puede prescindir de ellas. Hay buena gente trabajando en los sellos, pero es innegable que por el lastre de años trabajando en un modus operandi obsoleto, sólo saben trabajar artistas que ya son un éxito, que cosechaban éxito por sí solos, y que necesitan de una gestora internacional… Para artistas con un recorrido distinto, de la carrera a largo plazo que se sigue gestando poco a poco cada día, tienen poco sentido. No porque no quieran hacerlo bien, sino porque no saben, y porque los costes de mantener los edificios, las plantillas y demás son tan grandes que no les compensa el arduo esfuerzo de hacer y consolidar una carrera que en sus primeros 10 años da pérdidas. Hoy en día las discográficas están sustentadas por becarios mal pagados rodeados de tres o cuatro profesionales con experiencia. No tengo nada en contra de ellos (de los becarios), pobres, pero para dejar mi carrera en manos de una cría de veintidós años que jamás trabajó en esto y lógicamente se le escapan mil millones de cosas, prefiero dejarla en las mías propias que con diez de experiencia aunque se me sigan escapando cosas ya soy perro viejo. Prefiero equivocarme y cabrearme conmigo misma por despistarme con algo básico, que tener que morderme la lengua porque me da pena en el fondo echarle “la peta” a una pobre criatura que esta empezando porque lógicamente no sabe hacer las cosas porque no tiene experiencia. Mi carrera es mi vida, y no dejo que nadie haga prácticas con ella porque no me lo puedo permitir.

Recientemente escribías en tu blog oficial sobre la necesidad de recuperar los valores, especialmente los valores profesionales. En el campo de la industria musical ¿qué valores crees que se han descuidado o perdido?
El valor de las cosas bien hechas, el de respetar al público y entender que no sólo están para aflojar la pasta, entender que tienen criterio, y pensar que todo vale. La música enlatada de cualquier forma, la música producto… Créeme que sé de lo que hablo, porque fui victima de algo parecido, pero por suerte reaccioné desde el minuto uno. Gracias a Dios se hace buena música, y sigue habiendo muchos artistas conocidos y no tan conocidos dedicados en cuerpo y alma a su trabajo por pasión y convicción, no por un cheque de talonario.

¿Qué opinas del cierre de servicios como Megaupload y similares?
Adoro internet y todas sus posibilidades. Te esta contestando esta entrevista un artista que se ha hecho y ha crecido durante diez años gracias a internet cuando otros no sabían ni lo que era, y lo hice por necesidad y carencia de respaldo de los medios convencionales. Pero lo cortés no quita lo valiente. La propiedad intelectual musical, como cualquier otra, tiene que estar protegida. Sí quiero o no regalar mi música es una decisión que deberían dejármela tomar a mí que soy la única dueña. Ya comparto muchos contenidos y parte de mi tiempo altruistamente en la red a diario. Internet es una plataforma donde se puede consumir música gratuitamente pero en plataformas que respetan y tienen acuerdos para que esa propiedad intelectual, las canciones, estén retribuidas económicamente o no, pero con el consentimiento del artista, sello discográfico o demás… La cultura del todo gratis no sólo perjudica a los artistas, es un mal generalizado que acabará atrapando a mas profesiones, empezamos por esto… luego querremos todo gratis. Imagínate mi cara y la del resto de artistas a nivel mundial, cuando nos cuesta la misma vida llevar nuestro directo sobre un escenario, los puestos de trabajo que se han perdido por la desconsideración general, el dinero que invertimos a veces a fondo perdido o incluso dando pérdidas… y vemos a este señor rechoncho en la tv subiéndose en yates, despilfarrando en fiestas millonarias a costa de nuestro trabajo y de venderles por 60€ al año la descarga de nuestro oficio a millones de personas, por venderles algo que no es suyo. Si alguien tiene que lucrarse es el dueño de esa propiedad intelectual. Hoy en día en plataformas como Youtube, Spotify y muchas más puedes consumir música gratuitamente y legalmente. No sólo considero innecesario infringir la ley teniendo estas herramientas que te menciono en la red, sino que estoy a favor de perseguir a quienes la quebrantan causando daños irreparables. Y sí alguien cree que pagar 99 céntimos de euro por una canción es caro que reúna todos sus argumentos y se siente delante mía a debatir, que estoy deseándolo. El argumento que en el fondo se sostiene en la ilegalidad no me sirve. No hay excusas. Es necesaria una reconciliación entre público e industria ambos comportándonos y actuando con responsabilidad y respeto.

Por último un poco de frivolidad, ¿Tienes algún “look” preferido para los conciertos, alguna prenda que te dé suerte?
Unas botas gastadas de tantos años ya arrastrándose por los linóleos de los escenarios. Me dan seguridad, me permiten moverme y pulsar mis pedales con determinación. 😉 Por lo demás cada día es una antojo, hoy me rapo y lo mismo mañana me pongo una melena rubia platino (bueno tengo que esperar a que crezca un poco jajajaja)… no le doy mucha importancia a la estética más allá de sentirme a gusto conmigo misma, es lo que me permite reflejar seguridad.

Más info: http://www.vegaoficial.com